Controlar niveles de glucosa en pacientes diabéticos tipo 2

Controlar niveles de glucosa en pacientes diabéticos tipo 2

Última actualización: 06-01-2019.  

La diabetes, es la elevación de los niveles de azúcar en la sangre, llamada también niveles de glucosa,  debido a la falta total o parcial de una hormona que produce el páncreas llamada insulina. Para los diabéticos tipo 2 es vital mantener los niveles de glucosa bajo control.

La insulina es una hormona que segrega el páncreas por unas células llamadas Beta. El páncreas se ubica debajo y detrás del estómago. El trabajo de las células Beta es producir insulina para poder mover el azúcar desde la sangre hasta las células y allí se almacena para ser utilizada como fuente de energía.

La diabetes tipo 2 es uno de los tipos de diabetes más común entre la población de diabéticos, y es una enfermedad que dura toda la vida. Se caracteriza porque se presenta un alto nivel de glucosa  o azúcar en la sangre.

En este tipo de diabetes,  el cuerpo no utiliza de manera correcta la insulina,  lo que se conoce como resistencia a la insulina, por lo tanto el azúcar de la sangre no entra en las células para ser almacenada como fuente de energía.

Cuando el azúcar no puede entrar a las células  se acumula un alto nivel de glucosa en la sangre.

Es más común en personas adultas o ancianas aunque también puede aparecer a cualquier edad.

Desarrollo  y síntomas de la diabetes tipo 2

Esta enfermedad suele desarrollarse lentamente, pueden pasar años antes de su detección.

La mayoría de las personas con esta enfermedad tienen  sobrepeso ya que el aumento de grasa en el área del abdomen produce que el cuerpo no utilice la insulina de forma correcta.

Las personas delgadas en ocasiones pueden sufrir de diabetes tipo 2, pero es más común en adultos mayores.

Los antecedentes familiares también juegan un papel importante, Así como la falta de ejercicios, una dieta deficiente y un volumen excesivo en el área abdominal.

Como mencionamos anteriormente, al ser una enfermedad que se desarrolla lentamente, pueden pasar años sin síntomas visibles.

Para cada paciente los síntomas son diferentes pero aquí presentaremos algunos de los síntomas más comunes:

  • Sensación de cansancio o fatiga.
  • Aumento de la sed y de las ganas de ir al baño.
  • Aumento de hambre.
  • Visión borrosa.

Si al realizarse un examen de sangre el resultado en el nivel de azúcar en la sangre,  es mayor a 200 mg/dl (miligramos por decilitro), es motivo para sospechar que puede estar sufriendo de diabetes.

Para confirmar la sospecha, el médico recomendará realizar otros exámenes como:

Nivel de glucemia en ayunas, se hará el examen en dos momentos diferentes y si el resultado del nivel de sangre es mayor a 126 mg/dl, será diabetes.

Examen de hemoglobina, si el resultado de nivel de azúcar en sangre es mayor a 6.5% o más, está sufriendo de diabetes.

Prueba de tolerancia a la glucosa oral, si dos horas después de ingerir una bebida azucarada, el nivel de glucosa es mayor a 200 mg/dl, está sufriendo de  diabetes.

Prevenir problemas asociados a la diabetes

Es recomendable que se hagan las pruebas el siguiente grupo de personas:

  • Niños con sobrepeso, que tengan factores de riesgo para diabetes, a partir de los diez años.
  • Adultos con sobrepeso que tengas factores de riesgo como hipertensión arterial o que algún familiar cercano sufra de diabetes.
  • Adultos a partir  de los cuarenta y cinco años y cada tres años.
  • Si presenta algunos de los síntomas asociados a la diabetes.

Para evitar o prevenir que la diabetes produzca otras enfermedades es recomendable que junto a su médico realicen las siguientes pruebas o exámenes:

  • Revisar piel y huesos de pies y piernas.
  • Comprobar que sus pies no se están entumeciendo.
  • Revisarse la presión arterial al menos una vez al año.
  • Hacerse exámenes para verificar que los riñones estén funcionando adecuadamente.
  • Visitar al oftalmólogo y al odontólogo al menos una vez al año.

Es importante que una persona con diabetes aprenda las siguientes habilidades, para que pueda evitar problemas mayores y necesidad de atención médica. Estas son:

  • Cómo medir su nivel de glucosa en sangre.
  • Qué comer, cuánto comer y cuándo comer.
  • Qué tipo de ejercicios hacer para mantenerse activo y controlar su peso.
  • Si necesita, cómo debe tomar sus medicamentos.
  • Cómo reaccionar o qué debe hacer ante una variación de sus niveles de glucosa en sangre.
  • Dónde comprar y cómo almacenar los suministros para la diabetes.

Selección de alimentos nutritivos- corazón, colesterol, diabetes, espacio de copia

Alimentación, actividad física y diabetes

La alimentación sana es un factor de suma importancia en las personas diabéticas, debe saber que cantidad de grasa, proteína y carbohidratos necesita su dieta.

Los planes alimenticios deben adaptarse a su estilo de vida y preferencias alimenticias.

La alimentación y el peso son tan importantes en esta enfermedad que algunas personas que bajan de peso considerablemente pueden dejar sus medicamentos.

Al dejar los medicamentos no quiere decir que la enfermedad desapareció, pues es incurable pero sí que está controlada gracias a su esfuerzo.

Una persona diabética debe comer a las mismas horas todos los días y su dieta debe depender de los medicamentos que consume.

Si usted utiliza insulina y omite algunas comidas el nivel de glucosa bajara más de lo normal.

La cantidad y variedad de alimentos a consumir debe ser recomendada por si médico de acuerdo a sus necesidades.

Hacer ejercicios para una persona que sufre de diabetes es muy importante ya que:

  • Baja el nivel de azúcar en sangre.
  • Quema el exceso de grasa y calorías.
  • Aumenta el nivel de energía.
  • Mejora la circulación y la presión arterial.
  • Mejora la capacidad de manejar el estrés.

Para realizar ejercicios debe tomar en cuenta sus preferencias y consultar con su médico cuál se adapta mejor a sus necesidades.

Por lo general es recomendable realizar al menos treinta minutos diarios por lo menos cinco veces a la semana.

Si usted ha pasado mucho tiempo sin hacer actividad física, comience con 5 minutos y puede ir aumentando poco a poco.

Aquí algunos consejos a tomar en cuenta en su rutina diaria:

  • Camine por la casa mientras habla por teléfono.
  • Haga tareas como limpiar el jardín, limpiar la casa, lavar el carro, entre otras.
  • Deje su carro un poco lejos de donde va para que termine el trayecto caminando.
  • Utilice las escaleras en lugar del ascensor.

Factores a tener en cuenta

Hay ciertos factores que las personas diabéticas deben tener en cuenta y son:

  • La mayoría de las personas con diabetes tipo 2 necesitan revisar sus niveles de glucosa en sangre una o dos veces al día.
  • Si los niveles de azúcar en sangre están bajo control solo necesitarás medirla unas cuantas veces a la semana.
  • Los exámenes pueden hacerse al levantarse, antes de las comidas o al acostarse.
  • Cuando usted esté enfermo o sometido a mucho estrés debe medir su nivel un poco más seguido.
  • Mantenga un control de azúcar, puede ser necesario a la hora de visitar al médico.

El cuidado de los pies en una persona diabética

Las personas con diabetes son más propensas a sufrir de los pies ya que la diabetes ocasiona daños a los nervios.

Por lo tanto es posible que no sienta frío, calor, dolor o presión en los pies.

Puede en algún momento una pequeña úlcera convertirse en una herida tan profunda que será necesario amputar el miembro. Si las úlceras no sanan,  se vuelven más grandes y hasta se infectan.

Para evitar problemas en los pies se recomienda:

  • Dejar el cigarrillo.
  • Mejorar el control de azúcar en sangre.
  • Hacer que el médico revisa al menos dos veces al año los pies, para estar seguro que no hay daños neurológicos.
  • Revisar y cuidar los pies todos los días.
  • Trate inmediatamente las infecciones en los pies como por ejemplo el Pie de Atleta.
  • Utilice una loción humectante sobre todo en la piel seca.
  • Asegúrese de utilizar un tipo de zapato adecuado.

Posibles complicaciones de la diabetes

A lo largo de los años la diabetes puede traer más complicaciones a la salud si no es controlada como:

  • Problemas oculares, dificultad para ver y hasta ceguera.
  • Aparición de úlceras o infecciones en los pies.
  • Descontrol en la presión arterial y colesterol, provocando ataques cardíacos o  accidentes cerebro vasculares.
  • Daños en los nervios causando dolor, picazón y hasta pérdida de sensibilidad.
  • Daños renales hasta puede llegar a ser necesario la diálisis o trasplante de riñón.

¿Cómo obtener insulina?

Hay dos maneras de obtener insulina que son:

La terapia con inyecciones de insulina, se debe aplicar tres o más veces al día generalmente una de acción rápida antes de cada comida y una de acción intermedia  antes de acostarse.

La bomba de insulina, es una pequeña bomba que libera insulina en su organismo a través de un tubo plástico.

Por lo general ésta liberar una pequeña cantidad de insulina constantemente y también lo hará  cuando la necesite, por ejemplo antes de comer.

Con cualquiera de los métodos que usted esté utilizando, deberá medir varios veces su nivel de glucosa en sangre al día.

Alimentación en la diabetes tipo 2

La alimentación, el tratamiento farmacológico, la práctica de ejercicios y la alimentación balanceada ayudarán a normalizar los niveles de glucosa en sangre.

Eliminar el azúcar no es suficiente

Aunque eliminar el azúcar ayudará, no es suficiente para controlar los niveles de glucosa en sangre.

Los alimentos con hidratos de carbono son los que aumentán los niveles de glucosa en sangre. Dentro de los hidratos de carbono hay dos grupos:

Azúcares: azúcar de mesa, edulcorantes, frutas y zumo de frutas, leche, yogurt, bebidas azucaradas, chocolate y productos de pastelería.

Almidones: presentes en el arroz, pasta, papas, legumbres, pan,  cereales y pastelería.

La alimentación alta o baja en hidratos de carbono

Según la Asociación Americana de Diabetes indica que no hay una cantidad determinada de hidratos de carbono  recomendada para el tratamiento de diabetes tipo 2.

La cantidad del consumo de hidratos de carbono debe estar adaptado a cada persona y tomando en cuenta su actividad física.

Por ejemplo el consumo de arroz o pasta debe ser mayor en aquellos pacientes que tienen alta demanda de actividad física,  que en los pacientes sedentarios.

Edulcorantes en lugar de azúcar

Los edulcorantes endulzan la comida pero no aportan hidratos de carbono, de manera que no suben el nivel de glucosa tanto como el azúcar.

Se recomienda que el uso de edulcorantes no sea exagerado.

Grasas y proteínas

El efecto directo del consumo de grasas como la mantequilla, aceite, nata, frutos secos o proteínas como carnes, pescado y queso es menor en comparación con el consumo de hidratos de carbono.

Su efecto sobre el nivel de glucosa en sangre no aumenta tanto si se consume en cantidades moderadas.

El consumo excesivo de estos alimentos, producen desequilibrios en los niveles de glucosa en sangre, aumento de peso.

Alimentos especiales para diabéticos

Estos productos reducen el contenido de hidratos de carbono, por lo tanto se pueden conseguir chocolates, galletas, turrones y un sinfín de bocadillos bajos en hidratos de carbono.

Sin embargo es necesario que revisen las etiquetas de los productos y compararlo con el producto original.

Hay que recordar que estos productos ofrecen una disminución de los hidratos de carbono pero no lo eliminan por completo, por lo que también deben consumirse moderadamente.

Vitaminas y minerales para la diabetes

Vitamina B6, ayuda a aliviar los cólicos, esta vitamina se encuentra en las nueces, pollo, huevos, zanahorias riñones e hígado de res y semillas de girasol.

Vitamina B12, conecta las células para la producción de glóbulos rojos, entre los alimentos con esta vitamina encontramos la leche, queso, huevos, hígado y pescado.

Vitamina E, mejora la función de la insulina y ayuda a evitar complicaciones a largo plazo como la ceguera, daños neurales y renales ya que esta vitamina ayuda a proteger las células.

La encontramos en alimentos como el aceite de maíz, girasol y soya, brócoli y espinacas  y en el suplemento Azúcar en la Sangre.

Vitamina C, evita que el azúcar dentro de las células se convierta en Sorbitol que es un alcohol del azúcar.

Según un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts, los niveles de Sorbitol en sangre bajaron, después de tomar Vitamina C durante un mes. Entre los alimentos con esta vitamina tenemos fresas, guayabas, pimientos, frutas cítricas y en Azúcar en la Sangre.

Entre los minerales importantes para los diabéticos se encuentran:

Cromo,  su función principal es convertir los carbohidratos en glucosa y ayuda a producir y regular la hormona de la insulina.

Los alimentos ricos en cromo ayudan a mantener equilibrados los niveles de azúcar en sangre y son quesos, champiñones, cereales y levadura de cerveza.

También podemos consumir Azúcar en la Sangre ya que contiene cromo.

Manganeso, mineral que regula los niveles de glucosa en sangre, además metaboliza las grasas y ayuda a la producción de energía.

Es necesario para el crecimiento y mantenimiento de huesos, y cartílagos.

Los alimentos que contienen este mineral son los cereales verdes, nueces y verduras de hojas verdes. También lo podemos encontrar en Azúcar en la Sangre.

Magnesio,  ayuda a la digestión del azúcar, grasas y almidones, además de ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en sangre y el correcto funcionamiento de la insulina.

Los alimentos ricos en magnesio son los granos enteros, arroz integral, mariscos y  verduras.

Vanadio, regula adecuadamente la glucosa, además de actuar como insulina en el cuerpo. Los alimentos que contienen Vanadio son langosta, pescados, quesos y mantequilla.

Alimentos que puede consumir un diabético

El hecho de tener diabetes no quiere decir que usted no podrá consumir lo que más le gusta, si puede hacerlo pero en porciones pequeñas y no todo el tiempo.

Entre los alimentos más recomendados están:

Verduras,  como brócoli, zanahoria, vegetales de hojas verdes, pimentón  tomate, papas, maíz y arvejas.

Frutas, naranja, melón, manzana, cambur y uva.

Granos, trigo, arroz, avena, cebada pan, pasta, cereales y tortillas preferiblemente integrales.

Proteínas, carne magra, pollo o pavo sin piel, pescado, huevos, nueces, maní, frijoles secos, garbanzos y guisantes.

Lácteos descremados o bajos en grasa, leche sin lactosa, yogurt y queso.

Grasas saludables, aceite de canola y de oliva, nueces, semillas, pescados como salmón, atún y aguacate.

Alimentos que debe limitar un diabético

Es importante que le coloques límites al consumir los siguientes alimentos ya que no le ayudarán con su diabetes.

Entre esos alimentos se encuentran:

  • Alimentos fritos y ricos en grasas saturadas y grasas trans.
  • Alimentos muy salados.
  • Alimentos dulces y helados.
  • Bebidas con azúcar agregada como jugos, gaseosas y bebidas energéticas.
  • Alcohol, no debe consumir más de dos copas si es hombre y no más de una si es mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *