Conoce los beneficios de la Vitamina A para la salud

Conoce los beneficios de la Vitamina A para la salud

Última actualización: 15-11-2018. Equipo Nutricioni

La vitamina A es una vitamina liposoluble, también conocida como retinol. Es famosa sobre todo por sus beneficios en la salud ocular y la correcta visión nocturna.

Sin embargo, sus funciones dentro del organismo son múltiples y esenciales. Está vinculada a la formación y mantenimiento de los dientes, y el correcto funcionamiento de los órganos.

También está relacionada con el metabolismo bioquímico del organismo, y sobre todo, para mantener fuerte el sistema inmunológico.

Tipos de vitamina A

Existen dos tipos de vitamina A que se encuentran en los alimentos:

  • La Vitamina A   que se encuentra en   alimentos como carne de res, pescado, aves del corral, y productos lácteos conocidos como alimentos de origen animal es  llamada Preformada.
  • La Vitamina A que se encuentra en   alimentos de origen vegetal como frutas, y verduras llamada Provitamina A . El tipo más común de provitamina A es el betacaroteno.

Funciones de la vitamina A

En la vista: También llamada retinol por sus importantes funciones en la retina del ojo. Es esencial para que podamos controlar la cantidad de luz  recibida y amoldar nuestra visión según las circunstancias.

La carencia de vitamina A puede provocar la ceguera nocturna, es decir impide al ojo ajustar la visión con una cantidad de luz reducida.

El consumo de Vitamina A es una aliada imprescindible para la salud de nuestros ojos ya que  contribuye en el correcto funcionamiento de la visión.Previene la resequedad del ojo y las infecciones y es responsable de que podamos distinguir los colores.

En el sistema inmunológico: La vitamina A en el sistema inmunológico favorece la producción de anticuerpos, de manera que una deficiencia sobre todo en los niños favorece la aparición de enfermedades.

Cuando se encuentra en los niveles adecuados nos hace más fuertes en las recuperaciones postquirúrgicas, y nos protege de las radiaciones peligrosas.

Por el contrario, bajos niveles de esta vitamina también puede provocar  reacciones inflamatorias conocidas como alergias.

Actúa como Antioxidante: nos ayuda a prevenir el envejecimiento celular y por ende a prevenir algunos tipos de cáncer gracias a sus antioxidantes naturales que protegen al ADN de su acción mutagénica.

También sirve para proteger de la oxidación a otros elementos y nutrientes como por ejemplo la vitamina C.

Nos protege frente agentes contaminantes como la contaminación ambiental, aditivos alimentarios, los fármacos, el tabaco, entre otros.  Juega un papel crucial al hacer de nuestra vida más longeva y de mejor calidad.

En la piel y en las mucosas del organismo: la vitamina A es esencial para la buena salud de las mucosas, especialmente para las del sistema respiratorio, digestivo y genitouriano.

También es esencial para mantener una piel saludable ya que favorece la producción de colágeno y ayuda a la cicatrización de las heridas.

Otra función importante de esta vitamina es que ayuda a prevenir la aparición de manchas en la cara y ayuda a igualar el tono de la piel.

Favorece la fertilidad:  Aumenta la producción y calidad de espermatozoides e influye en el buen desarrollo del embarazo y el parto. Además, ayuda frente a patologías relacionadas con la excesiva producción de estrógenos o trastornos menstruales.

Durante el desarrollo embrionario participa en la formación de las extremidades, corazón, ojos y oídos.

Se recomienda tomar suplementos que contengan vitamina A en caso infertilidad para ambos se sexo. En este sentido se recomienda el uso de VicMujer.

Interviene en el  crecimiento y desarrollo: es imprescindible para descomponer las proteínas que ingerimos con las comidas en aminoácidos y después producir nuestras propias proteínas. Por esta razón es esencial en el crecimiento y desarrollo de los niños.

Esta vitamina está relacionada con un correcto desarrollo y mantenimiento de tejidos, huesos y cartílagos, y es vital para el crecimiento de los huesos

Actúa como agente en la prevención del cáncer: Los niveles adecuados de vitamina A en el organismo protegen de agentes carcinógenos, estimulan las defensas.

Las personas con niveles altos de  vitamina A tienen menos riesgos de desarrollar tumores y de que estos evolucionen.

En la caída del cabello: La vitamina A es vital para la producción de sebo. Por lo tanto es fundamental para prevención de los problemas del cuero cabelludo y del cabello tales como, la caspa, cabello seco y caída prematura.

Es importante asegurar que los niveles de este nutriente esencial se mantengan en el cuerpo, por lo que además de llevar una alimentación balanceada se recomienda el uso de suplementos como  VicMujer.

En la aparición del acné: La deficiencia de vitamina A se encuentra estrechamente relacionada con la aparición de acné.

Esta vitamina es uno de los nutrientes fundamentales para el correcto desarrollo de la piel.

Se recomienda incorporar la vitamina A a través de alimentos como zanahoria, carnes, hígado, brócolis, lechuga, espinacas, entre otros.

También es necesario ingerir un suplemento diario, como VicMujer,  que contenga dicha vitamina. Esto  ayuda a regular el sebo que nuestro cuerpo produce y por ende evitará la aparición de acné en la piel.

La vitamina A disminuye los niveles de colesterol y por lo tanto evita la aparición arteriosclerosis:

Esta vitamina  es uno de esos micronutrientes necesarios para mantener una salud de hierro, ya que participa en numerosos procesos fisiológicos del organismo.

Para mantener los niveles adecuados de vitamina A es importante seguir una dieta variada y equilibrada.

Alimentos ricos en vitamina A

Los principales alimentos ricos en Vitamina A son:

Granos: Cereales y avena.

Frutas: Sandías, ciruelas, mandarinas, melón, mango, durazno y la toronja rosada.

Verduras: Nabos, tomates, espinacas, plátanos, col, pimiento rojo, zanahorias, chícharos, lechuga romana, brócoli, acelgas, hojas de mostaza, tomates.

Hierbas: Perejil seco, albahaca seca, eneldo, orégano.

Carnes: Carne magra, pavo, hígado de pollo, carne de cerdo, carne de res.

Productos Lácteos: quesos, yogurt y leche.

También puede obtenerse de suplementos vitamínicos como  VicMujer. Estos aportan los nutrientes necesarios para tener una mejor circulación de la sangre, reducción de los niveles de colesterol, entre otros beneficios, siempre y cuando se tomen en las dosis adecuadas.

 ¿Qué ocasiona el exceso de vitamina A?

La vitamina A es una vitamina liposoluble que cuando se encuentra en grandes cantidades en los tejidos adiposos y en el hígado, se convierten en sustancias tóxicas.

La Hipervitaminosis A se presenta cuando tenemos una ingesta exagerada o simplemente un depósito anormal de esta sustancia en el organismo.

Los síntomas que nos pudieran alerta que estamos ante una intoxicación son: anorexia, pérdida excesiva de peso en poco tiempo, vómitos y náuseas, y visión borrosa. También puede causar irritabilidad, alopecia o pérdida del cabello, dolores intensos de cabeza, insomnio y sobre todo debilidad muscular y fatiga.

Asimismo, se pueden observar si estamos ante una ingesta excesiva de vitamina A, otros efectos adversos. Entre ellos están problemas de hígado, desórdenes en el sistema nervioso central, densidad ósea visiblemente disminuida y si esto se produce durante el embarazo se pueden producir malformaciones en el feto.

¿Qué ocasiona la carencia de vitamina A?

Pueden existir diversos factores por los que una persona pueda presentar un déficit o carencia de vitamina A.

Entre ellos están una nutrición deficiente, y algunas enfermedades respiratorias, hepáticas, digestivas o metabólicas las cuales pueden impedir su correcta absorción.

Asimismo, otros factores son medicamentos como antiácidos, anticoagulantes, aspirinas o laxantes impiden la correcta absorción de la vitamina.

La deficiencia de vitamina A disminuye la función inmunológica, por lo que se eleva el riesgo de sufrir complicaciones debido a las enfermedades infecciosas. Además de ello tienden a ocasionar ceguera nocturna.

La deficiencia de vitamina a también contribuye a desequilibrios hormonales, trastornos del estado de ánimo, infertilidad, problemas en la piel como eczema y acné.

También puede causar difusión de la tiroides, caída del cabello, cálculos renales, delgadez extrema, dolores en los huesos y menstruación excesiva.

Las personas que están en alto de riesgo de presentar deficiencia de vitamina A son los veganos y vegetarianos,  alcohólicos, y personas con problemas para absorber la grasa, los que padecen la enfermedad de Crohn o con alteraciones pancreáticas.

Si por algún motivo piensas que puedes tener deficiencia de esta vitamina es recomendable que consultes un médico.

El especialista te indicará la dosis adecuada  para tus circunstancias personales, que deberá ser acompañada de una dieta con alimentos ricos en vitamina A.

Beneficios de la vitamina A para la salud

  • Nos protege contra infecciones bacterianas y virales.
  • Puede prevenir la pérdida de la visión y otros problemas oculares. Protege el sistema respiratorio, el tracto urinario e intestinal y el revestimiento de las membranas mucosas.
  • Correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Es esencial para fortalecer el sistema inmune y juega un papel importante en la formación de células blancas de la sangre que luchan contra las infecciones del cuerpo.
  • Protección contra el cáncer. Investigaciones han demostrado que la vitamina A nos protege contra diferentes tipos de cáncer.
  • Nos protege de la pérdida de la audición gracias a su acción antioxidante.
  • Ayuda a que nuestros huesos crezcan.
  • Fortalece nuestro cabello y uñas e impulsa su crecimiento.

Dosis recomendadas de vitamina A

Las cantidades recomendadas diarias de vitamina A son:

  • Desde 6 a 11 meses: 350 microgramos.
  • Desde 1 a 6 años: 400 microgramos.
  • Desde 7 a 10 años: 500 microgramos.
  • Desde 11 a 14 años: 600 microgramos.
  • Hombres de 15 años en adelante: 700 microgramos.
  • Mujeres de 15 años en adelante: 600 microgramos.
  • Mujeres embarazadas: 700 microgramos.
  • Mujeres en periodo de lactancia: 700 microgramos.

Algunas personas con ciertas condiciones pueden necesitar un suplemento adicional de esta vitamina:

Bebés prematuros que suelen mostrar bajos niveles durante el primer año de vida.

Las personas con fibrosis quísticas, ya que la vitamina A favorece la recuperación del tratamiento de los problemas intestinales que causa la enfermedad.

Los celíacos, ya que al contar con problemas de absorción de grasa, es posible que no asimilen la cantidad mínima necesaria.

Sinergia de la vitamina A con otros nutrientes

La vitamina A trabaja sinérgicamente con otras vitaminas, como por ejemplo con la vitamina D y K12, el magnesio y la grasa alimenticia.

Las vitaminas A, D y K12 interactúan sinérgicamente para apoyar la salud inmune, brindar el crecimiento adecuado, proteger los tejidos suaves de la calcificación y generar huesos y dientes fuertes.

El magnesio se necesita para la producción de todas las proteínas, incluso aquellas que interactúan con la vitamina A y D.

Solo funcionan correctamente en presencia del zinc  las proteínas involucradas en el metabolismo de la vitamina A y los receptores de ambas vitaminas.

La vitamina A actúa en conjunto con la vitamina D  para regular la producción de ciertas proteínas dependientes de la vitamina K.

Una vez que la vitamina K activa estas proteínas, ayudan a endurecer  los huesos y los dientes, a proteger las arterias y otros tejidos suaves de la calcificación anormal y a proteger contra la muerte celular.

Este tipo de complejidades es una de las razones por la que se recomienda obtener la mayoría de sus nutrientes enteros y reales, ya que esto evitará cualquier problema de toxicidad.

Una alimentación balanceada, completa y rica en nutrientes, con bastante vegetales y grasas saludables es ideal para evitar las deficiencias nutricionales.

Cada vez que se consumen suplementos con algún tipo de mineral o vitamina, se corre el riesgo de romper el equilibrio que tiene con sus parejas sinérgicas.

A la hora de tomar suplementos de vitamina A se deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • La vitamina C y la vitamina E, protegen la oxidación causada por la Vitamina A.
  • La vitamina C protege de los posibles efectos tóxicos de la vitamina A.
  • La vitamina E y el zinc  facilitan la absorción de la Vitamina A.
  • La  acción de la vitamina A se  multiplica por 6 con la vitamina E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *