Ilustración de las articulaciones al verse desgastadas

Consejos para cuidar y tener saludables las articulaciones

Consejos para cuidar y tener saludables las articulaciones

Última actualización: 18-11-2018. Equipo Nutricioni

Aquí hay algunos consejos para que mantengas una buena salud de las articulaciones:

Cuida tu peso para articulaciones sanas

Mantener tu peso dentro de un rango saludable es lo mejor que puedes hacer por sus articulaciones.

Ilustración anatomica de las articulaciones en tobillo y rodilla

Las articulaciones que soportan peso, como las rodillas, las caderas y la espalda, deben soportar buena parte del peso de tu cuerpo.

Es por eso que muchas personas con sobrepeso tienen problemas con estas áreas del cuerpo.

Cuanto mayor sea el número en la báscula de tu baño, mayor será el desgaste de las articulaciones.

Perder peso reduce la presión sobre las rodillas, las caderas y la espalda y ayuda a prevenir lesiones en las articulaciones.

Ejercicio para articulaciones saludables

El ejercicio puede ayudarte a perder kilos de más y mantener un peso saludable.

Algunas investigaciones sugieren que el ejercicio aeróbico (actividades que aumentan tu ritmo cardíaco) puede reducir la inflamación de las articulaciones.

Si sus articulaciones te molestan, opta por ejercicios que no le den un golpe en las articulaciones.

Otra idea saludable

¡No te quedes quieto! Las papas fritas, los adictos a la computadora y todos los que permanecen pegados a una silla todo el día, tienen un alto riesgo de dolor en las articulaciones.

Menos movimiento significa más rigidez en tus articulaciones. Así que levántate y muévete. Cambiar posiciones con frecuencia.

Toma descansos frecuentes en el trabajo y estírate o sal a caminar. Si no puedes salir de la oficina, intenta tomar llamadas telefónicas mientras está de pie.

Construir músculos para apoyar las articulaciones

Los músculos fuertes sostienen tus articulaciones.

Si no tienes suficiente músculo, tus articulaciones sufren, especialmente la columna vertebral, las caderas y las rodillas, que deben soportar todo tu peso corporal.

Los ejercicios de entrenamiento con pesas ayudan a construir músculos y mantienen fuertes los músculos y los ligamentos que lo rodean. De esa manera, tus articulaciones no tienen que hacer todo el trabajo.

Un entrenador personal certificado puede mostrarte los mejores ejercicios para articulaciones sanas y cómo hacerlos correctamente. Hacerlos erróneamente aumenta la posibilidad de lesiones.

Otros tips para el cuidado de las articulaciones

Ayudar a las articulaciones con un núcleo fuerte

Asegúrate de que tu rutina de ejercicios incluya actividades que fortalezcan tu núcleo. Eso incluye tu pecho, espalda y abdomen.

Cuando son fuertes, los músculos abdominales y de la espalda ayudan a mantener el equilibrio y evitar caídas que pueden dañar tus articulaciones.

Conoce tus límites por el bien de sus articulaciones

Ciertos ejercicios y actividades pueden ser demasiado difíciles de manejar para las articulaciones, sobre todo al principio.

Ve lento. Modificar ejercicios que causan dolor en las articulaciones. Pídele a un entrenador, fisioterapeuta o entrenador que te ayude con las modificaciones.

Es probable que sientas algo de dolor muscular después de entrenar durante unos días, especialmente el segundo y tercer día.

Perfecciona tu postura para buenas articulaciones

El encorvamiento no es bueno para sus articulaciones.

Estar de pie y sentarse derecho protege sus articulaciones desde el cuello hasta las rodillas. Una buena postura también ayuda a proteger las articulaciones.

La postura también es importante al levantar y cargar. Por ejemplo, si usas una mochila o morral, asegúrate de colocarla sobre ambos hombros en lugar de tirarla sobre uno.

Estar desequilibrado pone más estrés en tus articulaciones. Al levantar, usa los músculos más grandes de tu cuerpo, doblando las rodillas en lugar de doblar la espalda.

Protege las articulaciones

Asegúrese de llevar siempre un casco, rodilleras y protectores de codos y muñecas cuando participes en actividades de alto riesgo.

Incluso si piensas que eres un profesional en una bicicleta o en un par de patines, nunca debes ir sin el equipo de seguridad.

Los apoyos para el codo y la muñeca también ayudan a reducir el estrés en las articulaciones durante las actividades.

Añadir hielo para articulaciones saludables

El hielo es un gran analgésico. Ayuda a aliviar la inflamación de las articulaciones y adormece el dolor.

Si tienes una articulación adolorida, aplica hielo envuelto en una toalla o una compresa fría en el área dolorida durante no más de 20 minutos.

¿No tienes hielo o una compresa fría? Intente envolver una bolsa de verduras congeladas en una toalla liviana. Nunca apliques hielo directamente sobre la piel.

¿Qué son las articulaciones y cuál es su importancia clínica?

Una articulación es la conexión que se realiza entre los huesos del cuerpo que unen el sistema esquelético en un todo funcional. Están construidas para permitir diferentes grados y tipos de movimiento.

Algunas articulaciones como la rodilla, el codo y el hombro, son autolubricantes, casi sin fricción, y son capaces de soportar la compresión y mantener cargas pesadas mientras ejecutan movimientos suaves y precisos.

Otras articulaciones, como las suturas entre los huesos del cráneo, permiten muy poco movimiento (solo durante el parto) para proteger el cerebro y los órganos sensoriales.

Dañar el cartílago de las articulaciones (cartílago articular) o los huesos y músculos que estabilizan las articulaciones, puede provocar dislocaciones articulares y osteoartritis.

La natación es una excelente manera de ejercitar las articulaciones con un daño mínimo y divirtiéndote.

Un trastorno de las articulaciones se denomina artropatía, y cuando se trata de la inflamación de una o más articulaciones, el trastorno se denomina artritis.

La mayoría de los trastornos articulares involucran artritis, pero el daño articular por trauma físico externo generalmente no se denomina artritis.

Las artropatías se llaman poliarticulares (multiarticulares) cuando involucran muchas articulaciones y monoarticulares cuando involucran sólo una articulación.

La artritis es la principal causa de discapacidad en personas mayores de 55 años. Hay muchas formas diferentes de artritis, cada una de las cuales tiene una causa diferente.

La forma más común de artritis, la artrosis (también conocida como enfermedad articular degenerativa).

Ocurre después de un traumatismo en la articulación, después de una infección de la articulación como resultado del envejecimiento y el deterioro del cartílago articular.

Además, hay evidencia emergente de que la anatomía anormal puede contribuir al desarrollo temprano de la osteoartritis.

Otras formas de artritis son la artritis reumatoide y la artritis psoriásica, que son enfermedades autoinmunes en las que el cuerpo se está atacando a sí mismo.

La artritis gotosa es causada por la deposición de cristales de ácido úrico en la articulación que resulta en una inflamación posterior.

Además, hay una forma menos común de gota que es causada por la formación de cristales de pirofosfato de calcio en forma romboidal.

Aprende aspectos importantes sobre los tipos de articulaciones

La necesidad de fuerza hace que los huesos se vuelvan rígidos, pero si el esqueleto consistiera en un solo hueso sólido, el movimiento sería imposible.

La naturaleza ha resuelto este problema dividiendo el esqueleto en muchos huesos y creando articulaciones donde los huesos se intersectan.

Cada articulación está especializada en su forma y componentes estructurales para controlar el rango de movimiento entre las partes que conecta.

Una articulación que no permite ningún movimiento se conoce como sinartrosis. Las suturas del cráneo y las gonfosis que conectan los dientes con el cráneo son ejemplos.

Una anfiartrosis permite un ligero movimiento en la articulación. Los ejemplos de anfiartrosis incluyen los discos intervertebrales de la columna vertebral y la sínfisis púbica de las caderas.

La tercera clase funcional de articulaciones son las articulaciones con artrosis de movimiento libre.

La articulaciones también pueden clasificarse estructuralmente según el tipo de material presente en la junta.

  • Las articulaciones fibrosas están hechas de fibras de colágeno resistentes e incluyen las suturas del cráneo y la articulación de sindesmosis que mantiene unidos el cúbito y el radio del antebrazo.
  • Las articulaciones cartilaginosas están formadas por una banda de cartílago que une los huesos. Un ejemplo incluye articulaciones entre las costillas y el cartílago costal.

El tipo más común de articulación, la articulación sinovial, presenta un espacio lleno de líquido entre las almohadillas de cartílago lisas al final de los huesos articulados.

Rodeando la articulación hay una cápsula de tejido conectivo irregular, denso y resistente, recubierto con una membrana sinovial.

La capa exterior de la cápsula puede extenderse en bandas gruesas y fuertes llamadas ligamentos que refuerzan la articulación y evitan movimientos y dislocaciones no deseados.

La membrana sinovial que recubre la cápsula produce el líquido sinovial oleoso que lubrica la articulación y reduce la fricción y el desgaste.

Hay muchas clases diferentes de articulaciones sinoviales en el cuerpo, incluidas las articulaciones de deslizamiento, de bisagra, de silla de montar y de rótula.

Las articulaciones deslizantes, se encuentran donde los huesos se juntan como superficies planas y permiten que los huesos se deslicen entre sí en cualquier dirección.

Coma bien para mantener las articulaciones saludables

Comer una dieta saludable es bueno para las articulaciones, porque ayuda a formar huesos y músculos fuertes. Comer una dieta antiinflamatoria ayudará a sus articulaciones.

Queremos ir hacia alimentos más naturales, más cercanos a la tierra y menos procesados, a la vez que evitamos los alimentos fritos y procesados, las grasas trans y la carne carbonizada, lo que aumenta la inflamación.

Hacer ejercicio, comer una dieta bien balanceada y, en general, cuidarse a sí mismo son claves para que sus articulaciones se muevan libremente. Aquí hay siete alimentos para incluir en su dieta.

Cerezas: las cerezas obtienen su color carmesí de los productos químicos naturales de las plantas llamados antocianinas.

Imagen en primer plano de cerezas en un jarrón de arcilla

Varios estudios han demostrado que las cerezas frescas y el jugo de cereza ácida pueden reducir la inflamación.También han vinculado las cerezas frescas con menos brotes de gota.

El color es lo que cuenta, frutas de colores ricos como los arándanos, las moras y las granadas, también podrían producir efectos similares.

Pimientos rojos: están llenos de vitamina C que ayuda al cuerpo a producir colágeno, que forma parte de su cartílago, tendones y ligamentos que amortiguan sus articulaciones y las mantienen unidas.

Otros alimentos para probar: frutas cítricas (como toronjas y naranjas), tomates y piña.

Salmón enlatado: es posible que el salmón no sea el primer alimento para los huesos más fuertes, pero es buen considerar el salmón enlatado con huesos en particular.

Tiene calcio y vitamina D para ayudar a mantener los huesos fuertes. El salmón también está lleno de ácidos grasos omega-3, que ayudan a frenar la inflamación.

Otra ventaja: cuando come salmón, no estás comiendo costillas a la brasa, el tipo de alimentos que crean los problemas de las articulaciones.

El yogur natural bajo en grasa o sin grasa o leche, que son altos en calcio y vitamina D.

Pruebe otros pescados grasos naturales, como las truchas o las sardinas, para obtener sus omega-3.

¿Qué vitaminas y minerales protegen mejor las articulaciones?

Se han estudiado varias vitaminas y minerales por sus efectos protectores en las articulaciones. Incluyen cobre, selenio y vitaminas C y D.

El cobre es un mineral traza disponible en mariscos, carnes de órganos, frijoles y otros alimentos.

Ayuda a mantener sanos y funcionando normalmente los vasos sanguíneos, el sistema inmunológico y los huesos, lo que puede tener efectos beneficiosos en las articulaciones.

Algunas investigaciones en animales, indican que tomar suplementos de cobre puede ayudar a retardar o prevenir la artritis, pero se necesita más estudio para probar que este beneficio se produce en los seres humanos.

El selenio es un oligoelemento que se encuentra en el atún, granos enteros, pollo, nueces de Brasil y semillas de girasol.

Es un antioxidante que contrarresta los efectos potencialmente dañinos de los radicales libres en el cuerpo, algunos de los cuales pueden causar artritis.

Las investigaciones indican que las personas que tienen artritis reumatoide tienden a tener niveles bajos de selenio en la sangre y es posible que no obtengan suficiente en sus dietas.

Se están realizando estudios para saber si los suplementos de selenio ayudan a aliviar los síntomas en personas con artritis reumatoide.

La vitamina C, o ácido ascórbico, también puede ayudar a proteger y fortalecer las articulaciones al prevenir el daño de los radicales libres a las células.

Mujer joven ingiriendo un vaso de jugo de fruta citrica, ideal para conseguir vitamina C

La vitamina también ayuda a formar la proteína en los tendones, ligamentos y otros tejidos. Puede obtener vitamina C en las frutas, especialmente naranjas y pomelos, y en muchas verduras.

La vitamina D, que se encuentra en los pescados grasos, las setas y los productos lácteos fortificados, también se produce en la piel en presencia de la luz solar.

Es esencial para mantener los huesos y los músculos fuertes, lo que ayuda a prevenir lesiones en las articulaciones.

Lesiones y trastornos degenerativos de las articulaciones

Enfermedades articulares traumáticas: las lesiones cerradas en las articulaciones varían en severidad de leves esguinces por fracturas a dislocaciones evidentes.

Un esguince es un ligamento, tendón o daño muscular que sigue a una llave repentina y una luxación incompleta momentánea de una articulación.

Hay una leve hemorragia en estos tejidos, y la curación generalmente se lleva a cabo en varios días.

Las tensiones más violentas pueden causar desgarros en los ligamentos y tendones.

Debido a que los ligamentos y los tendones son tan fuertes, con frecuencia se desprenden de sus uniones óseas en lugar de desgarrarse en pedazos.

Los desgarros ligamentosos, tendinosos y capsulares pueden curarse por unión fibrosa, siempre que los bordes no estén totalmente separados unos de otros.

Ilustración en rodilla después de tener una ruptura de ligamento

Los trastornos internos de la rodilla mayormente ocurren a causa de las roturas o desgarros en los cartílagos semilunares o meniscos. Son cartílagos con forma de medialuna en la articulación de la rodilla.

Estos desgarros son particularmente frecuentes en los atletas y se desarrollan a medida que la rodilla se tuerce mientras el pie permanece fijo en el suelo.

El bloqueo de la rodilla es un síntoma característico. Debido a que los cartílagos semilunares tienen poca capacidad de reparación, deben eliminarse quirúrgicamente.

El sangrado dentro de la articulación, llamado hemartrosis, también puede resultar de lesiones.

La mayoría de las dislocaciones traumáticas se tratan con inmovilización prolongada para permitir que los desgarros sanen.

En algunos casos, se requieren reparaciones quirúrgicas. Las fracturas de hueso en las proximidades de las articulaciones pueden extenderse o no al espacio articular.

Ya sea que lo hagan o no, debe restablecerse el contorno normal de la articulación o es probable que se desarrollen complicaciones artríticas.

Hierbas recomendadas para el dolor de las articulaciones

Raíz de bardana: una de las mejores cosas que puede hacer para el dolor, articular o no, es aumentar la ingesta de ácidos grasos esenciales.

La bardana contiene aceites grasos que (junto con sus esteroles y taninos) contribuyen a su reputación como un antiinflamatorio.

Puede comer raíz de bardana en salteados (muy popular en la cocina asiática, por cierto), o hacer una decocción.

Agregue la raíz al agua hirviendo y deje que hierva a fuego lento durante 10 minutos, luego apague el fuego. Cuele y beba mientras aún está tibio.

Lino: la linaza es una de las mejores fuentes veganas de omega-3 (ALA), que es tan importante para un sistema inmunológico fuerte y para combatir la inflamación.

Trate de incluir dos cucharadas de semillas de lino o aceite de linaza en su dieta diaria. Nota: no caliente ni cocine las semillas o el aceite.

Cúrcuma: es una hierba antiinflamatoria y analgésica extremadamente eficaz.

Contiene sustancias químicas que disminuyen la inflamación que son muy parecidas a los antiinflamatorios no esteroideos, que a menudo se prescriben.

Por cierto, este efecto antiinflamatorio también es la razón por la cual la cúrcuma se recomienda a menudo para el tratamiento del cáncer, las cataratas y el Alzheimer.

Ortiga: es una hierba con increíbles habilidades para casi cualquier cosa. Las ortigas contienen proteínas, calcio, fósforo, hierro, magnesio, betacaroteno, junto con las vitaminas A, C, D y B.

Regaliz: actúa de manera muy parecida a los corticosteroides naturales de su cuerpo, que reducen la inflamación.

El regaliz disminuye los radicales libres en el sitio de la inflamación e inhibe la producción de enzimas involucradas en el proceso inflamatorio.

En general, aparte de los protocolos herbales, el mejor tratamiento para la artritis es una dieta llena de productos frescos, ácidos grasos esenciales y fibra.

El yoga y el estiramiento suave contribuyen en gran medida a la prevención de la artritis y al alivio del dolor al abrir las articulaciones y alentar la distribución del líquido sinovial.

Y sin olvidar Articagos, que con sus ingredientes naturales promueve efectivamente la salud articular y sin efectos secundarios.

Suplemento para mantener las articulaciones sanas

Articagos es el suplemento indicado para mantener en excelentes condiciones las articulaciones.

Tomado regularmente el organismo absorbe las vitaminas y minerales requeridos para la restauración que necesitan sus articulaciones.

Articagos más una alimentación sana ayudan a mantener fuertes y sanos los huesos y aparte de eso sus articulaciones.

Prevenir los molestos dolores de las articulaciones desde temprana edad con una buena alimentación y suplementos que tengan vitaminas y minerales, ayudan a llegar a la vejez con menor grado de problemas articulares.

[p12t[ es el suplemento que protege efectivamente las articulaciones, promoviendo la formación de colágeno que brinda el soporte adecuado de las mismas.

Si ya tiene molestias o dolores articulares [p12t[ puede aliviarle. Gracias a sus múltiples ingredientes naturales le brindará esta ayuda.

Este excelente producto además combatir todos los dolores articulares, promueve la absorción de nutrientes y actúa como antioxidante y antiinflamatorio.

Para ayudar a mantener las articulaciones, cartílagos y ligamentos saludables es recomendado ingerir por lo menos una capsula diaria de este producto.

Dele siempre la oportunidad a su cuerpo de mantenerse sano, fortalecido y libre de dolor, esto va a generarle bienestar.

Si tenemos articulaciones sanas, músculos y huesos fuertes, disfrutaremos más de nuestro día a día, dicho suplemento es una manera sencilla de mantenernos con energía y alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *