Deliciosos jugos para desintoxicar

Deliciosos jugos para desintoxicar

Última actualización: 09-12-2018. Equipo Nutricioni

Los jugos que depuran nuestro cuerpo, son una excelente alternativa para cuidar nuestra salud con respecto al hecho de liberar toxinas acumuladas.  

Estas toxinas tienen su origen en los malos hábitos alimenticios, en el consumo de alcohol, el cigarrillo y hasta por contaminación ambiental.

Levantarse temprano, tener una rutina de ejercicios y complementarlos con jugos que nutran y depuren tu cuerpo, es una excelente opción cuando queremos alimentarnos y sentirnos bien.

Entre los jugos tenemos:

  • Los jugos verdes, altos en betacaroteno y vitaminas A y C (apio, pepino, perejil, cilantro, piña).  
  • Los jugos rojos, con gran cantidad de antioxidantes y contentivos de calcio, magnesio, potasio y sodio (fresas, arándanos, uvas).  
  • Jugo de hierbas, ricos en contenidos de betacaroteno.  Excelente para los radicales libres (romero, albahaca, cilantro, pepino, perejil).  
  • Jugos cítricos, contentivos de vitamina C, antiinflamatorios y diuréticos (naranja, mandarina, limón).
  • Imagen de jugos cítricos que contienen vitamina C

Cada uno de ellos posee sus elementos específicos que serán útiles en nuestro sistema para purificar y drenar todas esas toxinas que van progresivamente socavando las funciones de nuestro organismo.

Cualquiera que sea nuestra dolencia, debemos recordar que el cuerpo humano es un todo y que somos víctimas de lo que consumimos y en muchos casos también del medio ambiente..

En la naturaleza todo está sometido a las leyes que mantienen el orden universal, sólo el hombre vive al margen de éstas leyes y por ello se aleja de los beneficios que ofrece la vida natural.  Pero a pesar de esta conducta errónea el cuerpo, siempre actúa en defensa de su existencia y normalidad funcional.

Esto se transforma en energía de vida, dirigiendo estas defensas orgánicas hacia el consumo de comida saludable y realizando actividades que comprendan tranquilidad que se transformen en energía interior y exterior.

¿Por qué es importante desintoxicar nuestro cuerpo?

El hombre civilizado vive para comer, mientras que el irracional come para vivir. Actualmente las personas ingieren alimentos sin pensar en su eliminación, salvo que el cuerpo se los pida. Sin embargo, si queremos tener un excelente estado de salud debemos tener conciencia que la eliminación de las toxinas es muy importante.

El individuo puede vivir días sin tener alimento, pero no debe estar más de 24 horas sin desocupar las toxinas.  Si esto ocurre, las toxinas empezarán a tener un efecto negativo o en términos claros empezarán a envenenar nuestro cuerpo.  

Nuestro sistema corporal, consiste en eliminar las toxinas o sus impurezas que corrompen y pueden hasta provocar la muerte.

Cabe destacar que existen en el hombre tres causas para poder morir: accidental, por vejez y por intoxicación. Ésta última razón,  es la causante de muchas muertes pues la intoxicación se exterioriza de muchas maneras.

Una de sus manifestaciones es por vía intestinal, por no eliminar o defecar correctamente; también por deficiencias en la piel, riñones, intestinos y pulmones.  Todos ellos interconectados por vía sanguínea, ya que si la sangre está contaminada por no desechar lo que comemos estaremos intoxicados y degenerando los órganos de nuestro cuerpo.

La vida urbana es una continua intoxicación. El aire contaminado o corrompido se respira en todas partes provocando contaminación por vía aérea.  

Alimentos fabricados con ingredientes químicos que mantienen las vías intestinales atascadas de material putrefacto.  También tenemos ropas que adheridas a la piel impiden la eliminación de nuestras glándulas sudoríparas.  

Estas acciones son las que de forma diaria, van debilitando progresivamente nuestro cuerpo.  Con el tiempo se transforma en enfermedades de las vías intestinales, urinarias, pulmonares, cardíacas y hepáticas.

Existen muchas formas por la que nuestro cuerpo descarga las materias malsanas provenientes de la ingesta inadecuada de alimentos y de los desarreglos digestivos.  Entre estas formas están: los catarros, expectoraciones, flujos, diarreas, erupciones cutáneas, chancros, fístulas, supuraciones, entre otras.

Estas son manifestaciones de que nuestro cuerpo se está defendiendo de los ataques del ambiente y de lo que ingerimos.

La intoxicación y sus manifestaciones

La actividades diarias en la ciudad nos impide existir con una vida limpia, por ello debemos aplicar medidas depurativas o desintoxicantes además de realizar acciones que reviertan esta situación.

No debemos olvidar que manteniendo la pureza y normal circulación de la sangre evitaremos malestares de cualquier tipo en nuestros órganos y así la muerte sorpresiva.

Morimos intoxicados, porque la falta de purificación orgánica prepara a la muerte y rebaja nuestra potencia vital; en efecto, la toxicidad en el organismo batalla agotando las reservas vitales mediante la actividad nerviosa.

Es por ello que cuando comienza el acto de desintoxicación, la mayoría de las veces nos sentimos debilitados.  Esto no es más que a medida que van siendo expulsadas las toxinas vía intestinal o vía urinaria, el cuerpo va disminuyendo los impulsos nerviosos y por ende empieza a descansar y a recuperar la vitalidad orgánica.

Microbioma intestinal, bacterias que colonizan diferentes partes del sistema digestivo, Bifidobacterium, Lactobacillus, Enterococcus y Escherichia coli, ilustración 3D

Cabe destacar que los mismos órganos que nos sirven para nutrirnos, como los pulmones, piel, intestinos y riñones, también nos sirven para expulsar las materias inservibles o perjudiciales del organismo.

Los riñones son órganos exclusivamente de eliminación líquida.  El producto UriProtek permite que estos órganos ejerzan su función de forma natural y efectiva, y sus beneficios colaterales es tener un sistema urinario fuera de peligro desechando las toxinas sin complicaciones.

La planta recicladora del cuerpo son los riñones, conformados por un millón de filtros microscópicos llamados nefronas. Cada nefrona es un tubo retorcido y enrollado con un nudo de vasos sanguíneos, por allí pasa la sangre intoxicada, eliminando los fluidos y residuos, donde el agua y los agentes químicos vuelven a la sangre.

El exceso de líquido, sales minerales y la urea salen por la orina. La orina hace que los riñones mantengan un equilibrio entre los productos químicos que se fabrican en el cuerpo y el agua.  

Si este proceso no funciona eficazmente, veremos a un individuo hinchado, lleno de líquido o edematizado y con manchas en la piel por la intoxicación de la sangre, entre otros síntomas.

Mujer con el cuello rojo producto de alergia

Síntomas de la intoxicación

El cuerpo humano se manifiesta de muchas maneras y por ello debemos estar atentos a las distintas reacciones.  Entre ellas encontramos:

  • Dolores de cabeza. Aparecen progresivamente y es señal que nuestra sangre está contaminada y sus residuos están afectando la cavidad de las venas y arterias.
  • Alteración del sueño e insomnio. La alteración de las funciones básicas del cuerpo excitan el sistema nervioso, ya que se deben mandar las órdenes para que las células trabajen de manera rápida y eficiente.  
  • Irritabilidad, ansiedad o apatía. Todo el sistema corporal está alterado debido a que los contaminantes o toxinas están haciendo su trabajo contaminando también la permeabilidad de las células.

Esto repercute en el estado de ánimo de las personas ya que las células están en un combate por eliminar estos agentes contaminantes.  

  • Falta de concentración y memoria. Cuando las células están contaminadas no pueden procesar la información de manera correcta.  Esto se refleja en la falta de memoria y el que nos sea difícil concentrarnos.
  • Eczemas y sequedad en la piel. La piel es otro órgano por donde segregamos toxinas y uno de los síntomas de toxicidad más evidentes es cuando empezamos a tener espinillas y manchas sin razón en la piel.
  • Contracturas musculares. La falta de nutrientes provoca calambres sobre todo cuando empiezan a fallar el calcio y el magnesio en los músculos.
  • Cansancio y falta de energía. Cada individuo tiene una fuerza que mantiene su vida y sabemos que la salud está intrínsecamente relacionada a la funcionalidad del organismo, y a medida que el cuerpo se intoxica las baterías o células van perdiendo también su potencia es por ello que se presenta este cansancio y falta de energía.
  • Mayor propensión a alergias, infecciones o herpes. Estas son  las manifestaciones más comunes cuando el cuerpo posee intoxicación, y se debe a que cuando los linfocitos combaten a los contaminantes del cuerpo supuran por la piel.
  • Imagen en primer plano de un cuerpo lleno de alergia

La intoxicación también se manifiesta en alteraciones del cabello y las uñas, en sobrepeso y en la aparición de edemas.

El por qué de la desintoxicación

El sistema urinario cumple una función muy importante dentro de la desintoxicación del cuerpo humano, pues mediante la orina se puede eliminar cualquier cantidad de toxinas, equilibrando el aspecto natural del cuerpo.

Se ha asignado a los riñones el papel de filtro para la sangre, segregando orina y toxinas.  Este acto del riñón es de tal importancia que si el riñón deja sus funciones por algunas horas, sobrevienen múltiples complicaciones tales como pérdida del conocimiento, hinchazón de los pies, manos y cara y en poco tiempo muerte por envenenamiento o intoxicación denominada uremia.

UriProtek funcionará como un aliado especial en el tratamiento de las vías renales limpiándolas, previniendo los cálculos renales y mejorando la eliminación de los líquidos.

En este sentido, la orina es el producto de excreción de los tejidos que debe ser eliminado sin mayor demora; ya que su composición además de agua es de fosfatos, urea, ácido úrico y sales.  Estos al descomponerse, se transforman en amoniaco y ácidos fosfatos, componentes letales en el ser humano.

Al sistema urinario se le concede un papel fisiológico de mucha importancia ya que regula las sales y los líquidos en la sangre.  Esto quiere decir, que tiene que ver con todo porque elimina el exceso de glucosa en los diabéticos y, utiliza la urobilina para ayudar a la bilis con las toxinas producidas por los excrementos.

Se sabe hoy día que los riñones fabrican ciertas sales amoniacales, que tienen origen en el amoníaco para neutralizar parcialmente la acidez de la orina.

Esto confirma la acción de primer orden de nuestro sistema urinario los cuales no se reducen al exclusivo papel de filtro de la sangre sino que depura el organismo.

Podemos desintoxicarnos por vía natural!

Si necesitamos descargar todas las impurezas de nuestro cuerpo existen nutrientes de frutas y vegetales que pueden intervenir en este proceso.

Las frutas cítricas actúan como diurético y tienen un alto contenido de vitaminas A, B y C además de potasio, calcio y magnesio.

Ilustración de frutas y grupo de vitaminas 

Es aquí donde actúa UriProtek con VitaCran, extracto de arándano y polvo de fruta de frambuesa roja para combatir la retención de líquidos, principal causante de la edematización.

Los jugos verdes también pueden ayudar en la desintoxicación, el betacaroteno contentivo el apio verde, en las hojas de té revertirá los efectos de los radicales libres.  Son un excelente diurético depurante del sistema sanguíneo y lo más importante de todo es que son vegetales fáciles de encontrar.

Ingerir alimentos diariamente de forma regular y sana marcará la pauta para una desintoxicación a profundidad.

Incorporar suplementos con nutrientes y minerales adecuados para la purificación del cuerpo será una opción a la hora de sentirnos bien por eso UriProtek compartirá tu mesa todos los días.

Existen dietas depurativas a nivel completo, éstas incluyen un alto contenido de frutas frescas, vegetales verdes, semillas, productos integrales y fibras.  

También están las dietas de poco contenido carnívoro y si lo consumimos, que sea carnes blancas.  Un factor importantísimo es el consumo de agua en grandes cantidades, esto con el fin de eliminar las toxinas vía urinaria.

El sistema inmunológico diariamente presenta desafíos inexplicables pues no podemos verlos en su afán por tener un cuerpo libre de toxinas. El restablecimiento de la normalidad funcional del organismo enfermo, es decir, la vuelta a su salud, es obra exclusiva de la fuerza vital que tiene el individuo.

No existe otro agregado o factor imprescindible en el ser humano que sea capaz de sustituir la energía vital, y tenemos esta energía cuando los órganos de nuestro cuerpo funcionan de manera efectiva y eficaz.

No podemos dejar que nuestra energía vital sucumba ante la intoxicación y esto lo logramos desechando todas esas sustancias tóxicas que nuestro cuerpo asimila y acumula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *