Mujer joven realizando zumo de frutas con vitaminas C

Descubre cuál es la función de las vitaminas en el cuerpo

Descubre cuál es la función de las vitaminas en el cuerpo

Última actualización: 17-03-2019. Equipo Nutricioni

Las personas suelen consumir alimentos sin saber su efecto en el organismo, de allí que se pregunten ¿cuál es la función de sus componentes?, tal es el caso de las vitaminas. Las cuales son uno de los nutrientes, necesarios para el adecuado desarrollo de los diversos sistemas que componen nuestro cuerpo.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las vitaminas representan un conjunto de sustancias orgánicas. Asimismo, la manera natural de ingerirlas, es por medio del consumo de alimentos provenientes de animales, frutas y vegetales.

Además, se puede señalar que estas no se encuentran de manera abundante en los alimentos. No obstante, no se requiere de una gran cantidad de consumo de ellas, para el funcionamiento adecuado de nuestro metabolismo.

Igualmente, se puede señalar, que las vitaminas son vitales para el desarrollo corporal de nuestros huesos, músculos, articulaciones, tendones e incluso algunos órganos.

Adicionalmente, se puede mencionar que ellas desempeñan el rol de agente catalizador ante los procesos bioquímicos que se desarrollan en todos los sistemas de nuestro cuerpo. Razón por la cual, el consumo de estas nos provee de una excelente fuente de energías, que es aprovechada para el cumplimiento de las actividades diarias de nuestro organismo.

Aunado a ello, es importante acotar, que las vitaminas se encuentran bifurcadas en dos grandes subgrupos.

El primero de ellos, correspondiente a las solubles en lípidos, compuestas por la vitamina A, D, K y E, las cuales se encuentran presentes en grandes proporciones en nuestro cuerpo. En segundo lugar, están las hidrosolubles, que incluyen a la vitamina C, junto al complejo B (B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12), siendo su almacenamiento en el organismo reducido.

Es importante acotar que el cuerpo humano, no es capaz de generar naturalmente, casi la totalidad de las vitaminas que existen. Siendo la vitamina D, la única que podemos producir en nuestro cuerpo gracias a la incidencia solar, a la cual no podemos estar constantemente expuestos por sus secuelas.

Por tal razón, es importante el consumo de una alimentación balanceada, para adquirir todas las vitaminas.

Hombre joven musculoso cargando pesas de vitaminas

¿Qué nos aportan las vitaminas?

En el caso de la vitamina A, interviene en la creación y cuidado contínuo de los dientes, el sistema óseo, la piel, así como en las membranas mucosas. Del mismo modo la vitamina B1 o tiamina, participa en el proceso de cambio de los hidratos de carbono a energía, siendo esencial para el corazón y las neuronas. Sumado a ello, la vitamina B2 o riboflavina, actúa sobre el desarrollo del cuerpo y la creación de glóbulos rojos.

Igualmente la vitamina B3 o niacina, nos ayuda a proteger la piel, así como trabaja en el mantenimiento del sistema nervioso, inclusive incide en la disminución del colesterol.

Adicionalmente la vitamina B5 o ácido pantoténico, está asociado a la creación hormonal y del colesterol, además tiene un papel importante en la extracción de nutrientes. Sumado a ello, la vitamina B6 o piridoxina, participa en la formación de los glóbulos rojos, así como velar por el adecuado funcionamiento de la actividad cerebral.

Con respecto a la vitamina B7 o biotina, se vincula en las reacciones bioquímicas con proteínas e hidratos de carbono y genera hormonas, al igual que colesterol.

En cuanto a la vitamina B9 o folato, es vital en la creación de ADN, participa en la actividad celular, interviene en la generación de glóbulos rojos y su ingesta es vital en el embarazo. Adicionalmente la vitamina B12, se asocia a la generación de glóbulos rojos y a la protección del sistema nervioso central.

Además la vitamina C o ácido ascórbico, es una sustancia altamente antioxidante, que cuida la dentadura, facilita la asimilación del hierro y colabora con el proceso de cicatrización. También la vitamina D, es un nutriente que facilita la asimilación del calcio en el cuerpo para el mantenimiento del sistema óseo y regula los nivele de calcio y fósforo en la sangre.

Asimismo la vitamina E, es un potente antioxidante, ayuda mucho en el proceso de rejuvenecimiento, la defensa del organismo y el empleo otras vitaminas. En el caso de la vitamina K, impide la coagulación en los diversos conductos sanguíneos, además de participar en el cuidado del sistema óseo.

¿Cuál es la función de las vitaminas liposolubles en el cuerpo?

Las vitaminas liposolubles, son aquellas que se disuelven frente a sustancias grasas y aceites. Ellas tienen la particularidad, de estar asociada a este tipo de alimentos, razón por la cual, se almacenan junto a las grasas corporales en grandes cantidades. No obstante, el organismo extrae de dichos lípidos, la proporción necesaria para el cumplimiento de las diversas funciones de los sistemas que conforman nuestro cuerpo.

Asimismo, se puede señalar que este grupo, está conformado por las vitaminas A, D, E y K, de las cuales, solo la vitamina D, es naturalmente generada por nuestro organismo. Sin embargo, solo es posible realizar dicha producción por medio de la incidencia solar, más esto puede generar secuelas, si se extiende la exposición por mucho tiempo.

Este tipo de vitaminas al ingresar a nuestro cuerpo, es absorbida por medio de intestino delgado y transportada por los conductos sanguíneos. Las mismas tienden a ser procesadas de igual forma que ocurre con las sustancias grasas que ingerimos en nuestra dieta diaria.

No obstante, a diferencia de las hidrosolubles, no suelen ser procesadas a la misma velocidad, por lo que tienden a permanecer más tiempo en nuestro organismo. En ese sentido, ellas usualmente tienden a decantarse en la zona del hígado, de igual manera que en los tejidos grasos.

Las funciones de ellas, se vinculan con la actividad que generan los minerales en nuestro organismo, ya que cada una cumple con un rol diferente en el mismo. De igual manera, es posible adquirirlas, por medio del consumo de una amplia gama de alimentos. Motivo por el cual, nuestro régimen alimenticio debe ser equilibrado para adquirir la mayor variedad y cantidad de estas vitaminas.

Adicionalmente, las vitaminas liposolubles tienen un impacto importante en el cuidado y mantenimiento de algunas funciones de nuestro cuerpo. Entre ellas se puede señalar, el funcionamiento adecuado de la vista, el rejuvenecimiento de la piel, el cuidado del cabello, la fortaleza ósea y la oxigenación de la sangre.

Es importante acotar que este tipo de vitaminas, a pesar de ser almacenadas en grandes cantidades en nuestro cuerpo, no se debe exceder su consumo.

Frutas y vegetales que contienen vitaminas y proteinas

¿Qué actividades cumplen las vitaminas hidrosolubles en nuestro organismo?

Las vitaminas hidrosolubles, como su nombre lo señala, son aquellas que tienen la capacidad de disolverse ante la presencia del agua. De igual forma, la cantidad de estas vitaminas en el cuerpo son muy reducidas en comparación con las liposolubles. Básicamente porque ellas no tienen la capacidad de ser almacenadas en nuestro organismo.

En ese sentido, las vitaminas solubles en agua tienden disolverse con mayor velocidad dentro de nuestro sistema digestivo. Por lo que las mismas, así como son fácilmente asimilables, también lo son para expulsar de nuestro cuerpo, principalmente por medio de la orina.

En base a lo antes expuesto, se recomienda que las personas incluyan dentro de su alimentación diaria, el consumo de frutas y vegetales frescos. Debido a que al pasar los alimentos por cocción e incluso agua en remojo, tienden a disolver este tipo de nutrientes.

No obstante, si tiene la oportunidad de cocinar al vapor, de modo que el líquido no se pierda, sería una opción viable al momento de mantener esta vitamina en nuestra dieta.

Adicionalmente, se puede señalar que estas vitaminas, se encuentran en pequeñas cantidades dentro de nuestro hígado. Por tal circunstancia, es importante que de manera diaria, las personas sean capaces de adquirir estas vitaminas.

Este tipo de nutriente hidrosoluble, está compuesta por dos vitaminas la C y el complejo B (B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12).

Su función está asociada al proceso hormonal, la reparación de tejidos musculares, el crecimiento de las personas, al mantenimiento del sistema nervioso, por mencionar algunos. Igualmente, se ven asociados a la síntesis de ADN y ARN, al nivel cognitivo de los individuos, a la división y respiración celular, a las desarrollo embrionario, entre otras.

Son muchos los procesos bioquímicos en los cuales este tipo de vitaminas hidrosolubles participa en nuestro cuerpo. Ello destaca la importancia del consumo de dichas vitaminas, para la el mantenimiento adecuado de los diferentes sistemas que componen nuestro organismo.

Es importante recordar que a pesar de ser una sustancia que requerimos ingerirla diariamente, no podemos excedernos en el consumo de las mismas.

¿Cómo nos puede afectar la deficiencia de vitaminas en el cuerpo?

La deficiencia de vitaminas en el cuerpo, complica el proceso metabólico del organismo, ocasionando una serie de enfermedades graves y hasta crónicas. En el caso de la falta de vitamina A, se asocia al deterioro visual, a dermatitis e inconvenientes en el desarrollo corporal.

Con respecto a la deficiencia de tiamina, la primera del complejo B, promueve las complicaciones neurológicas, así como dificultades en el sistema cardíaco. Asimismo, la riboflavina, reduce la humedad natural de la vista, nos ocasiona dificultades en la mucosa y se genera el recrecimiento de la lengua.

Además la falta de niacina promueve una enfermedad denominada pelagra donde se observa la aparición de manchas en la piel y surgen alteraciones digestivas y nerviosas.

Adicionalmente la ausencia de ácido pantoténico, incita a perturbaciones neurológicas, así como gástricas y de piel. Sumado a ello, la piridoxina cuando no está presente en el organismo, promueve las fallas en el sistema digestivo, así como del sistema nervioso.

Una de las que más afecta, es la ausencia de ácido fólico, ya que incide directamente sobre el desarrollo corporal y mental de las personas, produciendo una variante de anemia.

Si por el contrario el déficit es de biotina, suele producir en nuestro cuerpo problemas con la piel, el sistema digestivo, muscular y nervioso. La última del complejo B, la cobalamina, genera una especie de anemia, así como dificultad en el sistema circulatorio, central y muscular.

En el caso de la falta de ácido ascórbico, produce un empobrecimiento de la sangre, que daña las encías creando úlceras, impidiendo la cicatrización, afectando la piel y el cabello. Asimismo, la ausencia de vitamina D, ocasiona osteomalacia, es decir, acelera el deterioro del sistema óseo en todo el cuerpo y la relacionan con  la aparición de ciertos cánceres.

Si hablamos de la vitamina E, su déficit es capaz de producir alteraciones neurológicas, cansancio y fragilidad, elementos emparentados con la anemia y se asocia a la esterilidad.

Finalmente la vitamina K, que protege contra la coagulación sanguínea y previene los sangrados, da mantenimiento al sistema óseo y circulatorio, su ausencia es muy peligrosa.

¿Cómo sé si necesito vitaminas?

El consumo de vitaminas, es necesario para el aporte de nutrientes que nuestro organismo diariamente necesita. Las funciones que las mismas cumplen, ayudan a mantener sano nuestro cuerpo, así como todos los sistemas que él coexisten.

Entre los aportes que nos pueden ofrecer las mismas, está la regulación de nuestro organismo, ya sea como un catalizador o una coenzima. De tal forma, que en el primero de los casos, al emparentarse con las proteínas, ellas cambian a enzimas, para la participación activa en procesos bioquímicos. Igualmente, cuando estas son coenzimas, tienen el rol de trasladar cargas químicos, de célula en célula.

En base a lo antes expuesto, se puede señalar que las vitaminas son importantes para muchos procesos bioquímicos en el cuerpo y por ello no pueden faltarnos. No obstante, existen algunas señales que nos pueden indicar, que estamos pasando por un déficit de las mismas.

Una de estas señales es la sequedad bucal, evidenciada en las grietas formadas en nuestros labios. También podemos acotar, la presencia de una erupción dérmica, la cual puede ser indicativa de una enfermedad asociada al déficit de vitaminas.

Igualmente, las personas suelen tener manchas sobre la piel de una tonalidad blanquecina, así como producción de acné. Otro elemento al cual estar atento, es el hormigueo, o adormecimiento que se pueda tener en las extremidades del cuerpo.

En otros caso, se ha vislumbrado la activación de la contractura muscular involuntaria, ocasionando calambres. Las personas también suelen mostrar rasgos de uñas muy frágiles, síntomas de fatiga o anemia, alteraciones digestivas y nerviosas.

Aunado a ello, se puede ver debilidad en la estructura ósea, incluso en la zona dental, fallas en la regulación de la tiroides, así como síntomas de depresión.

Alimentos que contienen vitamina B encima de mesón blanco

¿Qué alimentos debe tener mi dieta, para un aporte significativo de vitaminas?

En el caso de la vitamina A, los alimentos donde más se encuentran son la zanahoria, el brócoli, la calabaza, el melón, el albaricoque, el hígado, entre otros. Con respecto a la vitamina B1, es posible localizarla en los cereales, la carne de cerdo, los espárragos, las patatas, el huevo, el hígado, por señalar algunos rubros.

Si estás buscando la vitamina B2, deben consumir alimentos como el plátanos, la acelga, el yogur, la carne de res, el huevo, el pescado, por mencionar algunos de estos. Asimismo la vitamina B3, se puede conseguir al ingerir hígado, carne de pollo, carne de res, pescado, leche, tomate, nueces, entre otros.

Además para adquirir la vitamina B5, podemos ingerir carne, brócoli, aguacate, granos, por señalar algunas de estos alimentos. Por el contrario, si lo que deseas es obtener vitamina B6, debes incluir en tu dieta, productos como el plátanos, las verduras, la carne, los granos e incluso la leche, entre otras.

Adicionalmente, para obtener la vitamina B7, añade a tu régimen alimenticio la yema de huevo, el hígado, el pescado, el ajo, el tomate, por mencionar alguno de ellos.

Aunado ello, para conseguir la vitamina B9, es importante consumir hierbas secas, la semilla de girasol, verduras de hoja verde, cacahuates, entre otros. En el caso de la vitamina B12, se hace presente en rubros alimenticios como el pescado, los mariscos, los lácteos, por indicar unos de estos.

Si nuestro deseo es adquirir la vitamina C, hay que priorizar alimentos como la naranja, el limón, la guayaba, el pimentón, entre otros.

Existe una particularidad con la vitamina D, ya que es la única que podemos producir naturalmente con la ayuda de la incidencia solar. No obstante, es posible consumir esta vitamina por medio de alimentos como el pescado, los huevos, el hígado, así como los champiñones.

Si por el contrario queremos ingerir alimentos que nos provean de vitamina E, debemos añadir a nuestra dieta la almendra, el aguacate, los vegetales verdes, entre otros.

Finalmente, si consumimos vegetales de hoja verde, aguacate, kiwi e incluso el perejil, estamos asimilando en nuestro organismo la vitamina K.

¿Las hierbas también nos aportan vitaminas?

Ciertamente las plantas son una de las fuentes principales de recurso vitamínico, a la cual pueden acudir las personas a la hora de requerir alguna de ellas. Igualmente, son muchas las hierbas que al ser preparadas en infusiones, desprenden sus propiedades en el agua para ser absorbidas por nuestro organismo.

En ese sentido, les indicaremos una breve lista de estas plantas que podemos aprovechar a la hora de requerir un aporte de vitaminas extra.

La primera de ellas, es el perejil, siendo una planta ampliamente conocida y lo que es mejor, de fácil acceso. La misma es capaz de proveerle a nuestro cuerpo entre muchos nutrientes, vitaminas A, K y C.

Del mismo modo, el romero se presenta como otra planta importante a la hora de suministrarnos vitaminas. En su caso particular, la vitamina A y C, son las que se encuentran presentes dentro de sus nutrientes.

También, se puede añadir a esta lista, al cilantro la cual aparte de aportarnos la vitamina A, y C como las plantas anteriores, añade a su lista la vitamina K, B1 y B2. Podemos señalar de la misma forma al orégano, que contiene entre sus propiedades la vitamina A y K.

Una planta multivitamínica es el tomillo, de la cual se desprenden algunas vitaminas como la A, E, C, K y B9.

Asimismo, es posible encontrar plantas con propiedades antihemorrágicas, las cuales son portadoras de la vitamina K, entre ellas está la albahaca, la salvia seca y la mejorana. Cabe señalar que es importante consumir estas infusiones herbales de manera prudente, ya que a pesar de promover vitaminas, el exceso de ellas, pudiera activar efectos secundarios.

¿Dónde puedo encontrar una fuente alterna de vitaminas para el cuerpo?

Una de las formas por las cuales, las personas suelen adquirir vitaminas, es por medio de ciertos suplementos alimenticios.

Tal es el caso de CelProtek, el cual nos genera un importante aporte nutricional, que nos provee entre muchos elementos, de vitaminas E y C. Ocasionando de esta forma, que tenga un efecto antioxidante en el cuerpo, capaz de mantener a nuestro organismo en buen estado.

En ese sentido, dicha acción antioxidante, ha generado un efecto positivo a a hora de tratar y prevenir problemas severos de salud, como lo son ciertos tipos de cáncer. De tal forma, que dicho suplemento, tiene un importante efecto positivo a la hora de abordar el cáncer de mama, el de próstata e incluso el de colon.

Adicionalmente, el suplemento alimenticio CelProtek, con dicho aporte vitamínico, es capaz de crear un sistema de defensa muy resistente ante los diversos agentes invasores. Por tal razón, los virus, bacterias e incluso los hongos, se les dificultará su acción negativa en nuestro cuerpo.

Sumado a ello, el mantenimiento que dichas vitaminas generan sobre nuestra piel, rejuvenecerá nuestra apariencia al suavizar la misma. Asimismo, colaboran con el proceso de oxigenación de la sangre, lo cual se traduce en la ejecución eficaz de diversas actividades, tanto físicas, como neurológicas.

Igualmente, permiten que el proceso de cicatrización sea más eficaz, por lo que ayudará a reparar los tejidos afectados en nuestro cuerpo. Otro de los aspectos interesantes del producto CelProtek, es que el mismo se encuentra compuestos por sustancias naturales, lo cual lo hace más favorable a nuestra salud.

Alguno de los elementos que integran la fórmula de CelProtek, son los extractos de la cúrcuma, el ginseng, la uña de gato, el ajo y el té verde. No obstante también cuenta con el aporte nutricional de otros alimentos como la guanábana, la manzana, la granada, algunos cítricos y frutos rojos.

Aunado a ello, este producto cuenta con la participación activa de sustancias minerales, entre las cuales se puede mencionar al selenio, el potasio, el magnesio y el calcio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *