Medico realiza examen para diagnosticar el nivel de glucosa en un paciente

¿Cuales son los valores normales de glucosa en sangre?

¿Cuales son los valores normales de glucosa en sangre?

Última actualización: 02-11-2018. Equipo Nutricioni

Medico realiza examen para diagnosticar el nivel de glucosa en un paciente

La glucosa es una de las sustancias que se encarga de dar energía al cuerpo para el desarrollo de las actividades diarias. Y el organismo  ayuda a mantener los valores normales de glucosa en sangre haciendo que estos niveles oscilan entre 70 y 110 mg/dl.

La glucosa es una azúcar simple, que entra al organismo a través de los alimentos. Se obtiene mayormente a través de los hidratos de carbonos, siendo este su componente activo.

Para ayudar al organismo a tener niveles adecuados de glucosa es necesario mantener una alimentación balanceada.

Además, se puede ingerir ProEnergía ya que aporta energía al cuerpo y colabora con la estabilidad de los valores de la glucosa en la sangre.

De igual forma existen dos hormonas, que son producidas por el páncreas, que colaboran para mantener los valores normales de la glucosa en la sangre. Estas hormonas son:

La insulina: se encarga de disminuir los niveles de glucosa que están en la sangre, ya que hace que dicha glucosa penetre en las células.

La insulina se activa cuando se ingieren los alimentos, esto se debe a que  se incrementa la glucosa en la sangre. Para de este modo volver a la normalidad los niveles de glucosa a la sangre.

El glucagón: esta se encarga de aumentar la glucosa en la sangre, extrayendo las reservas hepáticas. Esto se produce cuando se realizan actividades físicas que, ameritan gran cantidad de energía en forma de glucosa. Ocasionando que la producción de insulina disminuya y se incrementen los niveles de glucagón.

Esto hace que se produzca la cantidad de glucosa necesaria en el torrente sanguíneo, para que los órganos la puedan usar.

Cuando se producen alteraciones constantemente en los niveles de glucosa en la sangre, puede ocasionar problemas de salud, entre ellos la diabetes.

Imagen en primer plano de glucometro

¿Qué es la diabetes?

La diabetes se caracteriza por ser una alteración en el metabolismo que consiste en presentar los niveles de glucosa elevados en la sangre.

Es importante señalar que la diabetes no se cura, sin embargo, se puede controlar, para que así la persona diabética tenga mejor calidad de vida.

Se puede diferenciar la diabetes en dos tipos, que son:

Diabetes tipo I: en este caso el cuerpo no produce la insulina. Es considerada una enfermedad autoinmune, ya que el organismo ataca y destruye las células del páncreas que producen la insulina.

Cuando no hay insulina, no se absorbe la glucosa ocasionando que no llegue a las células, causando daño ya que se acumula en la sangre.

Los más propensos a padecer de esta enfermedad son los niños y adultos jóvenes, aunque se puede sufrir esta enfermedad a cualquier edad.

Diabetes tipo II: En este caso el cuerpo no utiliza la insulina correctamente, o llamada también resistencia a la insulina. Esto ocasiona que el cuerpo produzca más insulina de forma continua, por lo que las células del páncreas se van deteriorando.

Cuando esta célula se daña comienza una disminución en la producción de insulina. Por tal razón, el hígado expulsa la glucosa a la sangre, haciendo que estos niveles azúcar se mantengan elevados.

Todos están propensos a sufrir de este tipo de diabetes, sin embargo es más frecuente en los adultos de edad media y los ancianos

Para lograr realizar el diagnóstico de diabetes es necesario:

Presentar una glucemia por encima de los 200 mg/dl, además deben presentar síntomas como: aumento de la sed, de la orina diaria y pérdida de peso.

Cuando se realiza la Glucemia en ayunas de 8 horas esta debe ser superior a 126 mg/dl.

Tener una Hemoglobina glicosilada (HbA1c) superior a 6,5%.

Niñas con nauseas, se tapa la boca y se toma la barriga

Desventajas de presentar niveles altos de glucosa

Cuando una persona presenta niveles elevados de glucosa en la sangre, durante un periodo prolongado de tiempo, comienza a mostrar problemas de salud.  Al exceso de glucosa en la sangre se le llama hiperglucemia. La hiperglucemia ocasiona daño en la capa más interna de los vasos sanguíneos, incrementando:

  • Los problemas cardiovasculares.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Enfermedades renales.
  • Problemas en la vista.
  • Problemas neurológicos.

De igual forma, la hiperglucemia aumenta las posibilidades de padecer arteriosclerosis, ya que se produce un endurecimiento en los vasos. Esto ocasiona que se dificulte el paso de la sangre por las venas, por lo que se aumenta el riesgo de que se produzca una oclusión arterial.

Cabe señalar que, los problemas de salud antes mencionados, no suelen atacar a los niños, adolescentes o personas que tienen poco tiempo con la enfermedad. Por lo general aparecen los problemas en la edad adulta o cuando se lleva tiempo con la diabetes o cuando no se controla la enfermedad como es debido.

Cuando una persona presenta niveles altos de glucosa en la sangre, presenta una serie de síntomas, algunos de ellos son:

  • Aumento del apetito y de sed.
  • Incremento en la orina.
  • Pérdida de peso sin explicación.

De igual forma, a ser una persona diabética, por lo general presentan aumentos bruscos en los niveles de glucosa en sangre. Es por ello que, comienzan a manifestarse frecuentemente síntomas como:

  • Dolor abdominal.
  • Náuseas, vómitos.
  • Malestar general.
  • Mareos.
  • Dolor de cabeza.
  • Boca seca.
  • Debilidad y fatiga.

Es importante acotar que, las concentraciones de glucosa en la sangre se consideran altas cuando están por encima de los márgenes normales. Para ello, se necesita acudir a un especialista, ya que este indicara cuales son los niveles normales que debe tener según los casos particulares.

ilustración de diferentes rostros mostrando molestia o enojo

Bajón de glucosa en la sangre ¿Qué ocurre?

Todas las personas están propensas a tener una baja de glucosa en la sangre, se sea diabético o no. Esto puede ocurrir debido a que, se realizan actividades física excesivas sin un aporte de nutrientes adecuado. Esto ocasiona en las personas:

  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Palpitaciones
  • Palidez.
  • Sudoración.
  • Salivación.
  • Sensación de hambre.
  • Hormigueo en las manos.

En algunos casos, el bajón de glucosa en la sangre se presenta con tal gravedad que el paciente presenta síntomas neurológicos como:

  • Dolor de cabeza.
  • Lentitud en el habla.
  • Visión borrosa o doble.
  • Somnolencia.
  • Confusión.
  • Convulsiones.

Para ello se debe realizar un diagnóstico general, para así determinar el estado de salud del pacientes, debida a diversas enfermedades o a la diabetes. De esta forma se estipulara qué tipo de medicamento debe usar, por lo general se indica cambiar el estilo de vida en cuanto a las comidas y a las actividades físicas.

En cuanto a las comidas, es necesario que se suministre un aporte calórico que sea adecuado:

  • A la edad.
  • Al sexo.
  • Las actividades físicas que realiza.  
  • El peso de la persona.

Al momento de realizar actividades física, están debe ser moderada y acorde a la edad que se tiene.

Cuando no se logra controlar la glucemia a pesar de realizar los cambios antes expuestos, puede recurrir a fármacos. Hoy en días, son muchos los fármacos que se pueden emplear para controlar la glucosa en la sangre, entre ellos se tienen:

  • Incrementa en el páncreas la producción de insulina.
  • Reduce la resistencia del cuerpo a la insulina.
  • Se absorben en menor porción los hidratos de carbono.
  • Incrementa la atracción de glucosa en los músculos.
  • Cuando no dan resultado estos fármacos se recurre al uso de la insulina.

Controlando los niveles de glucosa en la sangre

Cuando se tiene niveles elevados de glucosa en la sangre, estos se deben controlar. Para ello puede recurrir a:

Realizar ejercicios de forma cotidiana, sobre todo ejercicios aeróbicos, esto se debe a que ayuda a disminuir los niveles de glucosa en la sangre.

Acuda a un nutricionista para que le indique los alimentos adecuados, y de este modo reducir los síntomas que presenta. Por lo general, se recomienda:

Limitar los carbohidratos, ya sean simples como azúcar y frutas; o complejos como pasta y cereales.

Limitar las proteínas, ya que causan daños a los riñones a largo plazo.

Aumentar la ingesta de vegetales fresco y fibras, ya que estos ayudan a disminuir los niveles de glucosa en la sangre y además mantiene buenos hábitos intestinales.

Evita el consumo de grasas saturadas y aceites.

Se debe llevar un monitoreo de la glucosa en la sangre, es posible que los primeros días lo deba hacer hasta cuatro veces al día. Esto se hace con la finalidad de controlar la glucosa, manteniendo los niveles adecuado.

Se recomienda ingerir pequeños refrigerios antes de dormir, a fin de evitar que haya un bajón de glucosa durante la noche.

Mantenga dulce en su bolsillo, de este modo cuando le baje mucho la glucosa se come uno, mientras solicita ayuda.

Mantenga informado a los familiares y amigos de su situación, para que si cuando lo vean con sudoración, temblores y confusión lo puedan ayudar.

Manténgase bien hidratado, a menos que el médico indique lo contrario.

Evite el consumo de alcohol, ya que este puede hacer incrementar los niveles de azúcar, si la bebida es dulce.

Ingiera ProEnergía ya que colabora con el equilibrio de la glucosa en la sangre, ayudando que los síntomas disminuyan.

Alimentos prohibidos con hiperglucemia

Cuando se tiene los niveles de glucosa elevada, se debe llevar un régimen alimenticio para poder controlarla. Se deben tener en cuenta los macronutrientes  de modo que el organismo lleve a cabo su función, para ello se debe tener en cuenta:

Las proteínas.

Las grasas.

Los hidratos de carbono.

Estos son los que tienen mayor influencia sobre la glucosa. Por eso es que se debe hacer una lista de los alimentos prohibitivos cuando se tiene la glucosa alta, algunos de ellos son:

Las bebidas azucaradas como refrescos o jugos procesados se debe eliminar por completo. Esto se debe a que tiene gran contenido de hidratos de carbono, que afecta los niveles de glucosa en la sangre. Además posee de una cantidad de fructosa que incide en la resistencia del cuerpo a la insulina.

La pasta y arroz son alimentos procesados que posee gran cantidad de hidratos de carbono. Estos carbohidratos además de incrementar los niveles de glucosa en la sangre, hacen que el proceso de absorción de la glucosa sea más lentos. Esto se debe a que son alimento que carecen de fibra.

Yogures de sabores, sobre todo los que tiene frutas, ya que son rico en azúcares, lo que hace que aumente los niveles de glucosa en la sangre.

Cereales procesados: es una de las peores comidas que puedes ingerir, esto se debe a sus altos contenidos de carbohidratos, por ser un alimento procesado. El ingerir cereales como desayuno, no solo evita el mantener los niveles normales de glucosa en la sangre, sino que además, evita que controles el apetito.

Frutas secas: esta debe ser evitadas por las personas que tengan la glucosa elevada ya a que, puede llegar a tener más hidratos que las frutas normales.

Minerales que controlan la hiperglucemia

Los minerales intervienen como componente fundamental en la formación de los huesos y los tejidos del cuerpo. Esto implica que, forman parte esencial del proceso metabólico adecuado interviniendo además en la producción de energía necesaria para el organismo.

De igual forma, existen minerales que colaboran en la disminución del azúcar en la sangre, entre ellos se tienen:

El cromo: tiene como función convertir los carbohidratos en glucosa dentro del organismo. Así como también, ayuda con la regulación y producción de insulina  en el cuerpo.

Gracias a esta cualidad, el cromo colabora con el mantenimiento de los niveles normales de la glucosa en la sangre.

Los alimentos con alto contenido de cromo son: frutos secos, quesos, ostras, champiñones, levadura de cerveza, cereales naturales, entre otros.

El Vanadio: este mineral está asociado al mantenimiento de los niveles normales de glucosa en la sangre. Esto se debe a que actúa como insulina dentro del organismo aumentando su efecto.

Es por ello que el Vanadio, juega un papel fundamental en el tratamiento de la diabetes.

Los alimentos con un alto contenido de este mineral están: leche, langosta, vegetales, mantequilla, quesos y pescado.

El Vanadio cuando se trata de los diabéticos, colabora en el mantenimiento de los  niveles de glucosa en la sangre. De igual forma incrementa la sensibilidad a la insulina en la diabetes tipo II y disminuye la necesidad de insulina en la diabetes tipo I.

El manganeso es otro mineral empleado en el tratamiento de la diabetes y hipoglucemia. Esto se debe a que colabora con el mantenimiento de los niveles normales de la glucosa en la sangre.

Los alimentos con un alto contenido de manganeso son todos los cereales verdes, verduras de hoja verde, nueces y té.

De igual forma se puede ingerir  ProEnergía debido a que colabora con la producción de energía y resistencia del cuerpo. Además ayuda al organismo a mantener los valores normales de la glucosa en la sangre.

Capsulas de color naranja con las iniciales de las vitaminas pertenecientes al complejo B

Vitaminas para tener niveles normales de glucosa

Las vitaminas son fuentes de energía esenciales para el ser humano. Estas ayudan a mejorar la digestión, incrementando de resistir a los niveles bajos de glucosa en el organismo.

Algunas de las vitaminas que ayudan a controlar los niveles de glucosa en la sangre son:

Las vitaminas del complejo B ayudan a controlar los niveles de glucosa en la sangre, las vitaminas que se encuentran en el complejo B son:

  1. Tiamina (B1).
  2. Riboflavina (B2).
  3. Niacina (B3).
  4. Ácido pantoténico (B5),
  5. Piridoxina (B6).
  6. Biotina (B8).
  7. Ácido fólico (B9).
  8. Cobalamina (B12).

Esto se debe a que estas vitaminas son las que se encargan de la descomposición de los carbohidratos en glucosa.

Al ingerir ProEnergía cuenta con las vitaminas del complejo B, que le ayudan  a proporcionar energía al organismo para el cumplimiento de sus funciones.

Entre las funciones que desempeña las vitaminas del complejo B se encuentran  la descomposición de las grasas y las proteínas.

Además, colabora con el funcionamiento normal del sistema nervioso, es necesaria para procesar la glucosa.

Por otro lado, las personas con diabetes o niveles elevados de glucosa en la sangre, tienen deficiencia de vitamina C. Esta vitamina es la que se encarga de disminuir el sorbitol en las personas con diabetes.

Es importante acotar que, el sorbito es una especie de azúcar que tiende a acumularse y causar daño en los ojos, los nervios y los riñones.

Afortunadamente,  La vitamina C colabora en la tolerancia a la glucosa, sobre todo en personas con diabetes tipo 2. Además, la vitamina C disminuye la pérdida de nutrientes a través de la orina en las personas con diabetes.

La vitamina D está estrechamente relacionada con la insulina.

Esto se debe a que, en el páncreas existen receptores de vitamina D, esto trae como consecuencia que en la insulina también este presente en esta vitamina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *