¿Cuál es el mejor calcio para los huesos?

¿Cuál es el mejor calcio para los huesos?

Última actualización: 13-02-2019. Equipo Nutricioni

La nutrición es importante para la salud ósea, y se ha identificado una cantidad de minerales y vitaminas que juegan un papel potencial en la prevención de enfermedades óseas, particularmente osteoporosis.

A pesar de esto, actualmente no existe un consenso sobre los niveles máximos para permitir la ingesta de alimentos o como suplementos dietéticos.

Los beneficios de la suplementación de poblaciones con riesgo de osteoporosis con calcio y vitamina D están bien establecidos.

Se ha demostrado que el calcio y la vitamina D en personas mayores previenen la pérdida ósea y, en algunos estudios de intervención, previenen las fracturas por fragilidad.

 A pesar de que el fósforo es esencial para la salud ósea, la ingesta promedio se considera más que suficiente y la suplementación podría elevar la ingesta a niveles adversos.

El papel de la vitamina K en la salud ósea está menos definido, aunque puede mejorar las acciones de Calcio y vitamina D.

La suplementación a través de productos alimenticios queda por establecer. Un consenso sobre la suplementación dietética para la salud ósea debe equilibrar los riesgos.

Por ejemplo, la exposición de poblaciones vulnerables a valores cercanos a las dosis máximas toleradas, contra la evidencia de los beneficios de los ensayos clínicos aleatorizados.

Ensayos, como los de calcio y vitamina D. La retroalimentación de los estudios de la comunidad debe dirigir investigaciones adicionales y ayudar a formular un consenso en la suplementación dietética para la salud ósea.

Con el manejo de las enfermedades de las personas mayores se espera aumentar dramáticamente en los próximos años.

Para un sistema óseo fuerte y sano se recomienda Osteo Vigor.

Enfermedades óseas. Representará una proporción considerable de estos costos.

Se estima el impacto financiero de las fracturas osteoporóticas para duplicarse en 2050 hasta alcanzar los 76. 7 mil millones de euros.

El calcio y la salud de los huesos

En forma de hidroxiapatita, el calcio y el fósforo constituyen las sustancias minerales del esqueleto y los dientes. Estos contienen el 99% del calcio del cuerpo adulto

Estos dos elementos por lo tanto juegan un papel importante en la fuerza ósea y son de gran importancia nutricional en osteoporosis.

La pérdida ósea se puede retardar en los ancianos por la ingesta de calcio, que reduce el riesgo de hiperparatiroidismo, que a su vez favorece la resorción ósea.

La importancia de la suplementación de calcio para la salud ósea está bien establecida y,
junto con la vitamina D, es considerado como un componente clave de cualquier régimen preventivo o terapéutico para la osteoporosis.

Para los que prefieren los productos naturales se recomienda Osteo Vigor, por su contenido de minerales y nutrientes buenos para los huesos.

También se ha documentado en varios ensayos clínicos, un informe reciente de Women´s Health Initiative (WHI).

El estudio indicó que la suplementación prolongada con calcio (más vitamina D) en mujeres posmenopáusicas sanas significativamente mejora del contenido mineral óseo en la cadera.

Un significativo 29% de disminución relativa en el riesgo de fractura de cadera fue
registrado, pero sólo entre los participantes que se adhirieron a los suplementos de vitamina D de Ca.

Un estudio en el Reino Unido, la evaluación aleatoria de calcio o vitamina D, el ensayo  no encontró antifractura significativa eficacia asociada con la suplementación, pero este estudio tuvo mal cumplimiento y analizó la prevención secundaria de fractura.

Dos metanálisis recientes de control aleatorizado los ensayos concluyeron que se necesita Ca adicional con vitamina D para reducir el riesgo de fractura de cadera y destacó la importancia del cumplimiento de la suplementación en la reducción de riesgo de fractura.

El papel de los nutrientes en la salud ósea

Ilustración de los minerales que forman los micronutrientes

La osteoporosis es un importante problema de salud pública que afecta a millones de personas.

La ingesta dietética es un importante factor modificable para la salud ósea. La ingesta inadecuada de nutrientes importantes para los huesos aumenta el riesgo de pérdida ósea y posterior osteoporosis.

El proceso de formación ósea requiere un suministro adecuado y constante de nutrientes, como calcio, proteínas, magnesio, fósforo, vitamina D, potasio y fluoruro.

Sin embargo, hay varias otras vitaminas y minerales necesarios para los procesos metabólicos relacionados con los huesos, incluidos el manganeso, el cobre, el boro, el hierro, el zinc, la vitamina A, la vitamina K, la vitamina C y las vitaminas B.

Aunque los niveles recomendados de nutrientes tradicionalmente relacionados con el hueso tenían como objetivo promover la masa y la fuerza ósea, los niveles recomendados de otros nutrientes que también influyen en el hueso se establecieron en diferentes parámetros.

Estos pueden no ser óptimos para la salud ósea, en vista de los recientes datos epidemiológicos.

El calcio es el mineral más importante para la salud ósea. Sin embargo, hay otros minerales que también juegan un papel importante.

La buena noticia es que una dieta equilibrada proporciona nutrientes adecuados para la mayoría de las personas, sin la necesidad de suplementos caros.

Aquí hay una panorámica de algunas superestrellas minerales y enlaces para obtener más información sobre cada una.

Tenga en cuenta que muchos de los alimentos que los suministran son iguales, por lo que es mucho más fácil comerlos correctamente.

Boro
. En animales de laboratorio, la privación de boro puede llevar a un desarrollo óseo deficiente.

La deficiencia de boro puede estar asociada con la deficiencia de vitamina D. Parece que el boro reduce la excreción de calcio, magnesio y fósforo, todos los cuales son necesarios para los huesos fuertes.

No se han establecido requisitos dietéticos, pero de 4 a 5 miligramos diarios es suficiente. Las dosis grandes pueden ser tóxicas.

Fuentes de boro: almendras, manzanas, plátanos, brócoli, apio, peras, uvas, legumbres, nueces y tomates.

Otros minerales buenos para los huesos

Grupo de minerales en fondo blanco

Cobre. El cobre participa en la maduración del colágeno y esta proteína ayuda a proporcionar la "infraestructura" que mantiene unido al hueso.

Parece que la ingesta típica de cobre es inferior a la cantidad diaria recomendada y puede llevar a una formación reducida de hueso, pero se necesitan más estudios.

Fuentes de cobre: frijoles, nueces, champiñones, hígado, ostras, cereales y chocolate.

Hierro. El hierro es un cofactor para las enzimas involucradas en la síntesis de colágeno. En pruebas de laboratorio, los niveles bajos de hierro pueden llevar a una menor resistencia ósea.

Advertencia: si está tomando calcio, no tome hierro al mismo tiempo, porque algunos estudios sugieren que los suplementos de calcio pueden inhibir la absorción de hierro.

Fuentes de hierro.
Verduras de hojas verdes oscuras, como la espinaca y la carne roja.

Magnesio. Dos tercios del magnesio de nuestro cuerpo se encuentran en nuestros esqueletos. El magnesio también es esencial para el buen funcionamiento de los nervios, los músculos y todas las células vivas.

Desafortunadamente, muchos de nosotros parecemos estar tomando muy poco magnesio. El alcohol y los diuréticos pueden drenar nuestro suministro porque aumentan la excreción urinaria.

El magnesio se puede reemplazar con una tableta o cápsula de 100 mg al día, y su nivel en la sangre se puede medir con precisión en laboratorios de referencia comerciales.

Fuentes de magnesio: Chocolate, vegetales verdes, nueces, semillas, calabaza, granos enteros y agua dura.

Por su contenido de minerales, se recomienda el producto natural Osteo Vigor, para la buena salud de los huesos.

Fósforo. El fósforo es otro elemento que es esencial para el crecimiento óseo. El 85% del fósforo de nuestro cuerpo está incorporado en nuestros huesos como fosfato de calcio.

La mayoría de las personas probablemente ingieren suficiente fósforo en su dieta, aunque los vegetarianos que no consumen productos lácteos corren el riesgo de desarrollar una deficiencia de fósforo.

Esto puede resultar en una enfermedad ósea grave que se parece a la deficiencia de vitamina D (raquitismo en niños, osteomalacia en adultos).

Fuentes de fósforo: Cereales, lácteos, huevos, pescado, carne, legumbres y nueces.

Tips para la buen salud de los huesos

El calcio es el mineral más importante para la salud. Sin embargo, hay otros minerales que también juegan un papel importante. La buena noticia es una dieta equilibrada.

Boro. En animales de laboratorio, la privación de boro puede llevar a un desarrollo deficiente. La deficiencia de boro puede estar asociada con la deficiencia de vitamina D.

Parece que el boro reduce la excreción de calcio, magnesio y fósforo, todos los cuales son necesarios para los huesos fuertes.

No se han establecido requisitos dietéticos, pero de 4 a 5 miligramos diarios es suficiente. Las dosis grandes pueden ser tóxicas.

Se encuentra en: almendras, manzanas, plátanos, brócoli, apio, peras, uvas, legumbres, nueces y tomates.

Cobre
. El cobre participa en la maduración del colágeno y esta proteína ayuda para proporcionar la "infraestructura" que mantiene unido al hueso.

Parece que la ingesta típica de cobre es inferior a la cantidad diaria recomendada y puede llevar a cabo una formación reducida de hueso, pero también se necesita más estudios.

Se encuentra en: nueces, champiñones, hígado, ostras, cereales y chocolate.

Por su contenido mineral, se recomienda Osteo Vigor, para un sistema óseo fuerte.

Hierro. El hierro es un cofactor para las enzimas involucradas en la síntesis de colágeno. En pruebas de laboratorio, los niveles bajos de hierro pueden llevar a una menor resistencia. Advertencia: si está tomando el calcio.

Se encuentra en: Verduras de hojas verdes oscuras, como la espinaca y la carne roja.

Magnesio. Dos tercios del magnesio de nuestro cuerpo se encuentra en nuestros esqueletos. El magnesio también es esencial para el buen funcionamiento de los nervios, los músculos y todas las células vivas.

Desafortunadamente, muchos de nosotros parecemos estar tomando muy poco magnesio. El alcohol y los diuréticos pueden drenar nuestro suministro porque aumentan la excreción urinaria.

Se encuentra en: Chocolate, vegetales verdes, nueces, semillas, calabaza y granos enteros.

Fósforo. El fósforo es otro elemento que es esencial para el crecimiento óseo. El 85% del fósforo de nuestro cuerpo está incorporado en nuestros huesos como fosfato de calcio.

Se encuentra en: cereales, lácteos, huevos, pescado, carne, legumbres, nueces y granos.

Potasio. El potasio juega un papel vital en el mantenimiento de la salud. Ciertas ventas de potasio neutralizan los ácidos durante los procesos metabólicos del cuerpo.

Más sobre el calcio y los huesos

Además de los productos lácteos, elija pescado con huesos como el salmón, las sardinas o la maleza.

Para obtener beneficios adicionales, sírvase con un lado de verduras de hojas verdes oscuras o brócoli. Las almendras, los higos secos, el tofu fortificado y la leche de soya también son opciones ricas en calcio.

La cantidad diaria recomendada de calcio es de 1.000 mg al día, pero tu necesidad aumenta a medida que envejeces.

Consulte con su médico antes de comenzar con los suplementos para averiguar qué cantidad es la adecuada para usted.

Por ejemplo, después de la menopausia, la mayoría de las mujeres necesitan de 1000 a 1,500 mg al día, a menos que tomen terapia hormonal.

Su cuerpo solo absorbe 500 mg de calcio a la vez, señala la Sra. Jeffers, así que distribuya su consumo a lo largo del día.

Vitamina D. Para ayudar a absorber el calcio, la mayoría de los adultos necesitan entre 1.000 y 2.000 UI de vitamina D al día. Las pastillas combinadas de calcio y vitamina D generalmente no cumplen con este requisito.

Tomar un suplemento de vitamina D asegurará que cumpla con sus necesidades diarias.

Iniciar ejercicios de levantamiento de pesas. Para aumentar la fuerza de sus huesos, intente hacer ejercicio que "cargue" o comprima sus huesos.

Trotar, hacer ejercicios aeróbicos de alto impacto, subir escaleras repetitivamente. Igualmente, jugar al tenis y al básquetbol son los mejores para desarrollar huesos.

Pero si tiene osteopenia, osteoporosis o artritis, intente caminar o usar una máquina elíptica u otra.

Disminuir el consumo de alcohol y el hábito de fumar contribuye con una salud ósea adecuada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *