Descubra las hormonas sexuales y sus efectos en la salud

Descubra las hormonas sexuales y sus efectos en la salud

Última actualización: 22-01-2019. Equipo Nutricioni

Las hormonas sexuales son sustancias que el organismo está programado para sintetizar y que participan en la fertilidad y la sexualidad.

Se producen principalmente en los ovarios (en las mujeres) y en los testículos (en los varones), que son las gónadas o glándulas sexuales femeninas y masculinas respectivamente.

Las hormonas sexuales femeninas son el estrógeno y la progesterona. Ellas ayudan a desarrollar y mantener las características sexuales femeninas  y cumplen una función importante en el ciclo menstrual, la fertilidad y el embarazo.

Fórmula molecular de las hormonas sexuales símbolo de estrógeno y hormonas testosterona, en fondo blanco.

Por su parte, la principal hormona sexual masculina es la testosterona, la cual desarrolla y mantiene los caracteres sexuales del varón, como el vello facial, la voz profunda y el crecimiento muscular. Además promueve la producción de espermatozoides.

Efectos de la testosterona en el hombre

En el hombre, los testículos son los encargados de producir la mayor parte de la testosterona, aunque pequeñas cantidades son producidas por las glándulas suprarrenales. Es la principal hormona sexual  masculina y se considera un esteroide anabólico.

Estos son sus principales efectos en el hombre:

Mejora el crecimiento y la fuerza muscular

Los esteroides anabólicos, suelen usarse para aumentar el desarrollo de los músculos, la fuerza y la resistencia.

Como suplemento dietético, los esteroides estimulan la síntesis de proteínas en los músculos, dando como resultado fibras musculares más grandes y aumentando su capacidad de regenerarse más rápidamente.

Creador de Músculo es el suplemento nutricional 100 % natural, donde están los aminoácidos necesarios para construir proteínas que reponen el daño durante el entrenamiento intenso y que ayudan a construir fibras de calidad.

Creador de Músculo contribuye a aumentar el rendimiento del ejercicio y a crear músculo magro de buena calidad, gracias a su fórmula nutritiva balanceada, con todos los ingredientes que el cuerpo requiere para estar en forma.

Mejora la actividad sexual

Buenos niveles de testosterona ayudan a los hombres a mantener activa la líbido y mejorar las relaciones sexuales. En cambio cuando los niveles de testosterona disminuyen, puede hacerse presente la impotencia.

Conviene saber que existe retroalimentación positiva, porque tener una vida sexual activa también ayuda a mantener elevados los niveles de la testosterona.

Previene enfermedades cardiovasculares

Bajos niveles de testosterona, están asociados al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. En cambio los niveles normales de esta hormona mejoran varios parámetros relacionados con el riesgo de padecer  enfermedades cardiovasculares, tales como:

  • Incremento de la masa muscular
  • Disminución de la grasa corporal
  • Reducción del colesterol total
  • Control sobre los niveles de azúcar en la sangre

Controla los niveles de grasa corporal

Si los  niveles de testosterona disminuyen, tiende a producirse un aumento de la grasa corporal, ya que disminuyen la masa muscular y la fuerza.

Cuando las comidas son altas en grasas y además existe un consumo elevado de alcohol, no sólo se incrementa el peso, también disminuyen los niveles de la hormona. En cambio un nivel alto de testosterona ayuda a reducir la grasa y los niveles de colesterol.

Y hay más efectos, incluso algunos que pocas personas imaginan:                                                     

  • La testosterona, al contrario de los que muchos creen, mejora el estado de ánimo. Cuando está elevada, provoca una  sensación de bienestar, generando confianza en sí mismo y manteniendo la autoestima.
  • Ayuda a disminuir el cansancio, retarda el envejecimiento y la andropausia.
  • Mejora la densidad ósea y evita la anemia: algunos investigadores creen que bajos niveles de testosterona están relacionados con la densidad ósea y la anemia en hombres mayores de 60 años.

Importancia de los estrógenos y la progesterona en la mujer

Estrógenos y progesterona son  hormonas fundamentales que abren el camino de la vida en el cuerpo femenino.

Son las responsables de la maduración física y sexual, parte vital de la concepción y del proceso de gestación, así como la de desencadenar su última fase que es dar a luz, para luego desarrollar la facultad de amamantar.

Ambas hormonas forman una unidad de acción en la actividad orgánica y sexual y están en permanente equilibrio. Cuando esto no es así, surgen desórdenes físicos y psíquicos cuyos alcances se han tipificado con exactitud.

Estas son algunas de las funciones de los estrógenos en el cuerpo:

  • Desarrollan los ovarios, la placenta y de manera limitada, las glándulas adrenales.
  • Una de sus funciones primarias es la activación y desconexión de algunos genes clave del organismo.
  • Participan activamente en la síntesis de las proteínas.
  • Son necesarias para el crecimiento saludable de tejidos, la regulación de los vasos sanguíneos y la de órganos como el corazón o de la propia salud de huesos y cabello.
  • Contribuyen al desarrollo celular en los órganos, especialmente los de las mamas, el endometrio y los del sistema ovárico.

Por su parte la progesterona, llamada P4 y que también es una hormona esteroide, es vital en el desarrollo del embarazo y en la activación de la segunda parte del ciclo menstrual.

Por ello se la conoce popularmente como la 'hormona del embarazo', una denominación que se ajusta bien a su función más importante, ya que crea las condiciones de seguridad básicas para el desarrollo del feto.

Ella acondiciona el endometrio para facilitar la implantación del embrión y, aún más, hace posible que se fije con fuerza a las paredes del útero, donde se desarrollará la nueva vida.

El P4 tiene un efecto sedante en las mujeres, al contrario que el estrógeno. La P4 es una contraparte porque, entre otras funciones y diferencias, contribuye a frenar las transformaciones endometriales desencadenadas precisamente por la acción estrogénica.

Además es la principal promotora de los llamados caracteres sexuales secundarios, esto es, los atributos fisiológicos y físicos del sexo femenino.

Estrógeno y  progesterona: un equilibrio importante

Ambas hormonas tienen parecidos apreciables y también notables diferencias funcionales que las distinguen. Sin embargo, el equilibrio entre ambas es imprescindible para la buena salud de la mujer.

Ambas contribuyen a la madurez sexual femenina y son necesarias en el desarrollo del embrión humano. Curiosamente, un aumento de los valores de los estrógenos, significa un descenso en la P4 natural.

Difieren en su acción, como ya se comentó, en que la P4 tiene un efecto sedante mientras que el estrógeno activa al sistema nervioso.

Por ejemplo los estrógenos activan el deseo sexual, la líbido, mientras que la progesterona no es un factor determinante en este sentido.

Sin embargo, al incidir sobre las capacidades de estímulo neuronal, la progesterona proporciona una actividad extra al cerebro que sí resulta necesaria para otras funciones orgánicas.

Los niveles bajos de estrógenos producen los siguientes efectos:

  • Incrementar el colesterol malo, ya que la hormona estrógeno participa también activamente en el metabolismo de las grasas.
  • Contribuir a que las grasas se dispongan de manera irregular e incluso antiestética sobre la figura femenina, especialmente en la zona de las caderas o en la de los senos.
  • Desde el punto de vista psicológico, una baja tasa hormonal puede causar depresión, irritabilidad o mal humor continuado sin desencadenantes circunstanciales aparentes.
  • También afectan negativamente la consolidación del calcio en los huesos que contribuye a su densidad y fuerza, produciendo la fragilidad de los mismos.

En cuanto a la progesterona, sus bajos niveles tienen consecuencias muy diversas.

Veamos algunas de las más frecuentes:

  • Esterilidad: la falta de la P4 es causa determinante para que la mujer no pueda ovular.
  • Menos progesterona aumenta los riesgos de experimentar estrés, nerviosismo acusado o ansiedad en el momento anterior a la regla.
  • Menos P4 induce también abortos espontáneos.
  • Afecciones físicas y psíquicas: cansancio, estados de inmunodeficiencia, situaciones de sofoco o calor corporal no común, lapsus de falta de memoria, fatiga e insomnio.
  • Períodos irregulares o con sangrados excesivos.
  • Hipersensibilidad mamaria: los senos se vuelven más sensibles justo antes del ciclo menstrual.

Suplementos de testosterona

Actualmente es muy común el uso de suplementos de testosterona para aumentar la masa muscular, incrementar la líbido y en general porque se piensa que tienen un efecto revitalizante en los hombres de edad madura.

Generalmente la testosterona en pastillas o parches es bastante segura, sin embargo mucho de estos suplementos carecen de la calidad necesaria, por ello es recomendable adquirirlos de una marca con renombre.

Téngase presente que los especialistas recomiendan los suplementos de testosterona solamente para aquellos hombres que presentan un déficit hormonal denominado hipogonadismo, pero no para crear músculos y adquirir más fuerza.

El hipogonadismo es una enfermedad donde el cuerpo no produce los niveles normales de testosterona. Esto ocurre por una incapacidad en los testículos o en la hipófisis, que es la encargada de controlar a los testículos.

Aumentar la cantidad de testosterona en el cuerpo, sin que exista un trastorno hormonal previo, puede conducir a un desequilibrio orgánico que trae efectos secundarios indeseables, como un aumento en el riesgo de infartos.

Más adelante se describen los posibles efectos secundarios de la testosterona exógena. Si de todas formas insiste en probarlos, antes de hacerlo es bueno asegurarse de:

  • Tomar en cuenta la edad y el estado general de salud para estimar la dosis adecuada.
  • Seguir siempre las indicaciones de un especialista, debido a  que la ingesta de esteroides pueden causar algunos efectos secundarios.
  • Deben evitarse en hombres que sufren de algún problema con la próstata o han padecido de alguna condición médica previa.
  • No siempre más es mejor, es decir que no se debe exceder las dosis recomendadas según, edad, contextura y condición física.
  • Conviene siempre usar suplementos naturales de la mejor calidad, que hayan sido probados e investigados en humanos.
  • Es preferible siempre usar suplementos de testosterona que provengan directamente de los principales fabricantes, y evitar los de procedencia dudosa, ya que es posible que sus ingredientes estén alterados.
  • Cuando se consumen esteroides anabólicos siempre deben darse periodos de no consumo o descanso,  con el fin de que el cuerpo pueda regenerarse y relajarse.

Efectos adversos de los suplementos de testosterona

Cuando se comienza a tomar suplementos que aumentan el nivel de testosterona pueden aparecer algunos efectos no deseados:

  • Obstrucción respiratoria durante el sueño (apnea del sueño).

  • Disminución del flujo de orina.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Leves dolores de cabeza intermitentes.
  • Irritaciones o reacciones alérgicas en la piel, como por ejemplo el acné,  especialmente en la espalda.
  • Desarrollo de enfermedades cardíacas.
  • Crecimiento muscular rápido, sin que los tendones y ligamentos se hayan fortalecido lo suficiente, aumentando la posibilidad de lesiones.
  • Empequeñecimiento de los testículos y agrandamiento en las glándulas mamarias.
  • Mayor probabilidad de problemas renales, si el suplemento de testosterona se usa largo de tiempo sin periodos de descanso.
  • Tendencia al comportamiento agresivo.
  • Ansiedad y nerviosismo.
  • Cambios repentinos de humor.
  • Aumento de la cantidad de de placa acumulada en las arterias coronarias de los  hombres mayores de sesenta años que han usado suplementos, según confirman varios estudios.

Se han observado cambios en el estado de ánimo, cambios de humor constante, pasando de la depresión a la irritabilidad al igual que ansiedad y comportamiento violento o agresivo, durante el uso de suplementos de testosterona.

Cuando estos cambios repentinos de humor aparecen, entonces se debe suspender el uso de los suplementos y consultar a un médico endocrinólogo.

Muchos de los estudios clínicos que han revelado todos estos efectos secundarios, han tenido explicaciones y resultados contradictorios, por lo que el riesgo exacto aún no es preciso.

Lo que sí es seguro, es que la terapia con testosterona sí ayuda a revertir los efectos del hipogonadismo, más no hay seguridad en cuanto a sus resultados en los hombres cuyos niveles hormonales son normales.

Por ello es recomendable no automedicarse con testosterona exógena, debido a los riesgos ya mencionados.

Hierbas que fortalecen la función hormonal en la mujer

Las hormonas femeninas son necesarias para que el cuerpo de las mujeres permanezca estable. Cualquier alteración en la secreción hormonal afecta el resto del metabolismo.  Sin embargo este equilibrio puede verse afectado por muchos factores.

Usualmente durante la menopausia se experimenta un descenso en los niveles de hormonas que da lugar a diversos cambios en el organismo femenino. Una forma de combatir sus efectos es mediante la terapia de reemplazo hormonal.

Sin embargo, la terapia de reemplazo hormonal tiene efectos secundarios preocupantes, tales como aumentar el riesgo de desarrollar cáncer. Por ello muchas mujeres prefieren alternativas naturales.

Existen plantas como el cohosh negro, dong quai, lúpulo, soja y regaliz, que favorecen la producción de progesterona y estrógeno.

Muchas de estas plantas se consideran ricas en las llamadas fitohormonas porque sus compuestos orgánicos tienen una estructura químicamente similar a las hormonas secretadas en el cuerpo de la mujer.

La salvia y la soya se incluyen en suplementos naturales para promover un nivel hormonal correcto.

El cohosh negro también llamado cimicifuga, es originario de América del Norte y se expandió luego a Europa.  Se trata de una planta rica en fito hormonas femeninas.

Los estudios de laboratorio han demostrado su eficiencia en el tratamiento de los síntomas de la menopausia y el conocido síndrome premenstrual.

La fruta de chasteberry, vitex o sauzgatillo, es otro de los ingredientes incluidos en los suplementos herbales para dar apoyo hormonal a las mujeres. Esta fruta del mediterráneo es usada en el continente europeo desde tiempos antiguos como suplemento hormonal.

El sauzgatillo se usa para la menopausia y la infertilidad, debido a que su contenido de fitohormonas reemplaza la función de la progesterona, cuando los niveles naturales han disminuido en el cuerpo drásticamente

Entre los beneficios que se cuentan por el uso del chasteberry están el alivio de los dolores de cabeza, sensibilidad en los senos, irritabilidad y en general el síndrome premenstrual.

También se le atribuye reducir el margen de riesgo de sufrir de fibromas uterinos y la endometriosis. Incrementa el flujo de la leche materna y reduce la amenorrea (ausencia de la menstruación)

El ñame silvestre que en inglés se conoce como wild yam, estimula al cuerpo para que produzca progesterona y estrógeno.

También se usa como antiviral, broncodilatador, antiinflamatorio, espasmos, vómito, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y regulación de azúcar en la sangre.

Vitaminas y minerales para la salud sexual

Las vitaminas, en particular las vitaminas A, B y E son esenciales para la salud sexual.

Por ejemplo, la vitamina A es esencial para  la buena salud de los tejidos, lo cual revitaliza los músculos, ayuda a su desarrollo y ayuda a tener mejores orgasmos.

La vitamina B es necesaria para la salud del sistema nervioso, aportando bienestar y relajación para mejores experiencias sexuales, favoreciendo las erecciones y eyaculaciones.

La tiamina y riboflavina incrementan el placer sexual y le confieren tranquilidad, así como mayor estimulación.

La vitamina C aporta energía vitalidad para su organismo, esto permite incrementar la producción de testosterona. Así mismo es necesaria para combatir el estrés, pues reduce los niveles de cortisol en sangre.

Asimismo es indispensable para los tejidos, pues contribuye a la formación del colágeno. De esta forma, la vitamina C ayuda a mantener la piel en buenas condiciones, así como los vasos sanguíneos, para una buena circulación.

Se recomienda ingerir unos 1000 - 1500 mg de vitamina C diarios, que se obtienen de alimentos como naranjas, vegetales de hojas verdes, fruta acerola, frutos secos y carnes magras.

Para huesos sanos y buena masa muscular, la vitamina D es indispensable, ya que ayuda a reponer las proteínas dañadas durante el ejercicio intenso, además se la relaciona con la buena salud del corazón y una disminución de los estados depresivos.

Por su parte, la vitamina E es un antioxidante natural que ayuda a rejuvenecer las células y produce mejores espermatozoides.

Entre los minerales esenciales para la síntesis de la testosterona y otras hormonas se tienen el zinc y el selenio. El zinc actúa en sinergia con la vitamina C, mientras que el selenio lo hace con la vitamina E.

Alimentos ricos en zinc como el salmón, camarones, carne de res, queso amarillo, espinacas, champiñones, cacao, semillas de calabaza, ajo, frijoles y almendras. Sobre mesa de madera.

Alimentos ricos en zinc, o suplementos que contengan óxido de zinc que el cuerpo absorbe eficazmente ayuda a mantener niveles adecuados de este mineral indispensable para la síntesis de las hormonas sexuales.

Ambos minerales tienen excelentes propiedades como antioxidantes, combatiendo los efectos del estrés oxidativo luego de la actividad física intensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *