Foto de dos chicas que sonríen y se relajan con máscaras faciales sobre fondo blanco

¿Cuál es la rutina de limpieza facial según mi tipo de piel?

¿Cuál es la rutina de limpieza facial según mi tipo de piel?

Última actualización: 04-12-2018 por Editor Ernesto.

La piel tiene memoria, es uno de los refranes que escuchamos a diario.

Así que recordará todas esas noches en la que nos olvidamos limpiarla, agregar una loción humectante antes de ir a la cama, si salimos sin bloqueador solar, o peor aún si abusamos de la exposición al sol.

Sin duda la meta de todas las mujeres, y hombres también (porque no) es tener una piel radiante, sin arrugas ni esas molestas líneas de expresión, evitando el envejecimiento prematuro de la piel.

Es por ello que debemos adoptar una rutina de limpieza fácil cada noche (sin excusas) para el cuidado y el lavado de la piel del cutis.

Con el fin de eliminar las células muertas, las impurezas que se adhirieron a tu  piel durante todo el día, y ofrecerle a tu piel una humectación y limpieza completa.

Evitando así, que el cebo o la grasa propia de la piel, creen imperfecciones, obstruyendo los poros, ocasionando que aparezcan espinillas, manchas, incluso acné, ocasionado desperfectos, que dañen la apariencia de la epidermis.

Sin duda, la constancia y la disciplina juegan un papel determinante a la hora de cuidar y evitar la aparición de imperfecciones en la piel.

Te enseñaré dos rutinas que debes implementar de forma diaria, con mucha disciplina para poder notar los resultados y así lucir una piel fabulosa, limpia y libre de imperfecciones.

  • Rutina diaria: como su nombre lo indica será una serie de sencillos pasos que debes incorporar y realizar diariamente para la limpieza, mantenimiento e hidratación de la piel del cutis.
  • Rutina intensiva: es una rutina que debe realizarse durante intervalos de 10 a 15 días, con el propósito de realizar una limpieza profunda.

Restaurando y eliminando todas las células muertas que se encuentran en la piel.

De esta forma se estimulará a la dermis a que produzca nuevas células sanas y fortificadas, logrando mejorar considerablemente la apariencia de la epidermis.

Cabe destacar que la alimentación y la nutrición juegan un papel importante en cuanto al tema del cuidado de la belleza se trata es por ello que él Osteocar Total es una opción natural, enriquecida con vitaminas, minerales y hierbas.

¿Cuáles son los pasos de la rutina diaria?

Foto de dos chicas que sonríen y se relajan con máscaras faciales sobre fondo blanco

La rutina diaria consiste en unos sencillos pasos o etapas que debes cumplir con el fin de limpiar a profundidad tu rostro, para evitar la acumulación de suciedad y toxinas que puedan alterar el equilibrio de nuestra epidermis.

Debes aplicar esta rutina dos veces al día, en las mañanas para retirar el cebo que se acumuló durante el descanso, y al acostarnos, para retirar la suciedad que acumulaste durante el día.

Es muy importante que limpies tu rostro durante las noches, ya que es en este momento, cuando se produce la regeneración celular, y las capas de la epidermis absorben las vitaminas y minerales de las cremas o productos hidratantes.

Ahora bien, manos a la obra. Toma papel y nota para que apuntes cada uno de los pasos de la rutina diaria para la limpieza facial.

Limpieza: todo comienza con la aplicación de los productos de limpieza, bien sea con una leche limpiadora, o cualquier producto de tu preferencia.

Recuerda buscar productos que se adapten a tu tipo de piel.

Aplícalos sobre el rostro, dando suaves masajes circulares por la piel de la cara.

No olvides ningún rincón de tu rostro, retira luego con agua tibia todo el producto, asegúrate que no queden partículas del producto en tu piel.

Pero, aún no hemos acabado. Debes elegir otro producto de limpieza más profunda para retirar la máscara de pestañas, es de vital importancia ya que si no limpiamos bien los excedentes.

Se irán acumulando en la zona de las ojeras, estimulando la aparición de feas manchas e incluso ojeras. A la par que daña e irrita esta área del rostro,  que suele ser muy delicada.

Una vez concluida la limpieza, seca tu piel delicadamente con pequeños movimientos circulares.

Tonifica: aplica un tónico, para así tener una limpieza completa aportar mayor hidratación a la par que equilibra el pH de la piel, cierra los poros, y tonifica el tono natural de tu piel.

Espera a que la piel haya absorbido el tónico en su totalidad, para pasar al siguiente paso.

Hidrata: la hidratación es muy importante, para evitar la resequedad y la aparición de líneas de expresión, a su vez la epidermis necesita hidratación y vitaminas, que le aportará la crema.

Recuerda utilizar una para el contorno de los ojos, y otra para toda la parte del rostro.

¿Qué es una rutina intensiva?

La rutina intensiva consiste en realizar una limpieza más profunda, siguiendo con la rutina diaria.

Cada 10 o 15 días de forma regular debes realizar dicha rutina con el fin de ayudar a tu piel, brindarle una nutrición profunda, una limpieza completa y una exfoliación a fin de retirar todas las células muertas. ¡Empecemos!

Mujer hermosa con mascarilla facial natural de la papaya fresca. Fruta fresca de la papaya sobre base de hojas de papaya.

Exfoliar: esta rutina es más corta y comienza con una exfoliación de la piel.

Los exfoliantes son productos que le ayudarán a la epidermis a retirar todas las células muertas que se encuentran adheridas a ella, además de otorgarle hidratación y oxigenación a las capas más profundas.

¿Cómo aplicamos el exfoliante? Aplica el producto en el rostro con agua tibia.

Luego procede a masajear suavemente sin realizar fuerza, recuerda evitar la zona de los ojos y la boca.

Es importante destacar que el exfoliante no es recomendado en aquellas personas que tengan la piel quemada, irritada o que estén atravesando por una etapa bastante profunda de acné.

Ya que la piel se encuentra sensible y puede irritarla.

Nutrición: una vez hayas realizado la exfoliación tu piel se encuentra limpia y libre de células muertas, es por ello que absorberá mejor los nutrientes a través de una mascarilla natural.

Así le brindará los nutrientes de los ingredientes naturales, y una hidratación completa.

La mejor opción son las mascarillas a base de productos naturales:

  • Pepino: se encarga de regenerar e hidratar la epidermis, a la par que le brinda vitalidad y brillo.
  • Yogur: es una muy buena opción si padeces de acné, ya que contiene propiedad microbianas, por lo que ayudará a combatir dicha infección.
  • Café: le aportará a tu piel todos sus antioxidantes, a la par que la repara y le devuelve la sedosidad natural.
  • Huevo: es excelente para evitar la aparición de arrugas y líneas de expresión. Al mismo tiempo le otorga firmeza y elasticidad.
  • Limón: es rico en vitamina C, además que contiene propiedades antioxidantes, estimula la producción de colágeno y elastina.

Sin duda alguna, tomate un tiempo para el cuidado y embellecimiento de la piel, además de nutrir e hidratar las capas más profundas de la epidermis.

Además el consumo del Osteocar Total le aportará a tu piel, la nutrición de vitaminas y antioxidantes para evitar el envejecimiento prematuro, la aparición de arrugas y molestas manchas.

Aprende a hacer una limpieza facial con productos caseros

La limpieza facial es uno de los rituales más importantes para el cuidado y mantenimiento de la piel, además del mantenimiento de las capas más profundas de la epidermis,

Es por ello que si no dispones de dinero suficiente para cuidar y limpiar tu piel, con productos especializados. ¡No te preocupes!

Te enseñaré una rutina de belleza con productos naturales, de esta forma no expondrás tu piel a químicos, ni parabenos que la puedan irritar.

Botella vertiendo aceite de oliva virgen en un recipiente de cerca

El aceite de oliva: abrimos con este importante ingrediente para la limpieza facial.

Ya que es uno de los pocos  remedios naturales, que le aporta a tu piel una nutrición completa y profunda.

Conjuntamente remueve impurezas, a su vez le aportará a  la piel, una apariencia tersa, suave y radiante.

Este dorado líquido es un potente desmaquillante natural, por lo que también te permitirá a eliminar todos los excedentes de maquillaje acumulados en el rostro.

Solo basta con agregar un chorrito de aceite de oliva en una toallita de algodón,  y frotalo suavemente sobre el rostro.

Miel y azúcar como exfoliante: para seguir con una rutina, debemos aplicar el exfoliante.

Ya que le permite a tu piel, lucir sana y libre de células muertas. Estimulando la renovación celular, una importante función, para que la piel se vea radiante, joven y luminosa.

Una opción muy utilizada y recomendada es el azúcar combinado con la miel.

Solo debes mezclar ambos ingredientes, agrega dos cucharadas de azúcar, una de miel, prepara una pasta y aplícala en el área del rostro.

Una vez aplicada en el rostro, realiza movimientos circulares, déjalo actuar y retira con agua tibia.

Otra opción es la de preparar un exfoliante con café, agrega una cucharada de café molido a tu crema hidratante y realiza masajes circulares alrededor del rostro.

Aceite de coco o almendras: como tu piel, está limpia de impurezas, puedes aplicar un masaje a base de estos aceites.

Con el fin de hidratar el rostro, humectarlos y brindarle toda la gama de nutrientes y antioxidantes con los cuales cuenta la almendra y el aceite de coco.

Por último puedes aplicar una mascarilla hidratante, a base de productos naturales.

Lo importante de esta rutina, es que debes ser constante para poder notar los resultados. ¡Sin excusas!

¿Piel mixta o grasa? Aprende a identificar qué tipo de piel tienes

Es importante conocer con anterioridad, que tipo de piel tienes para poder precisar cuáles son los mejores productos y la rutina facial, que se adaptan a tus necesidades y tipo de piel.

Todas las personas son diferentes, al igual que su piel. Es por ello que algunas pieles, tienden a ser más secas, otras más sensibles, con los poros abiertos o grasas. Existen 5 tipos de pieles:

Piel grasa: recibe este nombre, debido a que presentan un exceso de grasa.

Los poros se encuentran abiertos, son visibles a simple vista. También es bastante brillante, y se observa una capa de grasa en áreas del rostro.

Por lo general, este tipo de piel, presenta como característica principal la presencia de acné, este tipo de piel, se presenta en personas jóvenes o adolescentes.

Piel mixta: recibe este nombre, porque puede aparecer una combinación de la piel seca, normal o grasa.

Su principal característica es que en la zona T (frente, nariz y mentón) hay presencia de piel grasa, y en el área de las mejillas la piel es normal o tienden a ser seca.

Ilustración de piel seca en mujer joven

Piel seca: en este tipo de piel, se presenta una ausencia de la producción de sebo, es por ello que tiende a agrietarse con facilidad, al igual que es recurrente la aparición de líneas de expresión.

Es normal en personas de la tercera edad, puede aparecer descamación y resequedad en algunas partes del rostro y el cuerpo.

Incluso puede presentar flacidez, y la sensación de picor o ardor.

Piel normal: este tipo de piel, representa un equilibrio entre la  zona T  y las mejillas, ya que habrá una pequeña presencia de sebo, pero solo la suficiente para otorgarle hidratación y humectación al rostro.

Se caracteriza por tener porosidad fina y cerrada, poca presencia de sebo, tiende a ser muy suave y su apariencia es fresca y rosada.

Piel sensible: Es una piel muy propensa a verse afectada por los cambios ambientales y las agresiones externas.

Tiende a deshidratarse con facilidad, por lo cual se ve irritada, seca e incluso dañada. En algunos casos se ve rojiza como si estuviese quemada. ¿Qué tipo de piel tienes?

Rutina de limpieza facial para pieles secas

En los climas fríos al igual que en los áridos, la piel tiende a perder la humectación natural, tornándose seca y quebradiza, incluso pueden aparecer de forma superficial líneas de expresión.

Sin embargo, no es necesario vivir en zonas con estos climas, para que nuestra piel se dañe y empiece a mostrar los signos de la resequedad.

Es por ello que se quieres lucir bella, el cuidado de la piel del rostro es el primer paso a tomar.

A cada piel, le corresponde una rutina específica que se adapta a la situación de capa epidermis, es por ello que es fundamental aprender  a identificar qué tipo de piel tenemos.

En esa sección te enseñaré una rutina facial para el cuidado de las pieles secas:

¡Toma nota!

Por la mañana: moja tu rostro con agua tibia y aplica con una mota de algodón, el limpiador o el producto de tu preferencia, recuerda que debe ser específico para pieles secas.

Realiza masajes circulares y retira el producto en su totalidad, con el fin de no producir resequedad o posibles alergias, ante la presencia de estos productos en la piel.

Seguidamente viene un tónico, este le brindara la hidratación y nutrición necesaria.

Es muy importante realizar este paso.

Una vez que la epidermis haya absorbido el producto, aplica un serum hidratante para las pieles secas, acompañado de una crema hidratante para este tipo de pieles. ¡No olvides aplicar el bloqueador solar!

En el transcurso del día: es importante que continúes aplicando durante el día las cremas hidrantes, con el fin de aportar la hidratación necesaria.

Asegúrate que la crema hidratante contenga filtro solar, más aún si vas a caminar bajo la luz solar.

Consume mucha agua, e incorpora a tu alimentación frutas como la patilla, el melón y la papaya son fundamentales, dado que portan gran cantidad de agua al cuidado y mantenimiento de la piel. ¡Recuerda proteger tus labios!

Durante la noche: lava de nuevo tu rostro, de una forma delicada.

Recuerda que una piel seca, es muy sensible.

Aplica de nuevo el tónico, y recuerda aplicar la crema de noche.

Este tipo de cremas se encargan de regenerar las células dañadas y aportar humectación.

Mascarillas faciales para todos los tipos de piel

Te enseñare sencillas mascarillas para que las apliques en la piel de tu rostro.

Elige la que mejor se adapte a ti, según tu tipo de piel.

Para piel seca:

1 cambur sin cáscara

1 cucharadita de miel.

Machaca la banana como si se tratara de un puré, agrega la miel. Aplica directamente sobre el rostro, durante 20 minutos. Retira con agua fría.

Repite tres veces a la semana, ya que es una mascarilla que aporta mucha hidratación al rostro.

Piel grasa:

3 cucharadas de harina de garbanzo

1 cucharadita de Yogurt natural sin azúcar, ni frutas.

1/2 cucharadita cúrcuma

Prepara una pasta con estos tres ingredientes, hasta obtener una mezcla homogénea.

Aplica en el área del rostro, durante 20 minutos. Retira con agua tibia, en su totalidad.

Se debe destacar que no podemos exponernos a la luz solar, luego de haber aplicado esta mascarilla.

Para piel mixta:

3 cucharaditas de papa rallada

1 cucharadita de avena licuada o polvo de avena

1 cucharadita  de miel

Realiza una mezcla con estos ingredientes, aplica durante 20 minutos y retira con agua fría.

Aplícala una vez a la semana.

Piel con acné:

1 cucharadita de polvo de nuez moscada

1 cucharadita de miel

2 cucharaditas de leche líquida de vaca o leche de almendras

Mezcla todos los ingredientes, hasta formar una pasta.

Aplícala en el rostro, con la piel limpia.

Retira una vez transcurridos los 20 minutos con agua fría.

Piel envejecida:

1 cucharadita de sábila

1 cucharadita de miel

1 cucharadita de aceite de coco

Mezcla todos los ingredientes, y aplícala en el rostro por 30 minutos.

Retira la mascarilla con agua tibia. Evita exponerte al sol, horas después a la aplicación de la mascarilla.

Esta combinación, te aporta una excelente hidratación, previene la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Repite varias veces a la semana, para observar los resultados.

Tomate un tiempo de descanso, acompañado con una mascarilla facial.

¡Qué esperas!

¿Cómo limpiar el cutis graso?

Imagen en primer plano de piel del rostro grasoso

El cutis graso presenta una predisposición a la aparición de puntos negros, espinillas incluso acné.

Es por ello que es uno de las pieles que debe ser más cuidada, así como buscar rutinas de limpieza eficaces para retirar el exceso de sebo.

Limpieza regular: el cutis graso, debe ser limpiado, por lo menos 3 veces al día, para limpiar el cebo que se acumula en la zona T.

Además se deben elegir productos astringentes, para el tipo de piel. Estos ayudarán a reducir la acción de las glándulas sebáceas que son las encargadas de secretar el sebo.

Exfoliación: es importante la exfoliación si se tiene piel grasa, al menos día por medio.

Conjuntamente cuando se realiza la limpieza.

Buscando productos que no sean tan invasivos, lo mejor es que se haga de forma natural.

El café es uno de los mejores exfoliantes para las personas con dicho tipo de piel.

Es importante destacar que no se deben utilizar cremas humectantes, luego de limpiar el rostro, ya que esto hará que se vea más grasoso, y posiblemente generará mayor producción de sebo.

Lavar con leche: esta es una opción muy recomendada en las personas que padecen dicha piel, ya que ayudará a cuidar el tono natural de la piel, evitando la acumulación de partículas que pueden generar la aparición de manchas oscuras.

El uso del astringente: el astringente es un producto que se encargará de eliminar el sebo y los aceites que se acumulan en el rostro.

Devolviendo el pH natural a la piel.

es importante regular el uso de cremas hidratantes y humectantes, ya que puede empeorar la situación y estimular a las células a la producción de más grasa.

el consumo del Osteocar Total también ayuda a regular la producción de sebo, y a otorgarle a este tipo de piel, una limpieza profunda, actuando directamente sobre las glándulas sebáceas.

Consejos para tener un cutis perfecto

La apariencia del rostro dice mucho de nosotros, del cuidado que le damos a la piel, así como nos alimentamos y nuestra personalidad.

Es por ello, que la limpieza facial sin duda juega un papel determinante para el cuidado y mantenimiento de la misma.

Ya que diariamente le estamos ofreciendo una limpieza, una hidratación y un cuidado con el fin de evitar la aparición de arrugas, líneas de expresión y cualquier signo de envejecimiento.

Aportar la hidratación y humectación es clave para ayudar a que no pierda firmeza, mejore su elasticidad y aspecto.

La alimentación es clave ya que si nos alimentamos correctamente le proporcionaremos desde las capas más profundas hasta las más superficiales, las vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales.

Así mismo podemos complementar dicho cuidado con el consumo del Osteocar Total dicho producto le brinda a la piel, una limpieza profunda a la par que la hidrata y le brinda los componentes necesarios para retrasar el envejecimiento prematuro.

Es importante realizar la rutina diaria, al acostarnos y al levantarnos y de forma regular realizar un baño de vapor acompañado con la rutina intensiva.

De igual forma la hidratación es clave, trata de tomar mucha agua, alrededor de 8 vasos diarios, de esta forma estará llegando desde las capas más profundas hasta las más superficiales.

No olvides de forma recurrente, aplicar el bloqueador solar, más aún si vas a estar expuesto al sol.

Incorpora a tu dieta más vegetales, verduras y frutas, cultivadas de forma orgánica, de esta forma estarás otorgándole al organismo todos los nutrientes de estos alimentos.

Privando al organismo de cualquier sustancia tóxica o químico que puedan traer los alimentos que han sido cosechados de forma convencional.

Igualmente, recuerda tener hábitos de vida saludables. No fumes, practica ejercicio, y modera tu consumo de alcohol.

¡Tú piel te lo agradecerá!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *