mujer intentando evacuar heces, mujer toma papel higienico en el baño

Constipación crónica: cuando el ritmo intestinal se ralentiza

Constipación crónica: cuando el ritmo intestinal se ralentiza

Última actualización: 04-06-2019. Equipo Nutricioni

Antes de continuar, conviene saber que constipación y estreñimiento tienen el mismo significado, al igual que se constituye como un signo y no una enfermedad como tal. Por tal razón, no suele ser un motivo de alarma.

evacuando heces, Niño sentado en el inodoro y sosteniendo un rollo de tejido, diarrea estreñimiento. Concepto de salud y limpieza.

Cuando la persona visita al médico, le explica que no va al baño normalmente o que cuando logra hacerlo, se le torna difícil el poder evacuar. También puede sentir que no defecó de forma completa.

Normalmente, al presentarse la constipación, sucede por motivos funcionales. Aunque, en algunas ocasiones, puede ser la señal de cualquier enfermedad de tipo orgánica y deben ser realizados diagnósticos específicos para cada persona.

Este signo es una razón muy observada de consulta a los profesionales, puede ser como un síntoma por sí solo o la persona lo relaciona a alguna situación en su sistema digestivo. Por ejemplo, el dolor abdominal, entre muchos otros.

El número de deposiciones pasa de ser 3 cada día a 3 por cada semana, disminuyendo de una forma considerable, aunque este número depende de la persona y su tránsito intestinal. Muchos piensan que pueden estar enfermos si no van al baño todos los días.

En cuanto a los aspectos a considerar, algunos son de difícil evaluación como, por ejemplo: la apariencia general de las evacuaciones, si lo hacen o no de fácilmente, si tienen que esforzarse sobremanera, entre otras variantes.

Por esto, se estima que las personas abusan en el empleo de los laxantes, sumando el problema médico para hacer una evaluación precisa.

En el momento, una persona puede ser diagnosticada como constipada, pero al hacerle seguimiento durante 1 mes completo, menos de la mitad cumple con los requisitos que indican que en realidad está constipado.

Este síntoma puede venir por múltiples causas, permite escoger entre distintas opciones de tratamiento en caso de que alguno no resulte como espera. Todo sucederá de acuerdo a lo que presente la persona.

Los afectados y los profesionales no tienen el mismo concepto de constipación. Los médicos piensan que los pacientes no van al baño en una frecuencia normal, pero éstos últimos la ven mucho más allá de eso.

¿Cuáles son los signos comunes de este tipo de constipación?

De acuerdo con lo establecido en Roma IV, este síntoma es claramente establecido por situaciones que pueden prevalecer por un tiempo estimado de 3 meses, siempre y cuando los síntomas se presenten en un tiempo menor a 6 meses antes de ser diagnosticada.

Son los siguientes:

Como mínimo dos y pueden ser más de estas características para el 25% de visitas al baño:

  • No acude de forma natural menos de 3 veces en la semana.
  • Esfuerzos físicos que propicien la deposición.
  • Siente que no defecó completamente.
  • Es un momento de tensión para usted.
  • Siente que está bloqueado en la zona anorrectal.
  • Las heces son duras o muy gruesas.
  • Si no emplea laxantes, las heces sueltas son observadas con poca frecuencia.
  • No cubre los preceptos para ser diagnosticado con intestino irritable.

Es conocido que la evacuación comienza cuando las heces llegan al recto, tranquilizando al esfínter anal interno y la persona siente ganas de ir al baño. Ella misma puede coordinar este esfínter, reprimiéndose para retrasar el momento o tranquilizándose para que las heces salgan.

Los músculos que se encuentran en el colon, son los encargados de que el proceso de la evacuación pueda darse sin tantos contratiempos. Esto se da por medio de algunas contracciones, las cuales son las encargadas de transportar las heces hacia el recto.

Normalmente, este tipo de contracciones tienden a darse por las mañanas, y pueden aumentar de acuerdo al comportamiento gástrico de los alimentos consumidos y la respuesta gastrocólica que suceda al momento.

Causas por las cuales una persona puede sufrir de constipación

Un número normal de visitas al baño, es de tres veces en el día para quienes tienen un ritmo intestinal rápido y tres veces en la semana para el caso contrario. Esto implica que no haya ninguna anormalidad en el aspecto de las heces y la facilidad de la evacuación.

Esta dificultad es más observada en los adultos mayores, sobre todo en las mujeres. Sin embargo, puede presentarse en ambos géneros y en distintas edades. Frecuentemente, sus causas principales tienen que ver con una alimentación desordenada y la ausencia de actividad física.

Este síntoma puede permanecer durante poco tiempo, esto tiene que ver con el estilo de vida que lleva la persona y las situaciones que le toque vivir, si son fuertes, menopausia, viajes, entre otros.

Existe la posibilidad de que se vuelva un padecimiento crónico, empezando desde la niñez o la adolescencia. En estas fases es donde se debe prestar más atención a la alimentación, para evitar que llegue a mayores e ir al baño con normalidad.

El empleo de laxantes es frecuente en este tipo de dificultades, pero se debe evitar. ¿La razón? Muchos laxantes estropean la flora al igual que la mucosa intestinal, y comprometen de una forma seria el desempeño normal de los intestinos.

Peor aún si la persona se vuelve dependiente, porque el intestino se acostumbra a ellos y la evacuación será cuesta arriba si no los tiene. Mejorando la alimentación y su estilo de vida en general, el intestino volverá a funcionar como tiene que ser, sin necesidad de laxantes.

Si usted desea parar su sufrimiento intestinal, una buena alternativa es Equilibrio Acai. Su consumo diario promueve una limpieza completa, sin preocuparse por otro tipo de consecuencias.

Equilibrio Acai por medio de sus hojas de sen, permite visitar regularmente el baño, descongestionando totalmente su colon, propiedad que resulta beneficiosa si en algún momento usted debe ir a hacerse una colonoscopia.

La ingesta de fibra es otro auxilio natural ante esta situación, combinada con el consumo de líquidos, especialmente el agua. De esta manera, incrementa el volumen de las heces para así facilitar su salida sin problemas.

Alimentos que de gran ayuda ante esta dificultad

La calidad en la nutrición es uno de los puntos principales para actuar contra la constipación. Existen muchos alimentos, ingredientes y preparaciones que son elementos clave para lograr este objetivo.

Por esto, los cambios en su plan de alimentación pueden ayudarle en gran manera. El punto de partida es en relación al incremento del peso y volumen de las heces mediante la ingesta de:

Fibra: cumpla al pie de la letra la indicación de consumir 3 raciones de fruta y 2 de verdura cada día. No les quite la piel a las frutas, es allí donde está su mayor concentración de fibra.

Elija siempre los cereales de grano entero, como arroz, pan y pasta. Existe la posibilidad de que se vuelva un padecimiento crónico, empezando desde la niñez o la adolescencia.

En estas fases es donde se debe prestar más atención a la alimentación, para evitar que llegue a mayores e ir al baño con normalidad.

El empleo de laxantes es frecuente en este tipo de dificultades, pero se debe evitar. ¿La razón? Muchos laxantes estropean la flora al igual que la mucosa intestinal, y comprometen de una forma seria el desempeño normal de los intestinos.

Peor aún si la persona se vuelve dependiente, porque el intestino se acostumbra a ellos y la evacuación será cuesta arriba si no los tiene. Mejorando la alimentación y su estilo de vida en general, el intestino volverá a funcionar como tiene que ser, sin necesidad de laxantes.

La ingesta de fibra es otro auxilio natural ante esta situación, combinada con el consumo de líquidos, especialmente el agua.

De esta manera, incrementa el volumen de las heces para así facilitar su salida sin problemas.

Agregue las grasas saludables y los líquidos, son aliados

La ingesta de líquidos es algo que debe predominar en su plan de alimentación, como agua y jugos frutales.

Al hablar del consumo de grasas, debe llevarse sin excesos y procurar que sean las grasas saludables. Cuando alguien empieza un plan de alimentación con el fin de controlar su peso, son altas las probabilidades de que presente estreñimiento.

Esto sucede porque son muy restrictivas en cuanto a la cantidad de grasas que deben comer, al igual que del aceite.

Por ejemplo, el aceite de oliva funge como agente para la lubricación intestinal, propiciando un ritmo más óptimo. Si toma una cucharada de aceite de oliva virgen todos los días, le sentará de maravilla y sus intestinos estarán muy agradecidos con esta atención.

También puede tomar de 2 a 3 cucharadas, inclusive si están en sus comidas.

Anteriormente, cité que los laxantes deberían ser evitados. Pues bien, si a usted ya le prescribieron alguno, le aconsejo que lo utilice respetando la prescripción médica, ni más ni menos.

Existen muchos laxantes que se ingieren en conjunto con las comidas y antes de acostarse. Si el problema es su sabor, puede combinarlos con jugo de frutas para que le sepan mejor y los consuma sin problemas.

El agua nuevamente es protagonista, pues su consumo debe ser mayor si usted tiene una prescripción médica con laxantes. No lo cambie ni consuma otro tipo de medicinas sin antes consultar a su médico, tampoco involucre al aceite mineral como complemento.

Algunos laxantes pueden causar efectos secundarios.

Otros alimentos que también auxilian cuando se está constipado

Otro de los objetivos de este plan de alimentación, es propiciar con más frecuencia los movimientos del intestino. Para esto, se puede comenzar con lo siguiente:

  • Beber agua natural al levantarse, antes de desayunar.
  • Realizarse usted mismo un masaje abdominal, en concordancia con la forma de su intestino.
  • Entre sus alimentos, debe añadir los que contribuyan a secretar una mayor cantidad de bilis. Esta es la responsable de llevar a cabo la digestión en el intestino, brindando un óptimo efecto laxante, puede lograr esta meta con:
  • Grasas sanas: no consuma por ningún motivo las hidrogenadas ni las saturadas. En el caso de las hidrogenadas, una de sus contrariedades es la digestión incorrecta y conlleva a sufrir de múltiples enfermedades como, por ejemplo, la diabetes.
  • Frutas como la naranja, mejor aún si toma su jugo.
  • Alcachofa.
  • Berenjena.
  • Escarola.

No deje de lado el cuidado de su flora intestinal, la misma debe encontrarse en las mejores condiciones para que la absorción de los nutrientes en su intestino y el ritmo de esta zona, sucedan de la forma indicada. Para esto, una buena opción son los alimentos probióticos.

Unos ejemplos de estos alimentos son ciertos quesos frescos y el yogurt. Los alimentos esenciales contra esta molestia son estos:

  • Agua: beba hasta 2 litros cada día.
  • Germen y salvado de trigo.
  • Semillas de calabaza, chía, linaza y sésamo.
  • Vegetales crudos y de hojas. Ejemplo: col, lechuga o repollo.
  • Yogures probióticos, porque benefician al intestino gracias a sus bacterias sanas.

Un dato que debe saber, es que los alimentos crudos e integrales tienen un mayor contenido de fibra, en contraste con los que se encuentran cocidos y refinados. Esto es lo que permite optimizar el tránsito intestinal.

Mientras que el agua funciona como ablandadora de heces, facilitando de gran manera su camino en el intestino.

Equilibrio Acai hace menos pesada y trabajosa la tarea de ir al baño, gracias a los ingredientes como cáscara sagrada, acai y otros más que le aseguran una evacuación más tranquila, sin tanto esfuerzo.

Por esta razón, la Equilibrio Acai no debe excluirse de su alimentación. Así podrá eliminar su estreñimiento rápidamente.

¡Alto! Chequee lo que no debe comer si sufre de constipación

Cuando alguien está constipado, no debe comer nada que sea a base de harina blanca ni los alimentos que sean muy secos. El té también debe ser retirado, porque tiene características astringentes.

En cuanto a este tipo de alimentos, su consumo no debe ser frecuente. Cuando mucho, unas 3 veces a la semana.

Evite completamente el alcohol, pues deshidrata sus mucosas. Las comidas abundantes en grasa y las frituras tornan sus digestiones muy pesadas.

En otro orden de ideas, algo en que no debe descuidarse es el consumo de alimentos que resulten astringentes o que lo laxen de una forma inesperada para usted. Lo mejor es no excederse con:

  • Astringentes como el arroz.
  • Café, consumido a diario empeora el estreñimiento.
  • Carnes como el chorizo, jamón, salchichas, tocinetas y similares. La grasa resulta pesada para el organismo, por lo que el tiempo para procesarla es mayor.

Si su consumo es frecuente, acabará enlenteciendo el proceso digestivo, igualmente con el chocolate (abundante azúcar y contraindicado para el intestino irritable).

  • Abundantes en azúcar, por ejemplo, dulces, galletas rellenas, refrescos, entre otros.
  • Banana verde: su almidón agrava el estreñimiento. Caso contrario si está madura, porque su abundante contenido de fibra influye de forma positiva en el ritmo intestinal.
  • Comida rápida.
  • Con mucha grasa, por ejemplo, comida congelada y frituras.
  • Guayaba.
  • Helado: su lactosa causa hinchazón y flatulencias. Es mejor moderarlo.
  • Leche completa y derivados.
  • Existen ciertos tipos de medicinas que también pueden causar constipación. Por ejemplo, las recomendadas para atender un caso de acidez.

La fibra dietética ayuda en la constipación normal, no en la crónica

Cuando una persona de ritmo intestinal normal sufre de constipación crónica, la fibra prevalece como un componente fundamental en el comienzo de la atención para este mal. Son tomados en cuenta factores como su bajo costo, disponibilidad y seguridad.

La fibra es muy aconsejada para la constipación en las personas que no tienen tantos problemas en su tránsito intestinal, pero la efectividad no es la misma, sino que tiende a disminuir.

Esta es otra razón por las que se prescriben los laxantes, con posibilidad de cambiarlos si no se consigue el efecto deseado. Primero se prueba con los alimentos que tienen esta característica, si no funcionan se agregan los laxantes, cuidando de sus efectos.

En algunas ocasiones, son empleados los laxantes que ayudan a la formación de masas, a la par de incrementar el volumen de las heces para que su expulsión sea más fácil.

Este tipo de laxantes están compuestos a base de fibras insolubles como el salvado de trigo, e insolubles como la inulina, por citar unos ejemplos.

Puede que la fibra insoluble sea la que más se emplea, pero no es sino hasta transcurrido un mes de su consumo donde se nota su leve actuación en la constipación crónica. Más del 50% de las personas que la consumen sienten efectos contrarios.

Algunos estudios han revelado que las fibras solubles, influyen de mejor manera en la evacuación. Las personas que sufren de constipación normal pueden dar fe de ello, pues otro beneficio adicional es una mejora en el proceso funcional del intestino.

Pero esta afirmación no quiere decir que se deba abusar en su ingesta. Lo mejor es que las personas que se encuentran constipadas y su tránsito es normal, tengan una asesoría profesional acerca de su consumo. Este se lleva a cabo de una forma progresiva.

Otra cosa que deben saber, es que empezarán a observar la mejora en gran medida luego de unas cuantas semanas transcurridas de su incorporación. De igual manera, si incrementan su ingesta sin supervisión pueden caer en distención, aunque este síntoma no prevalece.

En caso de que se extienda, mejor es reemplazarla.

Cuidados generales que de las personas que están constipadas

La actividad física es beneficiosa en muchos aspectos para la salud, y esta situación no se escapa de esta regla. Sus beneficios serán mayores si se realiza a tempranas horas de la mañana.

Entre ellos se encuentran el de aminorar los gases, reduciendo la constipación y la digestión.

Se debe establecer y respetar un plan para el momento de sentarse en el retrete. Los profesionales deben aconsejar a los pacientes acerca de:

Defecar inmediatamente que sientan ganas, este momento no debe ser pospuesto.

Deben utilizar la posición conocida de la elevación de las rodillas: al sentarse, debe inclinarse un poco hacia adelante, elevando sus rodillas por sobre sus caderas y recargar sus pies en un soporte que le permita acomodar de forma correcta su sección anorrectal.

Relájese mientras evacúa, olvídese de todos los asuntos externos y no se sienta presionado mientras las heces llegan a su destino final.

Procure que el tiempo que pase en el baño no sea mayor a 10 minutos. Ésta es apenas una de las primeras alternativas para empezar con los cambios en su modo de vida, para que su intestino no pague las consecuencias.

Desayune pronto, no deje pasar más de 1 hora para hacerlo.

El consumo de fibras también puede darse durante la mañana, y si ocurre deshidratación por causa de la constipación, recuerde incrementar el consumo de líquidos.

Escoja la actividad física que más le agrade y pueda realizar sin ningún problema. Por ejemplo, caminar por al menos unas 4 veces cada semana.

Sugerencias finales para ayudarle a mejorar su ritmo intestinal

pechuga de pavo, Rebanadas de filete de carne de pavo crudo aislado en blanco

Usted puede “acostumbrar” a sus intestinos para que funcionen de una mejor forma. Por ejemplo, acudiendo al baño todos los días a la hora de siempre.

Normalmente, esto se hace luego de terminar el desayuno o al cenar. Regla de oro: no omita ninguna de sus comidas, respete su plan alimenticio para evitar inconvenientes.

Algunos platos pueden ser muy deliciosos, pero no favorecen a sus intestinos. Es el caso de los pasteles, papas fritas, entre otros alimentos parecidos y lo mejor es eliminarlos completamente.

Carnes como las magras, pavo, pescado o pollo carecen de fibra, pero puede consumirlas sin miedo, porque no traen efectos negativos para el estreñimiento.

Para sus meriendas, puede considerar las barras de frutas como el higo, galletas con uvas pasas y palomitas de maíz.

Si decide tomar cereales integrales, sopas o yogures probióticos, puede complementarlos con hojuelas de salvado y salvado de trigo. No desestime a los ablandadores de heces, son otra ayuda para facilitar la expulsión de las heces.

Eso sí, no debe excederse de una semana en su uso, porque los efectos prevalecen transcurrido este tiempo.

La actividad física es muy importante, camine varias veces a la semana.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *