Conoce y potencia los procesos mentales

Conoce y potencia los procesos mentales

Última actualización: 07-01-2019. Equipo Nutricioni

La mente es el mayor recurso humano, tangible e intangible a la vez, lógica y creativa, y te devuelve todo lo pongas en ella.

¿Qué pasa dentro de nuestro cerebro?, ¿cómo funciona? Se sabe que hay almacenamiento, elaboración y hasta traducción de todos los datos que llegan a través de los sentidos. Esa nutrida actividad se conoce como procesos mentales.

Memoria y percepción son parte de los procesos mentales básicos; y la inteligencia, el lenguaje y el pensamiento son parte de los procesos mentales superiores.

Estos nos diferencian de los animales. Somos lógicos, utilizamos símbolos para comunicarnos y resolvemos problemas.

Detengámonos en algunos procesos mentales para identificarlos:

Inteligencia: No es más que reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, la capacidad de motivarnos, cómo se manejan las emociones, nuestras relaciones. Y es que la parte intelectual más que una garantía es un factor del éxito profesional.

La inteligencia está ligada al trabajo en equipo, el desempeño, conocimiento, liderazgo y motivación.

Aprendizaje: Al estudiar adquirimos o modificamos ciertas habilidades, allí entra en juego el aprendizaje. Al ir recibiendo y modificando las destrezas, los conocimientos, conductas y valores. Está modificación también se logra con la experiencia, el razonamiento y la observación.

Memoria: Nuestro cerebro está muy agradecido con la memoria, su más importante proceso mental. Esa capacidad que tenemos de recordar por la conexión sináptica entre cada una de las neuronas.

Como la memoria no es completa menos absoluta, ciertos recuerdos distorsionados de la realidad sobreviven por la capacidad para recordar de la memoria.

La importancia radica en recordar las experiencias pasadas, para manejar el presente e incluso pensar en el futuro.

ProEnergía permite que no la descuides, tu función cognitiva mejora completamente, por si fuera poco aumenta la energía y resistencia.

Emoción: Cada reacción psicofisiológica es una emoción, constituyen la forma de adaptarnos a los estímulos ambientales y propios.

A nivel psicológico las emociones trastocan la atención, exageran ciertas conductas y activan la memoria. A nivel fisiológico las emociones ordenan respuestas de modo rápido a los sistemas biológicos, expresiones, músculos, y voz, buscando optimizar el comportamiento.

Mente “carita feliz”

La prisa con la que se encaran los días actuales no permite detenernos en la felicidad, en la esperanza de la próxima puerta abierta, en lo positivo que merecemos vivir. La mente es un regalo maravilloso, es un espejo y solo nosotros decidimos que queremos que refleje para nuestro día a día.

Nos toca aprender como generar y mantener una actitud mental positiva. Desde programarse en la noche para que el cerebro procese durante el sueño, hasta reprogramarse sonrisa y decreto a viva voz al despertar.

Esa es una pequeña diferencia para tener un día productivo y dejar de sabotearnos con estrés y problemas, lamentos por oportunidades que se han escapado. Es sacarle provecho al máximo a tu día.

Lo que no quiere decir que por ser positivo vas a estar todo el día “brincando en una pata” y hablando hasta por los codos. Es imposible estar feliz a cada rato y es posible evitar concentrarse en el punto negro de una gran hoja en blanco.

Cada vez más personas se suman a la tendencia del pensamiento positivo. Los expertos afirman que sentirse bien o mal depende de uno mismo. Opinión sujeta a polémica, hay quienes piensan que determinados eventos nos hacen sentir mal y punto.

Y sí el estado de ánimo es vulnerable en ocasiones, experiencias ajenas a nosotros. Pero la mente, sabia mente es capaz de procesar esa información y darle el sentido que nosotros mismos le demos, eso sí no va a depender de nadie.

ProEnergía es el suplemento que cambiará tu estado de ánimo, vitalidad sexual, mejora tu función cognitiva, equilibra los niveles de azúcar y apoya el sistema inmune. Aprendamos cómo adoptar esta actitud, con estas claves, una mentalidad adecuada, administrar los pensamientos y la atención.

Claves para la mente “carita feliz”

Ilustración de dos mujeres jovenes con emoticos. uno feliz y el otro triste

El pesimismo no es realismo. Arturo Torres como psicólogo ofrece claves para esa ansiada actitud mental positiva. De primero se tiene que el realismo, cualquier situación no tiene porque etiquetarse pésimamente.

Si el vaso va por la mitad, para que siniestrar la realidad con la sed que vamos a sentir cuando se acabe. Ahorremos dinero para comprar agua y llenarlo, quizá la persona que nos la venda resulte potencial pareja o se gane un dinero extra ahorrando.

Evitemos caer en la trampa de deformar y afear la realidad.

Busca objetivos concretos. Perfecto el pesimismo no es realismo, pero el realismo tampoco son sueños inalcanzables y utopías. Entonces va el vaso por la mitad y comenzamos a pensar que poniéndolo cuatro semanas al sereno se nos va a llenar, y lo que logramos es aguantar sed y perder el llenado.

De nosotros y solo nosotros depende alcanzar los objetivos planteados, se cristalicen positivamente. Y al lograrlo será un aliciente para buscar el próximo, el motor de la felicidad se mantendrá encendido.

Rodéate de gente positiva. Se comparte lo que se aprende y lo que nos rodea, la actitud positiva no escapa de ello. Es fundamental que las personas de nuestro entorno se conecten con lo positivo, a la vez nosotros mantendremos la mente optimista, motivada, estimulada. De no ocurrir así el resultado es contrario: “carita triste”.

Busca proyectos a largo plazo. Que cada objetivo lleve a alguna parte, a un fin mayor. Pequeñas metas sencillas, unidas, nos harán avanzar a un objetivo más grande. Te garantizo que la felicidad que te proporcionará y lo bien que estarás se traducirá en mejor futuro.

Usa la empatía, no el chantaje. Cuántas veces no nos han cobrado un favor que hemos hecho. Se trata de un chantaje, no es una manera acertada de actuar. Vamos a ayudar al otro sin esperar nada a cambio, que actúen la empatía y el placer de ayudar. Verás que cambia tu actitud.

Aplicando estas claves estamos reprogramando nuestro pensamiento positivo. No se trata de ser el más feliz del planeta, busca ser lo más feliz que puedas.

Lectura, divino tesoro para las habilidades mentales

Todos jóvenes, adultos y profesionales de cualquier disciplina necesitamos aprender a diario la información que más se pueda. Es vital aprender de manera efectiva y en menos tiempo, lo exige la tecnología, el tener mayor conocimiento, los cambios culturales y la economía.

Para una gran parte que debe dominar nueva información, se le hace arduo, frustrante y hasta estéril lograrlo. debido a que no cuentan con las habilidades para aprender rápido y efectivo.

No cuentan con las estrategias adecuadas para adquirir y retener toda esa información, por esa razón muchos profesionales, tienen un desempeño limitado profesional y personalmente. Nos hemos topado con estudiantes de diversificada, universitarios, que no saben leer.

Vale preguntarse no aprendieron en la escuela, o lo que no aprendieron fue el amor por la lectura, que bien se puede aprender en casa. ¡¿Cómo es posible que  no entienda determinado texto, un manual de instrucciones?!

Los más jóvenes buscan lecturas ágiles, rápidas, sin complicación en el lenguaje. Leen lo que está de moda. Leen lo que está de moda, tocará utilizar ese interés para que se acerquen a la asidua lectura de otras latitudes y desarrollen habilidades comunicativas. Lectura al ser una actividad múltiple resulta fascinante.

El hábito termina por atraparte, al leer, y comprender lo que leemos, el sistema cognitivo reconoce las letras, las transforma en sonidos. Luego representa la fonología de las palabras, accede a varios significados, y selecciona el más apropiado.

Asigna un valor sintáctico a cada palabra hasta darle sentido a la frase basándose en el conocimiento del mundo que posee. Estos procesos ocurren sin que el lector esté consciente de ellos, debido a la velocidad con la que se dan.

Por medio de la lectura, de la habilidad de comprensión se alimenta el conocimiento. Somos lo que leemos, se logra escribir con todo ese bagaje a cuesta, y escribimos como hablamos.

El aprendizaje de la lectura por su complejidad posee ciertas exigencias: cierto nivel mental, capacidad organizativa en lo perceptivo, espacial y personal. Se potencia la síntesis, adquiere nivel cultural y es relevante a la integración del hombre a las exigencias.

Apóyate con la fórmula de ProEnergía, que mejora la memoria y función cognitiva, a la par que aumenta la energía y vitalidad sexual.

Emocionalmente inteligente

Se debe estar muy atento de lo que se dice, algunos pueden interpretar de manera distinta lo que pensamos. En estos casos quién es responsable, quién lo dice por no ser consciente de las sutiles implicaciones o el que interpretaba.

Sensibilidad social es lo que se requiere para entender las implicaciones, la capacidad de reconocer las emociones y experiencias de los demás. La empresa TalentSmart sometió a medio millón de personas a un test emocional, la conclusión carecemos de sensibilidad social.

Nos centramos en lo siguiente a decir, en cómo nos afecta lo que nos dice y no nos detenemos en los demás, por eso carecemos de sensibilidad social.

Somos individuos muy complejos, comprender a alguien es centrar toda la atención en él. Pequeños cambios en la sensibilidad social mejoraría las relaciones interpersonales significativamente.

Si prestas atención a lo que dices, deberías ser emocionalmente inteligente y evitar en cualquier conversación las siguientes frases:

  1. "Tienes pinta de estar cansado". Tu preocupación por querer saber si la persona está bien, te lleva a ser agresivo, la gente cansada está hecho un desastre. Preguntar claro si está bien, le dará la oportunidad de abrirse al percibir preocupación.
  2. "¡Has adelgazado muchísimo!". Quieres ser bienintencionado, incluso crees que se trata de un cumplido y puede percibirse como crítica. Desde llamarle gordo, que no come bien, que ni era atractivo o no lo es. Incluso no decir nada, sonreír y prestarle atención a lo que cuenta es el mejor cumplido.
  3. "Eras demasiado para él". Sin importar la relación personal o profesional que finalice, la persona se ve afectada por un comentario así. Le dice que no supo elegir de plano, y a mayor tiempo de duración mayor será el malestar. Quédate con un: "¡Él se lo pierde!", le brindas apoyo.

El famoso "Tú siempre" o "tú nunca", no cabe nadie se percibe unidimensionalmente, logra una actitud defensiva en el otro. "Estás genial para tu edad", transmite condescendencia y es rudo, pendientes con los cumplidos “eres inteligente para ser deportista”. Y qué decir del "Buena suerte", es por una especie de suerte extra o la persona no cuenta con las capacidades necesarias, prueba con “sé que podrás con todo”.

Memoria en forma. Hábitos saludables

Al ejercitar cada día la memoria, mejora y se potencia, al no incluirla en la rutina diaria seremos menos capaces de recordar datos concretos y hasta realizar tareas conocidas o favoritas.

Dieta sana y equilibrada. Debe ser rica en vitaminas, minerales, en ácidos omega. Que regula el colesterol y las grasas saturadas. Y reducir el consumo de carnes y alimentos procesados.

Practica deporte. Cualquier ejercicio y su práctica regular fortalece la mente y por ende mejora la memoria.

Aléjate de las fuentes de estrés. Mantén en el estrés y la ansiedad a metros de distancia. El yoga o el mindfulness son de ayuda cuando el nervio te consume.

Relaciónate con otras personas. La soledad no es buena consejera y hace que el cerebro viva en comodidad y trabaje poco. El compartir con familiares y amigos, potencia el intercambio de ideas y conceptos, emociones, y se activa la memoria.

Sal de la rutina. El trabajo, la escuela, el mismo camino de ida y vuelta, los mismos lugares de intercambio social, no son suficientes para potenciar la memoria.

Actividades nuevas te ayudarán a desarrollar algunas de las habilidades. Intenta con clubes de lectura, un deporte nuevo, acudir a tertulias con desconocidos, aprender un idioma.

Como dato extra si tienes múltiples ocupaciones y compromisos, y necesitas una agenda personal para programarte. Intenta prescindir de ella, deberías poder recordar las citas de memoria. Es arriesgado, pero sin prescindir del todo, a mediano plazo mejorará tu capacidad memorística.

Empieza por la compras, nada de listas, la próxima vez compra de memoria. Sin olvidar a ProEnergía, con  fórmula efectiva para mejorar la memoria.

Nuestros tres cerebros

Se descubrió el genoma humano y la medicina no ha parado en su avance. Recientes investigaciones han confirmado la relación que existe entre determinadas sustancias que circulan por el cuerpo y la conducta que tenemos en lo social, laboral y afectivo.

Hallazgos que permiten explicar problemas no resueltos por parte de la medicina tradicional. A partir de allí se encaran las soluciones.

Hace cuarenta años se manejaba que las neuronas solo estaban en el tejido cerebral y que allí sucedía todo. El pensamiento, el diseño de la conducta, las emociones y se respondía al estímulo interno y externo.

Al día de hoy los descubrimientos  han evidenciado células nerviosas de iguales características que las cerebrales en varios órganos, en mayor medida en el corazón y aparato digestivo. Tenemos tres cerebros, o si pensamos con el corazón y con las vísceras.

Varios investigadores concuerdan que el aparato digestivo funciona como un segundo cerebro. Son más de cien millones de células las que conforman esta red neuronal, se ubican entre los músculos del tubo digestivo.

Con las mismas capacidades del cerebro craneal, incluida la liberación de neurotransmisores vitales para el funcionamiento del sistema digestivo.

La novedosa sorpresa de estas investigaciones, viene de comprobar que dichas neuronas regulan las funciones mentales emocionales e intelectuales y mantienen el sistema inmunitario al pelo.

Ese endo fármaco llamado serotonina asociado a la felicidad y el bienestar se creía exclusivo del cerebro. Pues resulta que aparece en considerables cantidades entre las sustancias que produce el cerebro intestinal.

En el cerebro cardiaco, hay otros millones de “neuronas” están alejadas al sistema nervioso central pero interrelacionadas con él y con todo ser.

Somos un todo interconectado, un compendio de sensaciones, estímulos, emociones y respuestas en equilibrio milagroso. Va tomando relevancia, o se puede decir con propiedad aquello de; “hazle caso al corazón”, “siento un nudo en el estómago” y el archiconocido “siento mariposas en la barriga”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *