Conoce qué significa nutrición

Conoce qué significa nutrición

Última actualización: 08-01-2019. Equipo Nutricioni

Ilustración del funcionamiento de los organos

El ser humano necesita realizar actividades orgánicas que se consideran vitales ya que sin ellas la vida no es posible. Respirar, percibir los estímulos del mundo externo, completar el recorrido de las vías sanguíneas y alimentarse son parte de estas funciones.

Todo esto es posible gracias a los nutrientes que se consumen diariamente. ¿Qué significa nutrición? es la pregunta que vamos a responder a lo largo de este artículo.

Alimentarse no es sinónimo de nutrirse. En primer lugar, la alimentación no es una acción voluntaria y se define como el acto de tomar los alimentos e introducirlos en la cavidad bucal para ser digeridos.

En este aspecto la nutrición tiene dos diferencias fundamentales con la definición anterior.

La nutrición es un acto involuntario que lleva a cabo el cuerpo humano de manera autónoma. Además, no se trata de tomar los alimentos e introducirlos dentro del cuerpo.

La nutrición plantea un proceso químico que permite que algunos componentes de los alimentos se usen para el mantenimiento del cuerpo.

El equilibrio orgánico depende en gran parte del balance nutricional, y éste a su vez depende de una dieta acorde con los requerimientos energéticos de la persona. En ocasiones por desconocimiento, y otras veces por desidia no atendemos como es debido el proceso nutricional.

Las enfermedades, en su mayoría, son producto de las fallas o excesos de los nutrientes dentro del cuerpo. Los especialistas al atender cualquier afección física indican recomendaciones referidas a la alimentación.

De esta forma la nutrición fortalece el proceso de recuperación.

Con la mente sucede algo similar ya que las alteraciones relacionadas con la mala nutrición afectan la actividad cognitiva y emocional del ser humano. En muchos casos la memoria, la concentración, el lenguaje y el razonamiento fallan porque los niveles de algún nutriente están muy bajos.

En el caso de las emociones, la depresión, la ansiedad y el estrés son producto, entre otros agentes, de una mala nutrición.

En la actualidad una gran cantidad de personas sin escrúpulos ofrecen “fórmulas mágicas” para manejar el peso corporal (disminución o aumento). Aconsejando cambios radicales en los hábitos nutricionales.

Ordenan eliminar carbohidratos, aumentar cantidad de proteínas o eliminar azúcares, sin percatarse de la descompensación que pueden ocasionar estas instrucciones.

Los cambios radicales en nuestra dieta deben estar acompañados de chequeos previos y análisis de los especialistas. Tanto el cuerpo como la mente dependen del equilibrio nutricional.

El mantenimiento de un peso corporal ideal es más bien un asunto de moderación y ejercitación física.

En definitiva, conocer los aspectos más importantes sobre la nutrición nos ayudará a mantener sano nuestro organismo. Dedicar tiempo a la planificación, compra, preparación y degustación de la comida, más que un placer, es una responsabilidad con nosotros mismos.

La nutrición

La nutrición se define como el proceso por medio del cual el cuerpo se apropia de materia y energía, después de transformarla, para lograr tres objetivos fundamentales:

  • Mantener las condiciones internas.
  • Utilizar la capacidad de movimiento de manera óptima.
  • Alcanzar el equilibrio homeostático.

Los especialistas en la nutrición son los dietistas o nutricionistas. A pesar de la importancia que reviste la práctica de su profesión en ocasiones no son considerados médicos. Sin embargo, de su aporte depende que las personas tengan un óptimo estado de salud.

No se trata sólo de determinar las cantidades de cada tipo de alimento también estudian los procesos bioquímicos y fisiológicos a través de los cuales se asimilan los nutrientes.

Podría resumirse el trabajo del nutricionista como el estudio del metabolismo. Éste se define como el conjunto de reacciones químicas que suceden en las células de todo el cuerpo.

La nutrición indaga sobre los procesos por medio del cual el metabolismo transforma la energía de los alimentos en sustancias indispensables para la vida. Para alcanzar este objetivo se apoya en los avances de la biología molecular, la genética y la bioquímica.

La nutrición ideal está orientada a fortalecer el balance energético en el cuerpo humano. Este equilibrio se refiere a la igualdad entre el consumo de energía y el gasto energético.

Cuando los alimentos ingeridos sobrepasan las necesidades personales el cuerpo se afecta. De igual manera cuando necesitamos más energía de la que consumimos la salud se altera de manera evidente.

Cuando nos informamos sobre qué significa nutrición se nombran cuatro etapas o períodos. Con el ingreso de los alimentos en la boca, su trituración (dientes y muelas) y emulsión (saliva) se cumple la primera etapa denominada ingestión.

Le sigue el proceso de digestión donde cada alimento se descompone molecularmente hasta ser transformados en sustancias más sencillas.

La tercera etapa corresponde a la absorción de los nutrientes descompuestos previamente. Estos se alojan en las vías sanguíneas y son distribuidos por todo el cuerpo.

La última etapa es aquella donde las sustancias residuales se expulsan del organismo. Cada uno de estos procesos es igualmente importante y depende de los restantes.

Por ende, los tratamientos relacionados con uno de ellos deben tomar en cuenta los otros tres.

Los nutrientes

alimentos que contiene vitaminas y nutrientes necesarios al cuerpo. Foto en primera plana

A través de la nutrición el cuerpo obtiene energía diariamente. Esta energía es utilizada por el cuerpo una vez que son transformados los alimentos en nutrientes. Un nutriente es una sustancia que forma parte de un alimento y es indispensable para que el organismo funcione.

Los nutrientes se expresan en kilocalorías y kilojulios para hablar de su valor energético. Esta cuantificación de la energía facilita a los nutricionistas establecer la relación entre la energía necesaria y la energía consumida.

Cada uno de los nutrientes tiene diferente valor energético.

Los nutrientes se dividen en cinco grupos principales, proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales. En la actualidad se considera que el agua es otro nutriente esencial debido a su importancia.

El agua a la que se refieren los nutricionistas no se limita a la ingerida de forma directa, todos los alimentos tienen un porcentaje de agua. Se recomienda la ingesta de 2 litros de agua diariamente.

Los hidratos de carbono en el lenguaje común se denominan harinas o azúcares. Dependiendo de su complejidad química se dividen en monosacáridos, oligosacáridos y polisacáridos.

La glucosa es la unidad básica de los carbohidratos, es por esto que antes del proceso de absorción todos son transformados en ésta.

La glucosa es usada como fuente de energía y se almacena en el cuerpo en forma de glucógeno. Los depósitos de glucógeno se encuentran en el hígado y en los músculos.

Los azúcares simples se consiguen en el azúcar común que se añade a los jugos y postres. El resto de los carbohidratos proviene del pan, las harinas (maíz, trigo, arroz) y la pasta.

Dentro de los polisacáridos se encuentra la fibra, contenida en mayor proporción en frutas, verduras y cereales. Responsables de regular la digestión intestinal, facilitar la absorción de vitaminas y minerales y controlar los niveles de glucemia y colesterol.

Los lípidos se encargan de formar las membranas celulares, aportan los ácidos grasos y activan hormonas. Además, son el vehículo usado por las vitaminas liposolubles para llegar a todo el cuerpo.

Existen tres tipos de lípidos, triglicéridos, fosfolípidos y el colesterol. Es de conocimiento general el daño que produce a la salud el exceso de grasa en la comida. Sin embargo, son ingredientes necesarios para la salud del organismo en cantidades moderadas.

Las proteínas tanto de origen animal (res, pescado, pollo y cerdo, entre otros) como de origen vegetal (legumbres) tienen la responsabilidad de formar, mantener y regenerar tejidos.

En cuanto a su estructura química deben ser descompuestas hasta convertirse en aminoácidos.

Este proceso de ruptura de enlaces es el más complicado de la digestión y cuenta con la participación de más de diez enzimas en el estómago y en el intestino delgado.

Las vitaminas

Las vitaminas y los minerales son nutrientes de increíbles propiedades. Su consumo desde la niñez hasta la vejez garantiza el equilibrio orgánico. Esto explica por qué muchos especialistas incluyen en sus tratamientos productos polivitamínicos sin importar la enfermedad tratada.

Las vitaminas se clasifican según el ambiente en el que pueden disolverse. De esta forma conseguimos vitaminas hidrosolubles y vitaminas liposolubles.

Entre las vitaminas hidrosolubles se encuentran todas aquellas pertenecientes al complejo B y la vitamina C. Estas sustancias participan en las reacciones químicas metabólicas.

Por su característica pueden disolverse al lavar los alimentos o al cocinarlos en agua; para recuperarlas puede usarse el agua de cocción.

La vitamina B1 conocida como Tiamina se encarga de la transmisión nerviosa y está contenida principalmente en el hígado, los cereales, huevos, frutas, hortalizas y legumbres.

La vitamina B2 conocida como Riboflavina cuida de la piel y la vista. Se encuentra en los derivados lácteos, los huevos, los frutos secos y las carnes rojas.

La vitamina B3 o Niacina y la vitamina B9 o biotina trabajan en el metabolismo de las grasas y el alcohol.

La vitamina B5 o ácido pantoténico está presente en casi todos los alimentos y lo más importante es que es responsable de la síntesis de compuestos vitales como la hemoglobina, neurotransmisores y hormonas.

El ácido fólico es el nombre común que se le asigna a la vitamina B7, es responsable de la formación de las células sanguíneas, la síntesis de ácidos nucleicos y el metabolismo de los aminoácidos.

Por último, la vitamina B12 cumple las mismas funciones del ácido fólico, pero además está encargado del correcto funcionamiento de las neuronas.

La vitamina C es también una sustancia hidrosoluble que protege el interior de las vísceras. Conserva en buen estado las células y participa en la síntesis del colágeno para huesos y articulaciones.

Es abundante en frutas cítricas y hortalizas. Su aprovechamiento se relaciona con el tiempo previo de preparación, es decir, deben ser preparadas justo antes de comerlos.

En cuanto a las vitaminas liposolubles, la vitamina A es un poderoso agente que fortalece el sistema inmunológico y cuida el crecimiento de músculos y huesos.

La vitamina D se encarga de la absorción del calcio que es un mineral de vital importancia en el cuerpo y la mente. Para su activación es requerida la luz solar.

La vitamina E, abundante en frutos secos, aceites vegetales y huevos, es considerada la vitamina anticancerígena debido a que se han comprobado sus efectos antioxidantes sobre las células.

Por último, la vitamina K garantiza el proceso de coagulación y está contenida en grandes cantidades en las legumbres la soja y las verduras de hoja verde.

Los minerales

Son elementos reguladores de origen inorgánico. A diferencia de las vitaminas no pueden ser fabricados por el organismo y por esto es indispensable incluirlos en la dieta diaria antes de sufrir por su deficiencia.

Sólo pueden disolverse en el agua, cuando se lavan los alimentos, cuando se remojan o cuando se cocinan en agua. Se clasifican en macrominerales y microminerales también llamados oligoelementos.

Entre los macro minerales se encuentran el calcio, el fósforo, magnesio, potasio y sodio.

El calcio fortalece dientes y huesos además de estar en la composición de la sangre. Se encuentra en los lácteos, frutos secos, legumbres y pescado.

El fósforo forma los huesos y es parte del ADN. Predomina en los huevos, la carne, la leche y el pescado.

El magnesio hace posible la comunicación entre el sistema nervioso y los músculos. Está incluido en cereales integrales, frutos secos, frutas y hortalizas.

El sodio y el potasio son dos minerales que se complementan ya que actúan como reguladores de la cantidad de agua ubicada dentro y fuera de las células. Además, participan en la contracción muscular y la transmisión nerviosa.

Los alimentos con mayor contenido de potasio son las frutas, hortalizas y legumbres mientras que el sodio se encuentra en la sal común añadida a las comidas.

Los oligoelementos incluyen el hierro, zinc, yodo y selenio. El hierro se encuentra en las carnes, vísceras y pescado. Forma parte de las células sanguíneas, es responsable del transporte de oxígeno a través de las arterias por todo el cuerpo.

El zinc fortalece el crecimiento del esqueleto y los músculos, activa el sistema inmunológico y está contenido en los mariscos, legumbres, pescados y carnes.

También en los pescados se encuentra el yodo responsable de la producción de la hormona tiroides.

Enfermedades relacionadas con la nutrición

Una vez entendido qué significa nutrición se evidencia la importancia de que todas sus etapas se cumplan a cabalidad. Los trastornos alimentarios pueden ser el resultado de factores biológicos que predisponen al organismo al gusto por algunos alimentos sobre los demás.

Entre los factores psicológicos que producen enfermedades nutricionales se encuentran la baja autoestima, la depresión y la ansiedad. También se cuentan factores familiares y sociales que afectan las costumbres nutricionales.

Las familias disfuncionales inflexibles o sobreprotectoras. A nivel social se asocia la delgadez con éxito social o felicidad por esto es natural que damas y caballeros se esmeren en bajar de peso.

Los síntomas que te ayudarán a detectar un problema con la nutrición pueden presentarse de manera independiente o simultáneamente:

  • Actitudes obsesivas en relación con las dietas,
  • Variaciones de peso sin razón aparente,
  • Evitar la comida o comer en aislamiento,
  • Pesarse frecuentemente y hacer comparaciones,
  • Cambios inesperados en el estado de ánimo,
  • Obsesión por la ejercitación,
  • Mostrar actitud de nervios y desconfianza al estar con muchas personas.

Las enfermedades relacionadas con el proceso desnutrición más comunes son las siguientes:

Trastorno de sobre ingesta, por comer en exceso. Esta afección e caracteriza porque la persona tiene períodos de ansiedad en los que come en exceso seguidos de un momento de restricción en la que no come nada.

La bulimia se relaciona con la imagen corporal, consiste en la ingesta excesiva seguida de vómito o uso de laxantes. La falta de autoestima es la causa principal. Debe ser tratada de inmediato porque sus consecuencias son graves.

En las personas que sufren de anorexia lo importante es no subir de peso ya sea a través de la práctica excesiva de ejercicios o dietas restrictivas.

La obesidad y el sobrepeso son términos que se usan indiscriminadamente por creer que son sinónimos. En realidad, el sobrepeso se refiere a un excedente sobre lo que se considera el peso corporal ideal o sano, que no supera los veinte kilos. Cuando se trata de un incremento mayor a esta medida se habla de obesidad.

Los tratamientos para el sobrepeso por lo general se concentran en la dieta y la actividad física.

En el caso de la obesidad, esta debe tratarse a nivel farmacológico e inclusive se requiere la ayuda de psicólogos para trabajar las condiciones mentales de la persona.

La anemia se refiere al bajo consumo de minerales y vitaminas, sobre todo en la ingesta de frutas, vegetales y hortalizas. Por lo general es una enfermedad silente que va dañando el funcionamiento de otros sistemas dentro del organismo.

Para su tratamiento se utilizan refuerzos vitamínicos, terapias para moldear el concepto de dieta balanceada. Además de un nutricionista que aborde la recuperación y especialistas para el cuidado de los órganos afectados.

En resumen, las enfermedades relacionadas con la nutrición no se de tipo inmediato, cada una tiene un tiempo de desarrollo durante el cual debería ser diagnosticada por la persona afectada o por otros cercanos a ella.

Sin embargo, la prisa y el descuido de las relaciones personales directas hacen posible que los “amigos” y familiares desconocen esta situación y avance hasta llegar a graves consecuencias.

A nivel mundial los niveles de obesidad y fallecimientos por alteraciones nutricionales ha aumentado en proporciones gigantescas sobre todo en personas menores de 20 años.

Muchos programas se han establecido para quienes se diagnostican a tiempo.

Incluir en la dieta diaria alimentos de todos los grupos de nutrientes mencionados equilibra tu cuerpo y permite que funcione correctamente.

Recuerda lo que significa nutrición y no escatimes esfuerzos en todo lo que se refiere a tus comidas, haz de la cocina un espacio para consentirte y cuidarte.

Suplementos naturales para mejorar la nutrición

En diversos países a nivel mundial los especialistas de la nutrición se han unido a los bioquímicos para crear productos especializados para aporta al cuerpo los nutrientes que están fallando.

Los ingredientes son extraídos de especies vegetales y animales, además de muchos compuestos químicos elaborados en el laboratorio.

En ocasiones dichos complementos están orientados a sanar afecciones específicas del cuerpo. Como daños en los huesos, alteraciones del sistema nervioso, enfermedades cardiovasculares, entre otras.

Cada uno de los productos naturales elaborados incluye evidentemente un refuerzo nutricional.

Cada afección orgánica o mental está relacionada con las fallas en los niveles de uno o más nutrientes.

Sin embargo, existen productos como Suplemax que están elaborados para recuperar o fortalecer el equilibrio metabólico a través de una ingesta balanceada de nutrientes.

Estos productos son sugeridos por los especialistas cuando se trata de la recuperación de enfermedades que afectan fuertemente al cuerpo o a la mente.

También son recomendados para aquellas personas cuyas exigencias cotidianas sobrepasan los niveles normales como deportistas de alto rendimiento o líderes gerenciales.

Pero lo más normal es que sean tomados por personas comunes que desean ayudar a su cuerpo y mente a sentirse mejor.

El refuerzo nutritivo a través de polivitamínicos similares a Suplemax nunca será dañino tomado en la cantidad especificada en el producto.

En los complementos naturales como Suplemax se incluyen muchas vitaminas y un variado cóctel de minerales. Pero esto no es todo, también se agregan principios activos extraídos de especies vegetales para mejorar el funcionamiento a nivel celular.

Por ejemplo, el fruto de la Rosa Hips o Escaramujo, que contiene abundante vitamina C y flavonoides se agrega para garantizar el consumo de esta vitamina.

El escaramujo ofrece beneficios variados, desde la mejoría en la absorción del hierro hasta la protección del ADN celular y la elaboración de colágeno para fortalecer el sistema locomotor de huesos y articulaciones.

Esta planta llamada rosa silvestre tiene denostados efectos positivos en el sistema inmunológico protegiendo al cuerpo de las enfermedades.

Otra de las plantas que aporta vitamina C con sus beneficios en los complementos naturales parecidos a Suplemax es la Acerola o Cereza de las Indias.

En las civilizaciones antiguas de Mesopotamia y Egipto las arcillas eran usadas por sus beneficios estéticos. Poco a poco se descubrieron sus propiedades curativas. En la actualidad, Grecia, China, Francia y la India cuentan con grandes depósitos de bentonita.

En los suplementos naturales como Suplemax se agrega la arcilla bentonita para contar con los beneficios del aluminio, sodio, calcio, hierro, potasio, zinc, magnesio, yodo y selenio que están contenidos en ella.

Los beneficios que se obtienen cuando se usa la arcilla de bentonita incluyen la desintoxicación del cuerpo y el fortalecimiento del sistema inmune.

También aumenta las fibras de colágeno para embellecer la piel y la elasticidad de las articulaciones y el alivio de problemas digestivos relacionados con el estómago y la flora intestinal.

La arcilla de bentonita se utiliza naturalmente directamente para baños disolviéndose en agua, como mascarilla facial, como crema y bebida.

Así todas estas piezas o ingredientes junto a las vitaminas y minerales naturales fortalecerán el equilibrio orgánico de manera global haciendo que las enfermedades se alejen de tu cuerpo.

Ya conoces que significa nutrición, ahora valora tu alimentación y cuida tu proceso digestivo para que te conviertas en una persona saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *