Conoce todo sobre menopausia: síntomas y edad

Conoce todo sobre menopausia: síntomas y edad

Última actualización: 05-09-2018. Equipo Nutricioni

En cada mujer es diferente los síntomas de la menopausia. Este proceso fisiológico es normal y todas vamos a pasar por él. El rango de edad está entre los 48 y los 54 años, pero no es una regla, en algunas mujeres aparecen los síntomas a partir de los 42 años.

Después de aparecer los primeros síntomas, la menopausia puede tardar unos 5 años en instalarse por completo. Este periodo es el que llamamos climaterio.

La menopausia no es una enfermedad, lo que sí implica es cambios hormonales que conllevan a un cambio en la salud de la mujer. Su llegada produce disminución en los niveles de estrógeno.

Los estrógenos son los que nos protegen durante nuestra etapa reproductiva. Durante el embarazo somos propensas a sufrir trombosis, infarto, hipertensión pero gracias al estrógeno que nos protege no pasa nada.

Cuando llega la menopausia perdemos esa protección y somos vulnerables a sufrir enfermedades cardiovasculares, osteomusculares y osteoporosis.

Los cambios no aparecen de repente, hay una etapa de transición llamada perimenopausia o climaterio que puede durar de uno a cuatro años. En esa etapa de transición se dá la bajada de estrógeno que conlleva a diferentes síntomas que cambian de una mujer a otra.

Los síntomas de la menopausia repercuten de forma negativa en la calidad de vida de la mujer. Por ello debemos a tiempo tomar Apoyo de las Mujeres, para disminuir los síntomas. Cabe destacar que estos síntomas no se pueden considerar como una enfermedad.

Hay un porcentaje de mujeres afortunadas que pasan la transición sin presentar síntomas.  Como hay un pequeño porcentaje que presenta sintomatología de por vida.

Los tratamientos hormonales en el climaterio tienen que ser personalizados, adaptados a las necesidades de cada mujer, ya que la sintomatología es diferente en cada una y dichos tratamientos deben ser aplicados, sólo cuando haya síntomas.  

Señales y síntomas:

  • Sofoco.
  • Ciclo menstrual irregular.
  • Insomnio y problemas de sueño.
  • Estado de ánimo alterado.
  • Ansiedad.
  • Obesidad.
  • Alteraciones en el deseo sexual.
  • Migrañas, mareos, vértigos.
  • Cambios en la densidad ósea.
  • Pérdida de la memoria y la concentración.
  • Pérdida y resequedad en cabello, piel y uñas.
  • Fatiga física y mental.
  • Incontinencia y sequedad vaginal.
  • Inflamación y dolor en las articulaciones.

Efectos psicológicos de la menopausia

En la etapa menopáusica el estado de ánimo de la mujer se puede ver afectado. Algunas mujeres se sienten incomprendidas, infelices y afectadas psicológicamente.

La carga emocional conformada por alteración en el estado de ánimo, ansiedad, síntomas depresivo, irritabilidad, insomnio, deterioro cognitivo, trastornos afectivos, entre muchos otros.

Trastornos que afectan y tiene que enfrentar la mujer:

Los bochornos. Son manifestaciones físicas, provocando sudoración exagerada y aumento de la temperatura corporal. Esto provoca estrés en la mujer, porque su imagen se ve afectada y la mujer se tiende a aislar agravando las consecuencias psicológicas.

El insomnio. Está ligado con el tema de los bochornos. El tener bochornos provoca problemas para dormir y al no dormir bien el físico de la mujer se ve afectado. Porque lucirá cansada y la hará menos productiva, estará de ánimo irritable lo que afecta el ámbito laboral, familiar y social.

Deterioro cognitivo. El bochorno también influye en el flujo cerebral, lo que afecta la memoria a corto plazo. Los bochornos hacen que la mujer pueda tener poca claridad  mental y su memoria se vea disminuida.

Trastorno afectivo. Es difícil que la mujer salga sola de este estado emocional negativo para su calidad de vida.

Esta etapa depresiva está vinculada con el miedo al envejecimiento ocasiona sentimiento de inutilidad, problemas para socializar en lo profesional y en lo personal. Se siente carente de afecto.

Irritabilidad. La gran mayoría de las mujeres padecen este trastorno. Se manifiesta a través de diferentes factores; rabia, tensión, conducta hostil, poca tolerancia, sensibilidad, síntomas físicos, tristeza, frustración, alteración de la autoestima.

Infravaloración. El sentir este trastorno la mujer  se siente disminuida frente a su pareja y comienza a tener sospechas infundadas o no de infidelidad. Paranoia que termina deteriorando a la mujer y hasta en la separación de la pareja.

Todos estos trastornos terminan llevando a la mujer a resignarse a perder su rol sexual. Se enfrasca simplemente a ser madre y es cuando pasan a ser posesivas con los hijos. Apoyo de las Mujeres con todos los beneficios que brinda sirve de paliativo en esta etapa.

La menopausia es el fin de la menstruación y de la vida reproductiva de la mujer. Es el fin de otro ciclo como el paso de la infancia a la adolescencia.

Menopausia precoz

Cuando la menopausia llega antes de los 40, se dice que es precoz. Ocurre cuando la mujer nace con una reserva menor de los folículos ováricos o porque dichos folículos se consumen más rápido de lo normal.

Estudios demuestran que un 0,1% entra en el proceso menopáusico antes de los 30 años, 0,25% antes de los 35 años y 1,0% antes de los 40 años.

La vida de la mujer comienza con un promedio de 300 a 400 mil folículos ováricos. De los 30 a los 40 años la mujer consume sus folículos, entrando así a la menopausia en el momento que su reserva de folículo está agotada.

Cuando esto ocurre la mujer deja producir las hormonas sexuales, estrógeno y progesterona. Volviéndose infértil al dejar de ovular.

La mujer con menopausia precoz además de lidiar con los síntomas normales que esta trae consigo, también tiene que lidiar con problemas emocionales si todavía la maternidad estaba entre sus planes.

Las mujeres con menopausia precoz pueden llegar a ser devastadas emocionalmente con esta noticia.

Los síntomas de la menopausia precoz son los mismos de la menopausia normal con la diferencia que llegan antes de lo esperado.

  • Irregularidad menstrual.
  • Ausencia de menstruación por más de tres meses.
  • Sofocones.
  • Malestares.
  • Sudoración nocturna.
  • Sequedad vaginal.
  • Humor cambiante.
  • Deseo sexual disminuido.
  • Infertilidad.

Si se detecta a tiempo el proceso menopáusico precoz hay la posibilidad de quedar embarazada antes que ocurra el fallo total de los ovarios. Sólo un 5 a 10 % de las mujeres lo logran.

Cuando los niveles de estrógeno y progesterona se desploman es porque los ovarios dejan de trabajar.

Es importante la terapia de reposición hormonal especialmente para prevenir la osteoporosis, aliviar los síntomas y reducir el riesgo de apariciones temprana de problemas de salud.

Suplementos nutricionales como Apoyo de las Mujeres están formulados para ayudar a la paciente en este ciclo de su vida.

Los médicos no pueden determinar las causas de la deficiencia ovárica. En algunos casos pueden existir anomalías genéticas, enfermedades autoinmunes, exposición a toxinas.

Pero mayormente las causas pueden ser desconocidas llamadas fallo idiopático.

Causas de la menopausia precoz

En algunos casos si se investiga se puede identificar la fuente o causa de la menopausia precoz, entre las que podemos citar:

Defecto cromosómico. Alteraciones genéticas como, síndrome de turner, síndrome X frágil. Patologías que causan que la mujer nazca con ovarios defectuosos y muchos folículos atrofiados.  

La causa genética se puede diagnosticar precozmente, muchas paciente no entran a la pubertad. Otras comienzan la menstruación en el tiempo correcto pero terminan entrando a la menopausia en edad precoz.

Enfermedades autoinmunes. Enfermedades como tiroides, de la glándula suprarrenal. Hacen que el cuerpo produzca anticuerpos que actúan contra su propio ovario causando daño a los folículos ováricos.

Agentes tóxicos. La causa más común de menopausia precoz provocada ya sea por fármacos o toxinas son los tratamientos contra el cáncer.  Los fármacos quimioterapéuticos causan insuficiencia ovárica.

Los tratamientos como radioterapia o quimioterapia pueden provocar la llegada prematura de la menopausia.

Hay casos donde los ovarios vuelven a funcionar con normalidad por un tiempo, pero depende de la edad de la paciente del tipo de tratamiento y la dosis suministrada para superar la enfermedad.

Estar en contacto con plaguicidas también lleva a la menopausia precoz.

Ser una mujer fumadora podría hacer que sufras una retirada menstrual tres años antes que las mujeres que no fuman.

Usar productos de limpieza fuertes ya que sus sustancias químicas pueden hacer que los ovarios dejen de trabajar.

Determinados productos de uso cosmético también contienen químicos que se encuentran en los esmaltes para uñas, lacas para el cabello, cremas, perfumes, desodorantes, etc.

Delgadez extrema. Estar por debajo del peso normal incrementa en un 30% las posibilidades que la menopausia aparezca antes de los 45 años. El peso normal de la paciente se determinará en relación con la estatura de la paciente.

Extirpación de ovarios. Las pacientes que estando en edad fértil se ven obligadas a someterse a la extirpación quirúrgica de ovarios por la causa que sea. Obviamente entran a la menopausia de forma precoz.

Sin ovarios no hay ovulación, sin ovulación no hay producción de hormonas sexuales y por lo tanto no hay menstruación.

El estrés. Siempre el estrés haciendo de las suyas. Sufrir de estrés trae consecuencias negativas para tu vida. Entre ellas hace que la menopausia aparezca antes de tiempo.

¿Cómo disminuir los síntomas de la menopausia?

Consejos que te ayudarán:

Llevar una dieta balanceada. La nutrición siempre presente jugando un papel importante, la dieta debe dar prioridad a los alimentos naturales, frutas, vegetales, granos, cereales y productos integrales.

Fitoestrógenos. Ingerir fitoestrógenos es recomendable para las mujeres con menopausia, ayuda a controlar los síntomas como el sofoco y resequedad vaginal.

Lo podemos encontrar en buenas cantidades en el sésamo, semillas de lino, té rojo y la soya, manzana, zanahoria, cereza, cebada, guisantes, aceite de oliva, y muchos otros.

Calcio. Tomar calcio ayuda a fortalecer los huesos, ya que en la menopausia se acelera la pérdida de masa ósea más rápido de lo que se puede volver a formar.

Los ovarios dejan de producir estrógeno hormona que ayuda a que los huesos se mantengan fuerte.

Con el tiempo esta pérdida excesiva puede causar osteopenia o incluso hasta osteoporosis. Trastornos que hacen a los huesos débiles y aumenta las posibles facturas.   

Vitamina D. La vitamina D es necesaria para poder absorber el calcio e integrarlo correctamente a los huesos. Tomar luz solar ayuda a obtener vitamina D o a través de la dieta alimentaria lo encontramos en el huevo, leche, pescado, hígado.

Ginseng. Usado por miles de años para tratar los síntomas de la menopausia porque mantiene la flexibilidad en las paredes de la vagina, previenen la resequedad y otras incomodidades. Ayuda a mejorar trastornos como el insomnio, sofocos y depresión causados por el proceso.

Ñame silvestre. Consumirlo ayuda a superar la irritabilidad y la depresión. Es bueno porque regula la hormona progesterona que es la responsable del los cambios de humos.

Aceite de coco. Es excelente para ser usado como lubricante en las relaciones sexuales, pues evita molestias en la zona porque lubrica la vagina y alivia la resequedad.

Yoga. Sus posiciones y ejercicios ayudan a paliar los síntomas de la menopausia.

Ejercicios. La falta de ejercicio acelera la pérdida ósea. Hacer algún ejercicio fortalece los huesos que se debilitaba ante la carencia de estrógeno. Además es uno de los mejores remedios para disminuir los sofocos.

Menopausia nueva etapa de vida

La menopausia no es más que un nuevo cambio en la vida de la mujer. En este punto deberíamos estar acostumbradas, pues nuestra vida va de cambios en cambios.

Nuestro cuerpo experimenta diversos cambios con el pasar de los años.

Infancia. Entre el nacimiento y los 10 primeros años de vida experimentamos el crecimiento y empezamos a descubrir el mundo.

Adolescencia. Es la etapa de la transformación de niñas a mujer. Las hormonas empiezan a hacer de las suyas. Aparece la menstruación.

Juventud. La mujer pasa por varios años de estabilidad que solo se ve interrumpido por un embarazo. Es la etapa de hacer planes, decidir qué se quiere hacer, viajar, conocer, estudiar, trabajar, tener familia.

Madurez. Aquí ya pasado los 45 años aparecen los primeros síntomas de menopausias.

Etapa natural que es esperada con cierto temor por algunas mujeres. Aquí la clave es la información para manejarla y superar ese miedo.

No es el fin de la sexualidad, por el contrario ahora podrás disfrutar más del sexo sin temor a un embarazo.

Las incomodidades que nos puede causar la menopausia en la vida sexual  son todas solucionables. No sólo con pomadas o cremas también con tratamiento láser.

Hay que adaptarse a las exigencias del cuerpo, es una  etapa para descubrir nuevas formas de vivir la sexualidad.

La sexualidad se debe disfrutar adaptándonos a los cambios a la respuesta sexual. Para mantener la calidad de vida sexual.

Falta de deseo. Puede ser tratada con ayuda de un especialista.

Excitación menos intensa. Hay que aumentar los juegos y caricias previas a la penetración.

Falta de lubricación. Usar cremas adecuadas para ello.

Orgasmos débiles. Hay que cuidar el suelo pélvico lubricando bien la zona.

Mantener una actividad sexual activa y una buena relación con la pareja ayuda a superar mejor este proceso

El conocimiento es poder, ahora las mujeres sabemos que cambiando la actitud, con ayuda profesional, y lo más importante el apoyo de la familiar y la de la pareja, podemos superar esta etapa airosas.

Vivir la menopausia a plenitud. Es el comienzo no el fin

Es un proceso largo que puede comenzar hasta seis años antes. Durante este proceso se experimentan diferentes síntomas que resultan incómodos, aún cuando se siga menstruando de forma regular.

Estos síntomas podemos aliviarlos con Apoyo de las Mujeres para hacer más llevaderos los cambios que se avecinan.

Todas llegaremos a este ciclo y debemos estar preparadas para afrontarlo de la mejor manera.

Lo primero en lo que debemos estar claras es que la menopausia no es una enfermedad, ni se nos acaba la vida con su llegada, todo lo contrario es el inicio de un nuevo ciclo.

Es un proceso de cambios graduales, que es diferente en cada mujer.

No es necesario que la pases mal si puedes afrontarla con aptitud positiva y aplicando remedios y tomando acciones que te permitan aliviar los síntomas.

En el pasado la menopausia era vista como que marcaba el fin de la vida. En la actualidad esta percepción ha cambiado. Debido a que la menopausia se ha convertido en la etapa más larga en la vida de la mujer.

La actitud que asume cada mujer frente a esta realidad es diferente. Unas lo viven como una verdadera enfermedad, otras como un proceso normal y otras como una nueva oportunidad de vida.

Se vuelven a ellas mismas, ya que los hijos están crecidos y es tiempo de dedicarse tiempo, para estar con la familia, los amigos, salir a divertirse con la pareja sin ninguna restricción ni temor.  

Para llegar a este punto de disfrutar y no de morir en la menopausia, es importante contar primero con buena información, tener buena autoestima, apoyo familiar y contar con asesoría médica.

Además de tener actitud positiva tome en cuenta lo ya descrito en esta nota. Dieta balanceada, ejercicio.

También consulte a su médico sobre terapia de reemplazo hormonal. El sabrá si usted requiere recibir ese tipo de tratamiento.

La mujer de esta época vive la menopausia diferente a las mujeres en el pasado. La mujer de ahora demanda vivir ese tercio de vida que tiene por delante con dignidad, salud y dándole sentido a la vida.

Mujer promueve tu bienestar mental, ten sexo, ríe, baila y disfruta de los placeres de la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *