¿Conoces el boro? Descubre sus beneficios para tu salud

¿Conoces el boro? Descubre sus beneficios para tu salud

Última actualización: 27-12-2018. Equipo Nutricioni

Es un mineral que se puede localizar en los alimentos y en el medio ambiente, anteriormente no tenía relevancia alguna dentro de la salud humana. Este oligoelemento ofrece importantes beneficios a nuestra salud, sólo si se toma en porciones muy bajas. El boro se puede encontrar en ciertas frutas y verduras. Las cuales necesitaremos consumir si queremos obtener los beneficios de todas sus propiedades.

Los más beneficiados del boro, son personas que sufren de problemas en los huesos. Múltiples estudios han conseguido el reconocimiento de los beneficios del boro para la salud, llegando a ser incluido con regularidad en la dieta alimenticia.

En la antigüedad se consideraba el boro útil sólo para la fitotecnia, que es el estudio de las plantas. No obstante, se ha verificado que es un nutriente que juega un papel ciertamente fundamental en nuestra alimentación.

El boro en su forma de sales de boro, representan en la actualidad excelente propuesta para la protección de la madera. Las sales de boro son utilizadas para combatir el moho y a insectos xilófagos en la madera. Los boratos frenan la formación de hongos, son excelentes para erradicar las termitas, las hormigas de la madera. Siendo, al mismo tiempo seguras para los seres humanos, para los animales domésticos y el ambiente.Colágeno en polvo en taza de madera sobre base y fondo blanco

Propiedades del boro

Durante las primeras guerras mundiales este oligoelemento se usó para la preservar los alimentos.

El boro se usa para la formación de huesos fuertes y como tratamiento de la osteoartritis. También es utilizado para la construcción del sistema muscular y mejorar su coordinación. También acrecienta la recuperación de los músculos, sobre todo después del ejercicio; aumenta la masa muscular y previene molestias y dolores musculares.

Es útil para aumentar los niveles de testosterona y para optimizar las habilidades de pensamiento. El boro es vinculado con un mejor funcionamiento cerebral, colaborando con la mejora de la concentración y la capacidad para aprender

La forma más común de boro, es el ácido bórico y a veces las mujeres lo extraen de las cápsulas. Ello es con el propósito de combatir infecciones por levaduras en el interior de la vagina.

Cada vez cobra más relevancia el boro.  El ácido bórico se emplea como un astringente, en la piel. Otra utilidad que se le atribuye, es la de ser previsor de infecciones en la piel y como lavado de ojos.

El boro contiene elementos aminoácidos que desempeñan un papel fundamental en la alimentación balanceada. Contribuye a la mejora de respuesta del sistema inmunitario. Asimismo, favorece el metabolismo de minerales como el calcio, el magnesio y el fósforo. Por ampliar el efecto del calcio y del magnesio, tiende a ayudar en la reducción de la presión arterial alta.

El boro tiene la capacidad de equilibrar los niveles hormonales, tanto en hombres como en mujeres. Cabe destacar que en las mujeres está capacitado para aliviar los síntomas menstruales

Beneficios del boro para nuestra salud

Este mineral ofrece muchas ventajas para nuestro organismo.

  • Beneficia el desarrollo de nuestros huesos. El boro trabaja directamente con minerales como el calcio, magnesio y fósforo; acarrea como consecuencia, el disfrute de unos huesos más sanos y fuertes. Por esta razón, es recomendable su consumo para todas aquellas personas que padecen enfermedades del sistema óseo. El boro impide la pérdida ósea, pues facilita la absorción de calcio, cabe destacar que el calcio es un mineral que está presente en la mineralización ósea. De la misma manera, proteger a los huesos, por su capacidad de controlar el funcionamiento del estrógeno.
  • Excelente aliado del sistema nervioso. Debido a su alto contenido en magnesio, el boro, tiene un efecto beneficioso para todo nuestro sistema nervioso. Es ideal para todas aquellas personas que enfermedades como la hipertensión. También este oligoelemento mejora nuestro estado de ánimo, proporcionando tranquilidad y ayudando a que nos despidamos del estrés, así como de la ansiedad.
  • Fortifica todo el sistema inmunitario, Por este gran beneficio se recomienda incrementar su consumo en aquellas temporadas donde se está más propenso a gripes y resfriados. De allí que, una buena cantidad de boro es propicia para fortalecer nuestras defensas.
  • Aumenta la testosterona. Aunque esta capacidad del boro aún está en estudio, ya se han obtenido resultados positivos sobre la influencia del boro en el aumento de la testosterona. 
  • Interviene en la producción de vitamina D. Los estudios médicos afirman que el boro tiene la capacidad de ayudar a nuestro cuerpo a engendrar y usar la vitamina D.

El boro, muy versátil para la salud

  • Aumenta la recuperación muscular sobre todo después del ejercicio, previene dolores, es por ello que este mineral es una herramienta muy utilizada por los atletas de alto rendimiento. El boro aumenta la producción de testosterona, igualmente la masa muscular y para completar mantiene los huesos saludables.
  • Equilibra los niveles hormonales tanto en hombres y mujeres. Provocando un buen funcionamiento de estrógenos y testosterona. Para las mujeres los beneficios aumentan pues, el boro tiene la capacidad de aminorar los síntomas menstruales, los premenstruales, e inclusive incrementar la fertilidad.
  • Causa una mejoría en el funcionamiento cerebral. Estudios relacionan al boro con una mejoría en el funcionamiento cerebral. Pues ayuda a optimizar la concentración, también el enfoque, así como nuestra capacidad para aprender.  Esos mismos estudios puntualizan que un descenso de los niveles de boro favorece la lentitud de la actividad cerebral, también aparece un escaso desarrollo cognitivo y hasta problemas de aprendizaje.
  • Promueve una piel saludable. El boro tiene la capacidad de prevenir infecciones en la piel y curarlas cuando se presenten. Es muy útil para atenuar el enrojecimiento, la inflamación, e irritación. Para lavar los ojos es muy bueno, como un producto natural puede eliminar las bacterias que generan los orzuelos y otras infecciones.
  • Ayuda en casos de diabetes, la deficiencia de boro puede aumentar la tendencia de padecer diabetes. Pues influye en el aumento de glucosa en la sangre y en las altas concentraciones de triglicéridos. Por esas razones se concluye que el boro en los alimentos, contribuye a metabolizar los carbohidratos y fomenta la producción de insulina por el páncreas.

Los extremos no son saludables

A pesar de los muchos beneficios que ofrece el boro, un exceso en el consumo de alimentos ricos en boro puede ser dañino para la salud.

Algunas de las reacciones desfavorables del boro en el organismo, pueden ser malestares estomacales como las náuseas, molestias gástricas, vómitos y diarreas. Asimismo, se pueden presentar problemas de la piel, ansiedad o depresión.

Según los especialistas de la salud consumir boro a través de suplementos nutricionales puede ser perjudicial en el caso de quienes padecen afecciones hormonales. Por ejemplo:  cáncer de mama o próstata; por que incrementa los niveles de estrógeno.

Es de gran valor tener presente que el boro puede ocasionar envenenamiento cuando se ingiere en altas cantidades por vía oral. Algunos de los síntomas de la intoxicación por boro son: temblores, debilidad, descamación de la piel, depresión, dolores de cabeza.

Una de sus presentaciones más comunes del boro, es el ácido bórico en polvo. Se aplica para prevenir la dermatitis del pañal, sin embargo, usarlo de manera excesiva puede causar daños graves en la piel del bebé, por ser muy delicada.

La interacción del boro con otros medicamentos

La interacción se produce cuando el resultado de un medicamento es alterado. Esa alteración puede ser causada por un alimento, una bebida, ya sea por otro fármaco, o por un agregado tóxico del ambiente. Cuando se hace presente la interacción entre medicamentos, su consecuencia es una disminución de la función de los medicamentos que intervienen. En el peor de los casos, se puede dar un acrecentamiento de la toxicidad.

Son varios los factores que pueden actuar en la aparición de interacciones, tanto como la edad, peso, genética del paciente. Del mismo modo, existen las condiciones patológicas del paciente, que son las enfermedades que presente. Una interacción moderada, es la del boro con los estrógenos. Es necesario prestar atención a esa combinación. Ya que el boro puede elevar las cantidades de estrógeno en el cuerpo. Es decir, que la ingesta de boro con estrógenos puede generar niveles exagerados de estrógeno en el cuerpo.

Del mismo modo, se puede presentar interacciones con el fósforo. Es posible que los complementos de boro tiendan a reducir los niveles de fósforo en la sangre.

Mientras que, con el magnesio, los complementos de boro pueden disminuir los niveles de magnesio que se elimina a través de la orina.

Produciendo una elevación más allá de lo normal del magnesio en la sangre. Es más común en mujeres mayores que no consumen suficiente magnesio en su dieta. Por su parte en las mujeres más jóvenes, el resultado se incrementa en las hacen menos ejercicio.

El boro en los alimentos

El boro derivado de los alimentos se consigue esencialmente del ácido bórico. El ácido bórico es una sustancia que se puede hallar de manera natural sólo en las plantas. Los alimentos más ricos en este elemento, son:

Frutas. Más específicamente fresas, uvas, ciruelas, melocotones, aguacates, albaricoques y manzanas.

Verduras y hortalizas.  Las verduras de hoja verde como la lechuga y la col.  También el apio, los tomates, las zanahorias, los espárragos, la remolacha y los rábanos contienen altos niveles en este elemento.

Frutos secos. El boro se encuentra presente gran variedad de frutos secos, por ejemplo: Las nueces, las almendras, así como las avellanas son todas ellas una fuente infinita de boro.

Otros alimentos. Otros que almacenan gran entidad de boro, son la soja, el vino y la miel.

Del mismo modo, el boro se puede hallar en el agua, pero en dosis menos significativas.

Es de suma importancia reconsiderar la manera en que combinamos nuestros alimentos, con la finalidad de obtener el máximo provecho de ellos.

Cómo y cuándo tomar cada complemento alimenticio

La ingesta de complementos alimenticios se ha hecho un hábito en la vida de aquellos que buscan completar su régimen alimenticio. Desde el momento en que el organismo no absorbe la dosis de nutrientes que necesita para su correcto funcionamiento, es propenso a padecer de enfermedades.

En el cuerpo humano se presenta un desequilibrio por falta de uno o nutrientes, es por ello, que es necesario buscar la forma de cubrir esas necesidades nutricionales. A través de una dieta balanceada, rica en verduras y frutas es posible conseguir la armonía tan importante. Del mismo modo, los complementos alimenticios pueden contribuir a la recuperación de ese equilibrio tan importante.

Atenuar una deficiencia nutricional gracias a la ingesta de un complemento, se debe completar con un cambio de hábitos para que su consumo sea lo más efectivo posible. VicMujer está diseñado especialmente para apoyar la salud de las mujeres. Está compuesto de una amplia gama de vitaminas, como la A, D, D, E, así como varias del grupo de vitamina B. Esta mezcla patentada de frutas y verduras provee a la mujer las vitaminas y minerales que diariamente necesita. El VicMujer incentiva la mejora de la circulación y la memoria, estabiliza el azúcar en la sangre.

Para obtener un abastecimiento mensual provechoso a través de una forma fácil de nutrición suplementaria diaria, la ingesta de VicMujer es vital.

Pues gracias al VicMujer conseguirá reducir el colesterol, una mejora la circulación y la memoria. Suministrará a su organismo una variedad cantidad de antioxidantes. Permitirá reducir los efectos de envejecimiento y te brindará la oportunidad de gozar de una salud óptima.

La salud es belleza

La salud y la belleza en el transcurso de nuestra vida siempre están interconectadas. No se puede tener belleza sin salud.

La salud y sus coacciones no son trivialidades. Lamentablemente, en la ejecución de los diversos roles se nos va el tiempo dejando a un lado el cuidado de nuestra salud integral.

Es necesario reevaluar las prioridades en nuestra vida. Pues seguramente si tenemos tiempo para cuidar a los que dependen de nosotros, realizar las labores diversas labores de la casa, del empleo y otros compromisos. Mientras ejecutas tantas actividades, dejamos de lado recargar los nutrientes que hemos perdido en el transcurso del día. Es posible que en muchas ocasiones saltes ciertas comidas con la excusa del no tengo tiempo o lo haré después.

Dedicar tiempo al cuidado de nuestra salud, mediante la vigilancia de nuestro cuerpo, identificando cualquier cambio percibido.

La idea primordial es prevenir para no tener que curar. Cuando se hace eso, se obtiene una mejor calidad de vida y prolongación de la misma. Pues conseguiremos evitar o retrasar la presencia de enfermedades.

Cómo podremos cuidar a otros si estamos enfermas.  Debemos prestar especial atención a nuestro bienestar físico y mental.

No es egoísmo, es amor propio, cuando colocamos en primer lugar nuestro bienestar integral. A través del conocimiento de su cuerpo, su características, diferencias y cambios, tendremos la propiedad de tomar decisiones que beneficien nuestra salud.

Las mujeres consumamos el grave error de cuidar a otros y olvidarnos de nuestra atención personal. Le exigimos a nuestro cuerpo realizar múltiples actividades, sin brindarle tiempo de reposo ni una alimentación balanceada.

Dejamos de cuidar nuestro cuerpo, el cual nos acompañará hasta el final de nuestros días.

Cómo cuidarnos

Realizar las visitas a los especialistas de la salud pertinentes. Como el ginecólogo, los autocontroles mamarios, el oftalmólogo, y cualquier que se necesite.  Con el paso del tiempo se hacen presente otras afecciones como las enfermedades coronarias y la osteoporosis.

Cuidar de nuestra piel. Ella es el órgano más grande del cuerpo humano, que es el límite del mundo exterior del interior. La piel también se considera el tercer pulmón, pues tiene la función de eliminar toxinas y de la respiración cutánea.

Para cuidar este valioso órgano, se protege con el uso de protectores solares con el factor de protección adecuado. Asimismo, es necesario hidratarla, para ello es pertinente el consumo de abundante agua y aplicar cremas hidratantes.

Reducir los niveles de estrés.  Un tema bastante trillado, el estrés. Pero por más conocimiento que tenemos de él, sigue torturándose, a pesar de que la mayor parte de la solución está en nuestras menos. Al momento de enfrentar ese tipo de situaciones, en nuestro organismo se activan distintas alarmas que ponen a nuestra disposición recursos excepcionales.  Dicha respuesta es muy buena, siempre y cuando podamos tener la oportunidad de volver al equilibrio en nuestro organismo. Es decir, que el estado permanente de estrés es lo dañino.

Ese estado permanente de estrés genera una sobre activación y puede afectarnos de diversas maneras, algunos son: tensión muscular, dolores de espalda, fatiga, cansancio, molestias digestivas, arritmias, hipertensión, cefaleas, problemas de la piel.

También se puede presentar problemas de memoria, concentración, dificultad para tomar decisiones. El insomnio, descuido de la alimentación, vicios, descuido de las relaciones personales, pérdida de satisfacción y motivación, tristeza, pesimismo.

Actividad física

Brinda la oportunidad de optimizar la calidad de vida, tanto en el ámbito emocional y corporal. Por más que te cueste comenzar a practicar algún deporte, ten presente que favorece grandemente a aliviar ciertas enfermedades.

Para las mujeres simboliza una gran forma de mejorar su bienestar, algunos de sus beneficios, son:

  • Aumento de tu autoestima, el ejercicio contribuye a mejorar la figura, y, por ende, aumentar la autoestima. Además, al efectuar deportes al aire libre, nos insta a desenfocarnos de los problemas y pensar de una forma más positiva.
  • Mejorar la convivencia social, pues permite relacionarse con otras personas.
  • Tiene un efecto relajante, hacer ejercicio ayuda a reducir las tensiones del día a día.
  • Restringe el cansancio, al ejercitar se reduce la fatiga que sientes al llevar a cabo las labores cotidianas.
  • Reduce dolores menstruales. La actividad física realizada unos 4 días a la semana, tiene el efecto de reducir de manera considerable los cólicos menstruales, tan comunes en las féminas.
  • Mejora la presión arterial. La mala circulación de la sangre puede generar dolores de cabeza y molestias en las piernas. Mientras que la falta de oxígeno puede inducir también las jaquecas, todos esos malestares pueden ser erradicados o disminuir por la práctica de algún ejercicio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *