Hombre sentado en el baño con diarrea, fondo azul cielo

Descubre el significado del color de las heces

Descubre el significado del color de las heces

Última actualización: 10-01-2019. Equipo Nutricioni

Hombre sentado en el baño con diarrea, fondo azul cielo

El color de las heces y la consistencia están directamente relacionadas con el tipo de alimentos consumidos, la flora bacteriana. Las sales biliares del hígado y del volumen de agua que poseen.  

Las heces son los desechos que resultan del proceso final de la digestión. Constituidas por los restos de alimentos que no es capaz de absorber el aparato digestivo.

La consistencia y apariencia de las heces juegan un papel importante en el diagnóstico de los trastornos gastrointestinales.

Las heces que se consideran ideales son las que tienen aspecto de morcillas y presentan grietas en la superficie, se hunden y presentan un color pardo.

Cuando hay diarrea las heces tienden a ser blandas o pastosas. Cuando hay problemas de estreñimiento las heces suelen ser duras.

Cuando se observa algún tipo de alteración en la coloración significan problemas intestinales o algún tipo de enfermedad como úlceras gástricas o hepatitis.

Si la variación del color se debe a la ingestión de alimentos esta se corregirá en 3 días.

Se debe consultar a un especialista si la coloración de las heces persiste por más tiempo para diagnosticar la existencia del algun tipo de problema.

Las heces pueden presentar gran cantidad de colores. Las de color verde y color marrón se consideran normales.

En pocas ocasiones el color de las heces se atribuye a enfermedades intestinales graves.

El color dependerá de la cantidad de bilis y de los alimentos que consumas.

El estreñimiento es una de las causas principales que perjudican a la salud. Causando dolores abdominales, inflamaciones y molestias.

Para combatir este tipo de afección debemos conocer las causas que la producen.

Color presente en las heces y su significado

La consistencia de las heces y su color están determinadas por los alimentos que se consumen y las sustancias que se producen en el tubo digestivo.

Heces amarillas: este color de heces indica que el intestino presenta problemas para digerir las grasas. Disminuyendo la habilidad de absorción intestinal.

Como es el caso de la enfermedad celíaca provocada por la ausencia de enzimas pancreáticas. Señalando problemas a nivel del páncreas.

Las heces amarillas también pueden indicar infecciones a nivel de los intestinos asociados con diarrea, dolor abdominal y fiebre.

Heces verdosas: este color de heces indica que el intestino está trabajando muy rápido y no le alcanza el tiempo para digerir la bilis.

Puede presentarse durante eventos de intestino irritable o casos de estrés. También pueden presentarse este color de heces cuando se está tomando hierro o cuando se consumen vegetales verdes como espinaca.

Heces verdes: este color es indicativo de la flora intestinal dañada. Puede ser ocasionado por el consumo indebido de antibióticos.

Heces rojas: este color indica que hay presencia de sangre en las heces. Suele presentarse cuando la persona sufre de hemorroides o debido a infecciones intestinales como colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn o cáncer.

Heces negras: u oscuras este color de heces se presenta cuando las mismas tienen un olor fétido profundo indicando una hemorragia en la parte superior del sistema digestivo por várices esofágicas o úlceras. O puede deberse a la ingestión de suplementos que contienen hierro.

Heces blanquecinas: o de color claro este color de heces indica problemas del sistema digestivo para digerir las grasas. Presentando problemas de las vías biliares o del hígado.

Heces grisáceas: son ocasionadas por el taponamiento de los conductos biliares por presencia de tumores o cálculos en la vesícula.  La bilis no es capaz de llegar a los intestinos perdiendo su color.

Análisis de de las heces

Este tipo de examen se utiliza para medir y detectar los altos porcentajes de grasa en las heces. Para establecer el diagnóstico que genera mala absorción.

El examen debe realizarse cuando se observan síntomas y signos de mala absorción como heces grasientas y diarreas continuas.

Este  método es el más efectivo para descubrir trastornos digestivos.

Los jugos pancreáticos y la bilis son los encargados de triturar las grasas de los alimentos para que pueda ser absorbido por la pared intestinal.

Con este método se calcula la cantidad de grasa de los alimentos que no es absorbida por el cuerpo.

Las grasas en las heces pueden ser ocasionadas por diferentes causas:

  • Absorción inadecuada: ausencia de absorción de la grasa en los intestinos.

Cuando se presentan trastornos intestinales como esclerodermia, diarrea, enfermedades del intestino delgado o síndrome de Whipple hay mala absorción. O trastornos de drenaje de los vasos linfáticos de los intestinos.

  • Mala digestión: no se procesa la grasa dentro del intestino. Puede darse por deficiencia de los líquidos pancreáticos, ausencia de ácidos biliares, fibrosis quísticas, enfermedades pancreáticas o escisiones estomacales.

  • Consumo inadecuado de grasas: los alimentos ricos en grasas no se pueden digerir adecuadamente.

  • Bolo alimenticio: este va del estómago al colon de forma directa. Produciendo fístulas entre el intestino grueso y el estómago.

Existe otro tipo de análisis como:

  • Prueba de guayacol: se realiza para verificar la cantidad de sangre en las heces que no se ven a simple vista.

  • Estudio bioquímico: se realiza para determinar las características de las heces consistencia, acidez y color.

  • Estudio parasitológico: se realiza para descubrir si hay huevos de parásitos o larvas causantes de enfermedades en el tracto digestivo.

  • Estudio microbiológico: se realiza para verificar si existe algún tipo de infección y determinar el agente causal.

Si existe sangre en las heces que es frecuente con procesos infecciosos, tumorales o inflamatorios se debe realizar este tipo de exámenes para detectar si los órganos están funcionando de manera adecuada. Y para señalar si existen infecciones causadas por parásitos o bacterias en el tracto intestinal.

Enfermedades de la vesícula biliar

La bilis es un líquido que produce el hígado y se almacena en la vesícula que se encarga de asimilar las grasas.

Facilita los procesos digestivos e interviene en la descomposición enzimática de las grasas en ácidos grasos que mediante el tracto digestivo pueden introducirse al cuerpo.

Durante la digestión se encarga de emulsificar las grasas y arrastrar los desechos del organismo. Se encarga de drenar los desechos que van desde el hígado hasta el duodeno.

La bilis contiene

  • Agua.

  • Sales corporales.

  • Bilirrubina.

  • Colesterol.

  • Sales biliares.

  • Otros metales y cobre.

La vesícula biliar es el órgano que se encarga de almacenar la bilis. Se encuentra ubicada debajo del hígado y tiene forma de pera.  

Cuando se digieren las grasas de los alimentos por el estómago y los intestinos la vesícula biliar empieza a liberar la bilis mediante un conducto biliar.

Este conecta el hígado y la vesícula biliar con el intestino delgado.

Los cálculos biliares ocurren cuando se para el flujo de la bilis mediante los conductos biliares.

Cálculos biliares: sustancia de la bilis endurecida. Este tipo de eventos se produce después de consumir comidas con alto contenido graso. Como carnes, alimentos fritos, aguacate y huevos.

Los síntomas son vómitos, dolores abdominales, náuseas, dolor debajo del brazo derecho o dolor en la espalda.

Los cálculos biliares afectan normalmente a las personas de la tercera edad, mujeres, mexicanos americanos, individuos con sobrepeso y norteamericanos.

Estos cálculos biliares suelen ser acumulaciones  de pigmento biliar, colesterol o ambos.

Cálculos por bilirrubina: es un tipo de enfermedad que suele afectar a los glóbulos rojos como es el caso de la anemia falciforme.

Cuando los cálculos biliares obstruyen los conductos biliar estos suelen drenar la bilis del hígado y la vesícula biliar.   

También frenan el flujo de las enzimas digestivas del páncreas ocasionando inflamación de este, se denomina pancreatitis por cálculos biliares.

Cálculos del colesterol: se forman cuando hay desequilibrio en la secreción biliar o en la producción del colesterol.

Causas de las heces oscuras

Cuando hay presencia de heces oscuras estamos hablando de problemas a nivel del tracto digestivo. Como sangrados ocasionados por enfermedades como varices esofágicas o úlceras.

Pero las heces negras también pueden ser el resultado de una alimentación con alto contenido de hierro, suplementos de hierros u otro tipo de fármacos.

Un especialista debe indicar los exámenes pertinentes como colonoscopia o examen de heces para determinar la causa.

Entre las causas más comunes que ocasionan heces oscuras o negras están:

1.- Uso de medicamentos y suplementos.  El uso de determinados fármacos como antiinflamatorios y anticoagulantes tienden a oscurecer las heces por más de 3 días. Así como algunos suplementos de plomo y hierro.

2.- Consumo de alimentos con altas cantidades de hierro. El consumo de alimentos como carnes rojas, remolacha o granos aumentan los niveles de hierro en el cuerpo. Y es desechado a través de las heces cuando el intestino no lo absorbe trayendo como resultados heces oscuras.

3.- Problemas a nivel digestivo. Las heces negras de olor fuerte y consistencia pastosa pueden indicar presencia de sangre. Este sangrado viene dado por varices esofágicas o úlceras estomacales.

O puede ser consecuencias de cáncer en el intestino o en el estómago.

Enfermedades que ocasionan heces oscuras

Hemorragia digestiva baja es un tipo de sangrado ocasionado a nivel del tracto gastrointestinal inferior, intestino grueso, intestino delgado, ano o recto.

Hemorragia digestiva alta la sangre proviene del tracto gastrointestinal superior.  Esofago, estomago y duodeno.

Hombre con hemorroides sosteniendo su trasero con dolor, en un fondo blanco

El estreñimiento y los trastornos gastrointestinales

Es un tipo de alteración que se manifiesta por deposiciones poco frecuentes y difíciles con heces duras. Debido a que los intestinos retienen el agua dificultando la expulsión de las mismas.

Esta puede presentarse de manera aguda o crónica. El estreñimiento agudo puede presentarse de manera repentina.

Y el estreñimiento crónico se presenta de manera gradual. Y puede durar varios meses incluso hasta años.

La regla general es tener entre 1 y 3 evacuaciones diarias y entre 2 y 4 evacuaciones por semana.

Menos  evacuaciones no es indicio de que la persona sufra de estreñimiento de la misma forma se puede presentar variación del tamaño color y forma de las heces.

Se debe tener en cuenta no abusar de enemas y laxantes para acelerar los hábitos intestinales.

Una manera saludable de lograrlo es consumiendo cereales frutas, fibras y  verduras.

El estreñimiento puede ocasionar ciertas complicaciones como:

  • Fisuras anales.

  • Hemorroides.

  • Enfermedad diverticular.

  • Retención fecal.

  • Prolapso rectal.

El estreñimiento está dado por varia causas como:

  • Defecación a destiempo.

  • Alteración de la dieta.

  • Consumo de medicamentos que ralentizan las evacuaciones.

  • Mal uso de los laxantes.

Hay hemorroides o prolapso rectal cuando se hace un esfuerzo y se incrementa la presión sobre las venas que rodean el ano.

Cuando las heces están duras se rompe el ano ocasionando fisura anal. Cualquier tipo de complicaciones hace que las defecaciones sean incómodas haciendo que las personas retengan las ganas de defecar.  

Este tipo de lesiones tienden a formar sacos pequeños en forma de globos conocidos como divertículos que pueden inflamarse y obstruirse provocando diverticulitis.

Si estos logran romperse y sanar ocasionan peritonitis. Las retenciones fecales tienden a producir dolor en el recto, retorcijones y grandes esfuerzos para defecar.

Alternativas naturales que previenen el estreñimiento

El estreñimiento se presenta cuando hay alimentación inadecuada, sedentarismo y deshidratación.

Hay alternativas que ayudan a prevenir el estreñimiento entre estas tenemos:

Aloe vera: es una planta que promueve la evacuación. Favorece los movimientos de desecho para lograr la expulsión anal.

Contiene aloína que ayuda a limpiar el colon de forma natural.

Arcilla bentonita: esta arcilla posee propiedades que favorece la desintoxicación y   limpieza interna de los intestinos.

Es muy indicada para tratar problemas de gas, inflamaciones y estreñimiento. Al igual que  Equilibrio Acai que contiene este tipo de arcilla entre sus componentes naturales.

Interviene en la limpieza del colon y contiene propiedades de absorción para atraer las toxinas de carga positiva unidas con moléculas tóxicas.  

Té verde: favorece la expulsión de los desechos que se acumulan a nivel del colon y ayudan a promover la digestión. Posee propiedades laxantes para ayudar a prevenir los casos de estreñimiento.

Cascara sagrada: la corteza de este árbol contiene propiedades medicinales como antraquinonas muy usadas para tratar casos de estreñimiento.

Posee propiedades laxantes que causan poca irritación nivel de los intestinos. Al igual que  Equilibrio Acai que posee extracto de la corteza de cáscara sagrada entre sus componentes naturales.

Se consume en forma de cápsula y ayudan a calmar las molestias ocasionadas a nivel del tracto intestinal para vaciar completamente los intestinos.

Linaza: son semillas con alto contenido de ácidos grasos omega 3 y fibras. Poseen propiedades laxantes que favorecen los movimientos intestinales. Favorecen la limpieza del colon y la evacuación de los desechos.

Senna: es una planta rica en vitaminas A, D, C y B que contiene heterósidos antraquinónicos y  antraquinonas libres con propiedades laxantes.

Sus compuestos son capaces de atravesar el intestino para alcanzar el colon sin ningún tipo de alteraciones. De la misma forma en que lo hace Equilibrio Acai que contiene extracto de hojas de senna entre sus componentes naturales.

Mujer joven bebe agua en medio de un bosque

Consejos para evitar el estreñimiento

Sufrir de estreñimiento es tener dificultad para evacuar y heces duras. O tener menos de 3 deposiciones a la semana.

Esto es debido a no consumir suficiente fibra, no beber agua, no hacer ejercicios, estres y no ir al baño cuando el cuerpo lo requiere. Para evitarlo se deben seguir los siguientes consejos:

1.- Consumir alimentos con alto contenido de fibras. Como kiwi, chucrut, avena, ciruelas pasas y  aguacate.

2.- Beber más de 2, 5 litros de agua al dia. Para mantener el cuerpo hidratado.

3.- Usar el baño cada vez que el cuerpo lo requiera. No aguantar las ganas.

4.- Realizar ejercicios de manera frecuente. Empezar por caminar mínimo 30 minutos diarios.

5.-Usar suplementos naturales como el caso del  Equilibrio Acai que contiene plantas medicinales para favorecer la fácil expulsión de las heces y la salud intestinal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *