Diferentes cereales dispuestos en mesa y cuchara de madera

¿Cuál es la función biológica de los carbohidratos?

¿Cuál es la función biológica de los carbohidratos?

Última actualización: 02-06-2019. Equipo Nutricioni

La función biológica de los carbohidratos es la de aportar energía al organismo, así podrá desarrollar las actividades cotidianas de forma natural.

Pero esta no son las únicas que cumplen los carbohidratos, también deben cumplir con más funciones:

Diferentes harinas de cereal de trigo en bolsas de panadería, diferentes texturas, brotes de trigo molido, salvado de trigo, harina de sémola, trigo duro.

Energéticas: ya que los carbohidratos se encargan de reservar las energías en el cuerpo, para usarlas cuando sean necesarias. Lo importante es que el cuerpo tenga la fuerza para realizar sus labores de forma cotidiana.

Ahorra proteínas: consumiendo carbohidratos se evita que las proteínas se utilicen como suministro de energía. De esta forma gran parte de de ellas se emplea en la construcción de los tejidos.

Forman partes de tejidos importantes: esto se debe  que los carbohidratos son parte fundamental de los tejidos nerviosos y conectivos. También se encuentran presente en las moléculas de ADN y trifosfato de adenosina (ATP).

Prevención de Cetosis: los carbohidratos forman parte fundamental en el metabolismo de los lípidos. Es por ello que, cuando se presenta una deficiencia de estos, ocasiona que el ciclo de las grasas no se pueda completar.

Estoy acarrea un exceso de oxidación de las grasas, acumulando los llamados cuerpos cetónicos en el organismo.

Regulador: se requiere de carbohidratos en la regulación del tránsito intestinal. Por ello tienen otros efectos en el cuerpo, entre los cuales están:

  • La disminución del estreñimiento, ya que se encarga de ablandar las heces fecales y de incrementar el volumen de la misma.
  • Aumenta la sensación de saciedad en el cuerpo, previniendo los brotes de hambre frecuentes.
  • Ayuda a que el vaciado del estómago sea de forma lenta.
  • Evita que se absorben las sustancias dañinas para el cuerpo como el colesterol.
  • En caso de padecer diabetes, previene eficientemente la subida del azúcar en el cuerpo.
  • Presenta efectos positivos en contra de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer de colon.

Estructurales: esto se debe a que forma parte de las paredes celulares del organismo. Esto le permite mantener a raya la presión osmótica de los espacios que se encuentra entre las células tanto internas como externas.

¿Qué son los carbohidratos?

Los carbohidratos, como su nombre indica,  están conformados por carbono, oxígeno e hidrógeno. Son moléculas de gran importancia para el desarrollo del organismo.

Esto se debe a que son fuente de energía que además cumplen con las funciones específicas descritas anteriormente.

Es la razón por la que el ser humano necesita ingerir cantidades específicas de carbohidratos, ya que de esta manera puede obtener las azúcares que necesita, en especial la glucosa.

Azúcares: Es como se denominan normalmente a los monosacáridos.

Son los carbohidratos más simples, lo que se conoce como fructosa, lactosa y glucosa.

Por ser los carbohidratos capaces de atravesar el intestino muy rápidamente, tienen también la capacidad de incrementar con mayor rapidez los niveles de glucosa en sangre.

Importante tener bien claro que  no todos lo carbohidratos son azúcares, pero todos los azúcares si son carbohidratos.

Otros carbohidratos son:

Las fibras: es un rico carbohidrato que proporciona muchos beneficios para nuestra salud, debido a que no se digiere con tanta rapidez como otros.

Esto sucede debido a que el intestino carece de las enzimas requeridas para la descomposición de las moléculas de glucosa.

Por ello se le considera uno de los carbohidratos más complejos, debido al nivel de dificultad para digerirlo con rapidez.

Almidones: Son los carbohidratos conocidos como los más complejos, que contienen numerosas moléculas de glucosa.

Estos carbohidratos tienen un efecto menos rápido en lo que se refiere al incremento de la glucosa en sangre, considerándose los niveles normales.

Tanto la fibra y el almidón son unos carbohidratos  resistentes que no se descomponen con tanta facilidad, ni se asimilan tan rápido en el intestino delgado.

Para que el cuerpo humano tenga un funcionamiento apropiado necesitará siempre de una porción o la dosis indicada de almidón.

Es importante considerar que los carbohidratos complejos son los más aconsejables en los hábitos alimenticios, ya que evitan los picos elevados de azúcar en sangre.

Los carbohidratos y su importancia en la nutrición

Los carbohidratos son parte esencial de una alimentación balanceada, ya que aportan gran cantidad de nutrientes y además de tener propiedades que le proporcionan energía al organismo.

De allí que la nutrición y salud siempre van de la mano, además se plantean 6 nutrientes que el organismo no puede dejar de consumir y entre ellos se encuentran los carbohidratos.

No todos los carbohidratos tienen las mismas funciones, ni se metabolizan de la misma manera, allí la diferencia a la hora de escoger los más indicados.

Para una dieta normal lo mejor son los carbohidratos complejos, ya que estos son los que previenen los altos niveles de azúcar en la sangre.

Ya se ha podido conocer la importancia que tienen los carbohidratos en la producción de la energía y para el debido mantenimiento de las funciones vitales del organismo.

Por ello, los carbohidratos juegan un papel tan elemental en el cumplimento de los aportes nutricionales necesarios ya que se obtienen a través de la glucosa durante el procesos de la digestión.

Estudios realizados en el tema de la nutrición han  planteado que una dieta sana y equilibrada será la que suministre por lo menos 50% de carbohidratos, un 35% de grasas y podría ser  hasta menos y el resto con las proteínas.

Los carbohidratos en el organismo durante el proceso de la digestión se transforman en glucosa o azúcar. Está azúcar la utiliza el organismo de forma inmediata para la producción de energía.

Siempre habrá un sobrante de glucosa que se convertirá en otro tipo de azúcar llamado glucógeno.

Ese glucógeno se almacena en el hígado y también en los músculos para ser utilizado en un momento dado que el organismo carezca de glucosa.

De allí parte la importancia de los carbohidratos en la nutrición, mantener la ingesta  diaria ayuda en la prevención de la cetosis o falta de hidratos, que pueden acarrear algunas consecuencias desfavorables para la salud.

Consume carbohidratos de forma controlada

Los carbohidratos por excelencia son los que suministran importante energía al cuerpo humano, pero esto  no quiere decir que se pueda hacer uso de ellos sin control.

Especialmente cuidando los niveles altos de azúcar en sangre, se puede planificar o implementar como una técnica para el control de comidas y alimentos que contienen carbohidratos que elevan la glucosa.

La cantidad de carbohidratos que se consuma será muy personal, porque pueden intervenir muchos factores como: si se lleva una vida muy activa físicamente o si de pronto ingiere algún medicamento, si es el caso.

Lograr encontrar un equilibrio en el consumo de los carbohidratos, sería lo ideal para evitar riesgos en la salud.

Se dice que el consumo normal sería de 45 a 60 gramos de carbohidratos por una comida. Aunque puede que se requiera más o menos, según sea el caso particular de cada persona.

Lo indicado es que con el equipo médico o con los especialistas lograr determinar con precisión la cantidad requerida.

Una vez en conocimiento de la cantidad apropiada de los carbohidratos a consumir, ya se hace más fácil escoger los alimentos y definir el tamaño de la porción con el objetivo de que la ingesta quede lo más balanceada.

Existen muchos materiales o informaciones educativas sobre el conteo de carbohidratos que podrían servir para tener mejor control.

En algunos alimentos que contienen etiquetas también se podría ver el contenido de los carbohidratos a consumir.

Se debe leer el total de gramos en carbohidratos que la etiqueta muestra y eso incluye fibras, almidón y azúcar.

Siempre una ingesta balanceada será lo más recomendado con la proporciones indicadas en proteínas, grasas y carbohidratos.

¿Cómo es la digestión de los carbohidratos?

El comer forma parte fundamental de las actividades que realiza el ser vivo. De esta manera es que se obtienen los nutrientes necesarios para que el organismo se encuentre saludable.

Los carbohidratos forman parte esencial de dicha forma de alimentación. Para que el cuerpo pueda absorber los nutrientes que aportan estos alimentos tiene que pasar por el proceso de la digestión.

En la digestión de los carbohidratos participan de forma activa una gran cantidad de enzimas digestivas o gastrointestinales. Una de la enzima más utilizada en la amilasa.

La amilasa tiene su origen en la saliva,  y en el páncreas, su función es la transformación de los almidones (polisacárido) en disacáridos. Es de resaltar que el origen de la digestión es el la cavidad bucal.

Para mejorar el proceso digestivo cuentas con  Enzi Activ un producto natural que cuenta con 18 enzimas digestivas para mejorar el proceso digestivo de todo tipo de alimentos.

En el proceso de la digestión, muchos de los carbohidratos consumidos se transforma en glucosa, esta es absorbido por el intestino y transporta a la sangre y al resto del cuerpo en forma de energía.

La velocidad con que se absorben los carbohidratos depende de si son simples o complejos. Los simples se absorben muy rápidamente, esto se debe a que están hechos solo con una o dos moléculas de azúcar.

Imagen en primer plano de pasta con salsa de tomate. Tomates al rededor

Por esto el cuerpo los digiere con mayor facilidad, aportando energía de forma inmediata. Dentro del grupo de los carbohidratos simple se tiene:

La fructosa: esta es conocida normalmente como el azúcar de la fruta,  y se caracteriza por ser el monosacáridos con mayor dulzura, ya que tiene la misma composición de la glucosa.

La fructosa se puede consumir de forma natural a través de las frutas naturales como naranja, manzana, los dátiles, la miel entre otros. La fructosa se puede consumir a diario ya que no es glucosa en sí.

La glucosa: se caracteriza por ser un monosacáridos natural, que se encuentra en la naturaleza conocido por su nombre científico como dextrosa.

La glucosa se encuentra en numerosos alimentos naturales como la uva y las hortalizas. Este es el combustible perfecto para que el cerebro funcione correctamente.

La galactosa: se caracteriza por ser un carbohidrato con una composición particular. Este compuesto al juntarse con la lactosa causa alteraciones al organismo de los bebés.

Nivel de absorción de los carbohidratos complejos

Los carbohidratos complejos se caracterizan por ser de lenta absorción, esto quiere decir que al cuerpo le toma mayor tiempo en digerirlos.

Esto hace que el organismo vaya liberando paulatinamente las azúcares por lo que se mantiene la energía en el cuerpo por más tiempo. Esto tiene como gran ventaja una sensación de saciedad, por lo que ayuda en las dietas para bajar de peso.

De igual forma, los carbohidratos complejos tiene un alto contenido de nutrientes y fibra esenciales para el normal desarrollo del organismo y sistema inmunológico.

Dentro del grupo de carbohidratos complejos se tienen:

Sacarosa: se caracteriza por ser un carbohidrato con composición disacárido, esta se encuentra presente en las frutas y las verduras, principalmente en las remolachas y la caña de azúcar.

En el caso de los azúcares procesados sean blanco o marrones se les considera sacarosa y su uso debe ser con mucho cuidado.

Maltosa: es un carbohidrato del tipo disacárido, también conocido como el azúcar de la malta. Este se puede ingerir a través de las semillas, en los granos germinados, cereales y leche malteada.

No debe consumirse en grandes cantidades, ya que puede ocasionar problemas en el organismo.

Glucógeno: es un carbohidrato considerado de gran reserva en los animales y en humanos, específicamente en el hígado y en los músculos.

Enzimas digestivas: ¿cómo funcionan en el organismo?

Para que se produzca la digestión, los alimentos deben pasar por un proceso antes de llegar a los ácidos del estómago. El proceso de la digestión inicia en la boca, donde se mastican los alimentos para formar un bolo.

Es importante señalar que en el proceso de la digestión participa gran cantidad de enzimas digestiva.

Para garantizar un buen funcionamiento de ellas utiliza Enzi Activ un producto natural que cuenta con 18 enzimas digestivas que garantizan una buena digestión.

De igual forma, en este proceso participan las enzimas producidas por las glándulas salivales, está producen una sustancia resbaladiza presente en la boca.

Esta sustancia está compuesta por agua y otros químicos y se llama saliva.

La saliva se encarga de de humedecer los alimentos para que se puedan tragar con facilidad. Además, humedecen la lengua para que se active el sentido del gusto y se deleite con los sabores.

La saliva es de vital importancia en el proceso de la digestión, esta permite que los alimentos inicien el proceso de descomposición. Además se encarga de mantener limpia la boca, facilitando la eliminación de las bacterias patógenas.

Una vez que los alimentos llegan al estómago en forma de bolo, se produce algo se denomina a pre-digestión.

Esto se debe a que se mezclan con las secreciones gástricas, esto es expuesto a un pH bajo y a la pepsina lo que permite que estos se fraccionen en pequeñas partículas.

Una vez que se concluye este proceso, entran en acción el ácido hidroclórico y neutraliza las enzimas. Para empezar la función de descomposición del resto de los alimentos.

Estos alimentos ricos en nutrientes, van al intestino delgado, después pasan al páncreas y las enzimas digestivas entran de nuevo en acción en el proceso digestivo.

Al terminar la digestión, los nutrientes obtenidos de todo este proceso, van a las paredes intestinales y son absorbidos en el sistema sanguíneo.

Esta es la función que ha diseñado la madre naturaleza, para nuestro organismo. Si se sigue este proceso correctamente tendremos buena salud y un mejor vivir.

Otras enzimas que participan en la digestión

Además de las enzimas que ayudan a la digestión de los alimentos, también existen otros químicos, que participan de una forma indirecta en este proceso.

Estos se encargan de ayudar a las enzimas digestiva a realizar su función entre ellos se tiene:

Las secreciones intestinales: estas secreciones son las que se encargan de proteger a las paredes del estómago y las intestinales de excoriaciones.

De igual forma la protege de las acciones bacterianas  también conocida como alcalinidad. Por lo general, estas secreciones se encuentran compuestas de agua, enzimas –lactasa.

Optimiza la función de estas enzimas con Enzi Activ, un producto que cuenta con enzimas digestiva, para que este proceso se dé lo más natural posible.

También protege a nuestro intestino-grueso- de infecciones, y contribuye al paso de las heces, facilitando la evacuación.

La bilis: este se caracteriza por ser un líquido de color amarillo, que es producido por el hígado y se encuentra protegido en la vesícula biliar.

La función de la bilis en el proceso de la digestión es de transformar las grasas en ácidos grasos.

La bilis está integrada por partículas de agua, sales corporales como lo son el sodio y el potasio. También contiene colesterol, ácidos o sales biliares, bilirrubina, cobre y otros.

El jugo pancreático: Este es un líquido normalmente transparente el cual proviene del páncreas.

Está compuesto por agua, enzimas como la lipasa y amilasa, precursores enzimáticos inactivos. Entre ellos se tienen: la quimotripsinógeno, tripsinógeno y procarboxipeptidasa, sales minerales y electrolitos.

Las enzimas que la componen se encargan de desintegrar las proteínas, las grasas y los carbohidratos. Los jugos pancreáticos se encuentran bajando por el páncreas y van vaciando el duodeno a su paso.

También puedes emplear Enzi Activ cuenta con enzimas que facilita la digestión de los alimentos en especial la de los carbohidratos.

Infusiones beneficiosas

Para mejorar la digestión puede emplear infusiones algunas de las que te pueden ayudar son:

Infusión de hinojo: esta te ayuda a combatir los gases que se forman en los intestinos. La infusión de hinojo es un buen tónico para la digestión esto se debe a que ayuda a que:

  • Incrementa las secreciones gastrointestinales.
  • Es carminativo, es decir ayuda a reducir la producción de gases.
  • Elimina los cólicos y calma los malestares intestinales
  • Estimula los movimientos naturales del intestino.

Las infusiones de alcachofas: ayudan a acelerar la digestión, incrementando la producción y la fluidez de la bilis. Esta acción hace que se facilite la descomposición de las grasas.

Las infusiones de alcachofas son ideales para acelerar las digestiones lentas evitando: pesadez, distensión abdominal y flatulencias.

Infusión de hierba luisa: esta es una infusión que actúa como tónico estomacal, por tal razón ayuda a calmar cuando hay dolor y evita los gases en el estómago.

Es eficaz para tratar digestiones lentas y espasmos gastrointestinales. Su agradable sabor alimonado fresco la hace muy fácil de ingerir.

Infusión de boldo: ayuda a digerir las grasas. Esta infusión ayuda a proteger el hígado y el páncreas mientras calma la pesadez de estómago. De igual forma, ayuda a fortalece las mucosas del estómago.

El boldo también cuenta con propiedades diuréticas, por lo que eliminar las toxinas del cuerpo es mucho más sencillo.

Mejor digestión con Enzi Activ

Con  Enzi Activ se puede lograr, gracia a que es un suplemento que cuenta con 18 enzimas digestivas. Estas enzimas trabajan juntas, ayudan en todo el proceso digestivo y digieren todo tipo de alimentos.

Las enzimas digestivas cumplen funciones específicas, dichas funciones son las siguientes:

Enzima Pepsina: esta es una de las enzimas segregada por el estómago, su función principal es la disolver las proteínas en péptidos. Esta enzima se desarrolla en un medio muy ácido.

La pepsina ayuda a facilitar la digestión de las frutas y las verduras.

Enzima Erepsina: esta enzima es segregada en los jugos pancreáticos hacías el intestino. Esta enzima es la que se encarga de la digestión de los péptidos para extraer los aminoácidos que el cuerpo necesita.

Enzima de lipasa: esta enzima es segregada por el páncreas y a dirigida al intestino delgado. Su función principal es la de descomponer los lípidos en ácidos grasos y glicol.

Enzima Proteasa pancreática: esta se desarrolla sobre el intestino, generalmente en un Ph alcalino. Esta enzima se encarga de digerir las proteínas para obtener los aminoácidos.

Enzima amilasa: esta es una enzima segregada por  el páncreas que va dirigida hacia el intestino. Esta enzima facilita la eliminación del almidón que se escapa de la ptialina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *