¿De dónde se obtienen las proteínas? recibe lo mejor de ellas

¿De dónde se obtienen las proteínas? recibe lo mejor de ellas

Última actualización: 13-04-2019. Equipo Nutricioni

Las proteínas son parte importante en la nutrición desde los primeros años de vida. Junto con los hidratos de carbono y la fibra son elementos clasificados como los principales macronutrientes.

El cuerpo necesita las proteínas, por lo que los especialistas recomiendan no eliminarlas de la dieta. 

Específicamente las proteínas son aminoácidos que pueden clasificarse como esenciales o no esenciales.aminoacidos formula quimica, Fórmula general de aminoácidos, que son bloques de construcción de proteínas y fibras musculares. Fórmula química estructural y modelo de molécula.

Los esenciales no son producidos por el cuerpo, deben ser ingeridos a través de los alimentos y son primordiales sobre todo en edades tempranas o de crecimiento.

Las proteínas están configurados por moléculas de aminoácidos aliadas por distintos tipos de enlaces, conocidos como enlaces peptídicos.

Esto dependerá del código genético de cada individuo, pero todas se componen de hidrógeno, carbono, nitrógeno y oxígeno; la mayoría también incluyen azufre y fósforo.

Aproximadamente la mitad del peso total de los tejidos del cuerpo son proteínas, también son parte de todas las células del cuerpo, asimismo mismo participan en todos los procesos biológicos.

Existen 20 diferentes tipos de aminoácidos, doce de estos los puede fabricar el cuerpo, los 8 restantes no, por lo tanto se deben adquirir por medio de la alimentación.

Los aminoácidos no esenciales son: ácido aspártico, cisteína, alanina, asparagina, hidroxilisina, glicina, ácido glutámico, hidroxiprolina, serina, glutamina, tirosina, prolina.

Entre los aminoácidos esenciales se encuentran fenilalanina, triptófano, lisina, treomina, valina, leucina, metionina, isoleucina.

Se ha descubierto un noveno tipo de aminoácido, histidina que es imprescindible en la etapa infantil.

Se ha determinado que no todos los niños son capaces de sintetizar la cantidad que necesita su organismo.

Las dietas que indican la necesidad de proteínas, están basadas en el aporte de aminoácidos esenciales; los cuales se pueden obtener de alimentos tanto de origen animal como vegetal.

Función de las proteínas en el cuerpo ¿Para qué sirven?

Las proteínas cumplen un papel elemental en el cuerpo gracias a su contenido de nitrógeno, son vitales para el crecimiento.

Son útiles para lograr la síntesis y el mantenimiento de tejidos de diversos tipos, al igual que para los jugos gástricos, las hormonas, enzimas, vitaminas y la hemoglobina.

Las enzimas y las hormonas son los motores orgánicos del cuerpo, ya que incrementan la velocidad en la que se realizan las reacciones metabólicas químicas.

Las proteínas transportan gases específicos por medio de la sangre, como por ejemplo dióxido de carbono y el oxígeno. Estos funcionan para mantener un equilibrio del plasma.

Otra función de las proteínas es la de actuar como defensa ante posibles ataques externos de infecciones.

El colágeno es una fuente de resistencia para los tejidos conectivos del cuerpo y para la conformación de músculos.

Las proteínas tienen propiedades que permiten su existencia y su correcta realización de funciones como la estabilidad y solubilidad.

Es muy importante la estabilidad de las proteínas en el medio en el que se almacenan y en el que se desarrollan, de esta manera se logra una calidad de vida mejor.

Al referirse a la solubilidad se hace alusión al pH y a la temperatura contenida en cada proteína; estos deben mantenerse con el fin de estabilizar los enlaces.

Otras características dependen de su conformación química y de su disposición según la función a realizar.

La amortiguación en las proteínas genera la pérdida o ganancia de electrones, haciendo que el pH de los tejidos o de de algunos compuestos orgánicos se conviertan a ácidos o bases.

Esta capacidad también se conoce como electrolítica lo que permite su movilidad en el cuerpo.

Para esto es necesario consumir Prevurín que te permitirá aprovechar de mejor manera las propiedades de las proteínas.

Clasificación y división de las proteínas

Las proteínas son esenciales para el funcionamiento del cuerpo, aportan cuatro calorías por cada gramo que se ingiere a través de los alimentos.

Por lo que se recomienda la ingesta de 40 a 60 gramos de proteínas diarias, esto puede variar dependiendo de distintos factores, como la edad y el estado en que se encuentren los riñones. Durante el embarazo es necesario consumir mayor cantidad de este tipo de macronutrientes,

Existen proteínas del tipo fibrosas, estas son alargadas y no solubles en el agua como la queratina, la fibrina y el colágeno.

Las proteínas globulares son de forma esférica, concreta y asimismo son solubles en agua, la mayoría de las hormonas, enzimas y anticuerpos entran en esta clasificación.

Las proteínas mixtas tienen una combinación de proteínas fibrosas y globulares.

Otra forma de clasificación es según su composición química, pueden ser simples o conjugadas.

Las proteínas simples se pueden separar como sigue:

  • Albúminas: son solubles en agua y están en todas las células del cuerpo y en el torrente sanguíneo, se pueden localizar en la leche.
  • Globulinas: no son solubles en el agua ni en soluciones fuertes como las soluciones salinas. Son lactoglobulina que se encuentran en la leche y la ovoglobulina en la clara de huevo.
  • Glutelinas: son solubles en ácidos diluidos como la que se obtiene del trigo, o la de algún tipo de material vegetal.
  • Las prolaminas: son solubles entre un 70 y 80% en alcohol, se consiguen exclusivamente en los vegetales.

Las proteínas conjugadas se dividen en:

  • Fosfoproteínas: son una combinación de ácido fosfórico y tienen un carácter ácido.
  • Glúcidos: desempeñan una función enzimática, hormonal y de coagulación.
  • Lípidos: se encuentran en abundancia en las membranas mitocondriales y en el suero.

Fuentes de proteínas, ¿dónde obtenerlas de forma segura?

  • Los frutos secos son meriendas con un alto contenido de proteínas y por si esto no fuese suficiente contienen fibra y magnesio, lo que los hace un alimento ideal para perder grasa.
  • La soja es una fuente de proteína de tipo vegetal, contiene gran cantidad de aminoácidos esenciales, se  puede consumir en semillas. Se puede mezclar con la leche que tiene metionina que es el único aminoácido que no contiene la soja,
  • La leche de vaca aporta gran cantidad de nutrientes como el calcio, riboflavina y fósforo, contiene 8 gramos de proteínas por cada 100 gramos.
  • Los pescados están compuestos por ácidos grasos como el omega-3, tienen un alto contenido proteico, su aporte es de 19 gramos de proteína.
  • La pechuga de pavo tiene poca grasa y se usa mucho en dietas para bajar de peso, en tan solo 85 gramos de pechuga  se obtienen 24 gramos de proteínas.
  • En el caso del pollo la pechuga es una excelente opción, es un alimento con bajo contenido calórico y rico en proteínas. 100 gramos aportan, del macronutriente, 22 gramos.
  • La avena aporta gran cantidad de fibra a la dieta, lo que ayuda a acelerar el metabolismo y a sentirse más lleno. También es deliciosa y se puede combinar con frutas. En media taza de avena se encuentran 13 gramos de proteínas.
  • En el caso del huevo existe bastante controversia ya que aporta una gran cantidad de colesterol, sin embargo es sano, rico en vitaminas, antioxidantes y minerales. No existen dudas de su valor proteico, por lo que se recomienda comer una a dos porciones completas por semana.Fuentes de proteínas de origen animal y vegetariano, sobre mesa de mármol

Prevurín es una forma de permitir la desinflamación del sistema digestivo, recuerda que es en este donde se obtienen los nutrientes de los alimentos ingeridos. Al contener elementos como bromelia y cúrcuma permite la desintoxicación del cuerpo.

Exceso de proteínas, consecuencias y síntomas

Ya hemos determinado la importancia de las proteínas para el cuerpo y que estas se encuentran en algunos tipos de alimentos.

También es importante saber que las personas que desean aumentar la masa muscular o definir los famosos cuadritos o chocolaticos deben aumentar su ingesta proteica. Sin embargo el abuso de ellas tiene graves consecuencias para tu vida, por lo que la moderación es el gran secreto.

Al exceder los límites se van a presentar indicadores de este abuso, existe una frase que es totalmente cierta “tu cuerpo te habla”, solo debes estar atento y escuchar.

El primer indicador de haber  consumido proteínas de más está relacionado con el humor o el estado de ánimo.

Para corregir esto debes consumir carbohidratos de buena calidad como el yogur, la avena, el arroz y las frutas.

Cuando estás deprimido o triste sientes la necesidad de ingerir dulces en exceso, como los famosos helados de chocolate. Esto es bastante dañino no por el chocolate si no por el azúcar procesada que se le agrega, se recomienda mejor consumir una ración de cacao oscuro o amargo.

Tendrá el mismo efecto sin las consecuencias negativas y adversas del abuso que puedas llegar a cometer.

Otro aspecto psicológico es que puede afectar tu capacidad de pensar, al sentirte cansado o desconcentrado de manera frecuente, inclusive puedes llegar a sentirte mareado.

En el aspecto físico el exceso de proteínas puede resultar en retener líquidos lo que generaría provocar daños en los riñones. Estos

Este órganos son muy importante ya que se encarga de desintoxicar el cuerpo y mantenerlo limpio de impurezas, evitando infecciones dañinas.

Es vital que apoyes tu dieta con Prevurín que, gracias a su contenido de vitamina B6, ácido cítrico y extracto de granada, previene las infecciones urinarias evitando la retención de líquidos.

Dietas bajas en proteínas ¿qué riesgo implica seguirlas?

Una dieta muy baja en proteínas generará lo que se conoce como efecto rebote o bumerang, esto significa que ganarás peso más rápido de lo que lo hayas perdido.

Una cantidad importante de las dietas se concentran en la reducción y eliminación de las proteínas; como las carnes y los huevos. Pero estas son parte de nuestra dieta y son de vital importancia para nuestro organismo, por  lo que la falta de ellas puede traer algunos efectos graves

La primera consecuencia es la reducción de masa muscular, lo que se conoce como sarcopenia. Otros efectos son debilidad física, cansancio o agotamiento, pérdida del equilibrio, debilidad  y caída del cabello.

Ya que la proteína nivela el azúcar en la sangre, cuando no se consumen suficientes se puede empezar a sentir antojos de dulces repentinos.

Las uñas y la piel también se ven afectadas volviéndose más frágiles y débiles, lo que hace que se vean opacas y sin brillo.

Otro aspecto importante es la falta de concentración o ráfagas de confusión, esto se debe a que la alteración de azúcar en la sangre afecta el funcionamiento del cerebro.

Cuando se practica alguna actividad física, con una ingesta baja de proteínas, se puede precipitar dolor en las articulaciones.

Ante cualquier lesión la recuperación es más lenta ya que la reparación de las células es menor; y las heridas tardan más tiempo en cicatrizar.

Aparece la retención de líquidos, lo que resulta en un aumento de volumen por lo que es necesario aumentar el tomar agua.

El sistema inmunológico se ve debilitado por la falta de proteínas produciendo defensas bajas; resultando en vulnerabilidad a diferentes enfermedades.

Así que el equilibrio es muy importante para lograr una buena salud, esto no es complicado solo debes tomar en cuenta los consejos de este artículo.

Proteínas de origen animal y proteínas de origen vegetal

Las proteínas son un macronutriente por lo que se deben consumir,  no se deben suprimir de la alimentación bajo ninguna circunstancia.

Sin embargo el origen de las proteínas bien sea animal o vegetal es un aspecto que ha llegado a producir polémicas.

Las principales fuentes de proteínas son de origen animal, como carnes, pescados y huevos, sin embargo cuando se consumen en exceso causan daños a diferentes órganos del cuerpo.

Las proteínas de origen vegetal se pueden conseguir en granos, avena, cebada o soja, sin embargo no a todos les agrada su sabor.

Otro aspecto a tomar en cuenta para determinar la ingesta de proteínas son factores como la edad, el sexo e inclusive la parte cultural o religiosa.

Por lo general en las primeras etapas de vida es necesario ingerir proteínas de origen animal y vegetal porque cuando el cuerpo está en desarrollo y necesita crear huesos y músculos fuertes y sanos, lo que se debe hacer es combinar ambos tipos de proteína y agregar frutas y vegetales.

Existe una tendencia que se ha incrementado en los últimos años y es el hecho de aumentar la masa muscular. Si deseas hacer esto y tener resultados efectivos, además de un cuerpo definido estéticamente es necesario incrementar la ingesta de alimentos con alto contenido proteico.

Por otro lado si llevas a cabo una dieta vegetariana o vegana; es indispensable que consumas proteínas de origen vegetal. Además debes agregar Prevurín para prevenir las consecuencias de la poca ingesta de alimentos contenedores de proteínas.

Elementos como los arándanos rojos permiten mantener un tracto urinario saludable, teniendo como consecuencia una buena limpieza del cuerpo.

Sin embargo esta no siempre está disponible en todo el año; por lo que este suplemento al contener el extracto de esta fruta te permite obtener sus múltiples beneficios.

Ayuda a las proteínas a realizar de mejor manera su trabajo

Ninguna dieta es milagrosa, así te digan que vas a lograr bajar muchos kilos en poco tiempo.

Las  dietas deben  ser acompañadas por un triángulo de vital importancia que tiene la particularidad  que cada vértice es interdependiente entre sí. Es decir si se reduce un aspecto los otros dos también se reducen, pero si mejoras un aspecto por su reacción los otros también deben mejorarse.

Este triángulo es bastante sencillo de entender y está formado por la alimentación, el ejercicio y el descanso.

En el caso de la alimentación te puedes apoyar del trompo de los alimentos colocando en cada comida principal una porción de por lo menos 3 o 4 niveles del trompo.hidratacion, Agua potable asiática de la mujer joven después de activar

En esta área la hidratación es relevante; debes consumir por lo menos ocho vasos de agua al día o el equivalente a dos litros, variando según las necesidades que tu cuerpo requiere.

El sedentarismo es bastante negativo, por lo que debes hacer una actividad física que puede no ser compleja o demasiado intensa.

Puedes empezar por caminar 20 a 30 minutos diarios y luego ir incrementando la velocidad.

Este es una actividad que se puede realizar sin implementos complicados, además se pueda llevar a cabo a cualquier edad y sin importar el género.

El tercer lado de este triángulo es el descanso, este es el periodo donde tu cuerpo se regenera y retoma sus fuerzas.

Los especialistas recomiendan un descanso de 7 a 8 horas diarias, para realizarlo de mejor manera puedes:

Establecer y cumplir un horario en la medida de lo posible.

Evita el uso del celular, tablets, televisores y aparatos electrónicos para dormir.

Realiza la última comida por lo menos 3 o 4 horas antes de dormir, sin embargo si tienes algún antojo, consume algunos pocos frutos secos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *