Conoce los ligamentos de la rodilla

Conoce los ligamentos de la rodilla

Última actualización: 18-02-2019. Equipo Nutricioni

anatomia de la rodilla esencial para articulaciones, muestra de sus tejidos y conexiones que permiten un buen fncionamiento y flexibilidad, sobre un fondo blanco

Un ligamento es un tejido denso y fibroso muy elástico y sólido a la vez cuya función principal es la de unir a los huesos entre sí y una articulación.

Los ligamentos permiten los movimientos como caminar, correr, pero también limitan que movamos de manera brusca o excesiva los huesos, lo que nos ayuda a prevenir posibles luxaciones o fracturas.

¿Cuantos ligamentos existen en la rodilla del ser humano?

En las rodillas del cuerpo humano podemos encontrar cuatro ligamentos que especificaremos a continuación:

En la parte interna de la rodilla encontramos dos ligamentos los cuales llevan por nombre ligamento cruzado anterior o LCA, el cual sale desde la zona trasera del fémur.

Hacia la parte delantera de la tibia lo que impide que el fémur se deslice pasando por completo la tibia.

También en la parte interna de la rodilla está el ligamento cruzado posterior o LCP. Este ligamento evita que la tibia se valla hacia la parte posterior o trasera por debajo del fémur. Está ubicado desde la zona anterior del fémur y para hacia la parte posterior de la tibia.

En el exterior de la rodilla ubicamos los dos ligamentos restantes los cuales son el ligamento lateral interno (LLI) ligamento lateral externo (LLE).

El ligamento lateral interno (LLI) evita que la rodilla se doble hacia la parte interna al hacer movimientos bruscos. Tiene una forma de cinta y está unido desde el fémur hasta la tibia por el lado interior de la rodilla.

El ligamento lateral externo LLE evita que la rodilla se doble hacia el exterior, es decir hacia afuera, al momento de realizar movimientos. Tiene forma de una cuerda y está unido al fémur y la tibia por el lado exterior de la rodilla.

¿Qué lesiones pueden sufrir los ligamentos de la rodilla?

Cada ligamento de la rodilla puede sufrir una lesión diferente por el esfuerzo realizado en los ejercicios físicos o simplemente al caminar.

Si sufrimos alguna lesión,  el suplemento Aliviáne nos ayudará a aliviar esos dolores que podemos presentar.

Cada ligamento de la rodilla realiza una función específica por lo cual debemos estar muy pendiente a cualquier dolor que podamos presentar después de una caída, bailar, ejercitarnos,

Conoce todo acerca del dolor en las rodillas

La lesión más común en las rodillas son las del ligamento lateral interno LLI, lo que causa que la rodilla se desplace con facilidad hacia la parte interna. Esta  área de la rodilla se inflama rápidamente lo que causa un dolor desde leve a fuerte.

Es muy común que este tipo de lesiones también se asocie con una lesión del ligamento cruzado interno (LCI).

Cuando un ligamento de la rodilla se estira demasiado provoca su ruptura causando una lesión conocida como esguince.

Esto sucede si el ligamento lateral externo (LLE) es el  que sufre la ruptura o lesión. Generalmente se produce cuando el cuerpo hace un giro, pero sin que el pie se mueva del suelo.

Lesión o rotura del ligamento cruzado anterior (LCA): es frecuente en los deportistas que practican fútbol americano, baloncesto, esquí ya que realizan movimientos repetitivos.

Este ligamento es de tamaño más pequeño que los otros pero no menos importante para el buen funcionamiento de la rodilla.

Este tipo de lesión va asociada con la rotura del ligamento cruzado medial y el menisco lateral.

Se debe prestar mucha atención al presentar dolor  o incomodidad al caminar después de practicar estos deportes. Recomendamos consumir el suplemento Aliviáne en estos casos.

La lesión o rotura del ligamento cruzado posterior (LCP): Suele suceder cuando la rodilla sufre una grave lesión en donde se encuentran implicadas otras partes de la rodilla

Este ligamento es el permite que la rodilla realice los movimientos hacia adelante y atrás, su ubicación está en la parte interior de la rodilla.

Tipos de lesión o rotura del ligamento lateral interior (LLI)

Las lesiones o roturas de los ligamentos varían de acuerdo a la intensidad de movimiento realizado. Cada ligamento presenta características distintas al momento de una lesión.

Si la lesión ocurre en el ligamento lateral interior esta puede ser parcial o total y los especialistas la clasifican de la siguiente manera:

Leve o de primer grado: en este tipo de lesión una parte de las fibras del ligamento se desgarra de forma leve se presenta dolor en la zona afectada al momento de la exploración

No presenta inestabilidad ni derrame en la rodilla tiende a recuperarse en un periodo entre 1 y 2 semanas sin necesidad de realizar fisioterapia.   

Moderado o de segundo grado: En este grado de la lesión del ligamento lateral la lesión se presenta en las fibras más profundas del ligamento de manera total y se presentan roturas parciales en las fibras superficiales.

Se presenta un mayor dolor, inflamación y derrame de líquido e inestabilidad de leve a moderada en la rodilla. Su recuperación es de 2 a 3 semanas y en algunos cados amerita rehabilitación.

Severo o de tercer grado: En este nivel el ligamento interior se ha roto en su totalidad presentándose una gran inflamación en la rodilla, derrame articular, y limitación para caminar.

No se puede realizar movimientos por la inestabilidad que presenta. Requiere de fisioterapia y reposo por 6 semanas o más. Adicionalmente se debe utilizar férula para mantener la estabilidad de la rodilla.

 Tipos de lesión o rotura del ligamento lateral externo (LLE)

Fisioterapeuta examinando a las pacientes de rodilla en la clínica

Este tipo de lesiones se clasifican de la siguiente manera de menor a mayor grado.

Esguince: La elasticidad del ligamento llega a su límite lo cual puede producir una rotura de algunas fibras presentándose dolor leve en la zona de la rodilla sin afectar la estabilidad.

Rotura parcial: En este tipo de lesión se rompe parte del ligamento al sobrepasar su elasticidad se presenta dolor, inflamación y leve inestabilidad en la articulación de la rodilla.

Rotura total: Esta es una lesión grave ya que se rompe por completo el ligamento provocando la inestabilidad de la rodilla. Esto provoca un fuerte dolor lo que impide que la persona pueda levantarse por sus propios medios.

Tipos de lesión o rotura del ligamento lateral cruzado anterior (LCA)

En este tipo de ligamento podemos encontrar dos tipos de roturas.

Rotura parcial: Este tipo de lesión puede presentarse en los deportistas que practican futbol, futbol americano, y básquet.

Es causada por una gran torsión de la articulación causando el rompimiento del ligamento, se presentan dolor e inflamación en un periodo de 24 horas.

Con el suplemento Aliviáne se puede lograr una recuperación y regeneración del ligamento. Está formulado con enzimas proteolítica que puede ser uno de los enfoques más efectivos para reducir el impacto del sobreesfuerzo.

La bromelina ayuda a metabolizar las proteínas dañadas que pueden ocurrir como resultado de un esfuerzo excesivo o una lesión y también ayuda a mantener la circulación normal.

Rotura completa:  Esta lesión se produce en medio del ligamento de manera total lo cual causa la separación del ligamento del fémur creando un espacio entre ambos extremos rotos. Estos no se pueden curar por sí mismos sin requerir una reconstrucción mediante cirugía.

Tipos de lesión o rotura del ligamento lateral cruzado anterior (LCA)

La rotura del ligamento cruzado posterior se puede clasificar según el grado de afectación en:

Rotura parcial: En este tipo de lesión solo se rompe una parte del ligamento.

Rotura completa: En esta lesión el ligamento se llega a romper en dos partes produciéndose inflamación inmediata en la rodilla.

Hay un fuerte dolor que aumenta con el tiempo, inestabilidad en la rodilla e impedimento de movilidad por la rigidez causada por la inflamación.

Causas de las lesiones y síntomas de los ligamentos en las rodillas

Los ligamentos poseen un límite de resistencia distinto al otro por lo que las lesiones dependen de las actividades y deportes realizados, lo que provoca diferentes sintomatologías en la rodilla.

Dichas sintomatologías requerirán de un tratamiento diferente en las lesiones de cada ligamento.

En los ligamentos laterales internos ( LLI) la causa con más incidencia son los deportes como el fútbol y el esquí, así como recibir un fuerte golpe en la parte externa de la rodilla lo que causaría inflamación en el área.

Hay dolor al realizar movimientos  al querer caminar, desgarro y la inestabilidad de la rodilla cuando el ligamento sufre de rotura total. 

En el ligamento lateral externo (LLE) lo que causa mayormente las roturas de este ligamento es el recibir un fuerte golpe en la parte interior de la rodilla, un golpe en la tibia y peroné teniendo la rodilla doblada.

Esto  ocasiona que la persona sienta un dolor en la zona externa de la rodilla al caminar, según la lesión sufrida puede presentarse inflamación de menor o mayor intensidad.

Mientras tanto, las mujeres son más propensas de sufrir lesiones del Ligamento cruzado anterior (LCA) que el hombre por la configuración de la articulación.

Este ligamento sufre por el aumento en la actividad física y la variación hormonal en el periodo menstrual.

Otras de las causas de la lesión es la de saltar y caer en una mala posición debido a la presión que se le genera a la rodilla, cambiar de dirección bruscamente dejando el pie fijo al suelo, recibir un fuerte golpe en la rodilla o un accidente.

Esto provoca dolor fuerte, inflamación en un periodo de 6 horas o más, un sonido crujiente cuando se rompe el ligamento, e inestabilidad en la rodilla.

La causa de las lesiones del ligamento cruzado posterior (LCP) son golpes directos, doblar o extender la rodilla de forma exagerada, y caídas.

Esto puede causar en el paciente fuerte dolor que aumenta si no se trata la lesión, e inflamación en la zona lo cual impide realizar movimientos para caminar

Existen medidas que debemos tomar en cuenta para evitar en la mayor parte posible las lesiones, así como ingerir Aliviáne, que incluye  una diversidad de plantas.

Este suplemento nos ayudarán a la prevención y tratamiento de las lesiones que podamos sufrir.

¿Qué tratamiento requieren las lesiones de ligamentos de la rodilla?

Los tratamientos varían de acuerdo al ligamento y al tipo de lesión sufrida. Se recomienda consumir suplementos como Aliviáne, el cual contiene Serrapeptase, Papaína (de papaya), y bromelina (de piña).

También contiene el extracto de raíz de garra del diablo, y  raíz de jengibre, entre otros ingredientes que nos ayudarán a la rápida recuperación.

Ante las lesiones de las rodillas se debe acudir al especialista, que en este caso es el traumatólogo, quien determinara mediante exámenes y pruebas el grado de la lesión, así como el tratamiento a aplica.

Las lesiones varían dependiendo del ligamento como el tipo de rotura sufrida por cada uno. El  especialista tomará en cuenta la rotura parcial o total del ligamento o si se producen la rotura de otros al mismo momento.

Lo más recomendado es acudir al especialista, pero también podemos aplicar los tratamientos iniciales siempre y cuando la lesión sea leve.

Se puede colocar hielo local, no directamente sobre la piel, para evitar quemar daños por quemaduras.  

También se puede tomar reposo al menos de 24 a 48 horas, mantener la pierna a una altura de 45 grados, y vendar la zona sin apretar mucho para evitar el corte de la circulación sanguínea.  

El tratamiento definitivo puede como se ha dicho en reiteradas oportunidades variar ya que este depende del grado de la lesión y el ligamento afectado.

Tratamiento de lesión de ligamento lateral interno

El LLI es de fácil cicatrización lo cual aplicando vendaje o rodillera  con laterales. En uno pocos días ya podrá afincar nuevamente el pie sin sentir dolor, esto se aplica si la lesión es de primer grado.

En las lesiones de segundo grado se debe guardar reposo y utilizar una rodillera con soporte la cual permita el movimiento de la rodilla de manera gradual, ya que existe inestabilidad.

En las lesiones de tercer grado se le recomienda no apoyar el pie durante 3 o 4 semanas, y utilizar rodillera ya que la lesión es grande y existe la inestabilidad en la articulación.

Este tratamiento en algunos casos no es positivo, por lo cual se debe llegar hasta el tratamiento quirúrgico como última opción.

Tratamiento de lesión de ligamento lateral externo

De acuerdo a la lesión sufrida se aplican diferentes tratamientos.

Cuando la rotura es parcial se puede inmovilizar la rodilla con venda, férula o se le coloca un yeso.

Cuando la lesión es crónica y  no se trató correctamente se debe recurrir a la cirugía para reconstruir un nuevo ligamento partiendo de tendones o huesos.

Cuando la lesión es completa el tratamiento más efectivo es el quirúrgico para reconstruir el ligamento mediante la artroscopia. La recuperación va desde los 3 a 6 meses para fortalecer los músculos es necesario la realización de rehabilitación.

Tratamiento de lesión de ligamento cruzado anterior

Para la rotura parcial de ligamento se realiza tratamiento a base de medicamentos como tratamiento conservador, t rehabilitación para reforzar la musculatura.

Si es rotura total y  se trata de personas de avanzada edad y sin actividad física se recomienda estabilidad en las rodillas. Si no hay lesiones en la rótula, los meniscos o cartílago se tratara con medicamentos y suplementos como Aliviáne, apoyados con rehabilitación y uso de rodilleras.

El tratamiento quirúrgico mediante artroscopia en este tipo de lesión se da cuando la lesión es reciente y se vean afectados los meniscos, así como el cartílago y se realice mucha actividad física. Su reposo varía entre 3 y 6 meses y requiere rehabilitación.

Tratamiento de lesión de ligamento cruzado posterior

En este tipo de lesión el tratamiento a aplicar varía dependiendo de la gravedad de la lesión, así como de la vida cotidiana del paciente.

Si la lesión es leve el ligamento se puede recuperar con reposo, tratamiento natural a base de enzimas como las contenidas en Aliviáne, y rehabilitación.

Si la lesión es grave (rotura completa) el tratamiento es quirúrgico cuando se ven afectados otras partes de la rodilla. El acto quirúrgico se realiza mediante artroscopia para que su recuperación sea en menor tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *