Cuerpo hermoso y saludable: beneficios de hacer cardio

Cuerpo hermoso y saludable: beneficios de hacer cardio

Última actualización: 16-02-2019 por Editora Vicky.

En la sociedad moderna una de las preocupaciones más abundantes para las personas es el cuidado de su cuerpo y su bienestar físico. Los beneficios del ejercicio cardiovascular, mejor conocido como cardio son ampliamente reconocidas por la medicina más allá de sus resultados estéticos. Sin embargo, el trabajo, el ajetreo, el poco tiempo, el cansancio acumulado, las tareas pendientes, todo conspira para restarnos tiempo al cuidado de nuestro cuerpo.

Es vital que así como encontramos tiempo para cumplir el sin fin de tareas y asignaciones, también hagamos el espacio necesario para cuidar nuestro cuerpo. En general hacer ejercicio nos ayuda, no sólo a mantener la resistencia y capacidad corporal, sino a estar más saludables.

Estudios científicos han demostrado que el ejercicio diario, acompañado de otros hábitos como buena alimentación y el descanso, fortalece el sistema inmune y la respuesta del cuerpo ante cualquier enfermedad. También nos ayuda a prevenir varios tipos de enfermedades, como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares.

El ejercicio y las formas de practicarlo siempre han acompañado a la civilización y al ser humano. Los griegos antiguos son conocidos por su arte de cultivar el cuerpo, la palabra gimnasio, lugar predilecto para hacer ejercicios, es de origen griego.

En la India antigua se practicaban las posturas de yoga (asanas) como forma de cultivar el cuerpo físico y conectarlo con la energía vital de todo organismo viviente.

Los romanos y los espartanos eran conocidos por sus guerreros de formidables condiciones físicas.

En la actualidad, con la conexión que permiten las tecnologías de comunicación, podemos tener acceso a las tradiciones y formas de conocimiento que han desarrollado diversas culturas para ejercitar su cuerpo.

Así, podemos acceder a distintas maneras de ejercitarse, concepciones del ejercicio, visiones sobre el cuerpo, que nos puede ayudar a escoger y elaborar un programa apropiado para cada uno.

También existen en la actualidad especialistas en el cuidado del cuerpo que nos pueden ayudar a establecer la mejor forma para cuidar nuestro cuerpo. Estos entrenadores están capacitados para evaluar nuestra condición y ayudarnos a mejorarla.

¿De qué se trata el cardio?

Veamos de qué hablamos cuando decimos cardio o entrenamiento cardiovascular.

El cardio, también conocido como aeróbico es aquel que incluye ejercicios físicos de una intensidad que va de baja a moderada, en combinación con una duración larga. Orgánicamente la realización de estos ejercicios requieren el uso de oxígeno para obtener energía a partir de los hidratos de carbono y las grasas.

Hay algunos eventos cotidianos que pueden ejemplificar el ejercicio cardio o aeróbico: correr distancias largas a velocidad leve (trotar), hacer bicicleta, nadar o caminar.

Como contraposición al ejercicio cardio, tenemos el ejercicio anaeróbico. Este implica ejercicios físicos de gran intensidad pero con una duración más corta. En la realización de los mismos el organismo no requiere oxígeno, sino utiliza otras vías para obtener energía de manera rápida.

Las carreras de explosión o velocidad, o el levantamiento de pesas son ejemplos de este tipo de ejercicio.

Como sabemos, el sedentarismo está asociado a indicadores de enfermedades (obesidad, problemas circulatorios, diabetes, etc.), y una mayor mortalidad en la población. En contraposición, el ejercicio bien sea intenso o moderado está directamente asociado a beneficios de salud. Entre ellos disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer, problemas respiratorios, etc.

En cuando a los ejercicios aeróbicos, se ha demostrado científicamente que contribuyen significativamente a la reducción de la grasa visceral. De igual manera mejora la sensibilidad a la insulina e incide en una disminución importante de los niveles de triglicéridos en nuestra sangre.

Si estás iniciando en el mundo del ejercicio, o si quieres aumentar el tiempo dedicado al ejercicio pero sientes que no tienes suficiente energía Alfa Músculo es para ti. Este complemento está ideado para sostener en un estado óptimo tus depósitos de energía para ser utilizados cuando el cuerpo lo requiera.

Esta contribución a tu rendimiento energético se logra gracias a sus componentes que favorecen el ciclo metabólico de los hidratos de carbono; con ello podrás aprovechar al máximo la energía que ellos te ofrecen.

Beneficios del cardio

Revisemos los beneficios que la ciencia ha encontrado al estudiar los ejercicios cardiovasculares:

  • Aumentan la energía, así como de la resistencia de tu cuerpo. Hacer cardio con regularidad te dará una mejor condición aumentando la capacidad de tu cuerpo para responder a exigencias físicas de mayor duración.
  • Mejora tu capacidad de resistencia, con los ejercicios cardiovasculares podrás perder peso. En especial porque este tipo de ejercicio permite quemar gran cantidad de calorías y mejora nuestro metabolismo.
  • Mejora nuestro Índice de Masa Corporal. En efecto los ejercicios aróbicos disminuyen la cantidad de grasa del cuerpo, ayudando a equilibrar el peso del mismo.
  • Los ejercicios cardiovasculares tienen beneficios para tu sistema circulatorio. Por ejemplo te permite controlar la presión arterial y mejorar la circulación de la sangre en todo el cuerpo.
  • Controla los niveles de colesterol “malo” (LDL), a la vez que aumentará en tu cuerpo el colesterol “bueno” (HDL).
  • Beneficia el sistema inmunológico. En efecto, con este tipo de ejercicios tu vasos sanguíneos podrán dilatarse, lo que permite un flujo óptimo de glóbulos blancos, que son las células encargadas de eliminar agentes que puedan causar enfermedades.
  • Controla los niveles de azúcar. Con ello estarás ayudando a tu cuerpo a prevenir la diabetes.
    • El ejercicio cardiovascular realizado con periodicidad permitirá fortalecer tus pulmones y la capacidad respiratoria de los mismos.

Alfa Músculo te ayudará a estabilizar tus niveles de energía disponibles durante el ejercicio para la realización periódica de ejercicios aeróbicos. Está diseñado especialmente para mejorar el rendimiento deportivo. Además podrás contrarrestar la fatiga a la vez que tu resistencia aumenta. Te permitirá aliviar calambres y dolores musculares.

felicidad, alegria, sonrisas, pareja feliz, retrato de dos amantes felices en gorras huging y gritando

Más beneficios de los cardio

Junto a los beneficios anotados anteriormente, agreguemos otros más que obtendrás si integras a tu vida diaria una rutina de cardio:

  • Mejora el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, pero en particular aumenta el flujo hacia el cerebro, lo que te dará una mejor oxigenación de este órgano.
  • Se ha demostrado que las personas que sufren insomnio pueden contrarrestar este mal acudiendo al ejercicio cardiovascular.
  • Aumenta la producción de endorfinas, hormonas que te harán sentir bienestar ayudando a reducir el estrés, la depresión y la ansiedad
  • Permite disminuir los riesgos de padecer algunos tipos de cáncer.
  • En los adolescentes es altamente recomendable pues ayuda en la secreción de la hormona del crecimiento, por lo que tiene incidencia directa en el desarrollo de la persona.
  • Mejora el metabolismo y también la digestión.
  • Mejora los problemas propios del envejecimiento.

Los ejercicios cardiovasculares los puedes combinar con Alfa Músculo que contiene nutrientes como hidratos de carbono, proteínas, minerales y vitaminas, necesarios para el correcto funcionamiento de tu organismo.

Esta combinación te dará una cantidad adecuada de depósitos de energía para ser utilizada cuando la requieras durante el ejercicio. Con ello tendrás mejor rendimiento en tus actividades deportivas. Como acompañante de tus ejercicios cardiovasculares, también te ayudará a mejorar tu flujo sanguíneo y mantener en un nivel adecuado la presión arterial.

Gracias a esta combinación también podrás contrarrestar los efectos adversos causados por la fatiga y, en contraste, aumentarás la capacidad de resistencia de tu cuerpo.

Además de estos beneficios, con este suplemento también se verá favorecida la capacidad de tu cuerpo para reparar los tejidos dañados y cicatrizar mejor las heridas.

En combinación con los ejercicios cardiovasculares, encontrarás en este suplemento un acompañante ideal para tu salud integral.

El cardio y la pérdida de peso

Una de las relaciones más comunes que se establecen entre los ejercicios cardiovasculares y la condición física de las personas es la pérdida de peso. ¿Es esto cierto? ¿A qué se debe que el ejercicio aeróbico haga perder peso? ¿Y las personas con peso óptimo, deberán hacer cardio o no?

La característica central del ejercicio cardiovascular, como dijimos, es la intensidad baja o moderada con una larga duración. Esta característica permite quemar calorías de manera rápida, además acelera el metabolismo de las personas que lo practican.

Ahora, el cardio para lograr una pérdida de peso adecuada, debe estar complementado con una alimentación adecuada que entregue los requerimientos necesarios a la persona. Bien sea que queramos una pérdida de peso sostenida, o mantener nuestro peso en el óptimo nuestro cuerpo, siempre debemos mantener una buena dieta.

En ella podemos integrar Alfa Músculo para mantener los niveles de energía necesarios para la realización de rutinas de aeróbicos. Además permitirá mantener un flujo sanguíneo óptimo y una presión arterial adecuada.

Te ayudará con la síntesis metabólica de proteínas, para así aprovechar mejor los alimentos que consumas.

Junto con la dieta, también deberás establecer una rutina adecuada para hacer tus ejercicios aeróbicos. Para perder peso lo ideal es hacer rutinas al menos 5 veces a la semana. El tiempo de cada sesión puede variar, pero es recomendable un tiempo de al menos 30 minutos continuos. Al comienzo puedes hacer ejercicios de baja intensidad, y puedes aumentarlos a medida que aumente tu resistencia física.

Si eres de los que no les gusta la rutina, puedes ir variando los ejercicios que realices semanalmente. Puedes hacer una semana de nado, otra de bicicleta, otra de caminata, etc. Lo importante es que mantengas la regularidad diaria de los ejercicios.

Los cuidados para hacer el cardio

Como en todo tipo de ejercicio, por más mínimo y de bajo impacto que sea, debemos tener ciertas precauciones para realizarlos. Psicológicamente deberemos estar dispuestos al ejercicio. La concentración en la realización del ejercicio, la disposición anímica y la realización sin ansiedad o estrés garantizará una mejor rutina.

A nivel físico también deberemos mantener otras precauciones para evitar alguna lesión. En especial debemos cuidar el calentamiento y el enfriamiento de los músculos involucrados en la rutina.

Recientemente los estudios han arrojado conclusiones contradictorias y no hay un único criterio sobre si son útiles o no hacer estiramiento de los músculos antes de comenzar las rutinas. Sin embargo, prácticamente todos los deportistas incorporan en sus rutinas ejercicios de calentamiento y estiramiento previo antes de comenzar la rutina fuerte.

De igual manera se integran ejercicios ligeros algunos minutos después de haber terminado la rutina principal. A este proceso se la llama “enfriamiento” y permite una mejor recuperación de la musculatura involucrada.

Lugares y ejercicios de cardio

En la actualidad se han multiplicado los servicios de gimnasio un lugar predilecto para quienes gustan de ejercitar su cuerpo. En ellos podremos encontrar cintas para correr, escaladoras, remo, bicicletas estáticas, las máquinas elípticas, entre otras.

Sin embargo, hay personas a quienes no les gusta el espacio del gimnasio, o sus horarios no siempre se acomodan al de estos lugares.

En estos casos la casa u otros lugares públicos pueden ser espacios idóneos para realizar ejercicios aeróbicos. Caminar en un parque o un trayecto cercano a casa, correr a una intensidad moderada, nadar en una piscina pública o en una playa, hacer rutinas estáticas en casa, son algunas de las opciones que tenemos.

Podemos acondicionar un espacio en casa, donde podamos incorporar un radio con música para el ejercicio. También podemos incorporar un espejo para verificar la forma correcta de hacer los ejercicios y corregir si es necesario.

Deberemos tener a la mano una pequeña toalla y algo de hidratación.

Si es necesario podemos guardar rutinas de revistas o bajadas de internet, para tenerlas a mano e incorporarlas cuando queramos.

En el caso de salir a caminar o correr, utilizar música con audífonos en general ayuda a concentrarse en el ejercicio y despejar la mente.

En definitiva, revisa de qué manera y como te sentirás más cómodo para arrancar tu rutina, cuáles ejercicios prefieres y en qué hora te es más práctico realizarlos sin interrumpir la rutina.

Otras observaciones sobre los ejercicios aeróbicos

Los ejercicios cardiovasculares son considerados una de las actividades físicas más completas. En particular permite desarrollar un desempeño óptimo de tu sistema circulatorio, del funcionamiento del corazón y de los vasos sanguíneos que lo comunican.

Recordemos que la función principal del corazón, en cuanto músculo, es el bombeo de la sangre a través de las vías de circulación del cuerpo (venas, arterias, vasos). Este funcionamiento es posible por la acción de las válvulas del corazón, las cuales producen cierta cantidad de contracciones de acuerdo a la actividad física que se esté realizando.

Con la circulación de la sangre, se transportan a todo el organismo nutrientes y oxígeno necesarios a todo el cuerpo. Al mismo tiempo, el sistema cardiovascular recolecta sustancias tóxicas que pueden ser nocivas para el organismo si no son desechadas.

Los ejercicios cardiovasculares cuando son realizados de manera adecuada permiten obtener un equilibrio en todo el proceso cardiovascular. El ejercicio hace que entre en funcionamiento equilibrado el sistema simpático y parasimpático del sistema nervioso.

Estos permiten que se acelere o desacelere la frecuencia de los latidos del corazón (y por consiguiente el bombeo de sangre) de acuerdo a las necesidades del cuerpo.

Véamos un ejemplo. Durante el ejercicio en general el cuerpo requiere más azúcar y oxígeno, por lo que el sistema simpático envía señales para acelerar el envío de estas sustancias a los músculos en funcionamiento.

Otro sistema de tu organismo que se verá beneficiado con el ejercicio aeróbico es el endocrino. Este sistema es el encargo de regular la producción de hormonas en el organismo. El ejercicio cardiovascular permite una activación adecuada de las funciones endocrinas de tu cuerpo.

Entonces, es positivo incorporar en tu rutina diaria actividades como el baile, patinaje, manejar bicicleta, nadar, aeróbicos, entre otros, tu cuerpo te lo agradecerá.

Rutinas de cardio

Existen muchas formas y rutinas para hacer cardio. Debemos elegir la que más se adapte a nuestra condición física y de tiempo. Siempre podremos ir aumentando tanto la intensidad como variando los ejercicios.

Cuando no estás acostumbrado a hacer ejercicio, los aeróbicos pueden ser un comienzo oportuno para iniciarte en este mundo. En especial por la facilidad con la que los puedes realizar.

En general podemos establecer rutinas de aeróbicos en base a tres fases en cada sesión.

Lo primero es hacer un mínimo de calentamiento y estiramiento muscular. En esta fase puedes hacer movimientos de rotación de las distintas articulaciones y coyunturas: cuello y cabeza; hombros, codos y muñecas, cintura, rodillas y talones.

La idea es preparar la musculatura y la concentración de tu mente para la fase de entrenamiento propiamente dicha. En esta fase puedes integrar alguna actividad completa de las que hemos mencionado: bailar, correr, nadar, etc.

También puedes hacer una rutina con ejercicios como hacer zancadas, lanzar patadas, saltar, lanzar puños. En internet puedes encontrar rutinas para estos ejercicios. Es bueno que tengas un espejo enfrente para asegurarte de hacer de forma correcta los ejercicios.

Finalmente al terminar la fase de entrenamiento, vuelve a un estado de reposo y haz algunos ejercicios adicionales. Puedes volver a estirar la musculatura para relajarla. También puedes hacer lagunas ejercicios de resistencia leve, con las piernas o el tronco.

A todas estas fases puedes darles un contenido propio e ir cambiando, alternando, aumentando e integrando nuevas formas para obtener una rutina que se adapte a tus necesidades físicas y psicológicas.

Hombre y mujer jovenes realizando ejercicios mientras brincas separan las piernas

Frecuencia y duración de las rutinas

Se trata de un tipo de ejercicio que tendrá múltiples beneficios para tu salud integral.

En especial los aeróbicos tendrán un efecto positivo sobre un órgano fundamental en nuestro organismo: el corazón. Además, como vimos más arriba, si quieres perder peso, botar el exceso de grasa que tienes en el cuerpo, mantener un peso adecuado, los ejercicios cardiovasculares son ideales.

Otro punto a favor para practicar cardio es que no necesitas de grandes máquinas, espacios especializados, entrenadores, ropa especial ni nada de eso. Puedes hacerlo en un espacio acondicionado en casa, o mejor aún, al aire libre, en parques, plazas, playas, vías peatonales, etc.

La frecuencia y tiempo de ejercicios es ajustable a tu rutina diaria, pero lo mínimo que puedes integrar son 20 minutos de ejercicios cardiovasculares. Con ello mejorarás de manera notable tu sistema cardiovascular, pulmonar y endocrino. También reducirás el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades como la diabetes, el sobrepeso, la hipertensión, etc.

En medio del estrés causado por la sociedad moderna, también podrás reducir los niveles de ansiedad y angustia.

En definitiva, hacer cardio es una opción para nuestra salud integral que no podemos rechazar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *