Descubre cómo evitar el dolor en los ovarios

Descubre cómo evitar el dolor en los ovarios

Última actualización: 29-08-2018. Equipo Nutricioni

Muchas mujeres se encuentran mensualmente con fuertes dolores en los ovarios. Según el tipo de mujer se pueden desarrollar dolores abdominales, sangrado intenso y cólicos.

Esto es muy común, pero otras veces el cuerpo te puede mandar mensajes de alerta, indicando un problema mayor. Es importante prestarle atención a las cosas que te quiere decir tu cuerpo.

Aunque no es correcto hablar de un fuerte dolor de ovarios, ya que este término no es científicamente correcto, es común que sea la forma en que las mujeres describen el dolor. Los ovarios son órganos que no poseen sensibilidad. Pero siempre será una señal de alerta, cualquier dolor por esa zona.

Por este motivo cuando sentimos dolor de la parte baja del abdomen es un reflejo que tiene origen de algún desequilibrio de la zona y los órganos cercanos a los ovarios.

Cuando el dolor es recurrente, es decir que se presenta antes o justo en el momento de la ovulación se le denomina como dolor pélvico intermensual. Pero puede asociarse a múltiples patologías como las enfermedades de transmisión sexual (ETS), quistes, endometriosis, ovulaciones u otra afección mucho más grave.

Si estas contracciones y dolores abdominales ocurren en el embarazo, es algo más común de lo que pensamos. Sin embargo, si es acompañado de otros síntomas es importante acudir al médico para evitar riesgos mayores.

Si el dolor abdominal en el embarazo es acompañado de una hemorragia significativa es una señal de alerta. Otros síntomas a tomar en consideración durante el embarazo son el flujo vaginal inusual, fiebre, mareos, náuseas o vómitos.

Conoce el aparato reproductor femenino y cómo funciona.

Nuestra especie se divide en dos, femenino y masculino, hablando solo desde el punto de vista de la sexualidad. Cada uno de ellos tiene su propio sistema reproductor, el cual es diferente. Pero ambos cumplen el mismo propósito, producir, nutrir y transportar. Ya sea el óvulo o en el caso de los hombres, el espermatozoide.

Es sistema reproductivo de la mujer, está ubicado en la pelvis. Una parte de los órganos reproductivos se encuentran en el interior del cuerpo. La vagina que es conducto que dirige al útero, las trompas de Falopio y los ovarios. La parte externa están cubiertos por la vulva.

La abertura de la vagina está recubierta por el labio superior e inferior. El clítoris es el órgano que cumple la función de darle placer a la mujer. Es un pequeño botón ubicado encima de la uretra que es una pequeña abertura conectada a la vejiga por el cual sale el orine de la mujer.

La vagina de la mujer tiene como característica el poder contraerse por los músculos que la componen. Por este conducto dan a luz a los bebés.

La vagina se mantiene húmeda y protegida por membranas mucosas cumpliendo la función de protegerla. Sirve tanto como para mantener relaciones sexuales, como para dar a luz y como conducto de salida para la sangre desde el útero.

Los ovarios pertenecen al sistema endocrino, debido a que producen las hormonas sexuales femeninas, el estrógeno y la progesterona. Las mujeres poseen dos ovarios, a cada lado del útero.

Los ovarios son del tamaño de una almendra y su forma también es muy similar. Aparte de producir las hormonas sexuales, los ovarios producen óvulos. Depende del ciclo de menstruación cada mujer entra en una etapa de ovulación.

El ovario libera un óvulo, si éste es fecundado por un espermatozoide se puede producir un embarazo.

Luego de cierta edad las mujeres entran en la menopausia. Cuando pasa esto las mujeres pasan por una serie de alteraciones hormonales porque sus ovarios dejan de producir el estrógeno y la progesterona, además de liberar óvulos.

Por este motivo cuando las mujeres llegan a cierta edad, ya no pueden tener hijos.

Los problemas con los ovarios pueden incluir:

  • Cáncer de ovario
  • Quistes ováricos y síndrome de ovario poliquístico
  • Insuficiencia ovárica primaria
  • Torsión ovárica, un torcimiento del ovario

Menstruación

La menstruación inicia cuando una niña entra en la pubertad. Sus óvulos empiezan a liberar óvulos y comienza y ciclo mensual denominado menstruación. El primer se denomina menarca. Luego cada mes durante el periodo de ovulación el ovario envía un óvulo hacia una trompa de Falopio.

Si este óvulo no es fecundado por un espermatozoide mientras este se encuentre en la trompa de Falopio, se secará y abandonará el cuerpo después de dos semanas. Este proceso es la menstruación.

El flujo menstrual está compuesto por la sangre y los tejidos del recubrimiento interno del útero. En la mayoría de las mujeres el periodo dura de 3 a 5 días. Aunque esto puede variar. Cuando hay problemas en los ovarios la menstruación puede durar hasta una semana.

En la mayoría de los casos, las mujeres sienten algunos dolores en los días previos al período. A esto se le denomina síndrome premenstrual. Es un conjunto de síntomas físicos y emocionales que muchas de las mujeres experimentan antes y durante sus periodos.

Los síntomas más comunes son: acné, cólicos menstruales, cansancio, dolor de espalda, inflamación y dolor en los pechos. Así como, diarrea, antojos, depresión, irritabilidad o dificultades para controlar el estrés y concentrarse.

Muchas mujeres asocian fuerte dolor en los ovarios con la menstruación. Pero esto es falso. Los ovarios no son órganos sensibles. Estos dolores son denominados calambres abdominales.

Estos calambres se presentan por los primeros días del período. Esto se debe a las prostaglandinas. Las prostaglandinas son sustancias químicas presentes en el cuerpo. Las cuales son las responsables de contraer los músculos lisos del útero.

La intensidad de estas contracciones puede ser muy intensa a pasar completamente desapercibidas, pues son completamente involuntarias.

Las primeras menstruaciones de las chicas llamadas menarca son imprecisas. Lo normal sería que en dos años como mucho el cuerpo desarrolle ciclos menstruales regulares. En ese tiempo el cuerpo se adapta a las hormonas que aparecen en la pubertad.

Los estándares promedios de las mujeres tienen un ciclo menstrual es de 28 días, pero puede variar de 23 a 35 días. También hay casos en los que el periodo desaparece por meses, tiene una duración de semanas o presenta sangrado muy fuerte. Esto es debido a problemas en los ovarios como quistes.

Cáncer de ovarios

El cáncer de ovario es el sexto tipo de cáncer más común entre las mujeres. Es una enfermedad silenciosa, pues es muy difícil de diagnosticar en su etapa temprana.

Por este motivo, en el 85% de los casos cuando se diagnostica se encuentra en un grado muy avanzado y resulta fatal. Esto se debe a que aún no hay un método cien por ciento efectivo para detectar el cáncer de ovario.

Cuando el cáncer de ovario se detecta de manera temprana y se localiza, más del 90% de las pacientes pueden vivir más de cinco años. Pero con aun con todo esto sigue siendo una mortal enfermedad. No existe ninguna sobreviviente de cáncer de ovarios.

Es una enfermedad que aún sigue en estudios. En la actualidad se están llevando a cabo estudios para comprender la enfermedad en sí y para desarrollar un método de diagnóstico. Si el cáncer se diagnostica de manera eficaz en su etapa temprana se puede reducir su tasa de mortalidad.

A pesar de que los síntomas del cáncer de ovario se presenta casi siempre cuando la patología se encuentra en una etapa muy avanzada, se pueden detectar ciertos cambios físicos frecuentes y persistentes.

Estas anomalías prolongadas en el tiempo pueden indicar la aparición de un tumor y permitir la detección temprana. Por este motivo es necesario estar consciente de nuestro cuerpo para conocer lo que trata de decirnos.

Señales para la temprana detección del Cáncer de ovarios

El problema con el cuadro de patologías del cáncer de ovario es que es sumamente similar con otros diagnósticos de enfermedades más comunes. La diferencia con el cáncer es que los síntomas pueden llegar a persistir más de doce veces al mes. Los síntomas de alarma pueden ser:

Dolor abdominal e hinchazón:

Estos síntomas son síntomas frecuentes de muchas enfermedades. Por lo que inmediatamente de notar hinchazón y dolor es importante controlar con qué frecuencia y el tiempo que dura. Muchas veces en el caso de cáncer, no solo el de ovarios, la hinchazón viene acompañada de una pérdida de peso.

Dolor en la zona pélvica:

Muchas veces suele traducirse como un fuerte dolor en los ovarios. El dolor pélvico es el síntoma más importante en la detección del cáncer de ovario

Problemas en el apetito y sensación de saciedad temprana:

La pérdida de peso está muy relacionada con esta enfermedad. Cuando se padece cáncer en los ovarios se puede experimentar cambios en el apetito. Muchas veces se tiene la sensación de saciarse muy rápido, por lo que la alimentación es un tema de suma importancia con el cáncer de ovarios.

Ganas de orinar con mucha frecuencia:

Tener problemas de esfínter es un problema común de muchas enfermedades. También puede ser un signo de alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS). Poseer ganas de orinar constante, hacerlo con mucha frecuencia y presentar dolor también es una alerta de cambios de un cáncer de ovario.

Cansancio y fatiga extrema:

El cansancio y la fatiga extrema es un síntoma alarmante, en cualquier caso. Puede ir desde una mala alimentación hasta un cáncer de ovarios. También pueden ser enfermedades benignas (no cancerígenas), o situaciones de estrés.

Dolores de espalda:

Siempre es importante acudir a un doctor. No porque sufra de dolores de espalda puede ser como resultado cáncer de ovarios. Aunque es un síntoma característico el dolor en la espalda baja puede tratarse de una lumbalgia, causada por otras circunstancias.

Dolor durante las relaciones sexuales:

Las relaciones sexuales no tienen por qué causar dolor. Si se presentan dolores fuertes en el acto sexual debe contar inmediatamente la causa. Podría tratarse de cáncer de ovario.

Estreñimiento:

El estreñimiento puede deberse a múltiples factores. Por mala alimentación y falta de fibra. O el uso en exceso de analgésicos o fármacos para tratar depresiones y enfermedades del corazón. Puede ser un síntoma tanto como el cáncer de colon como al de ovarios.

Cambios en el periodo menstrual:

Los cambios en el periodo pueden deberse a la presencia de pólipos, alteraciones hormonales y lesiones en el cuello del útero.

Es muy importante saber que estos síntomas no son necesariamente indicadores de un cáncer u otra enfermedad. Ante sospecha de alguna enfermedad es importante ir al médico y no automedicarse. Puede probar con alternativas naturales que no provocan efectos secundarios.

Cuida tu alimentación para tener ovarios sanos

La alimentación siempre es un tema muy importante en el cuidado del cuerpo. Cuidar bien la salud reproductiva contribuye a asegurar que se pueda concebir un bebé en el momento deseado y sin complicaciones.

También ayuda a prevenir desórdenes reproductivos. Desórdenes como el cáncer de ovarios o los desórdenes menstruales. Por este motivo es importante que consumas alimentos que ayudan a cuidar tus ovarios y sistema reproductor.

La grasa es importante para que los ovarios puedan ser fértiles y para un buen equilibrio hormonal. Para los ovarios y el sistema reproductivo femenino es muy importante las vitaminas como las vitaminas A y E. Estas se encuentran  en muchas grasas saludables.

Estas vitaminas ayudan al organismo a combatir los radicales libres que causan daños celulares. Alimentos como los pescados, los frutos secos, el aceite de oliva y el aguacate son buenos en grasas no saturadas.

Las aceitunas también tienen múltiples propiedades. Puedes consumir estos alimentos alternándose para tener una buena dieta variada y equilibrada. Conoce los alimentos y los tipos que existen, así podrás identificar los tipos de grasas, cuáles son buenas y cuales debes limitar por completo en tu vida.

Los alimentos procesados y azúcares refinados son los principales productos enemigos del cuerpo.

Las frutas y hortalizas de color anaranjado son importantes en la salud reproductiva. Están llenos de antioxidantes que le dan a algunas frutas y verduras su característico color naranja intenso. Estos tienen muchos beneficiosos para proteger tus ovarios.

Estos alimentos llenos de antioxidantes reducen los síntomas de la endometriosis. esta es un tejido anormal que crece alrededor del útero. Con estos alimentos se puede prevenir su aparición nuevamente.

Comer alimentos como melón, naranja, camote, zanahoria, pimiento y calabaza ofrecen una protección. Que contribuye a disminuir la presencia de problemas reproductivos. Además de ayudar en la lucha contra el cáncer de ovario.

Los cereales integrales son muy buenos, no solo con los problemas de carácter reproductivo, sino que ayudan en muchos procesos en el organismo. Son imprescindibles para una dieta sana.

Las personas que tienen exceso de insulina y que no la procesan de manera correcta como las personas diabéticas no ovulan regularmente. Incluir en la dieta cereales integrales, que no posean procesos de refinamientos y que sean ricos en fibra ayudan a controlar el equilibrio de insulina.

Al equilibrar y procesar de manera correcta la insulina se reducen los riesgos de elevados niveles de azúcar en la sangre.

Estos alimentos son las hojuelas de avena, el pan, pastas de trigo, granos integrales, arroz integral y maíz. Se deben comer tres fuentes de fibra al día para obtener beneficios.

Alimentos ricos en vitamina B6

Los bajos niveles de vitamina B-6 pueden generar un desorden hormonal. La deficiencia de una dieta rica en alimentos que contienen vitamina B6 puede estar produciendo más estrógeno del que necesita el organismo.

Estos desórdenes hormonan desarrolla a menudo interrupciones en los ciclos menstruales de las mujeres. También evita que los ovarios liberen un óvulo en una base consistente.

Los alimentos ricos en vitamina B6 son: el aguacate, las espinacas, el brócoli, los coles de Bruselas y papa. Además de leguminosas como lentejas, caraotas, frijoles, garbanzo y arvejas.

Los productos de origen vegetal son un aliado en tu dieta. Te ayudarán a obtener una buena cantidad de la vitamina B6 que es esencial para el organismo. Esta vitamina además puede ayudar a reducir el dolor menstrual.

Estos alimentos no solo son buenos para la salud de los ovarios. A parte de esto aportan muchos beneficios extra a tu organismo. Reduciendo las enfermedades cardiovasculares, y la producción de enzimas en el cuerpo.

Por estos motivos siempre se debe mantener unos niveles aceptables en nuestra dieta de alimentos ricos en vitamina B6, así que es muy importante incluirlos en nuestras dietas.

Razones poco frecuentes del dolor de ovarios

Aunque no existen los dolores de ovarios se pueden confundir con dolores de distintas intensidades en la zona pélvica. Puede presentarse en la zona debajo del ombligo como una punzada. Otra manera de manifestarse puede ser en alguno de los dos lados del vientre.  O como un calambre a la altura de la región pélvica.

Cuando tu cuerpo se manifiesta es importante hacerle caso. Nuestra salud es un tesoro y cuesta más recuperar la salud una vez enfermos que cuidarnos para prevenir cualquier tipo de enfermedad. Existen otras razones que, aunque son poco frecuentes se debe estar alerta:

Torsión de ovario: es una de las más usuales emergencias ginecológicas. Esto pasa cuando el ovario se tuerce ocasionando una obstrucción en las arterias y venas. Por ende, la sangre no llega hasta el ovario.

Anexitis: esto ocurre cuando las trompas de Falopio y los ovarios se inflaman. Anexo significa: apéndices del útero.

Las trompas de Falopio son conductos un diámetro muy parecido a un lápiz. Estos salen del útero y luego se conecta con su extremo libre a los ovarios en forma de embudos. Ellos transportan los óvulos después de la ovulación hasta el útero.

La fecundación de los óvulos se produce ya en las trompas de Falopio.

Embarazo ectópico: Esto se debe cuando el embarazo se lleva a cabo fuera del útero. El sitio más común es dentro de los conductos a través de los cuales el óvulo pasa del ovario al útero. Pero también se puede presentar en los ovarios, el área del estómago o el cuello uterino. El síntoma más común es el dolor en la parte inferior del abdomen o en el área de la pelvis.

Mittelschmerz: Es como se denomina un dolor del abdomen bajo cuando se asocia con la ovulación. Usualmente se siente de un solo lado alternándose de lado cada mes. La duración de cada dolor dura de unos cuantos minutos hasta dos días.

Causas emocionales.

Mejorar el estilo de vida es fundamental

Las mujeres que son más activas tienen un 84% de probabilidades de padecer dolores fuertes asociados con la menstruación o con los órganos reproductivos.

Tener una dieta balanceada es muy importante para una vida sana. Previniendo no sólo las enfermedades asociadas con los ovarios, sino un sinfín de enfermedades más.

También existen unos suplementos que podrían ser una opción. Suplementos como Apoyo de las Mujeres están científicamente diseñado para la mujer de hoy. Mujeres que tienen una vida ajetreada y no pueden detenerse por nada.

Las hierbas que componen Apoyo de las Mujeres son 100% naturales. Componentes como el extracto de trébol rojo y la raíz de regaliz le pueden ayudar con los cambios hormonales y dolores asociados a los ovarios.

Estos suplementos son muy beneficiosos para la salud, pero sus elecciones de vida siguen siendo importantes para una vida sana. Apoyo de las Mujeres es una gran alternativa natural de los tratamientos hormonales que muchas veces dejan grandes efectos colaterales.  

Con la ayuda de Apoyo de las Mujeres la mujer de hoy puede ocuparse de mil cosas a la vez sin preocuparse de los síntomas de la menopausia o los desórdenes hormonales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *