Prueba de glucosa para comprobar los niveles de la sangre

Conoce los tipos de insulina y su relación con la diabetes

Conoce los tipos de insulina y su relación con la diabetes

Última actualización: 28-11-2018. Equipo Nutricioni

La insulina es una hormona producida por el páncreas, que cumple un papel importante ya  que contribuye a regular los niveles de glucosa en la sangre.

Esta sustancia permite aprovechar la energía que proviene de los alimentos y así ayudarnos a realizar todas nuestras actividades cotidianas. Básicamente es la gasolina de nuestro cuerpo.

Son muchas las funciones que cumple la insulina en el organismo. Permite que la grasa que se encuentra en las células para transformarlas en energía.  Ayuda a que las células musculares y hepáticas tomen glucógeno para almacenarlo. También aumenta el transporte de glucosa en el tejido adiposo y el músculo esquelético.

El cuerpo empieza a tomar las células grasas para conseguir energía, cuando existe ausencia de insulina. Esta hormona regula otros sistemas del organismo y los ácidos grasos.

Su principal función es regular el azúcar en la sangre. Si el organismo produce poca insulina y nivel de azúcar en la sangre sube a niveles por encima de los normales estamos en presencia de una hiperglucemia.

Si por el contrario, la insulina aumenta y disminuye la cantidad de azúcar en la sangre, estamos en presencia de una hipoglucemia.

Prueba de glucosa para comprobar los niveles de la sangre

Características de la insulina

La insulina tiene tres características:

Tiempo de inicio: Es el tiempo que transcurre antes de que la insulina llegue a la sangre y comience a reducir el nivel de glucosa.

Punto de acción máxima: También llamado punto pico es cuando la insulina tiene su máxima potencia con respecto a la reducción de glucosa en la sangre.

Duración: Se refiere al tiempo que la insulina continúa reduciendo el nivel de glucosa.

Concentración: Las insulinas generalmente tienen una concentración de 100 unidades por ml (U100), sin embargo existen países con concentraciones adicionales.

Ruta de entrega:  Se refiere a donde se inyecta la insulina si debajo de la piel o intravenosa.

La insulina generalmente se inyecta en el tejido graso justo debajo de piel, es decir en el tejido subcutáneo.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre son más elevados de lo normal. La glucosa en la sangre proviene de los alimentos y es la principal fuente de energía.

La insulina es una hormona que produce el páncreas y ayuda a que la glucosa de los alimentos ingrese en la células para usarse como energía de allí que juega un papel muy importante en cualquier actividad que realiza el cuerpo humano.

La diabetes ocurre cuando  el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no usa la insulina debidamente (llamado resistencia a la insulina).

A veces las personas tienen ambos problemas, pero  ambos casos, el resultado es que la glucosa no entra en las células y se acumula en la sangre.

Está enfermedad debe ser controlada ya que con el tiempo  se puede originar complicaciones serias, como enfermedades del corazón, apoplejía, fallo renal, ceguera y daños a los nervios.

Mantener el nivel de azúcar en la sangre cerca de lo normal es clave para prevenir estos problemas de salud.  

Se recomienda el uso de Azúcar en la Sangre, el cual es un suplemento que nos ayuda a mantener niveles saludables de azúcar en la sangre. Además, aporta otros beneficios como reducir el colesterol y ayudar con la pérdida de peso.

La diabetes no tiene cura. Sin embargo, una persona puede tomar medidas para controlar su enfermedad y mantenerse sana.

¿Cómo se trata la diabetes?

El tratamiento de la diabetes va a depender del tipo de diabetes que tenga la persona.

Los principales tipos de diabetes son:

La diabetes tipo 1: Ocurre cuando el páncreas deja de producir insulina. Generalmente se da en niños y adolescentes, aunque puede aparecer a cualquier edad.

Las personas con diabetes tipo 1 necesitan usar insulina diariamente para sobrevivir.

La diabetes tipo 2:  Este tipo de diabetes ocurre cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o no la usa adecuadamente. Es el tipo más común de diabetes.

Se presenta con mayor frecuencia en personas de mediana edad y ancianos, generalmente con sobrepeso. Sin embargo también puede aparecer a cualquier edad.

Diabetes gestacional: Este tipo de diabetes  afecta algunas mujeres durante el embarazo. La mayoría de la veces este tipo de diabetes desaparece cuando nace el bebé.

Sin embargo, mujeres que han padecido este tipo de diabetes son más propensas a sufrir de diabetes tipo 2  más adelante en el transcurso de su vida.

Una de cada 4 personas mayores de 65 años de edad se ven afectadas por esta enfermedad. Alrededor del 90 de los casos en adultos corresponden a la diabetes tipo 2.

Las personas con más más de 45 años de edad, con antecedentes de diabetes o sobrepeso, que llevan una vida inactiva físicamente y presentan problemas de salud como presión arterial alta, son las más propensas de desarrollar diabetes.

El tratamiento para la diabetes incluye cambios en el estilo de vida como un plan de alimentación para la diabetes y realizar ejercicios. Además, son necesarios medicamentos orales (pastillas) o inyectados, insulina, o una combinación.

Las personas que padecen de diabetes tipo 1 deben utilizar insulina diariamente para sobrevivir.

Mientras que las que padecen la diabetes tipo 2 pueden controlar la enfermedad únicamente siguiendo un plan de alimentación y ejercicios.

Sin embargo, existen casos donde es necesaria la toma de medicamentos que ayudan al cuerpo al producir insulina o utilizar mejor la que produce el cuerpo.

¿En qué consiste el tratamiento?

Usted puede controlar su diabetes y vivir una vida saludable si se cuida todos los días. Para ello debe tener un control de los niveles de azúcar en la sangre para evitar que sean demasiado altos.

También es importante la valoración de un médico especialista el cual indicará el tratamiento a seguir. Sin embargo, usted puede crear un plan de autocuidado para controlar la enfermedad.

Su plan de autocuidado puede incluir los siguientes pasos:

Mida su nivel de azúcar en la sangre: El chequeo diario de nivel de azúcar en la sangre es una forma importante de controlar la enfermedad y más aún si usa insulina.

La forma más usual de medir y registrar los niveles de glucosa en la sangre es a través de un glucómetro.

La medición de realiza al obtener una gota de sangre pinchándose la yema del dedo con una lanceta. Luego se aplica la sangre en una tira de ensayo, se coloca en el glucómetro y el medidor de este mostrará cuánta glucosa tienen en la sangre.

Los niveles normales de glucosa son:

  • Antes de una comida  de 80 a 130 mg/dl.
  • Dos horas después de iniciar una comida por debajo de 180 mg/dl.

Tome sus medicinas: Tome los medicamentos recetados por el médico, incluso se siente bien o si ha alcanzo sus resultados ideales de glucosa en la sangre, presión arterial y colesterol.

Consulte al médico en caso de observar algún efecto secundario cuando las toma.

Deje de fumar: Abstenerse de fumar es fundamental, porque tanto el hábito como la enfermedad reducen el diámetro de los vasos sanguíneos. Esto ocasiona que el corazón tenga que trabajar más duro.

Siga su plan de alimentación para diabetes: Haga un plan de alimentación con ayuda de su médico, seguir este plan con la alimentación adecuada le ayudará a controlar su nivel de azúcar  en la sangre, su colesterol y su presión arterial.

Coma frutas y verduras, legumbres, cereales integrales, pollo, pescado, carnes magra, leche, queso descremado o bajo en grasas. Tome agua en vez de bebidas endulzadas con azúcar.

Tome suplementos que además de  aportar los minerales necesarios para el cuerpo contribuya a mantener los niveles de azúcar en la sangre como el Azúcar en la Sangre.

Debe consumir alimentos bajo en calorías, sal,  azúcar y grasas saturadas.

Tipos de insulina para el control de la diabetes

Existen tres grupos principales de insulina

Insulina de acción rápida: Se usa para controlar el azúcar en la sangre durante las comidas y aperitivos y para corregir los niveles altos de azúcar en la sangre.

Tienen la capacidad de absorber rápidamente desde el tejido subcutáneo en la corriente sanguínea. Incluyen:  

Análogos de la insulina de acción rápida: Estas insulinas son insulina Aspart, insulina Lyspro e Insulina Glulisina, tiene un inicio de la acción de 5 a 15 minutos, efecto pico de 1 a 2 horas y duración de la acción de unas 4 a 6 horas.

Insulina humana normal: Tienen un inicio de la acción de media hora a 1 hora, efecto pico de 2 a 4 horas y duración de la acción de 6 a 8 horas.

Insulina de acción intermedia: Este tipo de insulina es utilizado principalmente  para controlar el azúcar en la sangre durante la noche, mientras se está en ayunas y entre comidas. Se absorbe más lentamente y dura más. Incluye:

  • Insulina humana NPH: Tiene un inicio del efecto de la insulina de 1 a 2 horas, efecto pico de 4 a 6 horas y una duración de la acción de 12 horas. Tienen un efecto pico o de acción máxima más temprano y una duración de acción más corta es producido por dosis bajas. Dosis altas producen un tiempo más largo hasta llegar al efecto pico y una duración de acción  prolongada.
  • Insulina Premezclada: Es la insulina NPH premezclada con análogos de la insulina de acción rápida como con insulina normal humana de acción rápida. El beneficio de esta insulina es que se combina la insulina de acción rápida y de acción prolongada en una sola inyección.

Generalmente este tipo de insulina es utilizada en pacientes que necesitan un plan de tratamiento  con insulina sencillo y terapia de escala móvil.

Insulina de acción prolongada: Se usa para controlar el azúcar en la sangre durante la noche, mientras se está en ayunas y entre comidas.

Inicia su funcionamiento después de un par de horas de haber colocado la inyección y trabaja durante un estimado de 24 horas. Se absorbe lentamente, tiene un efecto pico mínimo y efecto de meseta estable. Incluye:

  • Análogos de la Insulina de acción prolongada: Estas insulinas son la Glargina y la Determir. Ambas tienen un inicio de efecto  de 1 ½ a 2 horas.

Administración de la insulina

La insulina se administra por dos vías:

Inyección: Este es método de administración más común, el dispositivo de inyección clásico es una jeringa. Estas jeringas son de plástico desechable con capacidades entre 30, 50 o 100 unidades de insulina.

La insulina se inyecta en la capa de grasa (tejido subcutáneo) justo debajo de  la piel.

Infusión: La insulina se inyecta directamente en la vena bajo estricta supervisión médica. Se agrega insulina a los líquidos por vía intravenosa y la dosis de insulina y azúcar en la sangre se controlan directamente.

La mujer recibe una inyección en la cara - concepto de cirugía cosmética

¿Cómo puedo prevenir la aparición de la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que si no se controla a tiempo puede traer como consecuencia patologías graves como la hipertensión arterial, insuficiencia renal, ceguera, entre otros.

Es por ello que si estás en riesgo de desarrollar diabetes es importante que conozcas cuales son los métodos de prevención para evitar la aparición de la enfermedad.

La mayoría de las cosas que debes hacer implica llevar un estilo de vida más saludable. A continuación los consejos más eficaces para mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control:

Incrementa el consumo de fibra: Los alimentos ricos en fibra son excelentes para regular la digestión y también participan en la prevención de la diabetes tipo 2.

Este nutriente ayuda a eliminar el exceso de azúcar en la sangre y protege la salud del corazón. Algunas fuentes de fibra son: cereales integrales, frutas y verduras, semillas y frutos secos.

Dejar de fumar: El hábito de fumar tiene mayores probabilidades de sufrir descontroles en los niveles de azúcar en la sangre y por ende contribuir a la resistencia a la insulina, lo que puede llevar a padecer de diabetes tipo 2.

Evitar el sobrepeso: El control del peso es una parte importante en la prevención de la diabetes. Es posible poder prevenir o retrasar la diabetes si se mantiene en un peso adecuado.

Si tiene sobrepeso, es esencial mejorar sus hábitos alimenticios y las rutinas de ejercicio para conseguir un peso equilibrado y sano lo antes posible. Esto también puede ser ayudado mediante la ingesta de suplementos vitamínicos que colaboren a tal fin, como es el caso de Azúcar en la Sangre.

Hacer ejercicios regularmente: El ejercicio tiene  muchos beneficios para la salud,

contribuye a regular los niveles de azúcar en la sangre y a perder peso, ambos disminuyen el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Con tan solo 30 minutos de actividad física diaria por 5 días a la semana pueden contribuir a evitar la diabetes y los problemas cardiovasculares.

Seguir un plan de alimentación saludable: Es importante reducir la cantidad de calorías que consume y bebe a diario, para lograrlo su dieta debe incluir menos grasas y azúcar.

También debe consumir frutas, verduras y granos integrales, limitar las carnes rojas y evitar las carnes procesadas.

Básicamente la alimentación debe ser  balanceada y equilibrada con restricción de azúcares simples y comidas bien repartidas a lo largo del día.

La alimentación puede venir acompañada de suplementos vitamínicos ricos en minerales adaptados a un fin en específico.

En este caso se recomienda el uso de  Azúcar en la Sangre, el cual además de aportar al cuerpo vitamina C y E, permite mantener los niveles de azúcar en la sangre. También ayuda a reducir el colesterol, contribuye a la pérdida de peso y es un producto efectivo para paciente con diabetes tipo 2.

Realizarse chequeos médicos regulares:  La realización de un análisis de sangre por lo menos una vez al año puede ayudar a detectar a tiempo el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *