alimentos ricos en proteinas, minerales, y vitaminas, Selección de alimentos limpios y saludables: pescado, frutas, vegetales, semillas, superalimentos, cereales, vegetales de hoja sobre fondo gris de concreto

Descubre dónde se consiguen y para qué sirven las vitaminas

Descubre dónde se consiguen y para qué sirven las vitaminas

Última actualización: 08-02-2019. Equipo Nutricioni

Cuando se trata de alcanzar una vida longeva y saludable, las vitaminas juegan un rol indispensable en el funcionamiento nuestro cuerpo.

Dichas sustancias inorgánicas son provistas por los alimentos, además de conseguirse de forma suplementaria a través de fuentes sintéticas.

Cada una de las vitaminas ejecuta un papel decisivo en la actividad orgánica, por lo cual carencias nutricionales comprometen la salud a pequeña y gran escala.

Disponen de una estructura característica que les permite formar parte de diversas reacciones enzimáticas en las cuales se comportan como cofactores.

De acuerdo con su forma química, se distinguen con letras y números.

También se les diferencia de forma nominal según las funciones en las que están implicadas.

En este grupo de micronutrientes localizamos la vitamina A necesaria para obtener una visión envidiable, previniendo la ceguera nocturna.

Además de ésta, las vitaminas del grupo B forman un relevante complejo implicado en la obtención de energía, la función nerviosa y el aprovechamiento de los carbohidratos.

Por otro lado, la vitamina C facilita la rápida curación de las heridas, la efectividad del sistema inmunológico y la reducción de los valores de colesterol.

La vitamina D es un elemento de gran importancia en la absorción del calcio y por ende, en la prevención de la osteoporosis.

Las propiedades de la vitamina E promueven la eliminación de toxinas y participan en la regeneración cutánea.

Calcio, zinc, hierro y ácido fólico complementan la función vitamínica y favorecen el óptimo rendimiento corporal.

El secreto para acceder a éstas radica en consumir una dieta balanceada contentiva de diferentes alimentos.

Debido a que no existe un alimento que  posea la totalidad de vitaminas disponibles en la naturaleza, es necesario nutrirse de manera sustanciosa y mixta.

El incumplimiento de esta importante acotación conduce al surgimiento de avitaminosis, un cuadro clínico caracterizado por la deficiente ingesta y aprovechamiento vitamínico.

En muchas oportunidades, el desgaste físico, la fatiga, la debilidad capilar y las alteraciones cutáneas son el resultado de deficiencias vitamínicas.

Continúa leyendo mucho más acerca de este importante tema en los siguientes apartados.

Empecemos aprendiendo el concepto de las vitaminas

Todas las vitaminas que componen y que necesita el cuerpo

Las vitaminas son compuestos químicos de composición variable implicados en el correcto funcionamiento fisiológico.

De acuerdo con solubilidad, las vitaminas se clasifican en hidrosolubles, incluyendo la B y C y liposolubles entre ellas: A, D, E y K.

Por un lado, las vitaminas hidrosolubles se comportan como mediadores de las reacciones químicas implicadas en el metabolismo.

Tales elementos contienen nitrógeno en su estructura molecular y se disuelven con facilidad en el agua, por lo cual son útiles para preparar sopas.

El excedente de estas vitaminas es eliminado a través de la orina, en tanto que sólo un pequeño porcentaje se almacena en el hígado, por lo cual ameritan de ingesta diaria.

Por otra parte, las vitaminas liposolubles carecen de nitrógeno, son insolubles en el agua y solubles en las grasas.

Son estables en el calor y pueden almacenarse en el organismo durante períodos de tiempo sostenidos, por lo cual no necesitan de aporte diario.

Ingeridas de forma balanceada y en la dosis correcta aportan al organismo el sustrato necesario para llevar a cabo diferentes funciones orgánicas.

Debido a que las vitaminas no pueden elaborarse internamente, es necesario recurrir a alimentos naturales dotados de una gran variedad de micronutrientes.

Una vez obtenidas, las vitaminas se comportan como aceleradores de las reacciones químicas al actuar como cofactores enzimáticos.

Ello no implica cantidades industriales de elementos vitamínicos, por el contrario, suelen ser suficientes pequeñas dosis en el orden de los miligramos y microgramos.

En caso de no disponer de las cantidades necesarias, surgen deficiencias que afectan nuestro cuerpo en mayor  menor medida.

Dichas deficiencias se denominan hipovitaminosis o avitaminosis y pueden involucrar cualquiera de los 13 tipos de vitaminas actualmente identificadas.

En cualquier caso, la avitaminosis genera alteraciones corporales de intensidad variable, que pueden pasar parcialmente desapercibidas o inclusive conducir a la muerte.

Basta con ingerir una dieta balanceada rica en vegetales, proteínas y carbohidratos para acceder a las vitaminas. ¿Qué estás haciendo al respecto?

Las vitaminas forman parte de muchos procesos biológicos

El cuerpo humano tiene requerimientos vitamínicos variables que dependen de la edad, la complexión y el estado de salud individual, incluyendo la gestación y otras morbilidades.

No obstante, debemos dar cumplimiento a los requerimientos mínimos necesarios para acceder al conjunto de beneficios que éstas nos ofrecen.

Ha sido demostrado que mantener una alimentación completa y variada previene el surgimiento de trastornos orgánicos.

Debido a sus implicaciones, las vitaminas deben administrarse bajo supervisión médica con el objetivo de prevenir excesos innecesarios que fuercen el funcionalismo renal.

Asimismo, es importante moderar el consumo de café y alcohol, además de evitar la ingesta de drogas que impidan el correcto aprovechamiento de las vitaminas.

La importancia de tales micronutrientes radica en su participación en diversos procesos biológicos.

Por ejemplo, la vitamina C interviene  en la síntesis de colágeno, en la absorción del hierro y en el incremento de la movilidad de los leucocitos del sistema inmunitario.

Respecto a la vitamina B, se distingue su contribución en el metabolismo de los carbohidratos, en la síntesis de ácidos grasos y en la neurotransmisión.

Asimismo, participa en la eliminación de tóxicos y en la formación de anticuerpos necesarios para prevenir enfermedades infecciosas.

También actúa en la formación de glóbulos rojos, en la regeneración de los tejidos y en el crecimiento del cuerpo humano.

Por otra parte, las vitaminas liposolubles A y E promueven la formación y el mantenimiento de las estructuras celulares.

Adicionalmente, intervienen en el crecimiento cartilaginoso y la visión nocturna, al reforzar la actividad de los receptores retinianos.

En cuanto al metabolismo del fósforo y el calcio, las vitaminas D y K aportan el sustrato necesario para facilitar su absorción.

De modo que queda en evidencia la importancia de este grupo de micronutrientes y su repercusión en gran cantidad de procesos fisiológicos.

Anímate a incorporar alimentos saludables a tu dieta y consigue el suministro vitamínico que necesitas para sentirte enérgico.

La carencia de vitaminas produce diferentes enfermedades

hombre con tos, enfermedad, hombre cubierto con ropa abrigadora

Tal y como hemos desarrollado previamente, las vitaminas están involucradas en un importante número de funciones corporales.

Es por ello que incluirlas en nuestra vida nos permite acceder a una existencia plena plagada de salud y bienestar.

En detrimento, las carencias vitamínicas conducen al deterioro de las funciones fisiológicas y sus repercusiones a corto y largo plazo.

En lo que respecta a la vitamina A, las frutas rojas, la zanahoria, la leche, los huevos y el hígado representan importantes fuentes proveedoras de este micronutriente.

Su deficiencia provoca deterioro del sistema inmunológico, además de diarrea y disfunción visual nocturna.

En cuanto al complejo B, se distingue su participación en procesos como la transmisión nerviosa, la diferenciación celular, el ritmo de los latidos y la contracción muscular.

Por lo cual su carencia genera incapacidad para la concentración, irritabilidad, llanto fácil, insomnio, arritmias, dolor muscular y hormigueo en las extremidades.

Ante la falta de vitamina B se genera inclusive daño suprarrenal en caso de que el déficit se prolongue temporalmente.

La deficiencia de vitamina C ocasiona escorbuto, especialmente en poblaciones en etapas especiales como la infancia, el embarazo o la lactancia materna.

La nutrición con poco contenido de vitamina C conlleva a hemorragia justo en  la mucosa oral, debajo de la piel y entre las articulaciones.

Asimismo, genera dolor articular, pérdida del apetito, retraso en el crecimiento esquelético, anemia e irritabilidad.

En referencia a la vitamina D, la inadecuada exposición solar provoca inadecuada activación y deficiente fijación del calcio óseo.

Por ende, produce condiciones médicas como huesos débiles, raquitismo, osteomalacia y osteoporosis.

De éstas, la osteoporosis incrementa el riesgo de fracturas, el cual se acentúa conforme avanza la edad.

El raquitismo infantil impide el crecimiento óseo y conlleva a deformidad articular, por lo que se aconseja beber leche con la meta de evolucionar conforme a lo previsto.

Debido a sus repercusiones, investigaciones recientes han demostrado que el consumo de vitaminas previene la aparición de hipertensión, depresión y dolor crónico.

Así que vive feliz, haciendo tu parte e ingiriendo las vitaminas que tu cuerpo necesita.

Los alimentos aportan un gran número de vitaminas

alimentos ricos en proteinas, minerales, y vitaminas, Selección de alimentos limpios y saludables: pescado, frutas, vegetales, semillas, superalimentos, cereales, vegetales de hoja sobre fondo gris de concreto

Las vitaminas son elementos de gran importancia para garantizar la prevención de enfermedades  y el reforzamiento del sistema inmunitario.

Es por ello que debemos asegurarnos de acceder a una dieta balanceada que nos aporte una necesaria carga de vitaminas.

Idealmente, debemos tener un plan nutricional que incluya todos los grupos vitamínicos existentes con la meta de mantenernos saludables.

En este sentido, podrás surtirte de vitamina C a través de la ingesta de frutos cítricos, incluyendo naranja, toronja, lima y limón.

Además de éstos, el consumo de papas, espinacas, pimientos, coliflor, manzana, plátano y melón, ofrece un importante suministro de vitamina C con efecto antioxidante.

Por otra parte, la vitamina B1 contribuye a la protección corporal y fortalece el sistema inmunológico a través de la ingesta de carne de cerdo, legumbres, vísceras y avena.

Igualmente, comer garbanzos, frijoles, ajonjolí, trigo, soya, arroz y maní representa una valiosa fuente de vitamina B1.

La leche, el queso, las carnes, las levaduras y vegetales como el brócoli y la lechuga aportan vitamina B2 y B12  de forma eficiente.

Ambas son indispensables para conservar el funcionamiento neurológico y niveles óptimos de hemoglobina, requeridos para evitar la anemia.

Respecto a la vitamina A, las zanahorias, la calabaza, el mango los guisantes, la mantequilla, el brócoli y los huevos proveen de lo necesario para conservar la visión.

¿Estás incluyéndolos en tu dieta? Haz de tu alimentación un ejemplo de color, variedad, sabor y salud, la mezcla ideal que tu cuerpo necesita.

Alternativa natural para mantenerte sano

De acuerdo con la revisión previa, las vitaminas constituyen importantes cofactores para el cumplimiento de una gran diversidad de funciones orgánicas.

Gracias a su poderoso efecto contribuyen al mantenimiento de nuestra salud física y mental.

Este último aspecto incluye la instauración de un estado anímico alegre que denote disposición en el cumplimiento de las actividades cotidianas.

No obstante, en medio de la rutina lograr acceder a las vitaminas a través de una alimentación saludable es cada vez más cuesta arriba.

Es por ello que se ha ideado una excelente fórmula que contribuye a mantener tu salud bajo control.

Se trata de NervSoport, una mezcla de elementos naturales que posee un provechoso efecto sobre tus nervios.

Gracias a la magistral combinación de NervSoport conseguirás alivio de tu ansiedad e insomnio, con lo cual lograrás mejor desempeño.

Este producto contiene vitaminas del grupo B, las cuales están implicadas en la relajación de las fibras que integran el sistema nervioso.

Asimismo, dispone de ácido fólico, un micronutriente que ayuda a restablecer tus valores de hemoglobina, mejorando la oxigenación y reduciendo el riesgo de depresión.

Cuenta con vitaminas del grupo B, las cuales están relacionadas con el funcionalismo y relajación del sistema nervioso.

NervSoport posee calcio, un elemento vinculado con el control de las alteraciones del humor y el mantenimiento de un estado de ánimo feliz.

Debido a su contenido de magnesio, lograrás satisfacer tus requerimientos físicos y mentales de manera efectiva.

Aumenta tus niveles de energía, eleva tu potencial, combate los tics nerviosos, fortalece tu concentración y disminuye la agresividad en tu vida.

El ácido gamma aminobutírico contenido en este suplemento mejora el enfoque y desempeño psicológico.

La presencia de 5 hidroxitriptófano representa un elemento esencial para la formación de serotonina, una potente sustancia relacionada con el bienestar psíquico.

Por otro lado, cuando de sexualidad se trata, las semillas de Griffonia simplicifolia evitan la aparición de impotencia e infecciones renales.

Debido a su aporte de hipericina e hiperforina, el contenido justo de hierba de San Juan actúa como un antidepresivo proveniente de la naturaleza.

Prueba [pt4]. ¡Úsalo ya!

Saludables tips para surtirse de vitaminas

Es ampliamente reconocido que los vegetales y frutas constituyen importantes fuentes de vitaminas.

Por esta razón, es necesario que emplees algunos de los tips descritos a continuación requeridos para obtener mejor aprovechamiento de los nutrientes naturales.

Es importante evitar la cocción sostenida de los vegetales, ya que el calor ocasiona descomposición de las vitaminas contenidas en ellos.

También es de hacer mención que al igual que el calor, la congelación prolongada inactiva algunas vitaminas, lo cual inclina la balanza hacia los alimentos frescos.

Además de ello, se recomienda dejar la cáscara de los cereales, ya que poseen muchos nutrientes provechosos para el bienestar corporal.

Para tal fin, es importante hacer mención a la correcta elección de los vegetales, tomando en consideración que la frescura es la clave para aprovechar su valor nutritivo.

No obstante, existen casos puntuales de fermentación alimentaria en la que se preserva su contenido nutricional.

Ello incluye el yogur, el queso, los jamones y los germinados utilizados para la preparación de las ensaladas.

En algunas oportunidades, es necesario reforzar lo provisto por los alimentos de la dieta e implementar métodos suplementarios.

En cualquier caso, notar anomalías nos remite a evaluación médica y a las indicaciones precisas aportadas por personal calificado para el restablecimiento de la salud.

Aliméntate concienzudamente y haz de tu cuerpo una eficiente máquina a toda prueba. ¡Lo vales!

Porque mantenerse sano bien merece la pena. Invierte tiempo en tu organismo. Todo tu ser reflejará la mejor inversión de tu existencia. ¡Actívate ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *