Es hora de que la dieta adelgace la pérdida de peso. Cuidado de la salud y nutrición saludable. Muchacha apta de la aptitud joven con la cinta y el pomelo de la medida en azul

Conoce los tipos de dietas beneficiosas para la salud

Conoce los tipos de dietas beneficiosas para la salud

Última actualización: 19-11-2018. Equipo Nutricioni

La mayoría de las personas creen que las dietas son para bajar de peso, o para mantener la figura deseada. Pero, la verdad es que mantener una dieta significa regirse a unos hábitos alimenticios, y no necesariamente para bajar de peso.

Una dieta se compone por la cantidad y regularidad con la que consumen sus alimentos los seres vivos, es un modo de vida.

Por lo tanto, podemos decir que la dieta es un hábito que las personas siguen y la cual determina una forma de vivir.

La alimentación de cada uno de nosotros no está determinada por una ley biológica que se deba seguir, sino que factores como la sociedad, la economía y la cultura influyen en ella. Algunas veces, la región geográfica donde se encuentre el lugar de residencia de las personas es un factor condicionante para la disponibilidad de los alimentos.

Las decisiones personales también juegan un papel importante, los gustos y preferencias pueden determinar la dieta de cada uno.

Las condiciones climáticas y cultura hacen que cada lugar, país o región tengan una dieta en específico y diferente.

Existen una gran variedad de dietas, y todas ellas aseguran lograr un objetivo en específico. Algunas de una forma rápida, otras más sencillas y otras más, sin necesidad de hacer cambios sino, con la ayuda de medicamentos o suplementos.

Es hora de que la dieta adelgace la pérdida de peso. Cuidado de la salud y nutrición saludable. Muchacha apta de la aptitud joven con la cinta y el pomelo de la medida en azul

Dietas que marcan un estilo de vida

Las dietas están determinadas por los gustos y necesidades de cada persona. No es una ley o una norma que deban seguir, sino una decisión de gusto personal.

Estas tienen diferencias que hacen difícil cual de ellas seguir o cual elegir. Sin embargo, lo realmente importante es que la persona sepa cuál es el objetivo y los beneficios de la dieta que desea seguir.

A continuación, se resaltan algunos tipos de dieta que son comunes y frecuentes:

Vegetariana: las personas que siguen esta dieta solo consumen alimentos de origen vegetal, excluye totalmente los alimentos que tengan origen animal.

Está basada prácticamente en la alimentación por medio de verduras, esto incluye frutas, verduras, granos y semillas.

Toda persona que siguen una de estas dietas, puede obtener todos los nutrientes que necesita su cuerpo. Pero deben tener cuidado en consumir una amplia gama de alimentos para poder cumplir con todos los nutrientes que el cuerpo necesita.

Existen varios tipos de dietas vegetarianas, algunas incluyen lácteos y derivados de los animales, o incluso huevos. Pero algunas dietas vegetarianas son más estrictas y no incluyen ningún alimento de origen animal ni sus derivados, como las dietas veganas.

Imagen en primer plano de vegetales que contienen vitamina B9

Vegana: esta dieta es muy parecida a la vegetariana, pero las personas veganas no consumen ningún alimento de origen animal, ni sus derivados.

Las personas que deciden seguir esta dieta no solo lo hacen por cuestiones alimenticias, sino que algunas son movidas por motivos ambientalistas o por la ética.

La moda de esta dieta va en aumento, cada día son más los que se suman a este estilo de vida. Para tener una dieta completamente vegana se debe tener cuidado con los alimentos que se compran.

En los supermercados se consiguen muchos alimentos libre de derivados animales, pero se debe leer muy bien el origen de los ingredientes.

Niña pequeña comiendo vegetales, (brocolí)

Mediterránea: esta dieta se basa en consumir una serie de alimentos típicos de países con el clima mediterráneo, como España e Italia.

La dieta mediterránea consiste en reducir el consumo de carne e hidratos de carbono, y consumir frutas, vegetales, pescado y carnes blancas.

Otro producto muy recomendado en esta dieta es el aceite de oliva. Este puede reducir el riesgo de padecer obstrucciones arteriales, y posee un alto contenido de carotenos y vitamina E. Esta dieta promueve el uso de aceite de oliva antes que otro aceite.

Esta dieta puede tener beneficios muy significativos para el cuerpo humano, y más si es combinada con ejercicio físico.

Tabla de madera con aguacate, aceite, y pescado

Orgánica: esta dieta se basa en el consumo de alimentos, que como su nombre indica, son “orgánicos”.

Los alimentos que incluye esta dieta son producidos mediante una técnica que restringe el uso de pesticidas, fertilizantes, hormonas o químicos. Las personas que siguen esta dieta evitan los compuestos tóxicos que se encuentran en los alimentos, y consumen unos alimentos seguros, ricos en nutrientes y con mejor sabor.

La creencia general es que estos alimentos aportan muchos beneficios a la salud y tienen un mayor valor nutricional. Esto es lo que hace que estos alimentos tengan gran demanda.

Lo cierto es que, estos alimentos orgánicos, tienen un contenido más alto de nutrientes, antioxidantes y ácidos grasos. Pero los beneficios que suponen tener frente a los alimentos convencionales son muy pocos, esto es algo que considerar  y meditar dada la diferencia bastante notoria en la diferencia de precios.

Alimentos donde pueden ser ubicados los antioxidantes

Dietas para regular el peso

Muchas personas recurren a las dietas para llegar a tener un peso ideal. La clave para lograr el objetivo es agregar el ejercicio físico a esta dieta.

Aunque la mayoría de las personas creen que es muy difícil seguir una dieta rigurosa o una serie de ejercicios. La verdad es que, para tomarlos como hábitos, se puede empezar con pequeños cambios y de forma gradual se convertirán en una rutina.

Estas dietas pueden estar enfocadas a bajar o subir de peso, y también para mantener el peso ideal:

Dieta para bajar de peso: adelgazar, cuidar su cuerpo y mejorar la salud son unas de las metas que muchas personas se plantean a diario.

Esta dieta no excluye ningún alimento, en realidad los controla y reducen su consumo. Se pueden reducir algunos elementos en la dieta para controlar la grasa del cuerpo:

Dieta baja en calorías: en ella se aportan menos calorías de las necesarias, de esta forma se puede mantener el peso corporal y también perder peso.

Para que esta dieta sea saludable y beneficiosa, debe aportar cantidades necesarias de nutrientes para mantener el cuerpo estable y prevenir enfermedades. Por esta razón, no solo se tienen en cuenta las calorías, sino que la calidad de los nutrientes que se agregan en esta dieta.

Se debe evitar y limitar el consumo de pizza, hamburguesas y papas fritas; además, la pasta, las carnes rojas, los dulces y el exceso de alcohol. Es recomendable incluir fibra, también hidratos de carbono como arroz integral, avena, fruta y pan integral.

Dieta baja en grasas: esta dieta lleva un bajo contenido de grasa, de grasa no saludable y de colesterol. Las personas con sobrepeso y con exceso de colesterol en el organismo pueden sufrir problemas cardíacos.

Se deben limitar las grasas no saludables, como grasas saturadas, colesterol y grasas trans; y se deben incluir grasas saludables, como grasas monoinsaturadas y grasas poliinsaturadas.

Evitar las frituras, los lácteos, carnes y proteínas, las grasas como mantequillas o aceites. Pero se deben incluir algunos alimentos como pasta, arroz y pan integral; frutas y verduras frescas, carnes blancas y pescado, leche y queso descremados.

Dieta baja en carbohidratos: esta dieta no tiene una definición muy acertada. Pero ignorar la medida oficial de carbohidratos y reducirlos en nuestra dieta es una manera muy efectiva de reducir la grasa en el cuerpo.

Esta dieta puede ayudar a mejorar algunas enfermedades como la hipertensión, control de la glucosa y colesterol, entre muchas más.

Este régimen permite consumir carne, pescado, huevo, frutas y verduras, productos lácteos ricos en grasa, aceites saludables e incluso algunos cereales sin gluten. Pero prohíbe el azúcar, trigo, grasas trans, productos dietéticos o edulcorantes y los alimentos altamente procesados.

Quienes siguen estas dietas, para bajar de peso, deben tener presente que sus resultados serán más favorables si se acompañan de ejercicio físico.

Dejar de comer puede ser muy perjudicial para el metabolismo del organismo. Es importante comer al menos 5 veces al día.

Para saber cual dieta es la más favorable, se debe visitar a un nutricionista. Este especialista lo guiará para saber cual de estas dietas deben seguir, y también las consecuencias que puedan causar al usarse sin cuidado.

Dieta para subir de peso: esta dieta es más común de lo que algunas personas creen. Muchos no consiguen engordar por sí mismos, algunos otros están saliendo de alguna enfermedad y, tanto por su salud como por estética, necesitan subir un poco de peso.

Parece una tarea fácil, pero puede ser tan complicado como bajar de peso.

Una dieta para subir de peso debe ser rica en calorías, variada y equilibrada. Teniendo cuidado en no eliminar ningún grupo de alimentos pero siempre agregando aquellos que tengan alto índice de calorías.

Siempre se debe tener presente que lo que se desea es ganar peso de forma saludable, por esta razón no se debe comer más y sin razón ni control. Se debe seguir una dieta constante y cuidadosa, y evitando las grasas saturadas y los azúcares innecesarios.

Productos naturales ricos en vitamina B6. Concepto de alimentación saludable dieta.

Dieta de mantenimiento: después de llegar al peso ideal llega un reto igual de complicado, mantenerlo. Perder o subir de peso después de lograr el objetivo planteado es algo normal, y esto puede causar desmotivación.

Para poder mantener el peso ideal se debe tener muy claro, y haber aprendido a llevar una alimentación saludable y equilibrada. Implica tener una dieta sin excluir ningún alimento pero  regulando las porciones adecuadas. Por esta razón, en esta nueva etapa, no se debe cambiar esta dieta y estos hábitos por completo.

Mantener el peso ideal no significa tener un peso único el cual no va a variar nunca. El peso ideal puede bajar o subir alrededor de un kilo, esto puede suceder por cambios hormonales y/o sociales.

La dieta de mantenimiento se trata de alcanzar una alimentación adecuada para mantener el peso deseado y saludable. Se deben agregar alimentos de todos los grupos y consumirlos con la frecuencia adecuada.

Se pueden cocinar o consumir alimentos que se han preparado con poco aceite, consumir productos light, desnatados o bajos en grasa, además de beber mucha agua.

Para mantener el peso deseado se debe seguir el ejercicio físico de forma regular. Y también controlar el peso regularmente para saber el progreso que se tiene, no se debe tornar una obsesión pero no se debe descuidar este cuidado.

Mujer joven realizando ejercicios de yoga con frutas al frente

Dieta para mejorar la salud cuando se sufre alguna enfermedad

Cuando se sufre alguna enfermedad, tener una alimentación variada y balanceada puede ayudar a mejorar. Sin embargo, algunas patologías necesitan una dieta específica para mejorar o para que la persona no empeore.

Se debe tener presente que los alimentos no curan a las personas, pero tomar algunos hábitos alimenticios pueden ayudar de muchas maneras.

La persona que necesite una dieta especial debe visitar a un nutricionista y médico encargado para que lo puedan orientar de la mejor manera. Algunas enfermedades, o patologías, que necesitan una dieta especial pueden ser:

Diabetes: las personas que padecen de esta enfermedad no pueden producir o usar la insulina de forma adecuada. Por esta razón, llegan a tener una elevación de azúcar en la sangre.

Una alimentación adecuada puede ayudar a mantener los niveles de azúcar a un nivel adecuado.

La verdad es que las personas con diabetes pueden comer todo tipo de alimentos, pero siempre evitando aquellos que tengan un alto contenido de azúcar.

Algunos alimentos que se deben evitar son las bebidas alcohólicas, los pasteles y dulces, azúcar, frutas en exceso, grasas y lácteos ricos en grasas. Pero en cambio se aceptan los vegetales, granos integrales, productos lácteos sin grasa, carnes magras, aves de corral y pescado.

No es una dieta fuera de este mundo. Permite el consumo de una gran variedad de alimentos pero siempre cuidando de la salud.

Problemas cardiovasculares: crear un hábito alimenticio para prevenir y cuidar las complicaciones del corazón puede ser muy difícil. Puede ser que la persona lleve muchos años alimentándose de forma poco saludable y vea estos cambios muy complicados.

Una vez se cree conciencia de los alimentos beneficiosos, y de los que no se debe abusar, se puede crear una dieta y un hábito que sean saludables para el corazón.

Los alimentos que se deben evitar son los que tengan un exceso de grasa, pero se puede consumir tranquilamente muchas frutas y vegetales, además de cereales integrales.

No es necesario eliminar el contenido de grasa en la dieta diaria, pero sí consumir pocas cantidades. La carne se le puede limpiar la grasa o escoger carnes magras, también se puede usar menos cantidad de mantequilla o margarina.

Esta dieta no te pide eliminar todos los alimentos, pero se puede crear un menú diario y llevar a cabo ese plan. Se puede permitir un gusto de vez en cuando, una golosina o una hamburguesa con papas no harán perder el cuidado para el corazón. Pero que esto no sea un hábito para abandonar la dieta saludable.

Imagen en primer plano de glucometro

Hipertensión: la hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma crónica. La presión se puede elevar sin previo aviso, por algunas enfermedades o por el consumo de algunas medicinas.

Abusar en el consumo de tabaco o de alcohol, el estrés, el sobrepeso o la falta de ejercicio pueden ser causantes de que la presión arterial aumente.

Consumir grandes cantidades de sal también pueden ser una causa probable. La sal es necesaria para el organismo pero en pequeñas cantidades, sobrepasar la dosis puede ser peligroso para la salud.

La forma más simple de poder reducir la sal de la dieta diaria es no añadirla a las comidas. Pero se pueden consumir platos muy ricos con sustitutos como especias y algunas hierbas.

Insuficiencia renal: esta enfermedad ocurre cuando los riñone no pueden filtrar los desechos en la sangre.

Las personas que sufren de enfermedades en los riñones necesitan hacer cambios en su dieta. Y los cambios serán más drásticos si los problemas renales empeoran o si la persona necesita diálisis.

En esta dieta se debe reducir la proteína, pero se pueden reemplazar las calorías de las proteínas con frutas, panes, granos y verduras, estos alimentos suministran energías, fibra, minerales y vitaminas.

Algunas comidas que se deben limitar son los alimentos lácteos por su alto contenido de fósforo, el alto consumo de sal y el exceso de agua

Cáncer: esta enfermedad es cada vez más común en la sociedad y puede afectar a cualquier tipo de personas. El tratamiento puede se muy diverso dependiendo del tipo de cáncer que se posea.

La mayoría de las personas con cáncer tienden a perder peso por dos razones. En primer lugar, porque el tumor consume muchísima energía y, en segundo lugar, porque los tratamientos causan pérdida de apetito, náuseas y vómitos.

La dieta de esta enfermedad debe ser individualizada para cada persona, siempre respetando las preferencias personales de la persona.

Cuando se realiza quimioterapia es primordial tener una dieta adecuada. El problema con la quimioterapia son algunos de sus efectos secundarios como la falta de apetito, intolerancia a los olores, cambio de sabor a los alimentos, diarrea, estreñimiento, náuseas y vómito.

Durante el tiempo de quimioterapia se pueden consumir pescado blanco, la clara de huevo, lácteos desnatados, frutas dulces y verduras suaves, además de papa cocida, arroz, pasta, cereales y pan tostado. Y se deben evitar las carnes rojas, los cítricos, grasas malas, café y alcohol.

Este tratamiento puede producir una alta toxicidad en el organismo, por esta razón se debe hidratar muy bien para ayudar a  disminuir estos niveles. Es muy recomendable el consumo de abundante agua.

Productos para regular el peso

No existe ninguna pastilla mágica que hará perder peso si no se hacen los cambios necesarios. Para poder regular el peso se debe cuidar lo que se come y el ejercicio que se haga.

Al seguir una dieta estable y concientizada se podrá ver los cambios deseados. Pero a esta dieta se pueden agregar algunos batidos o suplementos naturales para que se puedan complementar los nutrientes o vitaminas que se dejan de consumir.

Los batidos elaborados con vegetales, frutas y cereales, son una forma excelente de obtener energía y una buena cantidad de vitaminas y nutrientes necesarios.

Los batidos son una manera sencilla y natural de obtener grandes beneficios para la salud. Pero no todo el mundo tiene el tiempo o la paciencia de hacer este trabajo.

Por esta razón muchas personas escogen los suplementos que cumplen la misma función de los batidos, la de complementar los nutrientes y vitaminas que se pueden perder en la dieta.

Un suplemento bastante completo que se podría acompañar con la dieta y los hábitos alimenticios puede ser Azúcar en la Sangre. Este suplemento contiene vitaminas C y E, además puede ayudar a bajar de peso, estimula el aumento de masa muscular y puede combatir los niveles altos de colesterol.

Azúcar en la Sangre está formulado con una gran variedad de ingredientes naturales que aportan grandes beneficios a la salud del organismo.

No todos los suplementos son recomendados para cuando se sufre alguna enfermedad. Pero Azúcar en la Sangre posee picolinato de cromo, el cual puede acelerar la insulina y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre, además de una variedad de hierbas que lo hacen muy apropiado para las personas que sufren de diabetes tipo 2.

Los suplementos y/o pastillas se deben tomar con conciencia y mucho cuidado. debemos aportar beneficios para la salud y no empeorar la situación.

Un objetivo a largo plazo

Una dieta adecuada es lo principal en un estilo de vida saludable. Junto con ejercicio serán la manera más adecuada de lograr un peso adecuado.

La dieta lograra su objetivo a largo plazo y sin desbalancear el metabolismo ni dañar la salud. Por eso no debemos esperar resultados inmediatos ni milagrosos.

Se puede complementar la dieta con suplementos como Azúcar en la Sangre, de esta forma no olvidaremos consumir  algunas vitaminas necesarias para el organismo.

Y lo más importante, no desistir. Si una dieta no se ajusta al estilo de vida que lleva debe visitar al profesional encargado, él se encargará de modificarla para lograr los objetivos deseados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *