Conoce las etapas de la menopausia, cómo reducir sus síntomas y sus efectos

Conoce las etapas de la menopausia, cómo reducir sus síntomas y sus efectos

Última actualización: 31-08-2018. Equipo Nutricioni

Muchas mujeres temen a la aparición de la menopausia, piensan que con ella viene incluido un sinfín de problemas de salud y de estética.

Las mujeres consideran a la menopausia como un evento negativo que desean postergarlos lo más posible.

Sin embargo, se debe entender que la menopausia es parte de la anatomía femenina y que inevitablemente aparece, y nos avisa sobre su llegada previa.

Un 85% de la población femenina padecen los síntomas de la menopausia, unas con mayores molestias, otras con pocas.

Ante esta situación es necesario entender que este ciclo femenino es natural y que se debe aprender a enfrentar los síntomas de la manera menos estresante y angustiante posible.

Con la utilización de estrategias de salud individuales supervisadas por la medicina tradicional y natural, la menopausia puede significar un malestar con pocos síntomas.

Una excelente opción para aliviar los síntomas de la menopausia es Apoyo de las Mujeres, que por sus componentes es la opción ideal a considerar a la hora de elegir un suplemento natural a tomar.

La menstruación

La menstruación sella el inicio del ciclo menstrual de la mujer, su duración abarca entre 20 a 31 días.

Durante esta fase el ovocito madura en el ovario, y la hormona luteinizante promueve que este se libere del ovario y llegue a la trompa de Falopio.

Cuando ocurre se produce el momento de la ovulación, iniciando la fase lútea, donde el  endotelio (la pared del útero) se engrosa, y se prepara para recibir un posible óvulo fecundado a través del aumento de la secreción de progesterona.

Si el óvulo está fecundado se adhiere a la pared del útero y comienza el proceso de gestación.

En caso de no haber sido fecundado el óvulo, a las 12 horas posteriores a la expulsión del ovario, pierde vitalidad y muere 48 horas después.

En este caso desciende la producción de progesterona, provocando el desprendimiento del endometrio y su expulsión de la vagina, lo que forma la denominada menstruación o sangrado vaginal.

Este ciclo menstrual inicia alrededor de los 11 años de edad y culmina a mediados de los 50 años, o antes, cuando ocurre la menopausia.

El término menopausia procede del griego mens que representa mensualmente y pausi que significa cese.

La menopausia constituye el cambio de la función ovárica de la mujer, la cual naturalmente interrumpe la menstruación; en el momento en que se produce la última regla.

No sucede repentinamente, es un proceso lento con tendencia a prolongarse. La edad en que se presenta la menopausia es variada, generalmente entre los 45 y los 53 años.

Antes de tratar sobre las etapas de la menopausia, es necesario aclarar que en cada una de ellas hace presencia el climaterio, que son los cambios que se producen antes, durante y después de la menopausia.

Los síntomas por lo general son tratables. Se recomienda visitar al médico para definir el tratamiento adecuado; y utilizar Apoyo de las Mujeres.

En este sentido, la menopausia se divide de la siguiente manera:

Premenopausia

Se origina cuando los ovarios no producen la misma cantidad de estrógenos. Comienza aproximadamente cuatro años antes de la menopausia, y culmina un año después de la menopausia, cuando no se presenta la regla durante un año.

La mujer continúa siendo fértil, por lo que no debe descuidarse los métodos anticonceptivos.

Normalmente, se experimenta a partir de los 40 años, pero también puede iniciar desde los 35 años de edad, y puede durar unos cuantos años.

Lo que a futuro genera la menopausia precoz.

Síntomas: Entre los más característicos están:

  • Al final de la premenopausia los ciclos menstruales se acortan o alarga y el sangrado puede ser escaso o abundante.
  • Sofocos de manera ocasional, con enrojecimiento brusco de la piel en el área del tórax, cuello y cabeza. El mismo finaliza con sudoración profusa.La duración de la sudoración es de pocos segundos, minutos, raramente dura una hora.
  • Aumento de peso y del perímetro de la cintura.
  • Insomnio, por los sofocos.
  • Se produce el síndrome premenstrual, con sensación de hinchazón en el abdomen, dolor en el área de los ovarios, cansancio, dolor en los senos, migraña, entre otros.
  • Palpitaciones rápidas del corazón.
  • Pérdida del deseo sexual. Sequedad vaginal.
  • La consistencia de los pechos se pierde.
  • Aumento o disminución para orinar.
  • Cambios de humor.
  • Desequilibrios del sueño.
  • Mala memoria y dificultad para concentrarse.

Efectos:

  • Resequedad de la piel y de las mucosas, incluyéndose de la vagina. Irritabilidad con picazón.
  • Paulatinamente, hay pérdida de la masa ósea.
  • Alteraciones emocionales, depresión, ansiedad, entre otros.
  • Se debilita el suelo pélvico, por lo que pequeñas gotas de orinas se escapan al toser o estornudar.
  • Incremento del riesgo cardiovascular.
  • Retención de líquidos.
  • Deterioro cognitivo, en edad avanzada.

Menopausia

La menopausia sucede cuando hay el cese total de la menstruación, es decir, ya no hay liberación de óvulos, luego de un año sin su presencia ya no existe la secreción de hormonas (estrógenos y progesterona).

Representa el fin de la edad fértil y el comienzo de la vejez. Suele presentarse entre los 45 y 55 años de edad.

Si ocurre antes de los 40 se considera que es precoz, y si es después de los 55 años se piensa que es tardía.

Síntomas: Los más comunes en el proceso de la menopausia son:

  • Palpitaciones muy perceptibles del corazón, que conllevan a mareos y ansiedad.
  •  La libido disminuye considerablemente, y durante el sexo hay incomodidad o dolores por la falta de lubricación vaginal, esto por los niveles bajos de estrógenos.
  • El cuerpo pierde la incapacidad de regular la temperatura, por lo que hay sudores y sofocos, generalmente, desesperantes por el aumento del flujo sanguíneo.
  • Trastorno del sueño.
  • Aumento del peso.
  • Cambios en la apariencia de la piel y el cabello.
  • Dolor en las articulaciones.

Efectos:

La menopausia puede elevar el riesgo de padecer las siguientes complicaciones:

  • Osteoporosis, los huesos se debilitan por la descalcificación originada por los cambios hormonales.
  • Enfermedades cardiovasculares, tales como infartos, apoplejía, presión arterial alta, arteriosclerosis, entre otros.
  • Problemas urinarios, como infecciones, incontinencia, pérdida del control vesical, entre otros.
  • Aumento de los niveles del colesterol en la sangre
  • Resistencia a la insulina.
  • Depresión.

Postmenopausia

Es la etapa en la cual se percibe una mejoría de los síntomas, constituye a lo que sigue después de la menopausia. Y puede permanecer hasta los 65 años.

Síntomas:

  • Sofocos ocasionales o constantes.
  • Aumento de peso y del perímetro de la cintura.
  • Cambios del humor.
  • Trastorno del sueño.
  • Pérdida del deseo sexual.
  • Problemas urinarios.
  • Pérdida de elasticidad y flexibilidad en la piel.
  • Disminución de la vitalidad física.

Efectos:

  • Sequedad de la piel y de las mucosas, incluyéndose de la vagina.
  • Aumenta la pérdida de la masa ósea.
  • Alteraciones emocionales, depresión, ansiedad, entre otros.
  • Incremento de problemas cardiacos.

Como se puede observar los síntomas y los efectos son similares en cada etapa, salvo con algunas variaciones.

Terapia hormonal

Algunas mujeres suelen presentar intensos sofocos en cualquiera de las etapas de la menopausia, por lo que precisan terapias que controle la desregularización de la temperatura corporal.

La terapia son pastillas que deben aplicarse en dosis mínimas y por poco tiempo, o el necesario.

Otro tratamiento que suele aplicarse es la terapia hormonal con estrógenos tópicos (crema o comprimidos) por medio de la vía vaginal, si hay atrofia vaginal, molestias urogenitales o dolor coital.

Sus beneficios son que restituyen la flora vaginal, restablece el pH, previenen las infecciones urinarias y mejoran la hidratación.

También se puede optar por Apoyo de las Mujeres, un excelente suplemento natural que contiene estrógenos.

Remedios naturales a utilizar con la menopausia

  • Prueba suplementos naturales, como Apoyo de las Mujeres que contiene soy isoflavonas, extracto cohosh negro, dong quai, regaliz, trébol rojo, salvia, chasteberry, wild yam, polygonum cuspidatum, extracto de chasteberry, polvos de caldo bendito y frambuesa; los cuales ayudan para los problemas menopáusicos.
  • Comer dos cucharadas de linaza en polvo, agregadas al cereal, jugos, yogurt, entre otros es muy bueno, ya que las semillas contienen fitoestrógenos.
  • Consumir infusiones de alfalfa con unas gotas de limón, o flor de tilo endulzado con miel  ayudan a aliviar los sudores de la menopausia.
  • Beber infusiones naturales de salvia ayuda a paliar la sudoración nocturna y tonifica el sistema reproductor.
  • Tomar ginseng, damiana o comer ñame silvestre estimula la energía, el deseo sexual y equilibra las hormonas femeninas,
  • Para tratar cambios del estado de ánimo es beneficioso tomar infusiones naturales de valeriana, verbena, melisa, pasiflora o trébol rojo.
  • El lúpulo, maca y el sauzgatillo contienen gran cantidad de fitoestrógenos, que ayudan a disminuir los sofocos.
  • Para drenar la retención de líquidos es bueno incluir antes de las comidas una mezcla de plantas como el abedul, la cola de caballo o el diente de león con frambuesas.
  • Consumir 100 miligramos de hinojo 2 veces al día es ideal para combatir los síntomas menopáusicos.
  • Para ayudar en la pérdida del peso consumir en la merienda Camellia sinensis (té verde) por sus efectos antioxidantes.
  • La planta cimífuga racemosa es analgésica, combate de manera natural el dolor y las neuralgias.

En general, todas estas plantas no presentan contraindicaciones y son toleradas por el organismo.

Lo recomendable es consultar con un especialista naturista para que le indique la forma de consumirlos y prepararlos, ya que los miligramos pueden variar de una planta a otra.

Es recomendable lubricar la zona íntima con aceites naturales, no cosméticos, como el de almendras o el espino amarillo. También, se pueden ingerir de 1 y 3 gramos al día con las comidas.

¿Cómo retrasar la aparición de la menopausia?

Algunos cambios de la dieta podrían influir en evitar la aparición de la menopausia en edades tempranas. ¡Somos lo que comemos!

Así ha sido demostrado por estudios realizados por la Universidad de Massachusetts Amherst y de la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de Harvard en Estado Unidos.

Como has leído anteriormente las etapas de la menopausia viene acompañada de un conjunto de malestares y problemas de salud que se pueden retrasar.

Por ello es importante sostener una alimentación de proteínas vegetales, moderando el consumo de la proteína animal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que debemos tener una dieta basada en 75% de proteína vegetal y sólo 25% de proteína animal.

Comer proteína vegetal de tres a cuatro raciones diarias (32,5 gramos en total), es lo necesario para el organismo.

Estas apenas contienen grasas saturadas y colesterol. Poseen nutrientes para el organismo y son más fáciles de digerir.

Lo único negativo es que la proteína vegetal no posee todos los aminoácidos de la proteína animal. Sin embargo, combinar las legumbres con cereal integral es suficiente para suplir esta carencia.

Se recomienda consumir de acuerdo a la edad, el peso, la estatura y la actividad física de la persona.

Por ejemplo, si una fémina pesa 65 kilos, la misma debería comer 52 gramos de proteína al día.

Algunas de las proteínas vegetales que debes incluir en tu alimentación son:

Cereales integrales: el arroz, la avena, la quinoa, el maíz y el trigo es rico en proteínas. La quínoa contiene todos los aminoácidos esenciales

Frutos secos: las almendras, anacardos, maní, pistachos, entre otros, aportan 9 gramos de proteína al día, si se toma 25 gramos al día.  

Legumbres: las lentejas, caraotas, frijoles, garbanzos, alubias, cacahuetes, entre otras combinadas con algún cereal integral, como el arroz, proporcionan la proteína diaria para el organismo.

Soja y sus derivados: contienen una gran parte de las proteínas que el cuerpo necesita. Un plato de soja cocida proporciona 24 gramos de proteínas.

Estos alimentos deben estar combinados con más frecuencia con frutas, siendo el Kiwi muy beneficioso, y verduras, lácteos descremados, huevos y algunas carnes magras.

Se debe priorizar el consumo de carnes blancas como el pollo, el pavo y el conejo, así como el pescado. Se debe evitar comer carne roja más de dos veces por semana. Así como evitar las carnes procesadas.

Todo ello porque las carnes rojas contienen un alto porcentaje de grasas saturadas y trans que aumentan los niveles de ácido úrico, colesterol y triglicéridos.

Incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y la descalcificación de los huesos. Y hace trabajar más al sistema digestivo, al hígado y a los riñones.

Se recomienda incluir en la dieta el consumo de grasas insaturadas, tales como los aceites de oliva, girasol o margarina. Así como, controlar los aportes de sal y azúcar en la alimentación.

Otros consejos a seguir

  • Cuidar el corazón y los huesos, ya que la protección de los estrógenos se pierde frente a enfermedades cardiovasculares y de los huesos.
  • Ejercitarse constantemente ayuda a mejorar el estado de ánimo y de energía. Contribuye a preservar la salud. Realizar actividades físicas con duración entre 30 y 60 minutos. El yoga o el tai chi son muy buenos.
  • Exponerse a la luz solar a las 4:00 de la tarde por 15 minutos ayuda a los huesos, debido a que la luz solar  transforma el dehidrocolesterol en vitamina D, que favorece la asimilación del calcio ingerido en la dieta.
  • Reducir al máximo el consumo de café, vinos, alcohol, bebidas gaseosas, quesos añejos, especias, y cítricos porque aumentan los síntomas de la menopausia.
  • Para mejorar la salud ósea, consumir diariamente alimentos o suplementos que contengan calcio, magnesio, vitamina D y K.
  • Para contrarrestar el calor que produce la menopausia de debe utilizar ropa holgada de fibra natural, como el algodón y el lino. Incluso, las sábanas deben ser de estas fibras.
  • Mantener la casa fresca y ventilada. Especialmente, al dormir.
  • Evitar visitar ambientes húmedos y calientes, porque fomentar la aparición de los calores.
  •  Beber bastantes líquidos, especialmente agua con hielo para tranquilizar los calores.
  • Hidratar la piel a base de cremas que contengan ingredientes naturales, como el aloe vera o flores de manzanilla.

Factores que influyen en la aparición temprana de la menopausia

El estrés, se debe evitar ya que puede ser una causal que acelere la aparición de la menopausia.

El 80% de las mujeres presentan menopausia precoz, antes de los 45 años, por sufrir altos niveles de estrés y nervios.

Es importante buscar tiempo para el esparcimiento, el cultivo de amistades, entre otras actividades para ponerle freno a este mal tan nocivo para la salud.

La delgadez, por debajo del peso normal aumenta hasta en 30% el riesgo de padecer de la menopausia antes de los 45 años. Por lo que se debe procurar mantener una alimentación saludable, sin dietas que perjudique el organismo.

Fumar, el cigarrillo contiene cerca de 4.000 sustancias químicas, de las cuales 400 son cancerígenas. El cigarrillo reduce la actividad ovárica antes de tiempo.

El fumar empeora los padecimientos de calor en el organismo y los dolores de cabeza; y no es efectivo para la terapia hormonal, que es un tratamiento que combate los síntomas de la menopausia.

Productos de limpiezas fuertes, sustancias químicas de diversos productos son nocivas para la salud, una de ellas es el amoníaco, el cloro, lejía, entre otros.

Los químicos fuertes disminuye la función ovárica antes de tiempo porque actúan como disruptores endocrinos. Lo ideal es cuidarse y evitar estos productos.

Cosméticos, el uso por largos años de maquillaje puede avanzar la llegada temprana de la menopausia. Por su contenido de químicos actúan como disruptores endocrinos.

Se recomienda que al comprarlos no contengan ftalatos, ni perfumes.

Tratamientos de cáncer, la quimioterapia o radioterapia pélvica se ha relacionado con la aparición de la menopausia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *