Conozca cómo ganar felicidad gratis y comiendo saludable

Conozca cómo ganar felicidad gratis y comiendo saludable

Última actualización: 20-11-2018. Equipo Nutricioni

La definición de felicidad puede ser subjetiva, y varía de acuerdo con las costumbres y necesidades de cada persona. Pero lo que no cambia es que la felicidad es la sensación de goce y bienestar pleno.

La felicidad depende en gran medida de la salud y de los hábitos y esfuerzos que hagamos para mantener un cuerpo y  mente sana.

La felicidad no la vamos a encontrar de primera mano en objetos, elementos externos o terceras personas. Este estado de bienestar nace en primer lugar en nuestro organismo, fisiológicamente hablando, la felicidad se inicia en nuestras hormonas.

La felicidad se secreta en nuestro cuerpo. La serotonina

La serotonina es un neurotransmisor es sintetizado en nuestro organismo a partir de un aminoácido: triptófano. La serotonina no la vamos a encontrar en alimentos, es necesario consumir su precursor, el triptófano, para que esta se produzca.

La carencia de serotonina está relacionada con la depresión, tristeza, ansiedad y angustia. Estos síntomas son compartidos con otras patologías, por ello debemos estar atentos a los hábitos alimenticios para determinar si la ingesta de triptófano es la adecuada.

La ingesta de alimentos con alto contenido de triptófano actúa como agentes antidepresivos naturales, ya que aumentan la secreción de serotonina. La acción efectiva del triptófano se traduce en una sensación de bienestar, relajación y liberación de tensiones.

La serotonina no actúa de forma individual en este proceso. Como toda hormona, establece conexiones químicas con cascadas hormonales, en este caso con otros neurotransmisores como la dopamina y noradrenalina, responsables de los estados de miedo, irritabilidad y angustia.

Los alimentos precursores de la serotonina

Para activar la producción de serotonina tenemos que consumir alimentos ricos en triptófano.

Estudios realizados por el Consejo Nacional para la Enseñanza en Investigación en Psicología, señalan que la serotonina y las endorfinas son esenciales para que tengamos un bienestar pleno y nos sintamos felices. Estos dos neurotransmisores son capaces de provocar tanto bienestar que actúan como analgésicos naturales, sin tener que recurrir a fármacos.

A pesar de que el cuerpo humano produce naturalmente la serotonina y las endorfinas, si la dieta no proporciona suficiente materia prima, como el triptófano, su producción es mínima. Esto hace que tengamos sensaciones de irritabilidad, mal humor, molestias, etc.

Más abajo hacemos amplia lista de alimentos ricos en triptófano que aumentan los niveles de serotonina si se consumen a diario; sin embargo es importante aclarar que hay otros elementos de la dieta que son necesarios para la síntesis de estos neurotransmisores.

Los alimentos con mayor contenido de triptófano que puede estar a nuestro alcance diario:

  • Proteínas animales (pollo, pavo, pescado, leche, queso y sus derivados no procesados).
  • Huevos.
  • Tofu.
  • Soya.
  • Semillas de sésamo o ajonjolí.
  • Semillas de calabaza.
  • Otros frutos secos (maní, nueces, almendras)

Es necesario acompañar la dieta con alimentos que sean una buena fuente de  ácidos grasos, omega 3, zinc, hierro y magnesio. En este grupo de alimentos podemos mencionar vegetales frescos, germen de trigo, nueces y plátanos o cambures.Fórmula General del Triptofan

Consumir carbohidratos no es tan malo

Consumir carbohidratos ‘’moderadamente’’ favorece la absorción del triptófano que proviene de los alimentos. Debemos aclarar nuevamente que el consumo debe ser moderado para ver sus beneficios.

Vamos a explicar cómo funciona el mecanismo. La metabolización de los carbohidratos y su posterior conversión en azúcares estimula la producción de insulina. La insulina en sangre, llega al cerebro y una vez allí, estimula los receptores para el triptófano.

Toda vez que el triptófano ingresa al cerebro, comienza la producción masiva de serotonina, la hormona que nos hará feliz.

¿Qué pasa cuando ingerimos más carbohidratos de lo recomendado? Se produce mayor cantidad de insulina, y corremos el riesgo de sufrir de diabetes, obesidad, hipertensión, entre otras enfermedades generadas por los excesos de alimentación.

Entender cómo funciona este sistema de retroalimentación nos ayuda a planificar la ingesta de los elementos y nutrientes necesarios para mantenernos de buen humor y con una sonrisa en el rostro, sin el riesgo de ganar peso.

Los colores afectan también nuestro estado de ánimo

Está demostrado que los colores de los alimentan afecta la secreción de las hormonas involucradas en el estado de ánimo.

Animémonos a aprovechar la variedad de colores que nos ofrece la naturaleza para incluir tantos colores como nos sea posible en nuestro plato. Además de ser divertido, es beneficioso para el funcionamiento de todo el cuerpo.Mujer con Plato de Frutas

De acuerdo con expertos en nutrición:

  • Los alimentos con tonos azules (moras, bayas, etc.) calman y relajan.
  • Los alimentos amarillos animan.
  • Los alimentos verdes inducen el enfoque y la concentración.
  • Los alimentos rojos y naranjas son estimulantes.

No tengamos miedo a experimentar la combinación de los colores incluso en manteles, servilletas, vajilla, etc. Puede ser divertido para usted y su familia.

El chocolate y el picante te harán más feliz

El chocolate. Cuando nos sentimos deprimidos lo primero que pensamos es en comernos un chocolate. La explicación científica para esta práctica se fundamenta en lo que hemos venido hablando sobre el triptófano.

El chocolate en su estado natural, es decir el cacao, tiene grandes cantidades de triptófano. Sin embargo, la mezcla de azúcar y manteca de cacao, en la forma de deliciosos chocolates o bombones es lo que hace que el cerebro pueda absorber el triptófano.Bombones de Chocolates

Además el chocolate contiene feniletilamina, molécula que se desprende durante la fermentación de la semilla de cacao, y puede elevar los niveles de sangre al estimular la insulina. Esto provoca un agradable estado de alerta en el cerebro y placer en el organismo.

Atrévete a comer picante

Por toda América suele dársele diferentes nombres; Ají, pimiento, picante, jalapeños, chiles, en fin. Este fruto que para algunas personas es difícil de comer contiene capsaicina, una sustancia estimulante de las papilas gustativas y que tiene la maravillosa propiedad de combatir la depresión.

La respuesta del cuerpo al picante es la liberación de endorfinas como una manera de protección. Estas endorfinas producen sensación de bienestar duradero.

Si eres de los que no les gusta el picante, atrévete a comenzar probando solo un poco. Puedes observar la respuesta de tu organismo, y decidir si el chile es tu aliado para mejor el ánimo y ser feliz.

La piña mejora el estado de ánimo

Esta deliciosa fruta tiene propiedades estimulantes, antiinflamatorias y energéticas, además de ser muy refrescante.

Las vitaminas y minerales que contiene la piña la hacen un aliado para tratar los estados de depresión y tristeza, ya que tiene actividad estimulante de la serotonina. También puedes encontrar buena fuente estos minerales y vitaminas al consumir NervSoport.

La piña por ser una fruta cítrica, es rica fuente de vitamina C. Esta vitamina estimula la circulación y aligera la sangre, fomentando la eliminación de toxinas a través de la filtración los glomérulos de  los riñones.Imagen en primer plano de una piña entera, y piña picada en pedazos. Fondo de madera

El cambur: fruta energética

A pesar de su gran dulzura por el elevado contenido de fructosa, el cambur posee mucha fibra que estimula los procesos digestivos. Un aparto digestivo congestionado, con estreñimiento y gases trabajan en contra de nuestra a felicidad.

Los cambures también son ricos en vitaminas y oligoelementos portadores de la energía que necesita el organismo para el mantenimiento de las funciones celulares.

Entre las frutas, los cambures tienen un alto contenido de triptófano, aminoácido que proporciona los bloques biológicos para la fabricación de hormonas, la principal en este caso, la serotonina, hormona que nos hace feliz.

¿Qué otros elementos necesita el cuerpo para producir la hormona de la felicidad?

Para potenciar la absorción del triptófano es necesario el consumo de vitaminas del complejo B, como la tiamina, la piridoxina y B12, así como ácidos grasos esenciales.

Entre estos ácidos los más importantes, el ácido linoleico y el linolenico juegan un papel vital en el desarrollo y mantenimiento de la integridad del sistema nervioso y del cerebro. En un cerebro sano, la absorción del triptófano será mejor. Estos ácidos se distribuyen generosamente por todas las membranas de las neuronas.

Estos ácidos grasos los podemos encontrar consumiendo cereales integrales, aceite de pescado, pescados azules como el atún y el salmón, aguacate, frutos secos, germen de trigo y otros alimentos integrales.

Las vitaminas pertenecientes al complejo B

Estas vitaminas también contribuyen a la protección y funcionamiento de todo el sistema nervioso y el cerebro.  

La tiamina: Está involucrada en el metabolismo de los carbohidratos, es decir, en la degradación de todos los azúcares que comemos en cualquiera de sus formas. El consumo excesivo de azúcares procesados como galletas, caramelos, panes, tortas, etc., agota las reservas de vitamina B1 o tiamina.Alimentos que contienen vitamina B1

Si no hay reposición de esta vitamina, se produce irritabilidad, enojo y depresión. Suplir los requerimientos de tiamina con NervSoport combate la depresión y nos hace sentir plena salud y felicidad.

La piridoxina: Actúa a nivel de la biosíntesis o producción de neurotransmisores como la serotonina.  La vitamina B6 o piridoxina protegen al cerebro y al sistema nervioso porque favorece la formación del recubrimiento mielinico de las neuronas.

Sin esta cobertura pegajosa de las neuronas no es posible que el cerebro envíe y reciba señales de todo el resto del cuerpo. Sin un sistema nervioso en pleno funcionamiento no se reciben estímulos ni se emiten respuestas.

Esta vitamina se encuentra en amplia variedad de frutas y vegetales y pescados. También se encuentra en NervSoport.

B12: Al igual que la piridoxina, esta vitamina protege al sistema nervioso. Su deficiencia, ya sea por una dieta inadecuada o por el agotamiento debido a alguna patología, provoca irritabilidad y sensación de tristeza.

La alimentación es un gran aliado ante la deficiencia de cualquier vitamina, mineral u oligoelemento; sin embargo, si queremos potenciar aún más el efecto benéfico sobre nuestra salud recomendamos que pruebe NervSoport.

Hábitos que te ayudarán a mente cuerpo feliz

Deja el drama: Hacer drama por todo cuanta cosa nos ocurre solo hace que veamos la vida negativamente. Las personas que suelen hacer drama solo se enfocan en conseguir la simpatía o la aprobación de los demás.Ilustración de diferentes sonrisas en distintas caras

De acuerdo con los psicólogos, las personas dramáticas sufren de miedo y esto las imposibilita a ser felices. Si hacemos un esfuerzo por salir del lado negativo, encontraremos que es más agradable la vida y sentiremos placer de vivir.

Busca tranquilidad en la vida: El agite de la vida moderna sin duda alguno nos perjudica. Vivimos de una forma muy acelerada y esto impide que nos detengamos a observar lo que nos rodea.

Es recomendable buscar un espacio para que la tranquilidad entre a nuestra vida. La disminución de los niveles de estrés, baja los niveles de hormonas que trastorna los ciclos de vigilia y sueño, haciéndonos sentir  inquietos.

Hábitos que te ayudarán a mantener tu cuerpo feliz

Mantén el cuerpo en movimiento: La actividad física de cualquier tipo, suave o intensa solo proporcionará beneficios para el cuerpo y la psiquis. La liberación de toxinas, sales y tensión muscular favorecen enormemente el cambio de ánimo.

El placer y la felicidad aparecen instantáneamente cuando nuestro cuerpo está en movimiento durante una actividad física. La liberación de hormonas durante el ejercicio, nos hace sentir más activos.

Hombre joven y niño realizando ejercicio con los brazos en el piso

Si nunca lo has hecho, puedes iniciar de a poco, con suaves caminatas diarias e ir incrementando en la medida que tu cuerpo lo resista. En poco tiempo te sentirás lleno de energía, feliz y agradecido contigo mismo de haber comenzado cambios saludables en tu vida.

Disfruta el proceso antes que el resultado: Para lograr cambios en los hábitos  de vida, ya sea, iniciar una rutina deportiva o comenzar a alimentarnos mejor, es necesario que nos enfoquemos más en disfrutar del proceso que en la meta que queremos lograr.

Esta práctica emocional hace que disminuyan los niveles de ansiedad y estrés que crean la expectativa del logro de la meta.

Pongamos un ejemplo, supongamos que nos proponemos quitarnos unos kilos de más. Si nos enfocamos en los gramos perdidos diariamente, esto generará  tanta angustia, que nuestro cerebro enviará señales de peligro al sistema endocrino para que comience a almacenar más grasa en nuestro cuerpo.

Entonces, relajarnos, y enfocarnos en los cambios de alimentación, hidratación y ejercicio, nos hará conscientes de los cambios de nuestro cuerpo, y nos sentiremos más felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *