¿Cuáles son los ejercicios para controlar la ansiedad?

¿Cuáles son los ejercicios para controlar la ansiedad?

Última actualización: 13-05-2019. Equipo Nutricioni

El trabajo puede ocasionar presión emocional, por eso es conveniente saber cuáles son los ejercicios para controlar la ansiedad. Te los mostraremos a continuación.

La ansiedad es un mal que afecta muchas de las cualidades humanas más conocidas, influye indirectamente en la concentración y origina otras enfermedades en situaciones complicadas, siendo la ansiedad una de ellas.

También, suele ligarse a temores futuros infundados por inseguridad, producto de traumas infantiles, soledad o crisis nerviosa.

Otro de sus orígenes más comunes, es la exposición a períodos de estrés prolongados o una mala noticia que sea difícil de digerir.

Si se presta la debida atención a estas circunstancias, podemos encontrarlas todas actualmente, ya que el mundo a pesar de sus grandes invenciones tecnológicas, sigue presionando cada día más a las masas.

Originando situaciones frustrantes, agobiantes y depresivas, en cualquier momento del día, por tal motivo debes ser vigilante en cuanto a cómo administrar tu tiempo laboral y el que usas para descansar.

Sin embargo, muchas veces presentaremos ansiedad y requeriremos métodos que sean sencillos y rápidos, que puedan aplicarse en cualquier momento y eviten una arremetida depresiva o una crisis emocional.

En este artículo meditaremos a fondo en las maneras de controlar estas emociones negativas y evitar una enfermedad aún más compleja.

Cuente con el apoyo de un médico competente para corroborar profesionalmente sus deficiencias, para que pueda fortalecer sus defensas en cuanto a los pensamientos negativos.

Evite auto medicarse, algunos compuestos creados en laboratorios pueden causar dependencia en casos psicológicos, por lo cual se recomienda el uso de remedios naturales como una alternativa muy eficiente para calmar el estrés y la ansiedad.

Dentro de los ejercicios que son requeridos para obtener una paz mental, se encuentran aquellos que interactúan con el campo físico, mental o integral.

Al cubrir estas zonas, se puede garantizar un mejor abarque de los distintos puntos que conforman las redes musculares, nerviosas y neuronales del cuerpo, así como los diferentes órganos envueltos.

Si deseas saber más al respecto, continúa con nosotros para analizar más información.

Hombre y mujer jovenes realizando ejercicio de sentadillas en un parque con un hermoso pasto verde

Ejercicios físicos contra la ansiedad

Para calmar los síntomas asociados a esta enfermedad, no es necesario ser un atleta profesional, más bien, se trata de disfrutar las actividades físicas que se realizan, con el fin de compartir y alcanzar metas que den un sentido de logro.

Este es el error principal de cualquier principiante ansioso, cuando un trabajo se disfruta llega a ser menos calamitoso, lo mismo sucede con los ejercicios.

Tomarle cariño, tiempo y esfuerzo a una actividad tan sencilla y beneficiosa como esta, generará muy buenos resultados a corto plazo.

Según estudios, se demostró que con este método se consiguen suprimir sentimientos de ira o estrés. También mejora la calidad del sueño, es decir, que se mantiene de manera constante.

Cuando se efectúa en un entorno distinto, ofrece la distracción necesaria para olvidar los problemas y descansar la mente.

Si se practica constantemente en exteriores, se pierden los miedos y se logran construir nuevas relaciones con otras personas. La autoestima y autoeficacia se incrementan, sobre todo al tonificar el cuerpo.

Estimula la producción de noradrenalina, sustancia necesaria en cuadros de estrés y la creación de serotonina, neurotransmisor que mantiene en calma al cerebro y los nervios.

Por todos los beneficios, se recomienda realizar actividad física intensa, periódicamente, aunque cualquier ejercicio simple también le será de ayuda, siempre que se adapte a sus condiciones físicas.

Puede realizar ejercicio aeróbico como nadar, correr o ir en bicicleta, así mismo, ejercicios anaeróbicos como pesas, flexiones o estiramientos.

Sin embargo, está demostrado que para levantar el ánimo son mejores aquellos de tipo aeróbico, puesto estimula la producción de endorfinas que influyen positivamente en el estado de ánimo.

No piense que los ejercicios son obligatorios, son una medida para estimular la producción de sustancias necesarias para el cerebro, lo importante es el disfrute.

Procure practicar ejercicios de alta y mediana intensidad intercalados, en rutinas de 30 a 40 minutos tres días a la semana, esto le garantizará cubrir las sustancias requeridas por el cerebro.

Acuda a su médico de confianza antes de realizar los ejercicios, el recomendará los que se adapten a su condición.

Ejercicios mentales para conservar la calma

Son aquellas actividades diarias que se pueden realizar en cortos períodos de tiempo y que permiten poner en funcionamiento las neuronas, los neurotransmisores y las diferentes zonas del cerebro.

Estas regiones juegan un papel importante en el desempeño mental y anímico de las personas. Por ejemplo, la región del gusto recibe información agradable de comidas que estimulan mayor tranquilidad, como un helado, torta, chocolates o algún dulce. Al relacionar este sentimiento de satisfacción con la ansiedad, se obtienen mayor relajación y se pierde la atención hacia los problemas.

Por eso se recomienda el consumo de comidas que beneficien al estado de ánimo del paciente. Puede ejercitarse mejor, si colocas una venda sobre tus ojos y pruebas distintos alimentos tratando de adivinar de cuál se trata.

Lo mismo ocurre con el tacto, puedes vendarte la cara y tratar de descubrir el objeto entre tus manos, esto fortalecerá tu seguridad y te incitará a conseguir relaciones más cercanas.

Con la vista, puedes jugar al clásico de memoria, donde puedes ir juntando parejas de imágenes parecidas mientras están volteadas boca abajo. Tu concentración, determinación y autosuficiencia crecerán.

Leer por períodos cortos, libros que promuevan sentimientos positivos, son ideales para ti, ya que mejoramos la concentración, el aprendizaje y memorización de datos, lo que sirve para recordar nombres y rostros.

Es un hecho de vital importancia en todo medio social, además, si tienes la posibilidad de estudiar algún otro idioma, podrás ampliar tu círculo de amigos. Si haces cursos para aprender cosas nuevas, pon tu conocimiento en práctica.

Puede que empieces a emprender tu propio negocio y eso te catapultará a relacionarte con otros, beneficiará tu bolsillo y con tus logros evitarás estados depresivos y dependentistas.

La ansiedad se vence combatiendo el estrés, por eso, al obtener un trabajo y varias responsabilidades, procura mantener una vida sencilla y hacer una cosa a la vez, de esta manera estarás en equilibrio.

Procura mantener tus lazos familiares o de amistad siempre presentes, ya que una breve charla amena puede ejercer buenos resultados, sobre todo, si la otra persona es positiva e infunde buenos ánimos.

Ejercicios integrales que promueven la serenidad

Son aquellos que garantizan al afectado obtener sentimientos de gozo, puesto que se cubren tanto el aspecto físico, como el mental.

Pareciera que alcanzar esta sensación en primera instancia es imposible, sin embargo pueden lograrse según la evolución psicológica del paciente, la aplicación de ejercicios físicos y mentales, así como las terapias emocionales.

Estas últimas son las más importantes, puesto que los sentimientos pueden infundir cargas de ánimo y energías que no se consiguen con otros métodos.

Más que una terapia, consiste en una lista de las 10 cosas que más te podrían causar felicidad y tratar de conseguirlas.

A pesar de que solo se consiguen momentos poderosos de felicidad y no es continuo, permite ser la chispa que desencadene un conjunto de emociones positivas que consigan despertar el interés de la persona.

La ansiedad, encierra a las personas, cusa nervios y miedos a sensaciones nuevas, por lo que resulta más sencillo empujar a la persona para que logre metas personales que sean de su agrado.

De esta manera, el sentido de superación será más alto y la autoestima mejorará, preparando al individuo nuevo al mundo exterior.

Otra forma de lograrlo, es enfrentando miedos y adversidades, así el enfermo podrá darse cuento de lo capaz que puede llegar a ser y que el logro de ciertas metas genera felicidad, así que no se debe temer por un falso sufrimiento.

Esta terapia puede realizarse por medio de una excursión grupal, donde las personas se conocen, observan sus limitaciones, las enfrentan juntos y permiten visualizar a los demás como ejemplo.

En un grupo con cualidades similares es muy común recibir apoyo de los otros puesto que conocen bien las condiciones del otro, además, se obtienen ejercicios físicos y también mentales.

Por lo que la experiencia puede ser muy enriquecedora para quienes lo intentan, también pueda adaptarse a distintos medios como montañas, playas, islas, etc.

El uso de métodos relajantes como acupuntura o masajes de relajación periódicos, pueden causar sentimientos de descanso que recargan las energías para enfrentar las nuevas adversidades del día a día.

Síntomas que detectan un cuadro ansioso

Los síntomas de la ansiedad se pueden agrupar según su origen en:

Físicos. Son todos aquellos que se encuentran ligados al cuerpo, como taquicardias, náuseas, vómitos, tensión muscular, cansancio, mareos e insomnio.

Estas condiciones pueden variar en intensidad dependiendo del descuido del paciente con la alimentación, los ejercicios y el descanso.

Psicológicos. Están asociados con la mente, son reacciones involuntarias, producto de respuestas emocionales erradas del paciente.

Pueden presentarse inquietud, agobio, inseguridad, miedo, soledad, recelo, sospecha, incertidumbre, dificultad para la toma de decisiones.

Conductivos. Son aquellas manías presentes en esta enfermedad y que son practicadas inconscientemente por el afectado.

Un ejemplo de esto son los descuidos o torpeza al hacer las cosas, inquietud motora, bloqueos mentales y estado de alerta alto.

También, cambios en las expresiones corporales, como cuando el cuerpo tiende a estar rígido por estrés, las extremidades no están bien coordinadas, cambios en la voz y tensión en la mandíbula.

Cognitivos. Son los más notorios, ya que interfieren en todas las actividades diarias a desempeñar, son las afecciones que a menudo terminan impidiendo la que estas personas actúen independientemente.

Déficit de concentración, atención y memoria, seguidos de preocupación excesiva, expectativas negativas, pensamientos importunos o distorsionadas interpretaciones equivocadas.

Lo que conlleva a la desatención total de las actividades diarias y como consecuencia, a una sensación de impotencia depresiva.

Sociales. Por lo general, el rasgo más visible que caracteriza a este problema, ya que a veces la persona no padece los anteriores síntomas y se ve normal, sin embargo cuando trata de comunicarse, falla.

Esto se debe a la irritabilidad, dificultades para iniciar o mantener una conversación, bloqueos en la conversación, temor a conflictos y dificultades para expresar sus propias opiniones.

Al combinarse estos factores, es normal que las personas huyan o desaprueben corporalmente estas conductas, haciendo que la comunicación se vea afectada, contribuyendo a que el paciente se sienta rechazado y se deprima.

Es vital animar a estos pacientes, transmita la seguridad que ellos requieran y sea positivo para que la persona no llegue a un estado depresivo.

Remedios prácticos para mejorar la salud mental

Los té son alternativas eficientes en cuanto a calmar los nervios se refiere, sin embargo, sus efectos sedantes y relajantes son muy usados en casos de ansiedad desde hace mucho tiempo.

La forma de su preparación, permite extraer las bondades de las hojas a usar, además, son de rápida acción.

Los más eficientes en casos de ansiedad son:

Té de manzanilla. Puede que esta planta no sea lo suficientemente fuerte para causar sueño, pese a ello, brinda un efecto calmante y relajante ideal para los nervios y para disminuir la inquietud en la ansiedad.

Lo que permite que el estrés disminuya y el cuerpo no gaste energías innecesariamente.

Puede comprarse en sobres o hervir los pétalos y capullos de las flores por unos minutos, puede agregar miel para endulzar.

Té verde. De origen asiático, es muy común su uso en las tardes para relajar el cuerpo después de una intensa jornada laboral.

Posee varias propiedades adicionales, como el rejuvenecimiento, prevención de varios tipos de cánceres y la desintoxicación del organismo.

Es usado para contrarrestar las toxinas dañinas de la sangre, originarias de vicios como el tabaco y el alcohol.

Puedes comprar los sobres para preparar o hervir las hojas de té verde chino, puedes hacerlo en una tetera con agua hirviendo, cuelas el resultado y sirve según tu gusto.

Té de valeriana. Es un sedante muy poderoso, esta planta permite que el paciente pueda dormir a gusto y de esta forma obtener energías, calmar los malos pensamientos y eliminar el molesto insomnio.

Debido a su mal olor, la mayoría de personas recurre a su uso en cápsulas para evitar pasar por ese percance.

Té de lavanda. Puede prepararse una infusión con esta planta, sin embargo, algunos prefieren ahorrarse tiempo ingiriendo sus cápsulas. A diferencia de la valeriana, esta planta tiene un aroma muy agradable.

Respirarlo puede causar relajación e incluso desinflamación pulmonar, estudios demostraron que ayuda a combatir la ansiedad y sus efectos pueden compararse con algunos medicamentos relajantes.

Coloca las flores en agua hervida y aspira los vapores, luego puedes beberlo.

Consejos para calmar la ansiedad

Cuida tu alimentación. Los ritmos de vida acelerados pueden impedir que usemos parte de nuestro tiempo en la cocina, por lo que dejamos de percibir valiosos nutrientes o peor aún ingerimos aquellos que son dañinos.

Cuando las neuronas o el cerebro, dejan de percibir minerales, el intercambio neuronal se hace deficiente, por lo tanto, las labores de atención, concentración, memoria y razonamiento decaen.

Interfiriendo así, en la capacidad que se tiene para terminar los deberes del día a día. Cuando estos se acumulan, la ansiedad se hace muy evidente.

Practica deportes. Si deseas mantener en buen funcionamiento tu mente, recuerda que debes mantener tu cuerpo también saludable, por tal motivo, dedica algunos minutos para hacer ejercicio.

Cualquiera resulta de buen agrado a tu mente, sobre todo si puedes acceder al aire libre, puedes patinar, andar en bicicleta, nadar, pero si tu tiempo es escaso, puedes caminar al trabajo o usar escaleras en vez del ascensor.

Cuidado con el tiempo. Dedica el tiempo necesario a tus labores, no hagas las cosas a la carrera, sé eficiente a la hora de trabajar, pero no te exijas demasiado, puesto que tu fatiga puede provocar ansiedad.

Para evitar estas cosas, adelántate a problemas que son más frecuentes de ocurrir, lo que te evitará que malgastes tu tiempo, ponte la meta de terminar todo lo que empieces primero.

Esto último, te beneficiará mucho, ya que no acumularás trabajo para el final y te obligarán a terminarlo sobre la hora. Incluso puede que te sobre tiempo para ti y lo uses en la cocina, el descanso o los ejercicios.

Delegar y negarse. Si no puedes con un trabajo, no te sientas oprimido, al contrario, deja que otros te ayuden, comparte el trabajo más sencillo de realizar y libérate de las cargas.

Si alguna labor es muy complicada, no busques ser un héroe, piensa en tu salud primero y muestra tus límites, esto evitará que te satures de responsabilidades estresantes.

Procura dormir lo suficiente todas las noches, cada día tiene sus dificultades y necesitarás todas las energías disponibles para solventarlas todas.

Alternativas naturales que contrarrestan la ansiedad

Combatir una complicación mental no es cosa de juego, por eso, muchas personas se deprimen y terminan sin hacer cambios positivos en su vida.

Este tipo de enfermedades posee una salida como todas las demás, debes tener primero la convicción de superación, luego, mantente positivo, aplica los remedios necesarios, identifica y controla los detonantes principales de la ansiedad.

Con esto en mente, te presentamos a Fórmula para el Dolor, un producto natural en forma de tabletas, que te ahorrará tiempo y energías en su consumo, además puedes llevarlo a todas partes y no perderte sus beneficios.

Fórmula para el Dolor contiene ingredientes como extractos de cúrcuma, raíz de jengibre, albahaca, té verde, bromelina y ácido hialurónico. Todos estos, utilizados en remedios para calmar los dolores, la inflamación y ansiedad.

Pero esto no se queda aquí, ya que Fórmula para el Dolor proporciona también, limpieza estomacal y de colon, promueve la producción de orina, alivia los dolores en articulaciones y disminuye la hinchazón.

El té verde, la cúrcuma, el jengibre y albahaca, son muy buenos relajantes, ya que ofrecen antioxidantes muy beneficiosos para las neuronas, células encargadas de transmitir la información al cerebro.

Esto hace que se mantengan intactas por más tiempo y que funcionen correctamente.

Adicionalmente, expulsan las toxinas que pueden causar insomnio o un mal transporte de nutrientes al cerebro. Por lo tanto, Fórmula para el Dolor es el aliado ideal para combatir los dolores de cabeza y la ansiedad.

Si deseas comprobar su efectividad, puedes acudir a un médico capacitado, para que te indique las dosis recomendadas en tu condición, ya que todos los organismos funcionan a un ritmo distinto.

Si esto no resulta suficiente, no pierdas el impulso, estos tratamientos requieren de paciencia en casos más avanzados, por lo que se recomienda combinar todos los consejos mostrados en este artículo, hasta encontrar la rutina ideal para ti.

Recuerda que muchas personas en tu posición han conseguido superar este padecimiento, no será distinto contigo. La constancia debe servir de ejemplo motivador para mantenerse en la lucha por una vida más tranquila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *