Hombre se sostiene la rodilla en medio de una inflamación

Conozca el mecanismo de la inflamación

Conozca el mecanismo de la inflamación

Última actualización: 08-10-2018 por Editor Fanny.

La inflamación es una respuesta del organismo, caracterizada por un enrojecimiento de la zona, aumento de su volumen, dolor, sensación de calor y trastornos funcionales.

Así es como reacciona el sistema inmune ante la presencia de agentes patógenos o sustancias irritantes; pero también puede suceder ante una intervención externa, como un golpe, cortadura o pinchazo.

Muchas enfermedades se manifiestan con inflamación de alguna zona del cuerpo, tal es el caso de la inflamación de los ganglios linfáticos.

Si al contraer una gripe o una faringitis, ha percibido que tiene un bulto en el cuello, se trata de ganglios linfáticos inflamados, lo que significa que el organismo combate contra una infección.

Cuando la gripe cede, la inflamación desaparece y todo vuelve a la normalidad.

¿Cómo lucha el organismo contra amenazas e infecciones?

Una de las maneras en que el organismo se defiende,  es mediante la inflamación, que ocurre únicamente en el tejido conectivo vascularizado, el cual rellena el espacio entre órganos y otros tejidos.

El tejido conectivo sirve de soporte, relleno, transporte, reparación y defensa.

Forma parte del sistema inmunitario, que actúa contra las bacterias, virus, células tumorales y otros agentes.

La inflamación aparece precisamente para aislar y destruir los agentes patógenos, y reparar los tejidos y órganos dañados.

Se trata de un mecanismo inespecífico del sistema inmunitario innato, en contraste con la respuesta inmune adaptativa que es específica para cada agente infeccioso.

El sistema inmunitario innato, se activa cuando reconoce un agente extraño.

Crea barreras para mantener a virus, bacterias, parásitos o sustancia extrañas, cercadas o fuera del cuerpo,  impidiendo que se diseminen el organismo.

La respuesta inflamatoria hace que aumente el transporte de glóbulos blancos hasta el lugar de la infección.

Los  glóbulos blancos participan de la fagocitosis, que es el proceso en el que éstos envuelven y disuelven a las bacterias o virus invasores.

El sistema de defensa innato da tiempo al sistema de defensa específico a que se produzcan los antígenos o anticuerpos específicos.

La inflamación presenta el inconveniente que, en ocasiones, produce una respuesta exacerbada, que ataca por igual a agentes dañinos y células sanas.

Este es el caso de la artritis reumatoide, en la que se produce inflamación en una articulación, produciendo destrucción y ataque del cartílago sano.

La respuesta inflamatoria va mediada por sustancias químicas, como la histamina,  cuya liberación es inducida por toxinas o agentes patógenos.

Este descubrimiento permitió el desarrollo de medicamentos antiinflamatorios.

Hombre se sostiene la rodilla en medio de una inflamación

Agentes Inflamatorios

Existen muchos, y son de distinta naturaleza. Se encuentran tanto fuera del organismo (exógenos), como dentro (endógenos). Veamos los principales:

  • Agentes vivos: bacterias, virus, hongos y parásitos.
  • Agentes físicos: frío excesivo, calor excesivo, radiaciones ionizantes como rayos UV, X y gamma.

Estos agentes matan las células sanas, que entonces liberan sustancias que hacen que el sistema inmune innato, las reconozca como agentes patógenos.

  • Traumatismos y cuerpos extraños que dañan tejido sano y aportan microbios.
  • Baja irrigación sanguínea, por causas diversas, que necrosa tejidos sanos.
  • Enfermedades autoinmunes, en las que el sistema inmunitario ataca y necrosa tejido sano y consecuentemente ocasiona inflamación.

Cuerpo masculino, hombre rodeado de microbioma nube esférica de bacterias, virus, microbios. Representación 3d Poca población de microbios dispersos

Síntomas de la inflamación

  • Tumefacción, que es la acumulación de líquido en el espacio entre las células.
  • Enrojecimiento a causa de la dilatación de los vasos capilares.
  • Calor a causa de la vasodilatación y mayor temperatura de la sangre.
  • Dolor a causa de la activación de los receptores de dolor por  sustancias liberadas por las células inmunes.
  • Trastornos funcionales.

Estos síntomas son fácilmente visibles cuando se trata de una inflamación a nivel de piel, pero igualmente suceden, si la inflamación está en algún órgano interno.

A continuación, ejemplos de inflamaciones comunes. Obsérvese que todas terminan en -itis, esto indica que existe una inflamación o una infección.

  • Gastritis, inflamación de las mucosas del estómago.
  • Encefalitis, inflamación del encéfalo mayormente de origen viral.
  • Meningitis,  inflamación del tejido que rodea el cerebro y la médula espinal.
  • Cistitis,  Inflamación de la vejiga urinaria.
  • Ventriculitis, inflamación de los ventrículos cerebrales.
  • Nefritis,  inflamación de los tejidos del riñón.

Imagen en primer plano de mujer tocandose el abdomen

Inflamación aguda

Es el mecanismo de defensa rápido, que se activa inmediatamente después de un daño en el tejido, por ejemplo un pinchazo,  cortadura, abrasión o arañazo en la piel.

Los agentes causantes de la lesión suelen estar contaminados con microbios o sustancias tóxicas para el organismo, que pueden causar lesiones internas.

De allí que el organismo deba actuar rápidamente, para remover al agente causal y al tejido dañado.

La inflamación aguda ocurre antes que se produzca una respuesta del sistema inmune específico.

Todo el proceso conlleva dos fases:  una fase vascular y una fase celular, bien diferenciadas pero superpuestas.

  • En la etapa vascular las arterias cercanas al lugar de la lesión se contraen por un breve tiempo y luego se dilatan.

La dilatación de los vasos sanguíneos genera congestión, que aunada a la permeabilidad aumentada, produce movimiento de líquidos hasta el tejido afectado.

Es entonces cuando aparecen enrojecimiento y calor en la zona afectada.

Debido al aporte de líquido de los vasos capilares hacia el tejido afectado, la sangre en los mismos se hace más viscosa, fluye con lentitud y se produce el coágulo.

  • La fase celular inicia con el movimiento de fagocitos, células blancas de la sangre o leucocitos a la zona afectada.

Los leucocitos atraviesan la pared vascular, colándose por las paredes de los vasos sanguíneos y van al sitio afectado

Son guiados por mediadores químicos, en un proceso conocido como quimiotaxis.

En esta etapa son atrapadas las bacterias o el material extraño que haya penetrado a la zona afectada. Este es el proceso conocido como fagocitosis.

El proceso de fagocitosis deja una acumulación de desechos: el pus, acompañado de edema y dolor.

Si bien entendemos que se trata de un mecanismo protector, es claro que sentir dolor no es agradable.

Por eso presentamos Fórmula para el Dolor, el suplemento nutricional que aporta nutrientes clave para el alivio del dolor y de la inflamación.

Siga leyendo para conocer los mecanismos de acción.

Ilustración de vector de psoriasis. Enfermedad y enfermedad de la piel autoinmune. Estructura etiquetada con escamas, placa, vasos sanguíneos ensanchados y retorcidos.

Mediadores de la inflamación

Al lugar de la fagocitosis concurren los mediadores de la inflamación, agentes bioactivos liberados en la respuesta inflamatoria.

Estos mediadores son numerosos. Provienen de las células o el plasma y causan diversos efectos.

Como uno de los principales mediadores, mencionamos la histamina, presente en elevadas concentraciones en las células llamadas mastocitos, dentro del tejido conjuntivo.

La histamina causa dilatación y aumento de la permeabilidad capilar.

Otro mediador es la serotonina, que al ser liberada por las plaquetas sanguíneas, también aumenta la permeabilidad capilar.

Por su parte, los mediadores provenientes del plasma sanguíneo elevan la sensibilidad de los receptores de dolor.

La trombina, promueve la coagulación, mediante la cual, el sistema inmune atrapa, cerca o aísla exudados, microorganismos y cuerpos extraños.

Las prostaglandinas son sustancias, químicamente similares a las hormonas, que regulan los procesos inflamatorios. Estas sustancias se producen a partir de los ácidos grasos.

Distintos tipos de prostaglandinas pueden promover o inhibir el proceso inflamatorio.

Inflamación Crónica

Si la inflamación se mantiene por semanas o meses, entonces se convierte en inflamación crónica.

Aparece cuando no se resuelve la causa que originó una inflamación aguda, como por ejemplo, infecciones difíciles de erradicar.

Estas pueden extenderse por el sistema linfático y producir inflamación de los ganglios.

En algunos casos aparece de forma progresiva y poco evidente, sin los llamativos síntomas de la inflamación aguda.

Ejemplos de enfermedades vinculadas a inflamaciones crónicas progresivas son: la artritis reumatoide, la aterosclerosis, la tuberculosis o la fibrosis pulmonar, alzheimer y cáncer.

En las enfermedades autoinmunes, el sistema inmune  produce anticuerpos contra sus propios tejidos, provocando una reacción continua que se traduce en inflamación crónica y daño de los tejidos.

Es el caso de la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple, por mencionar algunas.

El asma es otra inflamación crónica de origen alérgico, resultado de una reacción exagerada del sistema inmune al agente causante.

En la aterosclerosis, causada por acumulación de grasa en las paredes de las arterias, se produce una inflamación crónica  alrededor de la arteria.

Para este caso, el agente tóxico es  endógeno, sin embargo, la  acumulación de lípidos en la pared arterial puede originarse por elementos exógenos como la nicotina y otros contaminantes.

En otras palabras, el tabaquismo y la exposición a los contaminantes, promueven la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Fórmula para el Dolor es una excelente solución para los casos de inflamaciones crónicas.

Tiene ingredientes naturales de probada efectividad para calmar el dolor y reducir la inflamación.

Por ejemplo los ocasionados por la artritis reumatoide.

Fórmula para el Dolor integra hierbas y compuestos que ayudan, tales como celadrina, MSM (metilsulfonilmetano), boswellia serrata y ácido hialurónico, entre otros.

¿Quiere saber más acerca de los nutrientes que alivian la inflamación? Le decimos cuáles son:

Dieta e inflamación

La nutrición adecuada puede aliviar la inflamación, tanto crónica como aguda, a largo plazo.

Una dieta antiinflamatoria, junto a los suplementos apropiados, favorecen los mecanismos a los que el cuerpo humano recurre, en momentos de crisis inflamatoria.

El organismo está preparado, tanto para producir una inflamación cuando hay un agente desencadenante, como para reducirla cuando ha disminuido el peligro.

Las prostaglandinas ya fueron mencionadas como mediadoras del proceso inflamatorio y conviene saber que no siempre promueven la inflamación.

Algunas operan al contrario, es decir, favoreciendo la desinflamación.

Se conocen por lo menos 30 tipos de prostaglandinas, pero se agrupan en tres clases, de acuerdo al ácido graso que la origina.

Las denotaremos PG1, PG2 y PG3.

Las PG1 proceden del ácido linoléico (omega 6), las PG3 del ácido alfa linoleico (omega 3). Estas prostaglandinas son antiinflamatorias y analgésicas.

Las PG2 proceden del ácido araquidónico, presente en las carnes rojas, aves, lácteos y huevos.

A diferencia de las anteriores, estas prostaglandinas, sí promueven la inflamación, el dolor y la coagulación.

¿Qué alimentos son buenas fuentes de omega 3 y omega 6?

  • El omega 6 se consigue naturalmente en granos, semillas, frutas, vegetales y algas como la espirulina.
  • El omega 3 está en semillas de soya, linaza, chía, pescados azules, mariscos y vegetales de hoja verde.

Esto explica el por qué en los procesos inflamatorios crónicos, es conveniente la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 y omega 6.

Así como asegurar la ingesta de alimentos o suplementos que proporcionan vitamina C, vitaminas B6, B3, zinc, magnesio y cromo, que intervienen todos en la síntesis de las PG1 y PG3.

Es aconsejable también el consumo de mucha fruta, para eliminar las toxinas que causan la inflamación en el intestino y el hígado, debido a  su contenido en fibra.

Ilustración de frutas y grupo de vitaminas

Además, las frutas nos aseguran el suministro de vitaminas y minerales.

Los vegetales verdes cocidos, además de aportar fibras que ayudan en la eliminación de toxinas, también contienen calcio, que posee un efecto calmante en los procesos inflamatorios.

Está muy en boga la dieta alcalinizante, que consiste justamente en lo que se ha dicho acá.

Es decir aumentar la proporción diaria de ingesta de frutas, verduras y ensaladas crudas, en relación con los productos de origen animal y alimentos refinados a base de harina y azúcar, como los postres.

Plantas y nutrientes antiinflamatorios

Vitamina C, entre 500 y 1000 mg diarios.

Vitamina E, entre 100 a 400 UI diarias.

Zinc, hasta 25 mg diarios.

Metionina, es un aminoácido que reduce los niveles de histamina.

Bromelina, enzima que se encuentra en la piña, tiene efectos antiinflamatorios.

Aloe vera, esta planta tiene efectos antiinflamatorios.

Jengibre y cúrcuma, estas raíces son inmunomoduladoras. El uso de extractos de estas raíces es aconsejable en procesos inflamatorios.

Metilsulfonilmetano (MSM), ayuda en los procesos inflamatorios y alérgicos gracias a sus efectos analgésicos, es una sustancia que naturalmente se encuentra en plantas verdes, animales y humanos.

Cetil miristoleato, es un compuesto de origen natural con propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Además es un modulador del sistema inmune.

Boswellia serrata, el extracto de la resina de este árbol proveniente de la India tiene efectos antiinflamatorios, se ha usado tradicionalmente para combatir la artritis y la artrosis.

Manzanilla, la  hierba antiinflamatoria por excelencia, ideal en el tratamiento de inflamación del colon.

Raíz de regaliz, este componente natural posee propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, las cuales contribuyen a eliminar la inflamación abdominal y los cólicos.

Como hemos visto, la inflamación es un mecanismo con aspectos positivos. Y la dieta desempeña un papel preponderante en su alivio.

Ya que nos hemos enterado de los beneficios de estos nutrientes, quisiéramos probar sus efectos de inmediato.

La mayoría está presente en un sólo producto: Fórmula para el Dolor. Su acción combinada alivia los dolores, sin los efectos secundarios de los fármacos tradicionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *