Ilustración anatomica de las articulaciones

¿Cuáles son las articulaciones del cuerpo humano?

¿Cuáles son las articulaciones del cuerpo humano?

Última actualización: 06-02-2019. Equipo Nutricioni

Las articulaciones son las principales uniones entre los extremos de los huesos. Estas permiten que se cree cierto movimiento entre ambos huesos.  De esta manera, podemos mover libremente y constantemente nuestro cuerpo.

Los huesos que chocan con las articulaciones, están recubiertas de un tejido un poco duro y flexible, llamado cartílago articular. Estos hacen que el movimiento de los huesos se hagan sin ningún problema, ya que ayudan a que estos no se rocen directamente.

La estructura de la articulación está envuelta por una especie de bolsa llamada cápsula articular. Esta cápsula o bolsa, se encuentra reforzada por unas bandas de tejido fibroso bastante resistente conocida como ligamentos. Ellos dan estabilidad a las articulaciones.

Cuando realizamos movimientos muy forzados, como por ejemplo, un tipo de ejercicio o algún entrenamiento físico que requiere movimientos muy bruscos, son los ligamentos los responsables de evitar que las articulaciones se disloquen.

¿Cuáles son las partes de una articulación?

Cápsula y membrana sinovial: Es un sistema cartilaginosa que cubre la membrana sinovial. La membrana tiene un líquido viscoso y este no tiene nada de color, ayudando así a proteger y lubricar a la articulación. A este líquido se lo conoce como sinovial.

Tendones: Son tejidos conectivos, parecidos a los ligamentos. Se encuentran a los lados de las articulaciones y están unidos a los músculos con el objetivo de manipular nuestros movimientos corporales.

Menisco: Está en algunas articulaciones, especialmente en la rodilla. El menisco tiene forma de medialuna.

Ligamentos: Son tejidos de forma conectiva, elástica, y sobre todo firme. Su función principal es envolver la articulación, protegerla y acortar sus movimientos.

Si consumes Articagos hará que tus ligamentos estén en un estado mucho más saludable.

Bursas: Sus formas son como de bolas que tienen líquido en su interior. Son responsables de aminorar el roce de las articulaciones. Están posicionadas en los huesos y en los ligamentos.

Cartílago: Es una especie de revestimiento que se tiende a encontrar en los extremos de los huesos.

Se puede deducir que el tipo de tejido es conectivo, teniendo así como función principal prevenir o aminorar la fricción causada por los movimientos.

Ilustración anatomica de los diferentes puntos donde pueden haber articulaciones marcada con puntos rojos

Tipos de articulaciones

Existen diferentes tipos de articulaciones, los cuales se clasifican teniendo en cuenta el material que conecta los huesos y su funcionalidad.

Se distribuyen de tres formas: articulaciones móviles, articulaciones semimóviles y finalmente las articulaciones inmóviles.

Articulaciones móviles: Este tipo de articulaciones son las que en su mayoría se encuentran ubicadas en nuestro esqueleto. Estas últimas se agrupan en seis  subcategorías.

Articulaciones deslizantes: También se les llama como articulaciones planas, ya que el hueso se desliza sobre el otro. Pueden moverse en todas las direcciones y la cápsula limita el movimiento. Por ejemplo, están la muñeca y el tobillo.

Articulaciones de rótula: Se caracterizan por tener bastantes movimientos rotativos.

La cabeza redondeada de un hueso se acopla en un hueso en forma de anillo, así como el ojo encaja a la perfección en su cavidad.

Tenemos como ejemplo de este tipo de articulaciones los hombros y las caderas.

Articulaciones cóndilo: Las articulaciones cóndilo son muy parecidas a las de rótula, en el sentido de que la cabeza de un hueso encaja en la cuenca de otro.

La característica principal que diferencia el funcionamiento de estas articulaciones es su forma. Las articulaciones cóndilo no son muy redondas o esféricas como las de rótula, más bien, se caracterizan por tener forma ovalada.

Dan una gran variedad diversidad y confort de los movimientos que hagan los huesos. Como si fuera poco, cuentan con un cartílago en ambas partes de la articulación.

Articulaciones semimóviles: Las articulaciones semimóviles están unidas debido a un cartílago elástico. A pesar de que tienen bastante movilidad, no son tantas como las articulaciones móviles.

Un ejemplo es la unión de los huesos que forman la columna vertebral.

Articulaciones inmóviles: Este tipo de articulaciones se diferencia claramente de las otras dos.

Esta diferencia recae en que la unión de estas se debe al crecimiento del hueso o cartílago resistente.

Es por ello que estas articulaciones se caracterizan por ser duras, por loc ual carecen de movilidad, dando lugar a su nombre.

Enfermedades articulares

Osteoporosis: Se conoce como osteoporosis a la enfermedad que se encarga del rompimiento y debilidad que sufren los huesos, ocasionando que se rompan con mucha facilidad.

Las personas que tienen osteoporosis se rompen fácilmente los huesos de la cadera, la columna y la muñeca.

A la osteoporosis se le conoce también como “la enfermedad silenciosa” debido a que la pérdida de hueso ocurre sin síntoma alguno.

Los huesos se pueden romper debido a un tirón, caída o un tropiezo accidental, cosa que puede indicar que la persona tenga osteoporosis.

Artrosis: La enfermedad de la artrosis es una enfermedad de carácter degenerativo. La lesión empieza en el cartílago y más tarde se extiende a las estructuras óseas cercanas, así como también a la cápsula articular y la membrana sinovial.

Mientras el cartílago se va degenerando se inflama la sinovial, con una  proliferación vascular, lo que produce el fallo y degeneración del cartílago.

Artritis: Esto se debe a la inflamación de las articulaciones, produciendo gran dolor y malestar en las áreas afectadas. Para poder aliviar el dolor pudiera probar Articagos, que ataca directamente la molestia en su articulación.

Las articulaciones pierden movilidad y en muchos casos llegan a perder su forma inicial.

La artritis es una de las enfermedades articulares más conocida. Esta puede ser crónica o durar un corto espacio de tiempo, así como también puede afectar solo una de las articulaciones o varias de estas.

En otras enfermedades, la reacción inflamatoria sobrepasa las fronteras de la sinovial, produciendo así, lesiones en nuestro cartílago y en las puntas de las articulaciones.

Pero muchas de estas enfermedades  no causan destrucción osteocartilaginosa y no muestran manifestaciones radiológicas.

Ilustración de los diferentes dolores de artritis posibles.

Fiebre reumática: Es una enfermedad inflamatoria que se puede presentar después de una infección  en la piel o la garganta. Puede causar efectos graves en el corazón y las articulaciones.

Necrosis aséptica: Enfermedad  caracterizada por la pérdida de flujo sanguíneo, en ocasiones es de forma temporal o permanente, y ocurre en el interior de los huesos. Es por ello, que el tejido óseo sin sangre muere.

Sarcomas sinoviales:  Los sarcomas sinoviales son tumores malignos que se desarrollan en los tejidos blandos. Son bastante frecuentes.

Aclaremos que los tejidos blandos son ligamentos, nervios, músculos, tendones u otras estructuras cercanas a las articulaciones.

Bursitis: Se conoce como bursitis a la inflamación de las bursas, las cuales son unas bolsas llenas de un líquido.

La función principal de las bursas es evitar que se genere roce entre las articulaciones mientras estemos en estado de movimiento.

A pesar de que existen bursas en todo el cuerpo humano, esta enfermedad se desarrolla, sobretodo, en esas áreas donde el movimiento de las articulaciones es más frecuente, osea, como los hombros, pelvis, muñeca, rodillas, codos, etc.

Ilustración de las diferencia de dedos normales y con artritis

La importacia del colágeno

El colágeno es una de las proteínas que más hay en nuestro cuerpo, está presente en 30% de nuestro organismo.

Se encuentra más que todo en las zonas de los huesos, la piel, los ligamentos, cartílagos y tendones. También forma parte los vasos sanguíneos, córnea ocular, encías, así como  del tejido que envuelve nuestros músculos y órganos.

El colágeno es de suma importancia en nuestro organismo debido a que dota de flexibilidad y resistencia a los tejidos que se encuentran alrededor. Existe un producto llamado Articagos, el cual puedes consumir si tienes problemas articulares ya que proporciona colágeno al cuerpo.

Mientras más pasen los años el colágeno se va perdiendo, dando paso a un desgaste articular, arrugas en la piel y pérdida de densidad ósea.

Al acelerarse este proceso, hay más posibilidades de desarrollar artrosis y osteoporosis.

Es por ello que debemos incorporarlo a nuestra dieta y modificando un poco la rutina para poder mantener el colágeno que guardamos en nuestro sistema.

Es interesante saber que ha habido un incremento en la cantidad de personas que se ha interesado por el ejercicio, sobretodo en la última década.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que el ejercicio forzoso y repetitivo también afecta a las articulaciones, promoviendo un deterioro de ellas ocasionado por la pérdida de colágeno.

Esto es muy común llegado los 40 años, aunque en ocasiones puede aparecer en personas jóvenes, ya que la pérdida de colágeno empieza a partir de los 25 años.

Los factores que pueden aumentar la pérdida significativa de colágeno son:

  • Abusar del ejercicio y en la sobrecarga de peso.
  • Usar los zapatos inadecuados al hacer actividades físicas
  • Correr sobre asfalto de manera continua.

¿Cómo introducir colágeno a nuestra dieta?

Ya que el colágeno es de suma importancia para que nuestros huesos estén sanos, es fundamental que lo incluyamos en nuestras comidas diarias con el propósito de tener un equilibrio.

Ya que el colágeno es una proteína que se encuentra solamente en animales, es recomendable consumir:

  • Carnes
  • Pescados, sobre todo la piel
  • Gelatinas para elaborar postres
    Caldos de carne o pescado
    Cartílagos, en algunas culturas son consumidos en platos de comida, así como oreja y callos.

imagen en primer plano de vista superior de carne roja.

El papel de la vitamina C

La vitamina C es un antioxidante cuyo objetivo principal es evitar la inflamación en las articulaciones. Un estudio mostró que consumir suplementos que contengan vitamina C ayuda a bajar los niveles de ácido úrico en el cuerpo.

Esto tiene una gran importancia debido a que este ácido puede ser el causante de la inflamación y el daño en las articulaciones.

Como la vitamina C mejora tu salud ósea y disminuye la inflamación y el dolor crónico en las articulaciones, es recomendable que consumas Articagos[, ya que en su composición tiene esta sustancia tan necesaria.

alimentos que contienen vitamina C en fondo de madera azul

La vitamina D

La vitamina D ayuda a disminuir el riesgo de padecer de artritis. Esto hace que sea recomendable que las mujeres y hombres mayores aumenten su ingesta de esta sustancia.

¿Por qué ayuda tanto la vitamina D a las articulaciones? Esto se debe a que colabora en incrementar la densidad de los huesos, fortaleciendo las articulaciones para prevenir las molestias  causadas por la osteoartritis.

Alimentos ricos en vitamina D, marca la vitamina en una pizarra

El papel del cartílago de tiburón

El cartílago de tiburón es un tejido elástico, conocido principalmente por ser un remedio natural muy eficaz para evitar padecer enfermedades como la artritis, osteoporosis, etc.

Esto es gracias a dos de sus principales características, ya que actúa como un antiinflamatorio natural, destruyendo así los vasos sanguíneos responsables del dolor y la impotencia funcional.

Su principal función es la de amortiguar los impactos de las articulaciones. Se caracteriza por ser un tejido conjuntivo, de color blanco, bastante duro y elástico.

En los tiburones, forma parte de su espina y permite que puedan tener una estructura robusta pero flexible, por lo que pueden fluir y nadar con facilidad.

El cartílago de tiburón aporta calcio, fósforo y es una fuente de colágeno marino.

Además de tener una sustancia que es bastante usada para las dolencias articulares como la osteoartrosis y artritis. También es utilizada cuando se inflaman las rodillas y articulaciones.

El cartílago de tiburón fomenta la creación de colágeno natural, permitiendo la formación de tejidos óseos. Si la consumimos regularmente, pudiera mejorar la creación de líquido sinovial junto con las membranas.

Algunas personas tienen la creencia de que puede tener beneficios sobre el cáncer de riñón y disminuir el picor en la psoriasis.

El cartílago de tiburón puedes tomarlo con un vaso de agua. También pudieras el suplemento Articagos, o pedirle ayuda a tu médico personal.

Un producto dirigido para la salud de las articulaciones es  Articagos, el cual contiene cartílago de tiburón.

Debido a que las frutas pueden contener ácidos es aconsejable que no se mezcle el cartílago con algún jugo. También pudieran disminuir algunos de sus componentes y perder su efecto en nuestro sistema. Así que es aconsejable consumirlo únicamente con agua.

Comments 1

  1. BT, de noche no puedo casi dormir ya que mi cuerpo parece estar en un guerra, me duele todo el sistema y además los pies se me vieran hacia la parte de adentro las rodillas me fallan y me tengo que sujetar y siento que se me van a partir es horrible y además siento un corrimiento de la cintura hacia abajo como si fuese un temblor y dónde me de eso tengo que levantarme y tratar de caminar…. Espero me puedan ayudar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *