Ilustración de la anatomía de la rodilla cuando las articulaciones fallan

Conociendo los beneficios del citrato de magnesio

Conociendo los beneficios del citrato de magnesio

Última actualización: 24-01-2019. Equipo Nutricioni

El citrato de magnesio es un preparado a base de carbonato de magnesio y ácido cítrico, el cual es un colaborador efectivo en más de 600 reacciones a nivel enzimático.

Se utiliza como complemento cuando se tienen deficiencia de magnesio, y la forma de citrato es mucho mejor absorbida por el organismo.

En la tierra, el magnesio se encuentra como mineral, que según la Oficina de Suplementos Dietéticos, es el cuarto de mayor proporción en el organismo.

El magnesio cumple importantes funciones en el sistema estructural, ya que interviene en la formación de los huesos, uñas y dientes.  

Además, hay otros procesos metabólicos corporales en los que participa: en el funcionamiento nervioso y muscular, el fortalecimiento del sistema inmune, y para el sistema cardiovascular y el cerebro.

Otros aspectos regulados por el magnesio son: la transformación de las proteínas, el equilibrio de los niveles de glucosa, la normalización de la presión arterial y la buena salud de las articulaciones.

Podemos obtener magnesio en alimentos como:

  • Levadura de cerveza
  • Nueces
  • Almendras
  • Leguminosas
  • Cereales integrales
  • Cebada
  • Hortalizas
  • Maíz
  • Semillas de ahuyama
  • Ajonjolí
  • Maní
  • Patilla
  • Linaza
  • Espinacas
  • Cilantro
  • Cebollín
  • Chocolate amargo
  • Limón
  • Toronja

Son poco probables las deficiencias de este mineral, pero si nuestra dieta es pobre en nutrientes, los suplementos que lo contienen son de utilidad para mantener el equilibrio corporal, ya que el magnesio actúa en combinación con otras vitaminas y minerales para su fijación.

Para potenciar el efecto  del citrato de magnesio en suplementos,  es recomendable ingerirlo dos horas antes de comer acompañado de un vaso de agua, procurando que el estómago esté vacío.

Beneficios del magnesio

La tonicidad y recuperación a nivel muscular son un factor importante para la movilidad, ya que mediante los músculos podemos desenvolvernos mecánicamente, es decir, caminar, agarrar los objetos, girar.

Sobre todo si acostumbramos a tener rutinas físicas de alto impacto, debemos evitar la fatiga y el desgaste en los músculos y articulaciones.

Por ello un suministro adecuado de magnesio tendrá efectos relajantes permitiendo la recuperación a nivel muscular y lubricación articular.

Cuando realizan trabajo mecánico, los músculos consumen más magnesio más de lo habitual. La deficiencia podría ocasionar daños a nivel muscular y articular.

Expertos en entrenamiento expresan que el citrato de magnesio debe consumirse después de tener las rutinas de ejercicios o por la noche antes de dormir, con el fin de que los músculos y articulaciones puedan continuar su proceso recuperativo.

El consumo de citrato de magnesio sirve como vehículo para aprovechar vitaminas y minerales tales como la vitamina C, el calcio, entre otros micronutrientes.

Su papel en el sistema nervioso es servir de neurotransmisor, recubriendo las terminaciones nerviosas e interviniendo en el transporte de información entre los órganos.

El magnesio tiene tal importancia que hasta nuestra lucidez mental está envuelta.

Las personas que tienen deficiencia de magnesio suelen presentar crisis psicóticas y problemas con el sueño.

Como interviene en los procesos químicos y recubre el líquido celular no podríamos obtener energía sin la participación del magnesio. Todo nuestro equilibrio corporal se lo debemos en gran parte a la presencia de este mineral.

Se necesita el magnesio si queremos que ocurra el envío de los iones potasio y calcio a través de las membranas celulares.

Por lo tanto al magnesio le debemos que los impulsos nerviosos llegan a su destino, el corazón palpite y nuestros músculos se desenvuelven con normalidad.

Deportistas, estudiantes, mujeres embarazadas, fumadores, personas con problemas articulares o con regímenes especiales deben cuidar la ingesta de magnesio, ya que la alimentación podría no ser suficiente en este aspecto.

Calambres

Si sufres de calambres, sobre todo en las extremidades inferiores, debes verificar si tus niveles de magnesio son correctos.

Los calambres ocurren cuando los músculos se les dificultan relajarse y el magnesio interviene directamente en este proceso.

Hombre mayor con calambre en el pie

Cuando los músculos se contraen repentinamente pierden tonicidad y además se ve involucrada la comunicación nerviosa.

Todas estas reacciones actúan en cadena y un desbalance de minerales provocará que este proceso bioquímico no se efectúe correctamente.

Los calambres en las piernas es un problema común en personas con mucha actividad física motora, o cuando pasamos mucho tiempo de pie.

Por lo general suelen presentarse en las pantorrillas, los pies y el muslo y pueden describirse como contractura o espasmo que endurece, deforma e hincha el músculo.

Los calambres tienden a dejar el miembro en una sola posición con dificultad para colocarlo en una forma correcta.

 Entre las causas de los calambres destacan las afecciones musculares, las neurológicas y las metabólicas, aunque en la mayoría de los casos sus causas son desconocidas, debido a la complejidad del tejido muscular.

El tejido muscular está conformado por tejido vascular y tejido conjuntivo principalmente.

Estos tejidos especializados se encargan del funcionamiento óptimo de las fibras musculares  tales como los movimientos de contracción y relajación.

A nivel muscular la deficiencia de magnesio provoca la excitación nerviosa excesiva.

Un simple desequilibrio puede afectar sintomáticamente la comunicación entre los músculos, las terminaciones nerviosas y las células.

Cuando esto ocurre sentimos el retraso en la recuperación muscular.

Entre las causas neurológicas, el padecer enfermedades degenerativas como el Parkinson puede provocar que nuestros músculos estén contraídos continuamente.

Estos temblores sin parar son consecuencia de la interrupción sináptica y motora del individuo.

Una de las medicaciones usadas para estas afecciones son los suplementos de magnesio, con el fin de mejorar los movimientos ininterrumpidos.

Alivia las migrañas y mejora el funcionamiento del sistema nervioso

La migraña es un trastorno que afecta a más del 2% de la población, mayormente mujeres. Se presenta como un dolor de cabeza intenso y repentino, que va acompañado de vómitos y fotosensibilidad.

Este dolor puede estar en un lado de la cabeza o en ambos. Una de las causas es el desequilibrio nervioso y de los vasos sanguíneos, que no permiten que los procesos químicos se realicen normalmente. Es por ello que sentimos que todo va a estallar.

Otra razón puede ser irrigación sanguínea insuficiente. En este caso el magnesio alivia la migraña ya que actúa en la distensión de las paredes venosas e interviene mejorando la irrigación.

El magnesio actúa como un potente relajante muscular que cuando es combinado con la vitamina B6, da el alivio a la presión de los vasos sanguíneos.

Hay estudios señalan que la migraña está vinculada a la deficiencia de magnesio. ya que este micronutriente afecta la función receptora y reguladora de los neurotransmisores de los cuales depende la aparición de la migraña.

En cuanto a las funciones cognitivas, los bajos niveles de magnesio pueden afectarlas sensiblemente, haciendo probable la aparición de desórdenes psicológicos que comprometan el rendimiento cerebral.

Las investigaciones señalan que los suplementos con citrato de magnesio favorecen la memoria espacial, dando cabida a una salud mental fortalecida conjuntamente con nuestro sistema nervioso central.

Así que si queremos mantener el cerebro funcionando de manera óptima, el magnesio debe formar parte de nuestra dieta.

Algunos expertos creen incluso que el magnesio alivia el insomnio, tanto si se ingiere como si se aplica en forma tópica, mediante masajes con cremas a base de magnesio, para tranquilizar e inducir el sueño.

Huesos, uñas y dientes

Nuestros dientes, uñas y huesos están conformados por minerales, fundamentalmente calcio y fósforo y en menor medida, pero no menos importantes: magnesio y flúor.

De hecho el 60% del magnesio contenido en el organismo, está en los huesos, el restante 40 % se encuentra en tejidos, músculos y reacciones propias de cada sistema.

Instructor enseñando a mujer como debe utilizar la mancuernas

El magnesio contribuye a darle resistencia a los huesos, evitando que se debiliten con el tiempo dando lugar a la osteoporosis. Ello se debe a que desempeña un papel crucial en la absorción del calcio.

Otra de las funciones del magnesio es activar la reacción enzimática que promueve la formación de hueso nuevo, y estimular la acción de la vitamina D para la fijación del calcio.

Gracias a todos estos beneficios, el magnesio también es eficaz para prevenir las caries.

Los suplementos de citrato de magnesio ayudarán que nuestro sistema estructural esté fortalecido. Quienes mantienen buenos niveles de magnesio suelen tener mayor densidad ósea.

Su relevancia radica que el magnesio es el responsable de la conexión entre los tejidos y el hueso garantizando así el intercambio químico.

Ciertos procesos orgánicos donde están involucradas hormonas como la del crecimiento participan en dar resistencia y fortaleza al sistema estructural.

Sin embargo, algunos medicamentos disminuyen la absorción del magnesio, por ejemplo fármacos contra el cáncer, antibióticos y diuréticos.

Para quienes siguen tratamientos que incluyen estos medicamentos, los suplementos a base de citrato de magnesio son una alternativa para evitar el déficit.

Asimismo, quienes sufre dolor en las articulaciones pueden beneficiarse del citrato de magnesio. Hay evidencias de quienes padecen estas condiciones también tienen niveles bajos de magnesio.

Una dieta balanceada que incluya el magnesio y el consumo de complementos nutricionales como Articagos benefician enormemente la salud articular, previniendo dolores y molestias de forma natural.

¿Por qué es bueno consumir el citrato de magnesio?

El magnesio no se encuentra aislado en la naturaleza, sino formando parte de otros compuestos, mayormente óxidos y sales

Los compuestos de magnesio con aplicaciones a la salud son el cloruro de magnesio, el sulfato de magnesio, el hidróxido de magnesio y el citrato de magnesio, al que ya mencionamos como el de mejor absorción.

Quienes sufren de estreñimiento, se benefician del el citrato de magnesio, ya que también actúa como estimulante de la motilidad intestinal.

Adicionalmente, hay evidencia de que el magnesio ayuda a equilibrar los niveles de glucosa en sangre, de manera que los pacientes de diabetes tipo 2 se benefician de su consumo.

El magnesio también participa del mecanismo regulador de la presión arterial, y además se cree que aumenta el colesterol bueno.

Para los problemas articulares, combine citrato de magnesio con Articagos, el suplemento que mantiene saludables las articulaciones.

Sin embargo, su consumo debe hacerse con precaución, ajustando la dosis ya que podría causar cólicos molestos, flatulencias y dolores abdominales.

La ingesta recomendada de magnesio es de unos 400 mg al día para los hombres y 300 mg al día para las mujeres, si bien estos valores pueden aumentar en función a la actividad física.

El exceso de magnesio a través de la dieta es improbable, sin embargo  puede ocasionar alergias cutáneas, mareos, hinchazón en la cara y desmayos.

También suele intervenir en los efectos de ciertos medicamentos tales como algunos antibióticos.

La hipermagnesemia es la afección que se produce por la alta ingesta de este mineral. Se puede presentar con hipertensión arterial, arritmia cardiaca, cansancio, confusión mental y debilidad a nivel muscular.

Por ello conviene consultar al médico para agregar el citrato de magnesio a la dieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *