Conoce las diferentes etapas de la memoria

Conoce las diferentes etapas de la memoria

Última actualización: 22-01-2019. Equipo Nutricioni

Nuestra memoria es lo que somos. En nuestra memoria se almacena un sinfín de información. Recuerdos, experiencias, conocimiento y todo lo que nos hace ser nosotros mismos.

La memoria es un sistema complejo. Conocer acerca de las diferentes etapas de la memoria como los diferentes tipos le permitirá anticipar enfermedades y prevenirlas.

Por muchos motivos las personas pueden experimentar trastornos de memoria. Sea por la mencionada “curva del olvido” que es un fenómeno que se experimenta con la llegada de cierta edad, mas no es algo normal. O por diferentes factores externos como malos hábitos o enfermedades.

La memoria es un funcionamiento tan increíble y maravilloso que nos permite aprender y memorizar cada día cosas nuevas. Las ciudades del país donde vivimos, un idioma nuevo, significados de palabras que no conocíamos, cómo llegar a un lugar nuevo, etc.

Todas estas cosas son posibles gracias a nuestro cerebro y memoria. Para tener una buena memoria y salud mental es de suma importancia ejercitar el cerebro cada día. Así como también tener hábitos correctos como una buena alimentación y tener actividad física.

La memoria es una habilidad tan impresionante que se desarrolla antes de nacer. Desde que estamos en el vientre de nuestra madre somos seres conscientes capaces de conocer, reconocer y recordar.

Esta memoria se va deformando de forma evolutiva por esto se debe estar en una constante estimulación de la memoria.  La memoria consta de unas etapas: codificación, almacenamiento y recuperación.

La primera etapa: la codificación, es un proceso de reconocimiento. En este proceso el cerebro reconoce y prepara la información para luego poder ser almacenada. En esta etapa los procesos cognitivos juegan un papel importante pues debemos estar  concentrados, atentos y motivados.

Ilustración de las cosas que quedan guardadas en la memoria

Luego participa la segunda etapa: el almacenamiento. En esta epata todos los datos viajan de la memoria a corto plazo para quedarse almacenada en la memoria de largo plazo para utilizarse luego. Aquí se puede decir que hay un proceso de selección.

La última etapa es la recuperación. Esta etapa es los que conocemos por memoria y recuerdos. En esta etapa que puede estar desligada completamente de las dos anteriores encontramos la información que posteriormente decodificamos y almacenamos.

Esto ocurre cuando la necesitamos, y es lo que burdamente se conoce como recordar.

¿Qué es la memoria?

La memoria es la facultad que poseen todos los seres vivos para procesar, almacenar y disponer de una serie de eventos e información. Es un proceso increíble y evolutivo que tiene lugar antes del nacimiento. Luego de que el bebé nace va desarrollando progresivamente esta habilidad.

En este proceso están implicadas varias partes del cerebro. Desde la corteza cerebral hasta el sistema límbico.  Para almacenar los recuerdos el cerebro utiliza tres etapas. Para almacenar correctamente hacemos uso de los dos hemisferios del cerebro.

El hemisferio izquierdo procesa la información verbal y el hemisferio derecho se procesa la parte visual. También es un hecho que la capacidad de la retención de palabras es mucho menor que la que poseemos al recordar imágenes.

Por esto es necesario realizar ejercicios para oxigenar el cerebro y así evitar futuros trastornos de memoria.

Se ha demostrado que la memoria funciona con esquemas de los recuerdos no con réplicas exactas. Los seres humanos recuerdan por impresiones generales con algunos detalles exactos. A partir de esto construyen versiones próximas a los recuerdos originales.

Sin embargo, es posible entrenar la memoria para poseer una memoria fotográfica, que es algo que muy contadas personas poseen.

La memoria posee un mecanismo que requiere repetición para que los datos se almacenen y se asocien entre sí. Por esto es que uno de los ejercicios para ejercitar la memoria es estudiar y repasar.

Cuando dejamos de lado estos hábitos aparece la “curva del olvido”. La curva del olvido lo que plantea es que la memoria sufre un deterioro con el pasar de los años desde el momento del aprendizaje cuando no es ejercitada.

Las personas poseen la habilidad de retener de 5 a 7 elementos al mismo tiempo en la memoria a corto plazo. Estos elementos pueden ser un número, unas letras simples, palabras o una idea. Intentar abarcar más seria causa de las lagunas de memoria que a veces nos ocurren.

Una persona construye sus recuerdos interpretando y decodificando la información gracias a los conocimientos adquiridos previamente.

Por esto es importante destacar la segunda etapa de la memoria: el almacenamiento, que hace una selección de recuerdos. Por este motivo no todos los hechos vividos se almacenan.

Se seleccionan una serie de hechos relevantes, y los que el cerebro no ve interesantes ni conecta con los conocimientos previos los elimina.

Además en esta etapa los recuerdos de hechos vividos sufren una alteración. Los recuerdos de una persona se modifican al sufrir un proceso de restructuración e interpretación. Por este motivo los recuerdos son una realidad percibida propia de la persona.

La memoria de los animales

La memoria no es un proceso de todos los seres vivos, no es exclusivo del ser humano. Aunque al compararse con la memoria de los humanos, la memoria de los animales parece ser algo más inferior y primitivo, no lo es.

Solo que los animales al no poseer un lenguaje hablado no pueden recordar complejos conceptos, a excepción de algunos.  A fin de cuentas la memoria no solo se emplea al momento de recordar conceptos.

Podemos notar que muchos animales tienen una memoria increíble, como la célebre frase “memoria de elefante”. Las aves que migran memorizan los lugares por los que pasan.

Todos los años estas aves recorren miles de kilómetros en sus viajes de Norte a Sur y viceversa. También los salmones recuerdan el punto de un río en el que deben desovar y llegan allí, después de mucho tiempo en el mar y esfuerzo.

Además los elefantes tienen una memoria excelente. Poseen la llamada memoria emotiva al recordar donde sus familiares y miembros de la manada fallecieron pues hacen una parada para arrodillarse llorar y luego seguir. Además de recordar a todos los miembros de su manada.

Los chimpancés han demostrado un proceso cognitivo al ser entrenados y a enseñarles señas o jugar con piezas de memoria. Otros animales con una gran memoria son los leones marinos y manatíes, pulpos y gatos.

Los tipos de memoria

Todos poseemos diferentes tipos de memoria. Los diferentes tipos de memoria poseen formas particulares de funcionar pero todas interactúan y cooperan en el proceso de memoria.

La memoria es quien somos. Define nuestra identidad y nos ayuda a adaptarnos a nuestro entorno y cómo nos desenvolvemos.

Existen fundamentalmente dos tipos de memoria: la memoria a corto plazo (MCP) y la memoria a largo plazo (MLP). Para que nuestros recuerdos se almacenan en nuestra memoria la información debe pasar por ambas.

Además dentro de estas memorias existen la sensorial y emocional.

Memoria sensorial: Es la memoria que llega a través de los sentidos. Es una memoria de corta duración, dura entre 200 y 300 milisegundos para luego desaparecer inmediatamente o se traslada a la memoria a corto plazo siendo un fenómeno muy breve.

La información mnésica  se identifica para ser procesarla luego de manera selectiva. Esta información pueden ser de tipo: visual (icónica), auditiva (ecoica), olfativa.

Memoria a corto plazo (MCP): Es llamada memoria de trabajo o memoria operativa. Es capaz de retener 5 o 7 elementos a la vez.  

Esta memoria realiza dos funciones: retiene información en la mente sin necesidad que dicha información esté presente y también, permite manipular esta información. En este último intervienen los otros procesos cognitivos superiores.

Por esto es de suma importancia funcional en el procesamiento cognitivo. Por la memoria de corto plazo se permite el cumplimiento de tareas cognitivas como por ejemplo el razonamiento, la resolución de problemas y la comprensión.

La memoria de corto plazo se fragmenta en cuatro partes:

  1. Bucle fonológico: este sistema es especial operando con información verbal. Este sistema permite mantener el habla interna que está relacionada en la memoria a corto plazo. El bucle fonológico en pocas palabras es la conversación que mantenemos internamente cuando hacemos una lectura o al memorizar un número de teléfono.
  2. Agenda viso espacial: opera de manera muy similar al bucle fonológico solo que con la ayuda de imágenes. Su finalidad es mantener activa la información con un formato de imágenes. Actúa como una presentación o una asociación de imágenes para recordar algo concreto. La agenda visoespacial podría intervenir por ejemplo en el aprendizaje de un itinerario o una lista de cosas para realizar.
  3. Almacén episódico: Este sistema integra varios métodos de asociación de  información procedente de variadas fuentes. De esta forma se crea una presentación multimodal combinando la parte visual, espacial y verbal.
  4. Sistema ejecutivo: Su única función es controlar y regular todo el sistema de memoria.

Memoria a largo plazo: Su función es la que permite almacenar la información que conocemos de manera duradera. Esta se clasifica en dos: la memoria implícita y la explícita.

Memoria implícita o procedimental: Esta memoria es la que se almacena de manera inconsciente. Se implica en el aprendizaje de distintas habilidades y opera de modo automático.

Algunos ejemplos son manejar bicicleta o conducir un automóvil, como ya aprendimos estas habilidades la memoria implícita las recuerda cada vez de forma automática. Las personas que tienen comprometida la memoria implícita no podrían realizar estas acciones.

Memoria explícita o declarativa: esta memoria se encuentra relacionada a la conciencia o a la percepción consciente. Incluyendo el conocimiento objetivo de los lugares, las personas, las cosas y todo lo que esto significa.

Aquí participan otros dos tipos de memoria: la memoria semántica y la episódica.

Memoria semántica: Cuando hablamos de la memoria semántica nos referimos a la información mnésica. La información mnésica  es todo lo que hemos aprendido a lo largo de nuestras vidas.

Conocimientos acerca el mundo exterior como datos históricos, geográficos, científicos, los nombres de las personas, las cosas y su significado. Esta memoria es muy importante para el uso del lenguaje.

Memoria episódica: Esta es la memoria sobre nosotros mismos. Funciona como una especie de autobiografía y permite acordarnos de hechos concretos o experiencias personales. Como por ejemplo: nuestro primer día de colegio, el dia cuando cumplimos los 18 años o el día de nuestra boda.

Trastornos de la memoria

Existen diferentes trastornos de memoria que pueden afectar el correcto funcionamiento de la misma. Pueden influir diferentes factores para desencadenar estos problemas y es importante conocerlos para evitarlos ya sea por una lesión cerebral adquirida o el resultado del envejecimiento.

La pérdida de la memoria del Alzheimer debido a la demencia y la enfermedad cerebral, fondo cuadriculado

Los trastornos de memoria es el resultado de una serie de daños en las estructuras neuronales. La mayoría de estos trastornos suelen ser progresivos. No ocurren de la noche a la mañana a menos de que sea por un shock emocional o una lesión en la cabeza.

Los trastornos de memoria se pueden evitar con hábitos de vida saludables. Las drogas y el alcohol tienen grandes repercusiones en la memoria y el cerebro. Estos efectos pueden ser permanentes si el consumo es prolongado por lo que se recomienda evitar o reducir el consumo de estupefacientes.

La alimentación también tiene gran impacto en la memoria, la salud mental está fuertemente conectada con los alimentos que comemos. Se deben incluir a nuestra dieta alimentos que tengan componentes que potencian la función cognitiva y llenos de antioxidantes. También es importante tener hábitos 100% saludables, seguramente tu cuerpo y mente lo agradecerán.

La agnosia y la amnesia

Esta enfermedad se caracteriza por la incapacidad que tiene una persona al reconocer determinados objetos, sonidos o personas. Se produce por un daño al cerebro en los lóbulos parietal u occipital.

También puede ser causado por un trastorno neurológico. Se puede tratar. Esto va a variar según la causa, la ubicación o el daño.  

Depende de la gravedad y el estado de la persona puede ser reversible mediante terapias.

La agnosia tiene diversos tipos dependiendo de su afección:

  • Agnosia visual asociativa
  • Astereognosis
  • Agnosia auditiva
  • Agnosia verbal auditiva
  • Prosopagnosia
  • Simultanagnosia
  • Desorientación topográfica

La amnesia es una afección mental que no es normal. Afecta a la memoria y el aprendizaje afectando a las demás funciones cognitivas de una persona.

La amnesia tiene dos tipos: la amnesia anterógrada y la amnesia retrógrada. La amnesia puede ocurrir por un daño en el hipocampo o del lóbulo temporal medial.

La amnesia retrógrada es caracterizada por no recordar todo lo anterior a la lesión o el deterioro de la memoria. Las personas con amnesia retrógrada, a diferencia de las personas con amnesia anterógrada, no tienen dificultad en el aprendizaje y la retención de la información.

Las personas con amnesia retrógrada pueden tener recuerdos sobre algunas experiencias personales o información independiente del contexto.

La amnesia anterógrada se caracteriza por que la memoria a largo plazo no puede archivar los nuevos acontecimientos. Estas personas pueden registrar la información en la memoria de corto plazo, pero esta no llega a la de largo plazo.

La persona  con amnesia anterógrada se puede acordar de todo lo que ha hecho en el día, pero cuando se va a dormir toda la información se pierde. Este tiempo puede variar en cada persona, puede ser un día o inclusive un lapso de tiempo de unas horas.

El estrés y el trauma emocional

Las personas que sufren traumas emocionales pueden desarrollar ciertos bloqueos a recuerdos o episodios de amnesia temporal. Esto es más normal en personas con estrés post traumático o que vivieron momentos de alto impacto como violaciones, secuestros u otros impactos.

Es posible revertir este bloqueo con terapias, la más efectiva es la musicoterapia.

Grandes picos de estrés pueden ocasionar periodos cortos de amnesia. El estrés y la presión también tienen un gran impacto en los procesos cognitivos. A pesar de que el envejecimiento normal no es el responsable de causar trastornos en la memoria.

El envejecimiento se puede asociar con la disminución de los procesos cognitivos y neuronales. La memoria también se puede ver afectada (la memoria de trabajo y de larga duración).La genética también juega un papel determinante en los trastornos de memoria.

La memoria está fuertemente conectada a los sentidos. Podemos recordar cosas por medio de olores, sabores y como no, sonidos. Esto es denominado la memoria asociativa. Comúnmente la memoria asociativa tiene grandes cargas emocionales. Cuando una persona pierde la memoria se pueden desarrollar terapias por medio de los sentidos.

La terapia a través de los sentidos es básicamente recordarle a la persona con cosas que fueron significativas para ellos en cierta etapa de sus vidas antes del trauma. Como por ejemplo su comida favorita de la niñez, o un olor asociado a una persona como el perfume de su pareja.

De esta manera se emplea con los sonidos. Canciones significativas con cargas emocionales o sonidos como el cantar de aves o el sonido de las olas del mar.

Cuando una persona sufre un shock emocional pueden bloquear los recuerdos. La terapia sensorial se enfoca en lo que estaba pasando en la habitación en el momento del shock. Una investigación demostró que memorizamos más rápido las letras y ritmo de una canción que una lección entera de clase.

Evita los trastornos de memoria

Prevenir los trastornos de memoria es posible si se  reducen los factores de riesgo de nuestra vida cotidiana. Es necesario un cambio en nuestra vida para preservar nuestra salud mental. Es de suma importancia debido a que el cerebro es el centro de mando de todo el cuerpo.

Una alimentación equilibrada y variada es necesaria. Se deben evitar los excesos alimentarios y las calorías.

Una alimentación balanceada es muy importante en el tema de la memoria y la salud mental. También es muy importante estar hidratados.

La deshidratación trae como consecuencia confusión y problemas de amnesia. La vitamina B es muy importante en todos los procesos cognitivos del cuerpo, por esta razón se deben comer alimentos ricos en estas vitaminas.

Algunos alimentos que poseen la vitamina B son:

  • Las sardinas
  • Legumbres
  • Yema de huevo
  • Salmón
  • Hígado

Cualquier vitamina (en especial la vitamina B y C) y mineral que posea propiedades antioxidantes serán muy buenos para la memoria. Los antioxidantes ayudan a la memoria y a otras enfermedades degenerativas por el paso del tiempo.

vitamina b en capsula azul, vitamina b en letritas azules pequeñas debajo un fondo blanco

El sobrepeso es el principal enemigo de la salud, siendo el primer causante de enfermedades cardiovasculares y otras diversas afecciones. Con las enfermedades cardiovasculares se puede desencadenar una pérdida de memoria.

Dejar de lado una vida sedentaria es importante para la salud en general. Practicar alguna actividad física de al menos treinta minutos al día es importante para oxigenar el cerebro.  No necesariamente tiene que ser un régimen estricto de ejercicios en algún gimnasio. Puede ser una caminata al aire libre o incluso bailar.

Distraerse es importante para la mente. El estrés es un enemigo silencioso. Tratar de bajar los niveles de estrés es importante para conservar la correcta salud mental. Practicar meditación o  algún hobby puede ser un buen distractor para liberar estrés y hacernos más felices en nuestra vida cotidiana.

Suma salud a tu vida y guarda eficientemente tus recuerdos

Los recuerdos hacen a la persona. Las memorias de un individuo son como su identidad. Momentos especiales con seres queridos, momentos de la niñez, logros o algún viaje con amigos preciados.

Cuando las personas ya no están quedan los recuerdos. Por este motivo es importante cuidar la memoria con buenos hábitos como una dieta balanceada y variada es importante.

Una dieta que incluya frutas y verduras frescas. Otra manera de cuidar su memoria con una buena circulación y oxigenación es ingerir suplementos como MetaMente.

Consumir MetaMente te da la posibilidad de hacerte con los componentes naturales que tu cuerpo necesita. Para mejorar la memoria debe obtenerse una buena dosis de antioxidantes naturales.

Sumar productos naturales combinados con una buena dieta alimentaria puede ayudar a los procesos cognitivos. MetaMente tiene ingredientes lleno de vitaminas y minerales necesarios para el cuerpo. Está lleno de ingredientes para aumentar su concentración y mejorar la circulación de su cerebro.

Con este suplemento y buenas elecciones en los hábitos de vida podrá preservar su memoria durante muchos años más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *