Conoce los nutrientes esenciales para la vida

Conoce los nutrientes esenciales para la vida

Última actualización: 14-03-2019. Equipo Nutricioni

Los nutrientes se encuentran en los alimentos que ingerimos. Son elementos o compuestos químicos. Participan de manera activa en todos los procesos y reacciones metabólicas imprescindibles para que nuestro organismo funcione de manera correcta.

Los nutrientes esenciales para la vida son un requerimiento de toda buena dieta. Comer bien y hacer ejercicio no son solo deberes. Son claves para una salud que te permitirá desarrollarte en cualquier ámbito de tu vida.

En las diferentes etapas de nuestra vida, niñez, adolescencia, embarazo, la vida adulta, ancianos, deportistas o incluso cuando enfermamos las necesidades nutricionales varían. La vida trae diferentes retos con cada etapa y no se puede afrontar de igual manera.

Por esto es de suma importancia conocer nuestro cuerpo y sus necesidades. También es importante conocer acerca de los nutrientes; para que sirva según su tipo y donde encontrarlos.

Los requerimientos para un adulto no son los mismos que para un niño. Al igual que cuando una mujer está embarazada o en proceso de lactancia. El requerimiento de vitaminas como el ácido fólico es mayor.

Por ejemplo, los deportistas, requieren más energía. Sea cual sea la etapa de vida es imprescindible comer correctamente. Esto incluye comidas más sanas eliminando las comidas procesadas de nuestra vida que no tienen ningún aporte nutricional.

Las comidas procesadas son un asesino silencioso. Tienen niveles elevados de azúcar refinada y grasas saturadas. Estas son los principales factores que causan obesidad y diabetes tipo II.

Una comida sana y nutritiva además prevenir enfermedades mortales te harán sentir bien, de adentro hacia afuera.

¿Qué son los nutrientes?

Los nutrientes son elementos necesarios para que el organismo cumpla sus funciones vitales de manera adecuada, son los nutrientes. Mediante el anabolismo, un proceso metabólico de biosíntesis, el nutriente es degradado y transformado en energía.

Los alimentos que comemos  son los encargados aportarnos toda la energía que nuestro cuerpo necesita para realizar sus funciones y mantenerse en perfecto estado. Los carbohidratos o hidratos de carbono son los alimentos que más contienen calorías y por ende nutriente. Los hidratos de carbonos son alimentos como:

  • La pasta.
  • El pan.
  • Papas.
  • Los cereales.
  • Las legumbres.

Otros alimentos ricos en calorías son las grasas. Aceites, margarinas o mantequillas son grasas buenas que el cuerpo necesita obtener.

Las plantas también pasan por el mismo proceso. Ellas necesitan nutrientes para vivir. Desde el punto de vista de la botánica los nutrientes esenciales para las plantas son el oxígeno, el agua y los minerales.

Nosotros pasamos por un proceso metabólico para la obtención de los nutrientes, las plantas pasan por un proceso similar llamado fotosíntesis. Así sigue el ciclo de la vida. Las plantas crecen con los nutrientes para alimentar a los animales que a su vez servirán como fuente de nutriente para nosotros.

Tipos de nutrientes

Los tipos de nutrientes se clasifican en diversos tipos. Según la importancia en función a su participación en las diferentes reacciones metabólicas del organismo. Los nutrientes pueden ser esenciales o no esenciales.

Los nutrientes no esenciales son aquellos que el organismo no requiere su aporte regular debido a que estas son producidos por el mismo organismo. Por su parte los nutrientes esenciales son los vitales para el organismo.

Se tienen que ingerir por medio de los nutrientes y medio ambiente, pues el cuerpo no los sintetiza. Estos nutrientes son: los ácidos grasos, aminoácidos, algunas vitaminas y minerales.

Otros nutrientes esenciales para los humanos son el agua y el oxígeno, aunque no se consideran nutrientes al consumirse de manera aislada. Se pueden encontrar energía por medio de una gran variedad de alimentos como: grasas, carbohidratos, proteínas y etanol. A partir de otros nutrientes esenciales se pueden sintetizar otros componentes como los aminoácidos.

Otra clasificación de los nutrientes son los micronutrientes y macronutrientes. Por ejemplo, los minerales son micronutrientes.

Son de suma importancia pues sin estos minerales no se darían los procesos de crecimientos y participan en la obtención de energía de otros alimentos. Los macroelementos se dividen en tres grupos.

Los del mismo nombre, macroelementos, como el calcio, el magnesio y el fósforo. Existen y se necesitan en el cuerpo en grandes cantidades. Los oligoelementos: el hierro, el selenio o el zinc.

Existen en el cuerpo y son necesarias en cantidades más reguladas. Y por último los electrolitos. El potasio y el sodio son electrolitos.

Estos últimos se encargan de regular los líquidos corporales. Las necesidades de estos minerales varían según la edad y la etapa de la vida. Su requerimiento es mucho más grande en etapas de crecimiento como la adolescencia y el embarazo.

El agua: nutriente esencial

Nuestro cuerpo está compuesto en su mayoría de agua. Es un nutriente vital para la vida. Si no tomamos agua nos deshidratamos. Según la etapa de nuestra vida la cantidad de agua varía. Las personas mayores poseen un 50% de agua en sus cuerpos.

En los adultos un 60% y un 75% en los bebés y niños. Está presente en cada célula de nuestro organismo. El  agua lleva a cabo algunas funciones básicas:

  • Mantiene la temperatura corporal correcta mediante su evaporación en la superficie de la piel.
  • Una de las cosas más esenciales es que permite la circulación de la sangre. El agua es el componente principal de la sangre, presente en ella en un 92%.
  • Por medio de la sangre, el agua transporta los nutrientes a las células.
  • Mantiene el volumen vascular.
  • Ayuda a depurar los productos del desecho y toxinas del cuerpo.

La cantidad de agua que debemos tomar al día también va a variar dependiendo de la edad y tipo de actividad que se tenga en las actividades diarias. Antes se tenía la creencia de que se debían tomar ocho vasos de agua al día. Esto no es del todo cierto.

Basta con tomar agua cuando tengamos la necesidad de la sed y regularmente durante el día y estaremos hidratados.

Funciones de los nutrientes

Según cada tipo de nutriente existen diferentes tipos de funciones. Por este motivo es fundamental tener una dieta sana, completa, equilibrada y variada.

Están los hidratos de carbono o carbohidratos. Se diferencian entre simples (de absorción rápida) y carbohidratos complejos (de absorción lenta). Su principal función es aporta la energía que necesitan las células.

Los carbohidratos simples se encuentran en: las frutas, la leche, la miel, el azúcar y sus derivados. La glucosa, la galactosa, la sacarosa y la lactosa son sus formas más habituales.

Los carbohidratos complejos están presentes en: las legumbres, la pasta, el pan, los cereales, las harinas, el arroz, las papas y en los alimentos ricos en fibras vegetales.

Cuando es digerido los carbohidratos pasan a transformarse en la glucosa. La glucosa es el nutriente que utilizan las células para producir y quemar energía. Es mucho mejor que la glucosa sea obtenida por medio de los carbohidratos complejos que de los simples.

Los carbohidratos simples por ser de fácil digestión liberan con más facilidad la glucosa en la sangre, que a su vez estimulan la producción de insulina. Esto genera la creación de grasa en los tejidos corporales aumentando así el índice de masa corporal y un aumento en el apetito.

Por este motivo es muy importante que si se tratan de pacientes con diabetes, que tratan de controlar su peso corporal o personas obesas se debe disminuir drásticamente la ingesta de carbohidratos simples.

Funciones de las grasas y proteínas

Las grasas son las que contienen las vitaminas liposolubles ( A, D, E, K ). Son muy necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, el sistema inmunitario, el sistema hormonal además de ser una reserva de energía a largo plazo.

Fuentes de proteínas de origen animal y vegetariano, sobre mesa de mármol

Existen varios tipos de grasas. Las grasas saturadas y las grasas insaturadas. Las saturadas están presentes en carnes de animales terrestres como: pollo, carnes, cerdo, etc. Las insaturadas están presentes en los animales marinos como los pescados azules y los alimentos ricos en omega-3.

En los vegetales se pueden encontrar aceites esenciales de Omega-6. Estos aceites son muy buenos para las funciones cardiovasculares o indispensables para el sistema nervioso. Además, allí se pueden encontrar grasas insaturadas o poliinsaturadas.

En cuanto a la función de las proteínas se dice que es estructural o plástica. Se denominan estructurales o plástica porque son las encargadas de crear y mantener la estructura muscular, esquelética, los órganos internos, el cabello, pelo y uñas. La calidad de las proteínas es medida porque tanto puede impulsar el crecimiento.

Se encuentran en los huevos, las carnes, los pescados, las legumbres, los cereales y en algunos vegetales.

Es recomendable que se coma solo pequeñas porciones de alimentos de origen animal diariamente. Se pueden complementar con otras proteínas para mantenerte una dieta sana con menos grasas saturadas y menos colesterol.

Esto previene enfermedades como la obesidad y enfermedades cardiovasculares.

Vitaminas. Conoce sus funciones

Las vitaminas desempeñan funciones más específicas en nuestro organismo. Catalizan las reacciones químicas y son de suma importancia para el metabolismo. Estas no suministran energía ni calorías por sí mismas.

Se dividen en dos: las hidrosolubles y las liposolubles. Las vitaminas A, D, E y K son liposolubles. Es decir que necesitan de la grasa para pasar del tracto intestinal al torrente sanguíneo.

Las vitaminas hidrosolubles son los complejos vitamínicos B y C. Estas vitaminas se eliminan fácilmente por la orina, en caso de que haya un exceso en el organismo. A diferencia de las anteriores la vitamina B y C se pueden tomar a diario al no almacenarse con facilidad en el cuerpo.

Por lo general no son tóxicas, excepto en dosis muy elevadas. Las mismas pueden encontrarse en los siguientes alimentos:

Vitamina A: la amarilla del huevo (yema), algunas frutas y productos lácteos.

Vitamina B: Levadura, hígado, cereales integrales, carne vacuna, espinaca y cerdo.

Vitamina C: Frutas cítricas y algunas verduras

Vitamina D: Yema de huevo, luz solar, queso y yogurt.

Vitamina E: Aceites y verduras.

Vitamina K: Verduras y aceites vegetales.

Ácido fólico: Frutas, hígado y vegetales.

Biotina: Huevo, leche y cereales.

Niacinamida: Hígado, carne, pescados, legumbres y frutos secos como el maní.

Minerales. Conoce sus funciones

En la tierra y el agua se encuentran compuestos inorgánicos llamados minerales. Estos compuestos también son sumamente importantes para el buen funcionamiento del cuerpo. Sirven como catalizadores en la regulación de las contracciones musculares.

También sirven como transmisores de los impulsos nerviosos. Participan en la digestión y ayudan a metabolizar los alimentos.

Uno de los minerales más importantes es el hierro.  Es primordial en el transporte de oxígeno y en el proceso de respiración celular. Se encuentra principalmente en las carnes (más que todo en el hígado de res), pescados, huevos, y en granos como lentejas, garbanzos, caraotas.

En verduras y frutas rojas también se encuentra, pero en bajos niveles. Para su absorción es necesario tomar mucha vitamina C. Por lo tanto, si no comemos productos de origen animal es necesario incluir en nuestras dietas muchos cítricos.

Otro de los minerales importantes para el cuerpo es el zinc. Más de 200 reacciones químicas a nivel celular son llevadas a cabo gracias a este mineral. Además está implicado en prácticamente todos los sistemas de mantenimiento y regulación corporal. Es muy importante para el cabello. Afortunadamente está presente en la mayoría de grupos de alimentos.

Para la flexibilidad de los vasos sanguíneos y que la sangre circule con mayor facilidad está el mineral del cobre. Se encuentra en alimentos como: el cacao, los champiñones, las legumbres, los frutos secos, el hígado y los mariscos.

Para la metabolización de los alimentos es fundamental el magnesio.

Se puede encontrar en frutas como el plátano y aguacate. Presente en las legumbres, frutos secos, cereales integrales y verduras.

El magnesio tiene un papel muy importante en la lucha contra el estrés. Libera endorfinas que es la hormona relacionada con la felicidad y además favorece a la rápida obtención de musculatura.

El calcio,  es imprescindible para la estructura ósea. El magnesio y el calcio están fuertemente vinculados. Es una parte integrante de huesos y dientes. Aunque para la correcta absorción del calcio por parte del sistema óseo es necesaria la presencia de vitamina D.

Funciones de la fibra alimentaria

La parte que sobra, es decir la que no se puede digerir ni absorber de muchos alimentos de origen vegetal, es la fibra. Son llamadas “solubles” o “blandas”. Estas son modificadas en el colon o en el intestino grueso, llevando así a sufrir una digestión parcial, por parte de los microorganismos de la flora intestinal.

La fibra aumenta las evacuaciones de las heces y del tránsito intestinal. Actúan reteniendo agua y resultan muy útiles contra el estreñimiento.

Tienen la capacidad de absorber sustancias que quedan retenidas entre las mallas de las fibras y serán expulsadas con las heces, como el  colesterol, ácidos biliares, grasas y diversas sustancias nocivas.

Pero las fibras tienen un punto en contra. También retienen elementos como proteínas, vitaminas y minerales (calcio, hierro, magnesio y zinc) que luego se eliminarán por las heces. Es importante mantener el equilibrio en cuanto a la ingesta de fibra, para evitar caer en un estado de malnutrición.

Es recomendada en pacientes con diabetes por la velocidad de absorción intestinal. La glucosa se absorbe más lentamente y como consecuencia los niveles de azúcar en la sangre bajan. 

La hipertensión y la nutrición

Dos de cada cinco personas a nivel mundial sufren de hipertensión. La hipertensión es una enfermedad silenciosa. La hipertensión no puede mostrar ningún síntoma hasta que es muy tarde.

Por esto es de vital importancia que lleve una vida sana para la prevención de esta fatal enfermedad debido a que mayoría de los casos la hipertensión no tiene cura.

Una dieta saludable puede salvar tu vida de muchas maneras, es importante que cambies tus hábitos para que consigas vivir una vida saludable y feliz.

La hipertensión arterial es la presión sufrida en las arterias cuando ésta está por encima de los valores normales. La tensión se registra por medio de dos valores. La presión alta y la presión baja.

Estos valores varían según cada persona y su etapa de vida. Los valores “normales” serian: 130 para la presión sistólica.

Cuando el corazón se contrae al momento de latir, se produce en las arterias, la presión sistólica. En 80 la presión se conoce como diastólica. Cuando el corazón está en descanso entre latido y latido, se conoce como presión diastólica.

La principal causa de la hipertensión arterial es el estrechamiento de las arterias que regulan el flujo de sangre. En corazón empieza a trabajar de más cada vez que las arterias se van estrechando. Necesita hacer un esfuerzo mayor para bombear la cantidad de sangre que nuestro cuerpo necesita.

El estrechamiento que se produce en las arterias puede tener distintas causas. Desde antecedentes familiares, hasta un  mal estilo de vida.

El consumo en exceso de las carnes o la ingesta de comida chatarra influyen en la aparición de esta enfermedad.

Es necesario que las personas se enfoquen en cambiar sus malos hábitos de vida para llevar una vida más sana. Existen unas conductas que, en conjunto a la adicción los cigarrillos, las drogas y el alcohol desencadenan esta enfermedad.

Se puede buscar la manera de evitar la presión arterial evitando el sedentarismo. Una vida activa es la mejor opción que pueda tener. Practicar ejercicio físico, no es necesario estar en un gimnasio para esto, basta con caminar al aire libre de manera regular o nadar. Inclusive el baile es una buena opción para dejar atrás una vida sedentaria.

Nutrientes encontrados en suplementos para nuestra salud

Tener una dieta balanceada, variada y rica en nutrientes es muy importantes para nuestra salud. Previenen enfermedades mortales, son necesarios para el crecimiento y el correcto funcionamiento del cuerpo.

Existen suplementos naturales como VitaVeg que contienen todos los nutrientes que necesitamos, siendo el perfecto complemento de una dieta saludable.

Los nutrientes apoyan casi todos los sistemas que operan en el cuerpo humano. El correcto consumo de los nutrientes en nuestro cuerpo puede prevenir enfermedades como la tensión arterial.

En VitaVeg encontrará múltiples vitaminas que van a contribuir de manera positiva en su salud.

Los complementos vitamínicos son diseñados y elaborados por especialistas. Sin añadidos sintéticos que muchas veces son muy perjudiciales para la salud. Muchas veces nuestro cuerpo no es capaz de absorber de manera correcta las vitaminas que consumimos.

Podemos conseguir VitaVeg, el cual permite una mejor absorción de las vitaminas que se encuentran en nuestra dieta diaria. El té verde es un ingrediente que ayuda a combatir el envejecimiento.

VitaVeg contiene té verde y Niacinamida trae componentes que retrasan el paso del tiempo brindándole una piel tersa y elástica disimulando las líneas de expresión.

Siempre recuerde que llevar una vida natural es lo más idóneo para prevenir una serie de graves enfermedades.

Tener una dieta equilibrada, buenos hábitos de vida, dejar a un lado el sedentarismo y cuidarse desde dentro es fundamental. Así se reflejarán todos los resultados en el exterior. Porque siempre nuestro cuerpo es nuestra mejor carta de presentación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *