Imagen en primer plano de cabeza de ajos. En fondo de madera

Conozca qué beneficios tiene el ajo para la salud

Conozca qué beneficios tiene el ajo para la salud

Última actualización: 13-03-2019. Equipo Nutricioni

El ajo ha sido usado desde tiempos inmemoriales tanto por su uso en la cocina como por sus diversas propiedades medicinales.

Conocido botánicamente como Allium sativum L., el ajo es un bulbo que pertenece a la familia Liliaceae y comprende alrededor de seiscientas especies.

Es originario de Asia central y tiene propiedades ampliamente reconocidas por sus cualidades terapéuticas frente a patologías alimentarias y varias enfermedades.

Ajo pelado, diente de ajo, Ajo pelado (primer plano) sobre fondo de madera vintage

Fue conocido por poblaciones mediterráneas y durante la Edad Media se usó para combatir la peste.

Las primeras referencias del uso del ajo en la preparación de los alimentos, se remontan a la primera dinastía egipcia (3200 A.C.), que la consideraban una planta impura, también fue usado por los israelitas (1500 A.C.).

Los escritos sánscritos ya registran el uso medicinal del ajo hace unos cinco mil años, los tratados chinos datan de tres mil años, y similar tiempo  en las culturas egipcia, babilónica, griega y romana.

Mucho más tarde llegó a América y actualmente se cultivan diversas variedades de ajo en numerosos países del mundo.

El ajo fue y sigue siendo usado por distintas culturas, debido a sus propiedades diuréticas, depurativas, antisépticas y estimulante del apetito.

Louis Pasteur demostró el potencial antibacteriano del ajo, y difundió su uso preventivo, en las infecciones gangrenosas debidas a las heridas de fuego en la primera y segunda guerras mundiales.

En la actualidad, diversos estudios avalan el ajo como un medicamento eficaz en la prevención y tratamiento de la aterosclerosis, debido a que normaliza los valores de lípidos.

Reduce moderadamente la tensión arterial y evita la formación de trombos.

Y hay mucho más. Se piensa incluso, que aumenta el atractivo sexual.

Vamos a ver por qué el ajo es tan beneficioso para la salud.

Sustancias  químicas contenidas en el ajo y su acción terapéutica

En los últimos 30 años se han realizado multitud de estudios, tanto in vitro como in vivo, sobre la química y las propiedades farmacológicas del ajo.

Los principios activos contenidos en la composición bioquímica del ajo son variados, predominan los compuestos sulfurados, alrededor de 33,  fácilmente absorbibles por el organismo.

Además contiene aproximadamente 17 aminoácidos, múltiples enzimas y abundantes minerales.

Esta es la composición aproximada:

Sulfóxido (2,3%)

  • Aliína, propenilalliína, alilaliína  y metilaliína
  • Aceites esenciales (0,2 a 0,3%): garlicina y sulfóxido de alilcisteína.

La aliína, carente de olor y presente en el ajo fresco, se hidroliza. Cuando el ajo se machaca, la enzima alinasa produce alicina, que da el olor de ajo  y finalmente se transforma en disulfuro de alilo.

Polisacáridos homogéneos (hasta un 75%)

  • Fructosanas

Saponinas triterpénicas (0,07%)

Sales minerales (2%)

  • Hierro, silicio, selenio, azufre y yodo.

Vitaminas

  • A, B1, B3, B6, C y adenosina, en pequeñas cantidades.

Principios terapéuticos y preventivos del ajo

  • Tiene acción fungicida y nematicida.
  • Acción antioxidante.
  • Hipolipemiante, ya que disminuye los lípidos en la sangre.
  • Antiaterogénico, estimula el flujo del colesterol desde las células de la pared vascular y otros órganos, hacia el hígado.
  • Antitrombótico, evita la formación de trombos o coágulos causantes de infartos.
  • Hipotensor.
  • Antimicrobiano, ya que sus compuestos inhiben el crecimiento de bacterias y parásitos.
  • Antifúngico.
  • Anticarcinogénica, previniendo o retrasando la evolución del cáncer.
  • Inmunomodulador, porque contiene sustancias que estimulan o deprimen el sistema inmunitario regulando el proceso inflamatorio.

De las múltiples variedades de este bulbo, el ajo morado, es el que tiene mayor potencialidad terapéutica, debido a su mayor concentración de principios activos.

La cebolla, perteneciente a la misma familia del ajo, y en particular la morada, también comparte estos principios activos, pero en el ajo la concentración es mucho mayor.

Muchas personas desean aprovechar las virtudes del ajo, pero el aliento que deja es una limitante poderosa. A otras personas simplemente no les agrada el sabor fuerte que tiene.

El suplemento nutricional Verde Salud, contiene extracto de ajo y lo combina con la acción beneficiosa de varios vegetales, frutas y hierbas de origen orgánico, cultivados sin pesticidas dañinos para la salud.

Los vegetales orgánicos se cosechan cuando están en su mejor momento, y por ello ofrecen lo mejor de sus propiedades al consumidor.

Esto hace de Verde Salud un suplemento único, que permite acceder a los beneficios del ajo, de manera fácil y sin preocuparse por el aliento o el sabor fuerte.

Acción antioxidante e hipolipemiante del ajo

Varios estudios en animales y en vitro han demostrado que el ajo fresco, en polvo y otras presentaciones, poseen efecto antioxidante.

Los compuestos del ajo son capaces de inhibir la formación de radicales libres, reforzando el mecanismo de captación de radicales endógenos, y aumentando las enzimas antioxidantes celulares.

El ajo protege las lipoproteínas de baja densidad de la oxidación por radicales libres e inhiben la activación del llamado factor nuclear Kappa B.

Las concentraciones altas o la activación excesiva del factor nuclear kappa B, producen trastornos inflamatorios, como el asma y la colitis ulcerativa, y trastornos autoinmunitarios como la artritis reumatoide.

La mayoría de los componentes del ajo poseen actividad antioxidante y

su eficacia es dependiente del tiempo de uso y de la dosis.

  • La acción antioxidante del ajo se extiende a:
  • Proteger el hígado de las toxinas, ya que las neutraliza.
  • Evitar el daño de las células normales y que se vuelvan cancerígenas.
  • Retardar el envejecimiento.
  • Reducir el riesgo de sufrir Alzheimer y demencia senil.

Se ha confirmado en diversos estudios, que el ajo y sus componentes presentan un efecto beneficioso sobre la hipercolesterolemia, es decir que disminuye los valores de colesterol total y de colesterol malo (LDL).

Por el contrario, no se observan cambios en los niveles de colesterol HDL y triglicéridos.

Una imagen de una tabla de triglicéridos HDL LDL de colesterol total en sangre.

El efecto reductor del colesterol es proporcional a la dosis consumida. El mecanismo de acción más probable es el de inhibir la actividad de enzimas involucradas en la biosíntesis del colesterol.

Además el ajo y sus componentes impiden los depósitos de grasa y placa en la pared de las arterias.

Más beneficios medicinales del ajo

  • Mejora la circulación de la sangre y reduce la tensión

El ajo contiene varios inhibidores de la agregación y de la liberación plaquetarias, siendo la alicina el inhibidor principal, seguida de los ajoenos.

Algunos de los componentes del ajo influyen en los procesos que preceden a la agregación plaquetaria, como la activación de los trombocitos.

En varias pruebas clínicas se demuestra que el efecto antitrombótico del ajo, potencia la actividad antiagregante de los fármacos convencionales, en algunos casos causando interacción con algunos de ellos y produciendo efectos no deseados.

Por otro lado, se varios estudios señalan que el ajo causa reducciones moderadas de la presión arterial, cuando se administran dosis de 600 a 900 mg diarios de ajo.

La acción antihipertensiva se debe al efecto vasodilatador de los componentes del ajo.

Y en algunas ocasiones, los suplementos a base de ajo pueden resultar tan efectivos como los medicamentos convencionales.

Finalmente, estos beneficios se extienden incluso para tratar la disfunción eréctil.

  • Es antimicrobiano, antifúngico y antiparasitario

La alicina contenida en el ajo, es efectiva contra bacterias grampositivas y gramnegativas, aunque en esta acción también participan los ajoenos y el trisulfuro de dialilo.

También se ha demostrado la actividad del ajo frente a candida y otros hongos, con una eficacia semejante al clotrimazol en la eliminación de los síntomas clínicos de la candidiasis oral.

Asimismo, los extractos alcohólicos del ajo tienen acción antiparasitaria contra el ascaris lumbricoide.

Y es efectivo para el tratamiento de la disentería (inflamación y ulceración del intestino grueso) y también para la expulsión de lombrices intestinales en humanos.

  • Contra el cáncer

Diversos experimentos han demostrado que el consumo de ajo ejerce un efecto protector, reduciendo la probabilidad de determinados tipos de cánceres, como el colorrectal, gástrico, de mama, cervical y otros.

El efecto anticarcinogénico se debe a varios mecanismos:

  • Captación de radicales libres,
  • Aumento de los valores de glutatión,
  • Modulación de la actividad enzimática
  • Reparación de ADN para prevenir alteraciones.

Existe evidencia bien documentada, de que quienes consumen ajo,  bien sea crudo o cocinado, tienen menor predisposición a padecer cáncer de esófago, estómago y colon.

Ajo para combatir muchas dolencias

  • Fortalece el sistema inmune

El consumo de ajo estimula la producción de linfocitos y de macrófagos de la fagositosis, además aumenta la liberación del interferón gamma.

También se ha demostrado que el ajo y sus componentes incrementan la actividad de las células asesinas naturales.

  • Es cicatrizante

Como dijimos al comienzo, Louis Pasteur  lo recomendaba y estudios más recientes lo confirman: el ajo es excelente como cicatrizante.

Muchos estudios han confirmado los efectos beneficiosos de una solución de ajo sobre la reparación de los tejidos y la formación de vasos sanguíneos.

  • Controla la diabetes

El aceite de ajo morado disminuye la hiperglucemia en pacientes diabéticos.

Los componentes azufrados presentes en el aceite de ajo, han demostrado una acción hipoglucémica semejante a la Glibenclamida, disminuyendo la resistencia de las células ante la insulina.

¿Aumenta el ajo la atracción sexual del hombre?

Algunos estudios señalan que los hombres que habitualmente consumen ajo crudo, producen feromonas que le hacen más atractivos a las mujeres.

Atractivo hombre musculoso admirando sus músculos bíceps en el espejo revisando los resultados del entrenamiento

Un estudio consistió en tomar a un grupo de hombres, subdividido en tres grupos. Uno de los subgrupos tomó ajo crudo, el segundo cápsulas de aceite de ajo, y el tercero placebo.

Luego encuestó a un grupo de mujeres para que eligiese, basadas en el olor de toallas impregnadas con el sudor de los hombres, cuáles eran las más agradables, masculinas y atractivas.

La conclusión inmediata fue que aquellos hombres que habían ingerido cuatro dientes de ajo crudo eran los más atractivos, o al menos el aroma de su sudor lo era.

Luego se intercambiaron los grupos, es decir, los que no comieron ajo ahora si lo comieron y viceversa. Nuevamente, el resultado fue que los que tomaron el ajo crudo resultaron más atractivos y varoniles a juicio del mismo grupo de mujeres.

Sin embargo, sabemos que el ajo produce un aliento poco agradable, debido al contenido de gases sulfurados. No queda claro cómo conciliar estos efectos contrarios.

Aún así, sigue siendo posible aprovechar los efectos beneficiosos que el ajo tiene para la salud, a través del suplemento nutricional Verde Salud, con los mejores nutrientes que ofrece la naturaleza.

Porque en Verde Salud, se encuentra la mejor combinación de vitaminas y nutrientes de frutas y vegetales antioxidantes y nutritivos, para sentirse ligero y lleno de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *