Mujer sonríe mientras se toca la piel de la cara

Cosmética y salud: Vitaminas que rejuvenecen la cara

Cosmética y salud: Vitaminas que rejuvenecen la cara

Última actualización: 08-10-2018. Equipo Nutricioni

Las vitaminas para rejuvenecer la delicada piel de la cara son un gran aliado para mejorar notablemente el inclemente paso del tiempo sobre la tez de las personas.

Las arrugas o líneas de expresión son una señal inequívoca y clara del paso de los años, nadie está exento de ellas. Sin embargo, son muchas las cosas que se pueden hacer para mejorar el aspecto, retrasar su aparición o hacerlas menos notorias.

No hay que quedarse de brazos cruzados esperando a que lleguen estas incomodidades en el rostro y sí hay que prepararse para mostrar al mundo la mejor versión, más rejuvenecida, sin tener que acudir al bisturí o inyecciones.

¿Cuando saldrán las arrugas?, es quizás una pregunta que todos, sobre todo las mujeres, se hacen para saber cuándo comenzar a cuidar la piel de forma más enfocada. Pero la verdad es difícil definir una edad en las que saldrán las arrugas.

Éstas aparecen como un proceso natural por la pérdida del funcionamiento de las células y del envejecimiento de todo el organismo y puede variar de persona a persona.

La piel y sus capas funcionan de manera perfecta, cada una apoyando y nutriendo a la otra permitiendo que las personas ostenten un exterior radiante.

Así mismo, es el órgano más grande en el cuerpo y cumple funciones muy relevantes: protege de los agentes nocivos externos tales como: impactos físicos, ataques químicos, abrasión o  microorganismos; del calor y el frío, de la luz solar y las infecciones.

Hay algo que se suele escuchar y leer a menudo pero que no se sabe realmente cómo funciona: la renovación de la piel.

La transformación que desarrollan las células y que permite lucir una piel como nueva cada día, es un proceso dinámico y continuo. Pero sin los cuidados y la nutrición adecuada de la piel estos efectos no serán muy notorios.

Imagen en primer plano de mujer mostrando su rostro

La piel se las arregla para renovarse

La piel se conforma de tres capas: la epidermis, la capa que se puede ver; la dermis y el tejido subcutáneo que es la capa más profunda. La piel se regenera de manera constante naturalmente.

La epidermis es la capa donde ocurren los cambios visibles, ya que es allí donde se desechan las células muertas. Este proceso se da cuando se exfolia, al lavar las manos o hasta de manera natural esas células se reemplazan por otras nuevas.

Este ciclo de renovación de la piel tiene un duración aproximada de 28 días, el tiempo que toma a las células llegar a la epidermis para realizar el cambio. Este tiempo puede variar un poco, pues con el paso de los años se va ralentizando.

Aunado a ello, hay una variedad de factores que también pueden afectar la renovación de la piel y que no tienen que ver con soplar las velas cada año. Se trata de la mala alimentación, la exposición excesiva a los rayos UV, pocas horas de descanso, falta de hidratación y el cigarrillo, entre otros.

Lo cierto es que este proceso se puede retrasar, acelerar o ayudar a revertir para lograr una mejor apariencia; lo mejor que se puede hacer es empezar a trabajar en ello.

Si se desea lucir una piel joven y sana son muchos los factores que se pueden tomar en cuenta  y de los cuales se puede tener el control; esto va desde la alimentación, los hábitos saludables y los productos cosméticos que se empleen.

Lo relevante en este punto es preguntarse: ¿puedo hacer algo desde los propios medios para contribuir a la regeneración de la piel y evitar un envejecimiento prematuro?

Hay una  respuesta: sí, con una serie de rutinas de cuidados internos y externos diarios y vitaminas es posible revitalizar la piel del rostro y mantenerla con un aspecto lozano por mucho tiempo.

Además, hay muchos productos como Piel Perfecta que pueden ayudar a mejorar este proceso de renovación, con el contenido adecuado de vitaminas para conseguir una piel limpia, hidratada y nutrida en menos tiempo.

Mujer mayor con un buen tratamiento en la piel de cara. Se toca el rostro con una de sus anos

Cuidar las apariencias: un proceso de adentro hacia afuera

Son muchos los cuidados que se le pueden dar a la  piel que provienen directamente de lo que se consume a la hora de colocar el plato en la mesa.

Todo los nutrientes (o anti nutrientes) de lo que se come se verán reflejados en la fachada exterior del cuerpo. La salud es algo integral; si se está realmente saludable en lo interno habrá un claro reflejo en la apariencia exterior.

Es por ello que uno de los tips más frecuentes que se suelen dar para rejuvenecer la piel del rostro es asumir buenos hábitos alimenticios, ya que todos los nutrientes, vitaminas y minerales  entre otros, son los que van a permitir que la renovación celular se dé espontáneamente.

De lo contrario, si el cuerpo se ve colmado a diario de comida chatarra, llena de químicos, con exceso de azúcar y grasas saturadas, se estará ‘anti nutriendo’ con toxinas y elementos que poco aportan y que entorpecen el proceso orgánico.

Cuando esto ocurre es factible que los nutrientes favorables de los alimentos no puedan aprovecharse correctamente y esto se aprecia externamente dando como resultado lo que nadie quiere lucir: una piel sin brillo ni luminosidad, de tono mate, con arrugas y poco hidratada.

El colorido mundo de las vitaminas para la piel

Así como el abecedario comienza con A, muchas cosas buenas empiezan en el organismo con la vitamina de esa letra. La vitamina A cuenta con un efecto inhibidor de los agentes contaminantes que la hace una de los must have (término que significa imprescindible de la temporada) en cosmética.

Por su función de combatir el envejecimiento prematuro de la piel, esta vitamina es imprescindible ya que le da una apariencia más elástica y joven, repara las células  y evita que se deshidrate o reseque.

Las zanahorias, las calabazas y otros alimentos ricos en betacarotenos, pueden ayudar en el objetivo de conseguir una piel rejuvenecida, pues esta vitamina coadyuva a la reparación y el crecimiento de los tejidos, favorece la cicatrización y mantiene la piel suave y flexible.  

Hay muchos otros alimentos donde se puede conseguir este nutriente como el boniato o batata, la papaya o lechosa, la espinaca, el brócoli y el tomate. Sin embargo, hay también complementos nutricios como Piel Perfecta que contienen entre sus múltiples ingredientes a la vitamina A.

Por otro lado,  la vitamina C, tiene un puesto bien ganado en la cosmética, por el apoyo que da a la síntesis del colágeno; la vitamina C ejerce cuatro funciones primordiales en el mantenimiento de una piel sana: antioxidante, hidratante, iluminadora y regeneradora.

Es un antioxidante muy poderoso, porque inhibe los efectos de los radicales libres, protegiendo los tejidos celulares encargados de todo el proceso de renovación de la piel.

Su poder antiinflamatorio y de biosíntesis del colágeno y elastina, que estimula las fibras y permiten que  haya una piel resplandeciente, es otra de las grandes bondades de esta conocida vitamina.

El mayor aporte de vitamina C no es el de la naranja o el limón como se piensa; el alimento con más cantidad de vitamina C es la guayaba.

La Vitamina C es un fantástico activo natural que Piel Perfecta ha incluido en su fórmula en una cantidad perfecta ,unida a sus otros componentes haciendo que llegue con facilidad a la dermis para prevenir el avance o corregir el envejecimiento prematuro.

alimentos que contienen vitamina C en fondo de madera azul

La reina de las vitaminas cosméticas: ¡la E!

La vitamina E es  llamada vitamina de la eterna juventud. Esta vitamina es el antioxidante por excelencia y perfecto para el cuidado de la piel del rostro.

Su poder antioxidante es superior al de la vitamina C, pues trabaja directamente destruyendo el efecto causado en las células por los radicales libres que se forman por el exceso de exposición al sol, retardando así el envejecimiento y la aparición de arrugas.

Además de frenar el progreso de las arrugas, esta vitamina  ayuda a suavizar las existentes por la mejora en la regeneración celular y la reparación.

Algunos alimentos ricos en vitamina E que pueden comenzar a incluirse en los platos son: brócoli, espárragos, yema de huevo, espinacas, avena y almendras, entre muchos otros.

Es por ello que los expertos recomiendan aplicar directamente la vitamina E sobre el rostro, y también los esfuerzo de muchos por crear productos que la contengan y que vengan acompañados de otros beneficios como Piel Perfecta.

Otra de las propiedades muy llamativa de la vitamina E es su poder limpiador, tonificador, de hidratación y alivio sobre la sensación de ardor por quemaduras solares leves, y de cicatrización.

Si lo que se buscan son cambios rápidos, los beneficios de luminosidad se verán en pocos días; después de algunas semanas se podrán notar los cambios con una piel más tersa por la producción de colágeno.

En general, los resultados de utilizar un tratamiento que incluya vitamina E en el rostros generarán luminosidad, reducción de la machas, sobre todo cuando se utiliza con exfoliantes, y efecto antiarrugas.

Una planta maloliente pero milagrosa y vitamínica

Muchos son los relatos que se cuentan del aloe vera o sábila. No en vano es conocida esta planta como la ‘planta milagrosa’, una hoja maravillosa a la que la naturaleza dotó con vitaminas C, E, B1, B2, B3, B6 y B12, y también ácido fólico, prodigándole innumerables dones que ayudan a todo el cuerpo.

El extracto de la sábila se ha empleado en abundancia en el mundo de la cosmética debido a sus innumerables efectos positivos en el cuidado de la piel.

El uso diario del aloe vera en la dermis del rostro, le brinda todos los nutrientes que necesita para mantenerlo joven; esta planta ataca problemas de la piel, como el exceso de grasa y  la resequedad.

La sábila tiene poderes astringentes por lo que es genial para combatir el acné; es antibacteriana y equilibrante del pH. Además es hidratante y, lo más paradójico, es que sirve tanto para la piel seca como para la grasa y mixta.

También la sábila es regenerante de la piel por promover la producción celular. Otro punto en favor de ella es que, a diferencia de otros elementos naturales, ella es capaz de ser absorbida y penetra todas las capas de la piel, hasta la más profunda.

En ese mismo sentido, la sábila con su poder antioxidante ataca los radicales libres y funciona como un estimulante de la producción de la elastina y el colágeno, que son la base para tener un rostro radiante.

Hierbas medicinales perfectas para la cara, pepino, sabila.

Morado y verde: uva y té

La semilla de la uva se puede emplear para prevenir los signos de envejecimiento y las aterradoras arrugas. La uva es rica en polifenoleslo que la hace un poderoso antioxidante que ataca la pérdida de proteínas en la piel. Ésta sirve para todo tipo de piel porque su aceite es ligero y se absorbe con gran facilidad.

El aceite que se extrae de las semillas de uva tiene capacidad astringente que ayuda a limpiar la piel a profundidad y lo hace un aliado para las pieles con acné.

Es un excelente hidratante, contiene y vitaminas A, B, C, E y K, lo que lo convierte en un óptimo instrumento para combatir arrugas, líneas de expresión y remodelar la piel.

Por otro lado está el té verde, muy conocido por sus amplios beneficios para la salud en general y su lucha contra el envejecimiento por su poder antioxidante.

Este bondadoso té, usado como tónico o mascarilla actúa como una capa protectora que contiene las vitaminas A, C, E y caroteno, que si bien no bloquea los rayos UV, sí logra disminuir el daño ocasionado por la exposición al sol.

El té verde es un buen mecanismo para tener una piel tersa y sin arrugas, por ayudar en el aumento de la producción de colágeno, y evitar la irritación y enrojecimiento de la piel.

Tanto el té verde como la uva han sido incluidos en Piel Perfecta para aportar a la piel del rostro todos los nutrientes que necesita.

Prohibido olvidar

Así como es importante llevar una alimentación saludable que permita recibir las vitaminas y nutrientes que el cuerpo necesita, hay muchos otros hábitos que son igual de importantes para ayudar a la piel.

Es importante mantenerse hidratado para que todos los tejidos dérmicos puedan realizar sus procesos de limpieza y eliminación de toxinas e impurezas.

Hay que mantenerse en actividad; un poco de ejercicio es bueno para la circulación de la sangre y dar mejor oxigenación a todas las células.

Para asegurar una piel limpia y saludable es importante llevar a cabo diariamente un proceso de limpieza al menos dos veces al día, además de desmaquillar la piel siempre antes de dormir para permitir la oxigenación y renovación celular.

Hidratar la piel con aceites, mascarillas o cremas es igual de importante que su limpieza; se recomienda aplicarlos dos veces al día, antes del maquillaje y después de desmaquillar.

Hay productos elaborados de manera natural que promueven la regeneración celular de la piel del rostro, como Piel Perfecta, que incorporan agentes rejuvenecedores y antiedad como el ácido hialurónico y la vitamina E.

Además, se puede exfoliar la piel del rostro y de todo el cuerpo para ayudar a eliminar las células muertas que se acumulan en la epidermis; este proceso se puede realizar al menos una vez por semana para obtener una piel más suave y delicada.

Es de suma importancia proteger la piel, especialmente la del rostro, de los rayos UV, ya que es uno de los agentes externos con efectos más nocivos en cuanto al envejecimiento prematuro y la aparición de arruga. 

Y no se debe olvidar que hay muchas otras cosas externas que afectan directamente la piel como el humo del cigarrillo y el consumo de alcohol. Éstos deshidratan y envejecen los tejidos celulares lo que impide una correcta regeneración de la piel del rostro.

Dicho esto, lo más importante es tomar conciencia de lo maravilloso que es lucir una piel fresca y joven, y que sólo se logrará con constancia y pequeños sacrificios, una dieta enriquecida, muchas vitaminas y una vida sana y tranquila.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *