bostezo, El hombre soñoliento joven que bosteza estirando arma detrás aislado en fondo gris de la pared. La privación del sueño, el agotamiento, el concepto de la pereza

Conocer el porqué da mucho sueño ayuda a corregir el problema

Conocer el porqué da mucho sueño ayuda a corregir el problema

Última actualización: 09-02-2019 por Editora Sara.

Una frase que se escucha con frecuencia es “tener dulces sueños”; pero ¿Qué significa tener un dulce sueño? ¿Por qué es importante dormir bien? ¿Por qué da mucho sueño? ¿El sueño puede ser algo malo?

La intención de este artículo es que entiendas la importancia del divino descanso o cuando se puede volver en tu contra. Para tener un excelente estado de salud debes conocer el triangulo perfecto.

Este triángulo está compuesto por tres vértices de igual importancia, la alimentación equilibrada, la actividad física y el descanso.

Es un trabajo en equipo entre estos tres aspectos, cuando tienes una buena actividad física el cuerpo te pedirá el descanso y la alimentación correcta.

Cuando uno de los vértices disminuye los otros también se reducen, pero si uno aumenta los otros también lo harán.

Un ejemplo de esto es que cuando no descansas adecuadamente se precipita la ansiedad, esto te genera una necesidad compulsiva de comer. Con frecuencia este tipo de personas comen entre comidas generando más ansiedad.

trabajo en exceso, Mujer soñolienta cansada que bosteza, trabajando en el escritorio de oficina y sosteniendo una taza de café, trabajo excesivo y concepto de la privación de sueñoAl no descansar bien, el agotamiento se hace presente en las actividades diarias, por supuesto el ejercicio no es la excepción.

Entonces como el ejercicio no te esta funcionando, lo dejas al observar que no logras la meta que te trazaste, esto puede hacer que te sientas frustrado y estresado.

Entonces tomas la decisión de no seguir con la actividad física y comienzas a retroceder; lo que perjudica tu salud.

Si esta es tu situación debes observar detenidamente y de manera objetiva tu rutina de descanso, puede que no la estés haciendo correctamente. Más adelante podrás observar tips bastante sencillos para lograr el anhelado y reparador descanso.

¿Que es el sueño? ¿Cómo beneficia a la salud del cuerpo?

El sueño es un proceso biológico natural y necesario del cuerpo, que permite que se restablezcan funciones orgánicas, psicológicas y físicas esenciales del organismo.

Antes se pensaba que el sueño era algo pasivo, tiempo en que el cuerpo no hacía nada, pero se ha demostrado que es todo lo contrario.

La actividad cerebral durante este tiempo puede ser tanta como cuando estamos despiertos. Por supuesto con diferentes objetivos, cuando estamos despiertos esta actividad cerebral nos permite realizar las actividades que deseamos.

Al dormir esta actividad eléctrica cerebral permite al cuerpo recuperar energía siempre y cuando se lleve a cabo adecuadamente. Además se logran mejoras en la presión arterial, la frecuencia respiratoria y la temperatura corporal.

Para lograr estar despiertos y activos durante el día es necesario lograr un buen sueño, este debe ser reparador y relajante. Es un asunto de supervivencia y seguridad, si esto no sucede podríamos sufrir accidentes que pueden resultar graves.

El cuerpo humano funciona de manera equilibrada, cuando este equilibrio se altera el organismo tratará de recuperarlo por cualquier medio posible.

El sueño funciona como un termostato regulando la temperatura del cuerpo, este termostato se encarga de regular la acción hormonal del organismo.

Cuando se suprime la cantidad de sueño, se puede observar cómo se reduce el funcionamiento de la acción diurna.

Otro término relacionado con el sueño es su contraparte, conocida como vigilia, que es el estado de estar consciente o alerta.

La vigilia se caracteriza por que se tiene un nivel de actividad alto donde el sujeto interactúa ampliamente con su medio ambiente. Se manifiesta por percepciones, atención, deseos, lenguaje y conocimiento, en relación al ambiente donde se desenvuelva la persona.

Aquí entran en acción los estímulos nerviosos, de los cuales se obtiene información y producen la reacción del organismo.

Fase NO REM y REM del sueño

Cuando dormimos, el sueño cumple diferentes estadios o etapas que se realizan en un patrón repetitivo. El sueño además atraviesa de cuatro a seis ciclos durante la acción de dormir.

La fase conocida como NO REM está relacionada a la reparación, conservación de tejidos corporales y la energía.

Esta fase está constituida por cuatro etapas, que se van profundizando de forma progresiva.

Estas fases funcionan de la siguiente manera en las primeras el cuerpo se relaja logrando reducir el ritmo respiratorio y el ritmo cardiaco.

En las fases de la III y IV los movimientos oculares se hacen más lentos lo que genera una profundización del sueño.

Estas cuatro fases duran 90 minutos aproximadamente. Si estas fases no se logran cumplir se puede llegar a tener dificultades con el crecimiento o deficiencia en el funcionamiento hormonal.

El sueño REM es el momento en que el cerebro realiza la organización neuronal, almacenamiento de los recuerdos importantes y eliminación de los que no lo son.

Esta es la explicación de que los niños tengan más REM que los adultos, ya que se presenta en los individuos que están aprendiendo nuevos conocimientos.

En esta fase a diferencia de la anterior la actividad cerebral se acelera, pareciéndose a cuando estamos despiertos. La diferencia es que esta actividad no se realiza por estímulos externos.

También aparecen movimientos oculares rápidos, a largo del sueño este se va alternando con las fases del sueño NO REM.

Por ello puedes ver que los niños al dormir se mueven con mucha frecuencia en la cama o hablan dormidos.

Entender y lograr las fases del sueño permite tener un estado de salud óptimo, al utilizar SupraEnergía mejoras la calidad del descanso y logras el tan deseado “dormir como un bebé”.

Cual es el tiempo que se recomienda para un buen descanso

Las necesidades del sueño para la supervivencia y función del organismo se calculan entre cuatro o cinco horas diarias. El tiempo  adicional es el que contribuye al bienestar y mejor calidad de vida.

Se estima que entre 7 y 8 horas es el tiempo óptimo de sueño y descanso, sin embargo es importante destacar que esto puede variar según los diferentes momentos de la vida.

La siguiente es una lista de lo que una persona debe dormir en promedio por día según la edad:

  • Los recién nacidos duermen durante casi todo el día, durante el periodo de lactancia los periodos de vigilia se prolongan de manera progresiva y se estabiliza el sueño por la noche.
  • Niños entre 1 y 2 años de 11 a 14 horas, estas no son continuas, toman siestas durante el día.
  • Niños entre 3 a 5 años (edad preescolar) de 10 a 13 horas, las siestas son menos frecuentes, pero el sueño nocturno es más extenso.
  • Niños entre 6 y 13 años (edad escolar) de 9 a 11 horas.
  • Los adolescentes entre 14 y 17 años de 7 a 9 horas.
  • En el caso de los adultos jóvenes con edad comprendida entre 18 y 25  años, y adultos entre 26 y 64 años, 7 a 9 horas horas diarias de sueño
  • Los adultos mayores con una edad de 65  años o mas son un caso particular, lo mas seguro es que hayas observado que estas personas toman siestas con frecuencia.

Esto es debido a que el sueño nocturno en este grupo de edad se va fragmentando, creando interrupciones importantes. Inclusive se puede llegar a pensar que padecen de insomnio.

Sin embargo esto no es necesariamente de esta manera; se debe tener presente las siestas diurnas que suelen llevar a cabo. Ingerir SupraEnergía permite aprovechar  estos cortos periodos de sueño para que sean reparadores.

El sueño tiene funciones biológicas importantes

En el proceso del sueño no solo se mejoran funciones psicológicas, también se mejoran las condiciones físicas y biológicas del cuerpo.

Entre las primordiales se hallan la activación del sistema glinfático, el cual permite la eliminación con más eficacia de los residuos de células cerebrales. Este sistema equivale al sistema linfático del organismo.

Durante el sueño se produce una contracción importante de las células en el cerebro, así se crea más espacio entre ellas. Por lo que se permite que el líquido cefalorraquídeo avance de mejor manera, limpiando los residuos como la proteína beta-amiloide que  es la principal responsable de la enfermedad de Alzheimer

Esta función del cerebro es la que permite descansar adecuadamente y equilibra la producción de hormonas, lo que estimula la imaginación.

Tu creatividad y capacidad para enfrentar situaciones de la vida que en otros casos sería complicada mejora ampliamente.

Otro beneficio del sueño es la mejora de la memoria, ya que en estudios recientes se ha comprobado que mejora al ordenamiento de esta. En estos mismos estudios se logró determinar que la falta de sueño afecta la concentración de los individuos.

Al dormir adecuadamente las células grasas liberan más leptina,  hormona que suprime el apetito. Lo que reduce la ansiedad y la necesidad de comer durante el día entre comidas, ayudando a reducir y mantener un peso ideal.

El sistema inmunitario utiliza el tiempo de descanso para regenerarse, por lo que le permite combatir las toxinas y gérmenes de manera más eficiente. Evitando la aparición de infecciones y enfermedades bacterianas.

Un estudio más reciente ha logrado demostrar que el descanso y sueño reparador protegen el corazón, ya que permite que este regule su función. Inclusive se ha demostrado que ayuda a reducir el colesterol malo, que le hace tanto daño a este órgano.

¿Cuáles son las señales más comunes de los trastornos del sueño?

El sueño como función biológica y física del cuerpo puede sufrir de trastornos o afecciones. Estas se conocen como trastornos del sueño, se clasifican en dos tipos el insomnio y la hipersomnia.

En el caso del insomnio existe muchísima información al respecto, este trastorno se define como la dificultad para conciliar y mantener el sueño.

Las causas de este trastorno son diversas como la apnea del sueño que consiste en la dificultad para respirar, lo que provoca que la persona despierte con frecuencia durante el periodo del sueño.

Otras enfermedades como la diabetes, o afecciones neuronales, sobrepeso u obesidad son fuente de la aparición del insomnio.

En el caso de la hipersomnia se presenta cuando la persona tiene exceso de somnolencia durante el día, y además tiene dificultad para despertar del mismo.

Los síntomas son físicos y mentales estos pueden ser:

  • Siestas durante el día: que no mejoran la somnolencia, estas no deben confundirse con las siestas que llevan a cabo los adultos mayores y los niños.
  • Dificultad para despertar: luego de un largo sueño, cuando se logra despertar la persona parece desorientada o confundida, este estado es conocido como “embriaguez del sueño”.
  • Aumenta el tiempo de sueño: hasta las 14 0 18 horas por día.
  • El estrés y la ansiedad hacen acto de presencia; provocando la necesidad de comer entre comidas.
  • El individuo que la padece puede sentirse irritado, deprimido y triste sin razón aparente.
  • Baja la energía: lo que produce reducción de la producción e inclusive lentitud para realizar actividades cotidianas.
  • Falta de concentración y falla la memoria provocando los llamados lapsus mentales.

Todos estos síntomas se pueden mejorar con SupraEnergía que gracias a sus elementos activos alivia la fatiga del cuerpo, una de las causas principales por las que una persona pueda padecer de hipersomnia.

La hipersomnia tiene su origen en enfermedades importantes

Por lo general las quejas en relación a los trastornos de sueño se concentran en dormir mal o dormir poco. Se ha demostrado que influye negativamente en el estado de salud.

Pero ¿qué pasa cuando dormimos mucho? ¿Es realmente malo? dormir demasiado puede representar un problema de salud. Por lo que se vuelve indispensable saber ¿que pasa, porque necesito dormir mucho?

El exceso de sueño puede considerarse normal, ya que depende de factores importantes como la edad, el sexo, la situación personal, actividades físicas que se realicen. Los expertos hacen la recomendación de 8 horas de sueño, pero la mayoría logra dormir 6 a 7 horas.

La hipersomnia puede tener tres clasificaciones:

Leve: si se presenta en situaciones monótonas como cuando se asiste a una conferencia aburrida o mientras ves la televisión.

Moderada: si el sueño aparece cuando estás haciendo algo que requiere de cierta atención de tu parte.

Severa cuando no puedes controlar la aparición de la somnolencia y sucede en cualquier lugar.

Algunas enfermedades pueden tener como síntoma el exceso de sueño o la hipersomnia. La apnea del sueño o la depresión son enfermedades que tienen entre sus indicadores este síntoma.

La narcolepsia es un trastorno complejo neurológico que genera episodios de sueño en situaciones y lugares inapropiados. Inclusive este “ataque” de somnolencia puede hacer que la persona sufra un accidente.

Existen trastornos que producen hipersomnia como el parkinson o el alzhéimer. Las afecciones neuromusculares o las epilepsias también son causa de la hipersomnia. Sobre todo dependerá del área del cerebro afectada.

Existen medicamentos como los ansiolíticos, los antihistamínicos, antidepresivos, los usados para tratamientos neuróticos, estos precipitan la aparición de la somnolencia.

Es importante evitar el uso de estos químicos, para ello utiliza SupraEnergía, que alivia afecciones como el asma o gripes que precipitan la aparición de la somnolencia diurna.

Dormir adecuadamente requiere solo un pequeño esfuerzo

Para corregir los trastornos del sueño los pasos a continuación son muy sencillos de seguir.

  • El primero está directamente relacionado con la alimentación, no debes bajo ningún concepto acostarte con el estómago vacío. Si llegas tarde a cenar lo que debes hacer es comer alimentos con un aporte importante de fibra como avenas, pan integral o frutas cítricas.
  • No elimines los carbohidratos de tu dieta, estos no son enemigos de tu salud; lo que debes hacer es reducir las porciones y comer carbohidratos de absorción complejas.
  • Establece un horario para la hora del descanso, cúmplelo siempre que puedas.
  • Practica de forma regular una actividad física, de preferencia en horas del día, estas pueden ser tan sencillas como caminar por 30 minutos o un trote moderado.
  • Nadar, manejar bicicleta o actividades cardiovasculares también son altamente recomendadas.
  • El alcohol y el tabaco son enemigos del buen descanso, ya que producen alteraciones hormonales importantes.
  • Evita el uso de aparatos como la televisión, tableta, celulares o juegos de vídeo en el área destinada para el descanso. Estos generan rayos que absorben la energía del cuerpo reduciendo la calidad del descanso.

Mujer joven haciendo yoga en la arena, orillas del mar.

  • Puedes tomar un baño por lo menos 30 minutos antes de irte a dormir, de esta manera tus músculos se relajaran y podrás conciliar el sueño de mejor manera.
  • La cama debe ser usada para dormir, si trabajas desde casa evita el uso de esta área para realizar tus actividades, establece un horario para estas funciones.
  • No debes bajo ningún concepto auto medicarte con pastillas para dormir, esto puede generar adicción y efectos secundarios muy adversos.
  • Deja que entre luz solar en la mañana a tu espacio de descanso, este es una fuente de vitamina D y llenará de energía a tu cuerpo.
  • Practica actividades relajantes como el yoga o que sean de tu agrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *