Consejos prácticos y vitaminas para cuidar nuestra salud bucal

Consejos prácticos y vitaminas para cuidar nuestra salud bucal

Última actualización: 02-12-2018. Equipo Nutricioni

Aunque muchas personas crean que la salud bucal y todos sus procesos no tienen nada que ver con las vitaminas, les sorprenderá saber que están equivocadas.

Casi absolutamente todo con respecto a la salud de la boca tiene que ver con las vitaminas. En realidad, las vitaminas tienen un papel fundamental.

La mayoría de las personas piensa que con tan solo cepillarse una o dos veces al día, ya están cumpliendo lo justo y necesario para mantener su boca en un estado saludable.

En la mayor parte de los casos piensan que con enjuagarse la boca con agua luego de comer o en cualquier otro momento, están sacando o separando las bacterias de los dientes.

Cuando en realidad simplemente están quitando los pedazos grandes de comida, mientras que los pequeños se quedan en lo entre los dientes y en contacto directo con las encías.

Aparte de realizar el cepillado de los dientes de forma diaria, después de cada comida y todas las veces que son recomendadas por los odontólogos, se deben realizar otras actividades que complementen ese ejercicio.

Ilustración de un niño medico con un cepillo de diente

Puesto que ayudan a quitar absolutamente todos los residuos de comida que quedan atrapados entre los dientes.

Diariamente podemos ayudar a mantener una salud bucal “en forma”, combinando las actividades de limpieza con una adecuada alimentación, que nos aporte los nutrientes necesarios para poder mantener una vida saludable.

Conociendo todos aquellos alimentos que puedan aportarnos las vitaminas necesarias y los minerales que tanta importancia tienen, se nos haría más sencillo alimentarnos de la mejor manera todos los días.

Recomendaciones básicas para una higiene bucal eficaz

Casi todas las personas al cepillarse y observar que las encías les sangran, piensan que esto se debe a que realizan la limpieza dental con un cepillo de cerdas muy duras, o que lo hacen de una manera muy fuerte y despreocupada.

Si este sangrado persiste, lo mejor y más aconsejable es hacer una visita al odontólogo, para contarle sobre esta situación y nos pueda guiar y decirnos cuál es la causa real de ese problema.

En muchos casos, solamente se deberá hacer un cambio en los hábitos de limpieza e higiene. Esto incluye cambiar los productos que se utilizan (principalmente el cepillo de dientes).

Aunque también hay casos más serios en los que se deben realizar exámenes más detallados para saber a qué se debe el sangrado. Si se notifica la aparición de alguna enfermedad, se deberá seguir estrictamente el tratamiento dictado por el odontólogo.

Las recomendaciones incluyen:

  • Cepillarse los dientes después de cada comida: el cepillo dental debe colocarse en un ángulo de 45 grados. Evite cepillarse aplicando mucha presión ya que esto causa sangrado en las encías y el debilitamiento continuo del esmalte dental.

Absolutamente todos los dientes deben limpiarse, tanto por delante como por la parte de atrás y en el caso de las muelas, por encima. Para poder quitar hasta los residuos más profundos de comida.

  • Utilizar hilo dental después de cada cepillado: esta acción es el perfecto complemento del cepillado, ya que ayuda a sacar toda la comida y bacterias que quedaron en los lugares a  los que el cepillo por sí solo no puede llegar.

Se debe hacer con mucho cuidado de no maltratar las encías.

  • Realizar un enjuagado con productos que contengan flúor: los enjuagues bucales tienen una tarea específica: proteger los dientes y encías de bacterias que puedan entrar en contacto.

Se debe estar al tanto de que el enjuague posea flúor, el cual mantendrá los dientes protegidos y fuertes.

  • Cepillar la lengua con un cepillo especial para evitar el mal aliento.

Mujer joven cepillandose mientras sostiene un vaso de vidrio con agua

Realizando esto todos los días estaremos promoviendo la buena salud de nuestra boca con todo lo que contiene. Notaremos que somos menos propensos a sufrir de caries y enfermedades en las encías y lengua.

Acciones para mantener una boca saludable

Para lograr tener una boca saludable, libre de bacterias e impurezas, es necesario seguir una serie de pasos o consejos, que nos ayudarán a llevar unos hábitos apropiados.

  • Acudir al odontólogo de manera frecuente: el odontólogo hará un chequeo general de la dentadura, indicará si hay alguna caries, en cuyo caso le invitará a hacer una nueva cita para tratarla o reparará el diente de inmediato dependiendo del tamaño y la gravedad de la caries.

Esta ocasión también será propicia para que el especialista revise si se está haciendo un cepillado correcto, o si por el contrario se requiere una limpieza dental profunda por medio de los instrumentos con los que se cuenta en el consultorio odontológico.

Al mismo tiempo el dentista le mostrará la manera adecuada de realizar el cepillado, así como el uso del hilo dental y le recetará un enjuague bucal acorde con sus necesidades.

En el caso de los niños, es importante habituarlos a visitar regularmente al odontólogo, para enseñarlos desde muy chicos sobre la importancia del cuidado de la dentadura y la higiene bucal.

Lo ideal es ir una o dos veces al año, a menos que tenga alguna emergencia.

Los niños reciben un medicamento con flúor en la boca por un dentista

Luego todo será mucho más sencillo a la hora de hacer que un profesional revise nuestros dientes, ya que estamos seguros de que realizamos las actividades necesarias y mantenemos la higiene.

  • La alimentación es la base para tener un estilo de vida saludable. En cuanto a la salud bucal, la alimentación y la nutrición también tiene un peso importante, ya que de la ingesta o  no de ciertos nutrimentos puede depender el que tengamos dientes fuertes y encías sanas y rosadas.

En necesario darle al cuerpo diariamente las dosis apropiadas de vitaminas y minerales; intentar incluirlas todas y así conservar la buena salud de nuestro cuerpo.

Integrando las carnes, sean blancas o rojas (estas últimas, en poca cantidad), aceites, frutas y verduras esenciales para que nuestro cuerpo posea la energía necesaria y así realizar las tareas del día a día.

Al integrar todos estos alimentos en las comidas, repartiéndolas y adecuándolas al desayuno, almuerzo y cena, estaremos ayudando a nuestro metabolismo a realizar su trabajo mejor.

Poco a poco con una buena alimentación, el metabolismo trabajara a un ritmo más rápido, ayudando a liberar energía del cuerpo y conservado las necesarias.

Vitaminas ineludibles para mantener la salud bucal

Las vitaminas que cumplen un papel fundamental en la higiene bucal, son las siguientes:

  • Riboflavina: su función principal es crear anticuerpos que ayudan a mantener la boca, y el cuerpo en general, libre de bacterias que puedan producir enfermedades graves. La podremos conseguir en las legumbres, huevos, leche, hígado y algunos vegetales (preferiblemente verdes).
  • Vitamina D: tiene un trabajo fundamental, el cual es mejorar la absorción de calcio, lo cual ayuda a mantener los dientes contra elementos externos que pueden dañarlos.

Lo que recomienda la mayoría de los médicos es una exposición diaria al sol de entre 10 y 15 minutos. Así como también integrar alimentos que contengan esta vitamina, como los cereales, pescados grasos y leche.

  • Vitamina C: contribuye a disminuir y mejorar los problemas de sangrado de encías, así como por otro lado, previene la aparición de placa en los dientes.

Asiste en la cicatrización de heridas en las encías y en el resto de la boca. Algunas de las frutas donde podremos encontrar vitamina C son: fresas, naranjas, kiwi, melón y papaya; tanto como en patatas, brócoli y pimientos.

Funciona para el desarrollo y crecimiento de los dientes, los cartílagos, encías y piel. Se debe suministrar en dosis diarias de 80mg.

  • Calcio: es el componente principal de los dientes y los huesos que poseen los seres humanos. Por lo tanto se debe ingerir una cantidad diaria esencial de este mineral, que encontraremos en el brócoli, la leche, queso y yogurt.
  • Vitamina A: ayuda al funcionamiento y sustento de los tejidos, huesos y muy importante, los dientes. En las mujeres se recomienda una dosis diaria de 800µg (microgramos) y en los hombres de 1000µg.
  • Vitaminas del complejo B: incluyendo todos sus derivados (B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 Y B12), en conjunto poseen una larga lista de propiedades como, ayudar en el metabolismo, en la formación de proteínas y hemoglobina, creación de anticuerpos y aporte energético.

Mujer señalando las diferentes vitaminas que existen

Así como combate contra la fatiga, la depresión, el cansancio, la dermatitis y el eccema. Se recomienda en dosis que dependiendo, van desde los 2,5µg (microgramos) hasta los 16mg.

  • Fluoruro: presente en los productos para la salud bucal, también debe ingerirse para que funcione desde adentro y no solo de manera superficial. Se aconseja que se ingieran 3,5mg diarios.

Mantente saludable desde adentro y demuéstralo

Debemos llevar un estilo de ida lo más saludable posible, aunque de vez en cuando nos queramos dar un gusto y comer algo que contenga mucha grasa.

Tenemos que mantener presente que, es mejor hacer de la buena alimentación un estilo de vida y no caer en el terrible error de hacer la comida chatarra un hábito.

Aunque es difícil no caer en las tentaciones, ya que siempre se pasa por una panadería que suelta un increíble aroma, debemos entender que ingerir mucho de estos alimentos nos hacen más propensos a sufrir distintas enfermedades como la diabetes, obesidad, deficiencias cardiacas, respiratorias, entre otras muchas más cosas.

Foto en primer plano de comida chatarra

Simplemente, manteniendo una adecuada alimentación, estaremos, nos sentiremos y nos veremos muchísimo mejor.

Seremos menos propensos a enfermedades y en nuestro exterior demostraremos lo saludable que somos, por medio del brillo en el cabello y lo terso de la piel.

Y como ya todos sabemos, la sonrisa es el accesorio principal en toda persona, por ello, al tener los dientes bien cuidados, demostraremos más confianza al sonreír y hablar. Puesto que no tendremos problemas de mal aliento, placa o sarro dental.

Mantengámonos a la par de los hábitos diarios, siguiéndolos al pie de la letra para disfrutar de una vida saludable y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *