Descanso, tijeras y alimentos sanos para tener un cabello hermoso

Descanso, tijeras y alimentos sanos para tener un cabello hermoso

Última actualización: 27-08-2018. Equipo Nutricioni

No importa el tipo de tu cabello; lo más importante es que luzca hermoso, saludable.

Siempre se ha comentado que donde hay belleza, hay salud; esto es totalmente cierto tratándose del cabello.

No se requiere de una cuantiosa fortuna cuando lo que deseas es tener una linda cabellera.

En la actualidad se ofrece una gran cantidad de productos que permiten darle al cabello la atención que requiere para lucir radiante y con mucho brillo.

Consejos hay muchos, aunque algunos de ellos no son los más convenientes.

Desde una perspectiva que apunta a lo natural, acá se expondrán algunos tips que te permitirán obtener esa cabellera que siempre has anhelado.

Primero lo primero: la alimentación

Si lo que deseas es tener un cabello fuerte y sano, en lo primero que debes pensar es en una dieta balanceada, que le permita a tu pelo absorber de tu ingesta diaria los nutrientes requeridos para su salud; dieta que puede ser complementada con un producto como Buen Cabello.

Hay alimentos que forman la base del bienestar de todo tu cuerpo; pero hay otros que son básicos para que tengas un pelo radiante.

De poco sirve el cuidado que brindas externamente a tu cabello si internamente tu cuerpo no cuenta con los nutrientes que te ayuden lograrlo.

Alimentos origen vegetal para tu cabello

  1. Alimentos ricos en yodo: la glándula tiroides está encargada de regular el metabolismo corporal y la función de los órganos a través de dos hormonas: la T3 y la T4.

Muchos de los problemas de tu cabello tienen su origen en el mal funcionamiento de esta glándula.

Si notas disminución en el grosor de tu pelo, resequedad, decoloración o un crecimiento muy lento, es posible que estas hormonas de la glándula tiroides no estén funcionando debidamente.

Esto ocurre cuando en el organismo hay deficiencia de yodo. Para evitar que tu cuerpo se quede sin yodo, debes consumir vegetales marinos (algas) y arándanos.

Así mismo, incorpora a tu dieta productos como yogur, frijoles blancos, fresas. Añade papas, leche y queso; también te proveerán de yodo.

  1. Verduras de hoja verde: tu cabello requiere de mucha hidratación y de una circulación sanguínea óptima en el cuero cabelludo. Para lograrlo, necesitas comer alimentos ricos en agua: acelga, espinaca, lechuga, coliflor, brócoli y alcachofa.

Estas verduras aportan hierro, ácido fólico, vitaminas A y C, que también han sido añadidas a Buen Cabello.

Ayudan a que tu cabello se mantenga sano, previenen la aparición de canas y mantienen tu pelo resplandeciente.

  1. Nueces: un cabello brillante y de color vivo es algo posible. Si en tu dieta incluyes alimentos ricos en cobre, como por ejemplo nueces, lograrás una melena de apariencia vivaz y espectacularmente brillante.

Las nueces cuentan con biotina, parte del complejo vitamínico B; fortalece el cuero cabelludo y permite un cabello sano.

Contienen, además, ácidos grasos omega 3, recomendados para el cuidado y fortalecimiento del pelo.

  1. Las lentejas: las proteínas son de significativa importancia para el cabello, puesto que la composición del pelo es queratina endurecida, es decir, una proteína.

Entre todos los alimentos de origen vegetal, las lentejas constituyen una apetitosa fuente de proteínas y proporcionan hierro en cantidades sustanciales; tanto, que ayudan a las células, aumentando el metabolismo y la oxigenación de estas.

  1. Los arándanos: al momento de buscar alimentos ricos en vitamina C, el arándano es una de esas frutas concebida por la naturaleza para obsequiarte toda la que necesites.

Sirve al cuidado de tu cabello, previniéndolo de daños, por su alto poder antioxidante.

La vitamina C de los arándanos, además, protege tu pelo de los radicales libres que tanto maltrato le ocasionan.

Influye en el aumento de la producción de colágeno y en la estimulación de la circulación sanguínea en el cuero cabelludo.

Alimentos de origen animal para tu pelo

  1. El yogur: muchos estudios realizados han comprobado que la vitamina D actúa de forma favorable sobre los folículos pilosos, mejorándolos notablemente.

Muchos derivados lácteos contienen esta invalorable vitamina; entre esos derivados lácteos se encuentra el yogur.

El yogur contiene, además, vitamina B5, en forma de ácido pantoténico; una vitamina que es posible hallar en el reino animal y en el vegetal. Le ayudará a tu pelo a estar realmente nutrido, evitando su caída.

Buen Cabello comparte estas excelentes cualidades del yogur, y de otros productos lácteos, porque en su fórmula incorpora el ácido pantoténico con el fin de ofrecerte la posibilidad de una cabellera radiante y bien cuidada.

  1. El salmón y otros pescados: el reino animal ofrece innumerables recursos propicios para la salud de los seres humanos. Entre esos recursos se halla el salmón, saturado de ácidos grasos omega 3.

El cuerpo humano está imposibilitado de crear ácidos grasos; no obstante, entre un dos y un tres por ciento del pelo está constituido de estos benéficos aceites, los cuales, entre otros favores, brindan humedad a la piel y permiten mantener el cabello hidratado.

Otros pescados que pueden aportar omega 3 a tu dieta, son: la caballa, el arenque, el jurel, el atún y las sardinas.

El omega 3 aportado por estos alimentos es esencial para las membranas celulares del cuero cabelludo.

  1. Las ostras: te habrás preguntado alguna vez cómo tener una cabellera más fuerte, llena de vitalidad. Tal vez nunca pensaste en que en las ostras podría estar la respuesta a tu pregunta.

Una respuesta, por demás, sencilla: las ostras son una fuente de zinc que ofrece ayudarte a reducir la caída del pelo.

El zinc le permite recibir mayor cantidad de los nutrientes que llegan desde el cuero cabelludo; ello hará que el pelo crezca más fuerte y sin dificultades.

Como dato final, las ostras tienen la capacidad de aportar hasta un quinientos por ciento de las cantidades de zinc que precisa el organismo por día.

  1. Los huevos: si bien es cierto que las lentejas son una buena fuente de proteínas, los huevos también deben ser considerados en este rango.

Recuérdese que la proteína es una de las primeras sustancias que forman parte del cabello, y los huevos son ricos en este elemento.

Por si no bastara, minerales como zinc, selenio, hierro y azufre también constituyen parte de las riquezas que posee el huevo.

El zinc fortalecerá el cabello, en tanto que el hierro propiciará una mejor circulación sanguínea en el cuero cabelludo.

¿Qué hacer para mantener tu cabello hermoso y saludable?

  1. Alimentación, descanso y relajación

¿Has oído la expresión “somos lo que comemos”? Pues, tu cabello es lo que tú comes.

En la medida en que alimentes tu cuerpo con una dieta sana, balanceada y nutritiva, en esa misma medida podrás tener una cabellera fortalecida y esplendorosa.

Tu alimentación debe estar sustentada por las grasas naturales, las proteínas y las vitaminas esenciales que te aseguren un pelo hermoso, robusto y lleno de vida.

Alimentos naturales o productos como Buen Cabello representan la mejor solución.

Después de una buena comida, no hay nada que brinde más beneficios al organismo que una buena siesta. Junto a la siesta, luego de la comida, es conveniente también un buen descanso nocturno; todo para que cuerpo y mente se mantengan relajados.

Una existencia relajada es parte de las condiciones que se ameritan para que el cabello tenga la oportunidad de crecer sedoso y con buen aspecto.

De nada valdría cualquier otra cosa que hagas en pro de tu pelo si la angustia corroe tu paz, tu tranquilidad.

  1. Vinagre, cepillo y tijeras

En tu cocina podrás encontrar un producto que dará mucho brillo a tu cabello: el vinagre.

Solo tienes que frotar tu pelo con un poco de este líquido y basta; hazlo antes de enjuagar tu cabello, después de haberlo lavado. Con una sola aplicación verás cómo resplandece.

Cepillar el cabello en cada lavada y masajear tu cuero cabelludo para activar en esta parte del cuerpo la circulación de la sangre, son hábitos que permitirán estimular y favorecer el rápido crecimiento de tu pelo.

No puedes mantener el cabello largo por siempre. La razón: el cabello se forma con células muertas que en cierto momento terminan por secarse. Llegado a este punto, el pelo termina por volverse débil y quebradizo.

Un corte ocasional te permitirá eliminar las puntas secas, tras lo cual aparecerán retoños nuevos, con más fuerza y vigor que el cabello del que te has desprendido al usar las tijeras.

  1. Vitaminas, huevos, aguacate y aceites para tu pelo

En forma natural o en suplementos alimenticios, la biotina, o vitamina B8, brinda excelentes beneficios a uñas y cabellos por igual.

El crecimiento sano de estos dos elementos, así como la regeneración de la piel, es posible gracias a la biotina, conocida además como vitamina H.

La biotina, que también ofrece brillo y suavidad al cabello, la puedes conseguir en alimentos  como los pescados azules: el salmón, el atún, las sardinas o el arenque.

Existen mascarillas y aceites ricos en nutrientes para los distintos tipos de pelo: normal, graso, seco, débil, quebradizo, y pare usted de contar.

Si sabes cuál es tu tipo de cabello, sabrás cuál es la mascarilla que debes usar.

Si deseas hidratar tu cabello graso sin debilitarlo, nada mejor que las claras de huevo. Antes que cualquier champú, las claras de huevo mantendrán fortalecido tu pelo, le imprimirán vida y verás cómo adquiere brillo y salud.

Con el fruto de aguacate se preparan mascarillas que pueden dar solución a cabellos secos y dañados, débiles, rebeldes y hasta a cabellos súper secos.

La cantidad de vitaminas y minerales, mismos que puedes encontrar en Buen Cabello, nutrirán tu pelo desde la raíz.

En este sentido, también es una buena idea proveerte de aceites que revitalicen las puntas de tu cabello; una excelente opción la constituye el aceite extraído de los frutos del argán, los cuales contienen vitamina K.

Sin excesos, tu pelo lucirá mejor: no lo quemes, no lo exprimas

Nunca los excesos han sido buenos. Esta regla se cumple en cuanto al lavado del cabello.

Cada vez que lavas tu pelo, algo de su fibra se va con el lavado, junto a los aceites naturales que lo lubrican y le ayudan a crecer. No es necesario lavarlo tan seguido.

Para personas de pelo graso, basta con lavarlo entre cuatro y cinco veces por semana; más veces, hace más grasoso el cabello.

Aquellas personas cuyo pelo es seco, solo deberían lavarlo entre tres y cuatro días semanalmente, dada la fragilidad de su cabello.

No quemes tu cabello; no lo debilites. Planchas para alisar o aparatos rizadores calientes tienden a restarle fuerza a tu pelo.

Las altas temperaturas que generan estos dispositivos impiden que el cabello crezca fuerte y saludable. No abuses del uso de estos instrumentos.

Al igual que los rizadores y las planchas, el secador debilita el cabello; por eso es aconsejable que uses poco ese artefacto o que lo utilices solo en aquellos casos en los que es estrictamente necesario.

Tu cabello adora el aire puro; no el aire caliente y artificial que produce el secador.

Si realmente deseas mantener la fortaleza de tu cabello, abstente de exprimirlo después de la ducha.

Son muchas las personas de cabello largo quienes después del baño, tienen la costumbre de exprimir el pelo como si de cualquier trapo se tratara.

Contaminación, playa y la salud de tu pelo

Tu pelo está expuesto a los elementos perjudiciales que inundan el aire contaminado; mucho más si vives o laboras en una zona de mucho tráfico vehicular.

Una forma de protegerlo de esos agentes contaminantes es trenzándolo; además, así lo conservarás sin enredos.

Hay ocasiones en las cuales debes mimar tu cabello; en las que cualquier cuidado que le des, nunca estará de más.

En la playa es conveniente que uses protector solar para tu pelo; cremas o aceites que sean útiles en tales momentos, para cuidarlo del agua de mar.

En la piscina, el sol y el cloro también pueden causar daños que bien pudieran ser previstos y cuidados con los mismos productos que has usado en la playa.

Hay soluciones naturales y fórmulas comerciales que podrían ayudarte a cuidar tu cabello en estos casos.

Tu cabello necesita respirar; sobre todo cuando está húmedo. Si lo recoges inmediatamente después de una ducha o después de lavarlo, las fibras dejan de cumplir su ciclo natural de limpieza e hidratación y ello tiende a causarle debilidad.

Los procesos del organismo no se detienen porque te vayas a dormir. Mientras lo haces, tu cabello sigue creciendo.

Si lo recoges antes de ir a la cama, evitarás que se enrede y que su crecimiento se haga en forma más acelerada.

¿Qué debes evitar para mantener tu cabello hermoso?

  1. Una nutrición incorrecta

No se puede dejar de insistir en la importancia que tiene una adecuada alimentación para el cuerpo en general. Tu cabello, al igual que lo son tus ojos, es como una ventana abierta al mundo.

Es extremadamente conveniente que suprimas alimentos rebosados de grasas saturadas, propios sobre todo de las llamadas comidas chatarra y frituras.

También los alimentos procesados, hartos de sal, que en nada benefician a tu organismo y mucho menos a tu cabello.

Muchos sabrán cosas de ti por el aspecto de tu pelo. Pero hay alternativas, como Buen Cabello, que por los componentes naturales de su formulación, pueden ayudarte a nutrir tu organismo, en tanto brinda oportunidades a tu cabello para que luzca vivo y brillante.

  1. El calor

Provenga de donde provenga, secadores, rizadores, planchas o agua muy caliente, el calor en nada contribuye a la salud de tu cabello.

Todos ellos tienen en común la capacidad de maltratar tu pelo y volverlo débil, quebradizo, además de contribuir a su caída.

  1. Contaminación, ¿cómo proteger tu pelo?

Son innumerables las personas que pasan por alto los efectos que la contaminación puede imponer a su pelo.

Cabellos secos, sin brillo, sin volumen ni vitalidad pueden ser consecuencia de los agentes contaminantes del ambiente en el cual se resida.

La polución provoca daños que van desde la cutícula hasta la raíz del pelo.

Descamación excesiva del cuero cabelludo y caspa, junto a la disminución de la calidad del cabello, pueden ser consecuencia de la contaminación y sus elementos nocivos.

  1. El estrés

Las actividades diarias, las que tienen que ver con el hogar o con el trabajo, pueden generar estrés; también lo pueden hacer mortificaciones circunstanciales.

Aunque esto pase inadvertido para mucha gente, su efecto negativo sobre el cabello es bastante significativo.

La agitación que la vida actual produce hace que se vean afectados el color, el brillo, la suavidad y el ritmo del crecimiento del cabello; en ocasiones pudiera provocar debilidad en los folículos pilosos y en la raíz del pelo con su consiguiente caída.

  1. La humedad excesiva o falta de hidratación

Los extremos nunca son aconsejables. Un exceso de humedad puede estropear el cabello, ya que mantiene abiertos los poros y las cutículas, lo que les expone al influjo de elementos dañinos del ambiente.

De igual forma, un cabello que no esté debidamente hidratado pierde muchas de sus cualidades y se vuelve seco, áspero, carente de suavidad.

Ello se debe a que se pierde la capa hidrolípidica que normalmente protege a la cutícula, haciendo que el pelo se cuartee.   

  1. Los efectos mecánicos

Cardados, peinados y rizadores causan fricción en la cutícula del cabello; con ello, el pelo se abre, se descama, sobre todo cuando está húmedo.

Estos mismos efectos pueden presentarse cuando el cepillado del cabello es excesivo.

  1. La acción de los químicos

La sobreexposición a sustancias químicas usadas en el tinte, la decoloración o permanentes, pueden generar deterioro en tu cabello, dado la gran cantidad de esas sustancias que penetran la cutícula del pelo.

Además de los tintes para el cabello, el uso permanente de productos como geles y lacas también puede ser causante del deterioro que pudiera llegar a sufrir el pelo.

  1. El efecto de medicamentos

Hay medicinas cuyo uso genera efectos colaterales, algunos de los cuales pueden incidir en el cabello.

Antibióticos, píldoras anticonceptivas, quimioterapias, ocasionan caída, pérdida de brillo y de vitalidad, entre otras.

  1. El sol y los rayos ultravioleta

El efecto del sol y los rayos ultravioleta ocasionan debilitamiento de los folículos pilosos; causan también resequedad, por la deshidratación del cabello.

  1. Moños y peinados tirantes y apretados

Las fibras capilares son por lo común, bastante frágiles. Peinados apretados y tirantes fuerzan la elasticidad de cada cabello a la vez que actúa sobre el folículo piloso, generando rotura y caída del pelo.

  1. La sal

De tu cocina puedes sacar el vinagre para el beneficio de tu cabello; pero la sal, déjala para cocinar o aderezar las comidas. De igual manera, evita todo champú que contenga sal en su fórmula, puesto que este es uno de los elementos más dañinos para tu cabello.

Puedes escoger entre una opción natural para lavar tu pelo; o puedes seleccionar una de las tantas alternativas sin sal  que hay en el mercado, que te ayudan a robustecer las fibras capilares y a dar brillo y volumen a tu cabello.

  1. Amoníaco, letal para tu cabello

Abonos, productos de limpieza y de refrigeración tienen algo en común: en sus ingredientes figura el amoníaco, tal es su agresividad y poder corrosivo.

También en los tintes para el cabello aparece esta sustancia.

Cada vez que cambias el color de tu cabello con uno de estos productos, lo estás agrediendo en una forma de la que no tienes idea: lo debilitas, lo quemas. Lo más seguro es que tu cabello nunca te lo agradecerá.

Recomendaciones finales

Lucir un cabello hermoso y envidiable se resume en los siguientes consejos:

Alimentación balanceada, equilibrada y nutritiva. Alimentos ricos en vitaminas, minerales y proteínas de origen animal y vegetal.

Ante cualquier deficiencia alimenticia, es recomendable un complemento alimenticio, como Buen Cabello, para equilibrar las cantidades requeridas de cualquier nutriente.

Cuidado permanente del cabello, con productos preferiblemente naturales o formulados con ingredientes naturales.

Solicitar los consejos de especialistas en salud capilar y de estilistas de comprobada capacidad y profesionalismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *