Imagen en primer plano de mujer enfermera mostrando un riñon sano

Cuida tus riñones para no llegar a la diálisis peritoneal

Cuida tus riñones para no llegar a la diálisis peritoneal

Última actualización: 24-10-2018. Equipo Nutricioni

Hoy día hay varias maneras de descubrir si sufrimos de deficiencia renal. No debes llegar al punto de sufrir de problemas renales crónicos y el uso de tratamientos tan debilitantes como la diálisis.

Cuando el daño en los riñones es muy grave o irrecuperable, se le plantea a la persona a la persona este tratamiento radical. La diálisis, hemodiálisis o peritoneal, se usan para sustituir el funcionamiento de los riñones.

Los riñones, un órgano vital

Los riñones son un órgano realmente vital, realizan funciones de limpieza, equilibrio químico de la sangre y la síntesis hormonas.

Son un par de órganos muy pequeños y con forma de frijol, se encuentran en la parte posterior de la cavidad abdominal justo por encima de la cintura. Los riñones forman parte del sistema urinario.

Los riñones de una persona pueden procesar, en promedio, poco más de 190 litros de sangre al día, para eliminar alrededor de 2 litros de desechos y agua en exceso.

La remoción y eliminación de desechos ocurre en unas unidades muy pequeñas dentro de los riñones llamadas nefronas. Cada riñón tiene alrededor de un millón de nefronas.

En la nefrona se encuentran los glomérulos, que son unos vasos sanguíneos muy pequeños. Los glomérulos tienen la función de colar la sangre y mantener las proteínas y células normales en el torrente sanguíneo, permitiendo que pasen los desechos y el agua en exceso.

Eliminar desechos no es el único papel importante de los riñones.

Ellos se encargan de liberar tres importantes hormonas: eritropoyetina, que estimula a la médula ósea para producir glóbulos rojos; renina, que regula la presión arterial y calcitriol, que es la forma activa de la vitamina D.

Falla en los riñones

Esta enfermedad, en la que los riñones fallan, se llama insuficiencia renal. Ocurre cuando los riñones no pueden filtrar más los desechos de la sangre.

La mayoría de las enfermedades de los riñones atacan las nefronas, haciendo difícil o imposible realizar su trabajo de filtración.

El daño producido en las nefronas puede ocurrir rápidamente, en caso de lesiones o intoxicaciones. Pero la mayoría de las enfermedades en los riñones van destruyendo las nefronas de forma lenta y silencioso.

Pueden pasar muchos años, incluso décadas, antes de que los daños en los riñones muestren síntomas visibles o evidentes. En la mayoría de estas enfermedades, los dos riñones, son atacados simultáneamente.

Las dos causas más comunes de enfermedades en los riñones son la diabetes y presión arterial alta, aunque el uso indiscriminado de algunos medicamentos pueden causar daños muy severos en la funciones renales.

Niveles de daño en los riñones

Es difícil comprender de forma exacta todos los factores que influyen en la velocidad con la que se desarrolla la insuficiencia renal. Todavía está bajo investigación el cómo la dieta y los niveles de colesterol en la sangre afectan las funciones renales.

Hay tres niveles para los problemas o enfermedades renales:

Lesión renal aguda: estas problemas renales ocurren de manera muy rápida, como cuando un accidente lesiona los riñones. Perder mucha sangre de forma repentina, o consumir algunos fármacos o venenos, puede hacer que los riñones dejen de trabajar.

Esta pérdida repentina de las funciones renales se conocen como lesión renal aguda o insuficiencia renal aguda.

La lesión renal aguda puede llevar a tener una pérdida permanente de la función renal. Pero si los riñones no están totalmente dañados, esta enfermedad puede revertirse.

Enfermedad renal crónica: aquí están las enfermedades renales que ocurren muy lentamente. Esta pérdida gradual se conoce como enfermedad renal crónica o insuficiencia renal crónica.

Las personas con insuficiencia renal crónica pueden llegar a padecer una insuficiencia renal permanente, corriendo un grave peligro de fallecer a causa de ella.

Enfermedad renal terminal: la insuficiencia renal total y permanente se conoce como enfermedad renal terminal.

La insuficiencia renal en esta etapa final se presenta cuando la enfermedad renal crónica alcanza un estado muy avanzado. A este nivel de la enfermedad, los riñones ya no pueden funcionar para satisfacer las necesidades del  cuerpo.

Síntomas de enfermedad renal crónica

Cuando la enfermedad renal está en sus primeras etapas no muestra síntomas visibles. Antes de convertirse en insuficiencia renal terminal podemos mostrar algunos síntomas durante la etapa de enfermedad renal crónica

Conforme esta enfermedad evoluciona a etapa terminal, pueden manifestarse los siguientes síntomas:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Pérdida de apetito.
  • Cansancio y debilidad.
  • Problemas para dormir.
  • Cambios en la cantidad de orina.
  • Agilidad mental disminuida.
  • Calambres musculares.
  • Hinchazón en los pies y tobillos.
  • Picazón persistente.
  • Dificultad para hablar.
  • Presión arterial alta.

Al tener una variedad tan grande de síntomas, no son específicos y pueden ser causados por otras enfermedades.

Los riñones son capaces de adaptarse para compensar un poco las funciones perdidas. Por esta razón, es muy posible que, los síntomas no se presenten hasta que sea muy tarde y este muy avanzada la enfermedad.

Niñas con nauseas, se tapa la boca y se toma la barriga

Causas y complicaciones de la enfermedad renal terminal

La enfermedad renal ocurre cuando una afección deteriora la función renal, y va dañando los riñones poco a poco y durante años.

Algunas enfermedades o afecciones que pueden causar daños en lo riñones, pueden ser:

  • Diabetes tipo 1 y 2
  • Presión arterial alta
  • Glomerulonefritis, inflamación de los glomérulos
  • Nefritis, una inflamación de los túbulos del riñón
  • Enfermedad renal poliquística, tendencia a aparición de quistes en los riñones
  • Obstrucción prolongada de las vías urinarias
  • Pielonefritis, infecciones renales recurrentes

Los daños renales, una vez que aparecen o se manifiestan, no se pueden revertir. Además de afectar directamente a los riñones puede afectar otras partes del cuerpo, como pueden ser:

Retención de líquidos: produce hinchazón en los brazos y las piernas, presión arterial alta y/o líquido en los pulmones.

Hiperpotasiemia: produce un aumento repentino de los niveles de potasio en la sangre, puede deteriorar el funcionamiento del corazón y  puede ser mortal.

Cardiovascular: enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos.

señor mayor con fuerte dolor de corazon

Pérdida ósea: huesos  débiles e incremento a las posibilidades de fracturas.

Anemia.

Falta de líbido: se reducen los deseos sexuales, disfunción eréctil o fecundidad reducida.

Mujer y hombre acostados, mientras la mujer levanta la sabana con cara de insatisfacción

Daño al sistema nervioso central: puede producir dificultad para concentrarse, cambios en la personalidad y hasta convulsiones.

Pérdida de respuesta inmune: haciendo a la persona mucho más vulnerable a las infecciones.

Pericarditis: una inflamación en el pericardio, la membrana que envuelve al corazón.

Complicaciones en el embarazo: puede implicar riesgos para la madre y el feto.

Mujer embarazada se sostiene la barriga

¿Qué hacer cuando los riñones fallan por completo?

Cuando riñones de una persona dejan de trabajar por completo, su cuerpo se llena de agua y de desechos en exceso. A ésta afección se le conoce como “uremia”.

La uremia sin tratar puede tener efectos muy graves como convulsiones o el coma, y finalmente la muerte.

Las personas que padecen de esta enfermedad, y le han dejado de funcionar los riñones por completo, deben someterse a diálisis o trasplante de riñón para poder realizar las funciones renales.

La diálisis se le aplica a las personas que padecen insuficiencia renal en etapa terminal, este tratamiento elimina las sustancias dañinas de la sangre ya que los riñones no pueden hacerlo.

Diálisis peritoneal

La labor principal de los riñones es remover las toxinas y líquido excedentes de la sangre. Estas sustancias que se acumulan en el cuerpo pueden ser muy perjudiciales para nuestro cuerpo, incluso pueden llegar a causar la muerte.

La diálisis hace parte del trabajo de los riñones cuando estos dejan de funcionar bien.

El peritoneo es el tejido que cubre la pared abdominal y cubre a los órganos que se encuentran en el abdomen. Un líquido, llamado líquido peritoneal, lubrica la superficie de este tejido.

La diálisis peritoneal extrae los desechos y el exceso de líquido a través de los vasos sanguíneos de las paredes del abdomen y el peritoneo.

Este método requiere de colocar un catéter en la cavidad abdominal y llenarla de un líquido limpiador que saca el desecho y el líquido excedente.

Este proceso de llenar y drenar el abdomen se conoce como “intercambio”. El tiempo en el cual el líquido limpiador permanece en el cuerpo se llama “tiempo de permanencia”. La cantidad de intercambios y el tiempo de permanencia depende del método de diálisis peritoneal que se utilice y de otros factores.

La insuficiencia renal terminal sucede cuando los riñones ya no pueden atender las necesidades del cuerpo. Normalmente se comienza a usar la diálisis cuando queda entre el  10% y el 15% de la función renal

¿Tengo opciones aparte de la diálisis?

Hay ocasiones en la que la diálisis no es la mejor opción para una persona con insuficiencia renal terminal. Se deben considerar diferentes cuestiones relacionadas con la salud o sobre la calidad de vida que tendrá desde ese momento.

La persona que decide no someterse a la diálisis, puede optar por otros tratamientos de apoyo complementario que lo ayudarán a mantener la calidad de vida. Estos métodos no son para prolongar la vida.

Este tratamiento se denomina “apoyo complementario sin diálisis” o “cuidado paliativo”. estas opciones son razonables para personas muy ancianas o personas que pueden verse muy afectadas por sufrir otras enfermedades graves.

El cuidado paliativo es, sin lugar a dudas, una gran decisión que la persona debe tomar después de meditar y analizar todas las opciones; pero sin olvidar la opinión del médico y familiares.

El apoyo complementario sin diálisis se centra en el alivio de las molestias y afecciones causadas por la insuficiencia renal.

A medida que la insuficiencia renal terminal continúe creciendo, es posible que los médicos también receten medicamentos para el dolor, las náuseas y otros síntomas.

Las personas que eligen este método sin diálisis pueden vivir meses o incluso un par de años. Pero debe tener presente que, sin diálisis o trasplante, una persona con insuficiencia renal terminal finalmente morirá por causas naturales.

No hay tiempo límite para que los riñones dejen de funcionar. Pero si una persona decide no realizarse o no continuar con la diálisis, sus riñones dejarán de funcionar. No hay plazo fijo, todo dependerá de cada persona.

Formas de prever insuficiencia renal terminal

A pesar de no tener enfermedades renales evidentes, o si ya tienes insuficiencia renal en sus primeras etapas, las personas en riesgo deben tomar algunas previsiones y quizás puedan retrasar su evolución. El cuidado del cuerpo es un trabajo importante.

Deben hacer cambios saludables a su estilo de vida:

  • Evitar el sobrepeso
  • Realizar ejercicios físicos de forma adecuada
  • Mantenerse activo la mayoría de los días
  • Controlar la presión arterial
  • Controlar el colesterol regularmente
  • No fumar
  • No automedicarse
  • Consumir alimentos nutritivos, equilibrados y con bajo contenido de sodio
  • Tomar mucha agua
  • Dejar el abuso con gaseosas, café y el acohol
  • Hacerse controles regulares

Es importante recordar que, si aplazamos mucho tiempo el diagnóstico y tratamiento para las enfermedades renales, probablemente el pronóstico no sea mucho peor de lo que nos imaginamos.

Mujer adulta realizando ejercicios con pesas al aire libre

Métodos naturales de prevención

Los remedios más sencillos y naturales consisten en tener una alimentación adecuada y equilibrada. Es recomendable una alimentación con tendencia vegetariana. Podemos variar esta dieta con las frutas de temporada, verduras y hortalizas, muchas legumbres, cereales integrales, frutos y frutas secas, y consumir semillas.

Reducir el consumo de proteína, sobretodo la de origen animal.

Los baños de sol también son muy importantes, los riñones son órganos que tienden a enfriarse y necesitan calor para funcionar bien. La energía más natural y saludable es la que nos ofrece el sol.

Exponer la espalda al sol durante periodos breves de tiempo nos ayudará a lograrlo. Debemos hacerlo por periodos de 10 a 20 minutos para no tener efectos contrarios. Estos baños son preferibles a primera hora de la mañana o al atardecer.

Hay una variedad de hierbas y plantas medicinales que aportan grandes beneficios sobre los riñones y el buen funcionamiento renal.

Algunos extractos de estas plantas que se pueden conseguir y usar son: extracto de arándano, raíz de astrágalo, hojas de abedul,ortiga  y buch, hierba cola de caballo y polvo de uva ursi.

Estas son solo algunas de  las muchas hierbas y plantas medicinales que ayudan a los riñones.

¿Y si hubiera una forma de conseguir todas esas plantas en un solo lugar? En realidad, hay algunos suplementos naturales que poseen esta variedad de ingredientes que ayudan a estimular y proteger a nuestros riñones, cómo es UriProtek.

Los suplementos naturales no solo ayudan a prever la insuficiencia renal, sino que, además, ayuda a prevenir algunas enfermedades que pueden ir afectando los riñones.

UriProtek posee en sus ingredientes una variedad de plantas que ayudan a prevenir algunas de estas enfermedades que pueden dañar nuestros riñones. Algunas de estas afecciones pueden ser infecciones del tracto urinario, cálculos en los riñones, y el crecimiento de bacterias dañinas.

Además, UriProtek también  ayuda con la salud del tracto urinario y la vejiga.

Las personas con problemas renales, no deben esperar que sea crónico o terminal para empezar a hacer cambios en sus vidas. Empezar con pequeños cambios, que no sean una carga en vez de un beneficio.

Tener un estilo de vida activo, acompañado de una dieta balanceada y ejercicio con conciencia. Dejar los vicios de alcohol y cigarrillo.

Y no olvidar los métodos naturales que son muy beneficiosos, como tomar  UriProtek.

Cosas que recordar

Los riñones son dos órganos vitales que ayudan a mantener las sangre limpia y a dejar al cuerpo libre de desechos.

La enfermedad renal es silenciosa y peligrosa. Su progreso puede resolverse, aunque no siempre se pueda revertir.

La diálisis o trasplante puede extender la vida de las personas que sufren de insuficiencia renal, aunque muchos pueden optar por métodos sin diálisis por lo difícil y extenuantes que pueden ser.

Cambiar los hábitos diarios puede llevar a mantener los problemas renales en sus primeras etapas y hasta prevenirlos.

La medicina natural puede ayudar mucho al bienestar de los riñones. UriProtek tiene una variedad de ingredientes que ayudan a estimular las funciones renales y prevenir enfermedades que puedan dañarlos.

Además posee una fórmula patentada, llamada “complejo alto de ORAC”, que posee algunos polvos de canela, romero, jengibre entre otros.

No hay que llegar a la deficiencia renal terminal para tomar cartas en el asunto, cada persona debe ser consciente de sus necesidades y de su cuerpo. No hay que llegar a la diálisis peritoneal o trasplante para empezar a preocuparnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *