Productos naturales ricos en vitamina B6. Concepto de alimentación saludable dieta.

Conoce la relación entre la nutrición y el metabolismo

Conoce la relación entre la nutrición y el metabolismo

Última actualización: 11-01-2019 por Editor Pedro.

Las personas necesitan una alimentación sana y balanceada para prevenir enfermedades. El mercado nos bombardea con un montón de productos que muchas veces son muy dañinos para la salud.

Estos productos alimenticios están llenos de componentes químicos y altamente procesados. Conocer sobre la nutrición y el metabolismo es un punto muy importante para saber cómo comer sanamente.

El metabolismo es el encargado de determinar el tiempo en el que el cuerpo reacciona y asimila a estos alimentos. Cada persona tiene diferentes procesos metabólicos.

Cuando estamos informados sobre la nutrición sabremos jugar con los alimentos para proporcionarle cantidades de calorías que necesitamos cada día. Esto también es algo de suma importancia para las personas que quieren ejercitarse. Conociendo esto pueden saber cómo el cuerpo reaccionara ante las distintas rutinas de ejercicio.

El metabolismo influye en casi todos los procesos orgánicos de nuestro cuerpo. Procesos como la asimilación de nutrientes y digestión de alimentos, el desecho a través las heces y de la orina, la respiración, la circulación sanguínea y la regulación de la temperatura corporal.

Además, todas las enfermedades poseen un componente metabólico. Por este motivo son susceptibles a una serie de modificaciones beneficiosas o perjudiciales a través de manipulación de alimentos y nutricionales.

Los médicos convencionales no dominan estos elementos por este motivo no puede aplicar los beneficios de ciertos alimentos para mejorar sus resultados.

La medicina natural se encarga de conocer los beneficios que aportan los productos naturales para la intervención de ciertas enfermedades. Además, es recomendable conocer sobre la ciencia de la alimentación y nutrición y cómo influye en los temas de salud y enfermedad.

¿Qué es el metabolismo?

Es una serie de reacciones químicas que ocurren en las células del organismo. Este proceso es el encargado de transformar la energía de los alimentos que consumimos en combustible. Esta es la energía que usamos en nuestra vida cotidiana, por este motivo cuando no comemos bien nos sentimos mal y débiles.

El metabolismo es un proceso que ocurre constantemente y en simultáneo con las otras reacciones químicas que dan lugar al correcto funcionamiento del cuerpo.

Este proceso comienza a funcionar desde que vivimos en el vientre de nuestra madre y continúa así hasta el momento en el que morimos. Este proceso es algo vital para cualquier forma de vida, incluso las plantas poseen un metabolismo, no es algo exclusivo del cuerpo humano.

En el proceso del metabolismo y la digestión intervienen unas enzimas. Las enzimas son moléculas presentes en el sistema digestivo. Estas enzimas son las encargadas de transformar los carbohidratos en azúcares simples (como la glucosa). Las proteínas en aminoácidos y las grasas en ácidos grasos.

El cuerpo también puede usar los aminoácidos y los ácidos grasos aparte del azúcar cuando los necesita. Estos viajan por el torrente sanguíneo hasta las células.

Cuando ya están en el interior de estas, otras enzimas se encargan de acelerar o regular las reacciones químicas necesarias para metabolizar esos compuestos.

La energía se libera para que el cuerpo la utilice. También se almacena energía en diversos órganos, sobre todo el hígado y otros tejidos corporales como los músculos y la grasa corporal.

Hay dos procesos metabólicos: anabolismo y catabolismo. El anabolismo también es llamado metabolismo constructivo.

El anabolismo es un conjunto reacciones de síntesis las cuales son necesarias para la continua creación de células nuevas. Además de preservar y regenerar los tejidos.

El metabolismo degradador o el catabolismo es el proceso que produce la energía que el cuerpo necesita para poder realizar actividades físicas.

Con este proceso también se degradan sustancias más sencillas como el dióxido de carbono y el ácido láctico o moléculas más complejas como las proteínas y los lípidos. Durante este proceso es liberado energía química que luego se almacena para liberarse cuando sea necesario para realizar los procesos anabólicos.

Existen algo llamadas rutas metabólicas donde estos dos procesos se entrelazan. Se combinan de tal forma que producen compuestos específicos y esenciales para el funcionamiento correcto del organismo. Cuando ocurre que las reacciones anabólicas son mayores que las catabólicas el cuerpo sube de peso.

Cuando pasa el caso contrario, que las catabólicas son más numerosas, el cuerpo pierde peso. Cuando hay un balance dinámico es cuando existe un equilibrio entre ambos procesos.

El metabolismo como proceso químico complejo

Las personas suelen simplificar este proceso. El metabolismo es un proceso muy complejo y vital para la vida misma. En este papel entran todos los órganos endocrinos del cuerpo.

En el metabolismo muchas hormonas desempeñan un gran papel, como lo es el caso de la tiroxina. Esta es una hormona que es segregada y producida por la glándula tiroidea.

La tiroxina tiene un papel fundamental que determina la velocidad con la que se efectúan las reacciones químicas del metabolismo de una persona.

El páncreas es otra glándula que segrega hormonas determina si la principal actividad metabólica del cuerpo es anabólica o catabólica según sea lo que necesite el cuerpo, como ocurre en el momento luego de una comida.

El anabolismo predomina sobre el catabolismo si el metabolismo está funcionando de manera correcta, esto se debe a que comer aumenta la concentración de glucosa.

La glucosa es el principal combustible del cuerpo en la sangre. El páncreas es el mayor receptor de concentración de glucosa y libera la hormona insulina, que indica a las células que aumenten sus actividades anabólicas.

El metabolismo no es solo lo que determina la rapidez con que nuestro cuerpo gana o pierde peso, es un proceso químico complejo.

Por este motivo es importante conocer sobre el metabolismo y la nutrición pues aquí es donde entran en juego las calorías. Las calorías son unidades que miden cuánta energía se le será proporcionada al cuerpo un alimento en concreto.

Por ejemplo, un chocolate tiene muchas más calorías que una pera esto significa el aporte de energía será mayor y a veces en mayor cantidad de la que el cuerpo necesita.

El cuerpo almacena calorías en forma de grasa si se sobrepasa el límite de calorías, es decir si ingieren demasiadas calorías, estas se transformarán en grasa corporal.

La vida sedentaria es el principal enemigo de una persona. La cantidad de calorías que la persona quema en un día se verá influenciada por la cantidad de ejercicio físico que realiza. Además, la proporción de grasa y músculo que contiene su cuerpo también influye y otro factor importante es el metabolismo basal de la persona.  La medida de velocidad en la que una persona quema energía mientras el cuerpo está en reposo es denominado el metabolismo basal.

Problemas que pueden afectar al metabolismo

En la mayoría de los casos el metabolismo funciona de manera correcta sin que nos tengamos que preocupar por este tema. Pero existen casos en los que se desarrolla una anomalía en el metabolismo ocasionando una serie de graves problemas metabólicos.

Esto trae consigo trastornos metabólicos. Un trastorno metabólico es una afección la cual se provoca por una serie de reacciones químicas anormal en las células del organismo. Esto puede ocurrir por la concentración de enzimas u hormonas anómalas en la sangre.

También puede ser ocasionado por el mal funcionamiento de estas enzimas o que las hormonas no estén trabajando de manera correcta.

Existen ciertas sustancias químicas como aditivos, alimentos procesados, colorantes químicos o conservantes de ciertos productos que el organismo no consigue metabolizar o no se metabolizan de forma adecuada.

Estos casos pueden provocar una concentración de sustancias tóxicas en nuestro cuerpo. Además, se puede desarrollar un déficit de sustancias necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Enfermedades y trastornos metabólicos más comunes

El hipertiroidismo: esta enfermedad ocurre cuando la glándula tiroidea se encuentra excesivamente activa. Por este motivo los niveles de la hormona tiroxina se elevan, pues la glándula la segrega más de lo necesario.

Como consecuencia se acelera el metabolismo basal. Provoca una pérdida significativa de peso, se acelera la frecuencia cardiaca, ojos saltones, hipertensión arterial e hinchazón en el cuello provocada por el agrandamiento de la glándula tiroidea (bocio).

La enfermedad puede controlarse tomando una medicación, cirugía o radioterapia.

Hipotiroidismo: Es el caso contrario al hipertiroidismo. El hipotiroidismo ocurre cuando la glándula tiroidea se encuentra poco reactiva o inexistente. Tiende a ser consecuencia de un problema que va evolucionando.

También puede ocurrir por una enfermedad que elimina la glándula tiroidea.  La glándula no genera una cantidad suficiente de tiroxina, lo que retrasa el metabolismo basal.

Cuando esta condición no es tratada puede evolucionar en problemas cerebrales y de crecimiento.

Las personas con hipotiroidismo tienden a padecer fatiga y sus procesos corporales se ralentiza, la frecuencia cardiaca baja, se genera un sobre peso y estreñimiento. Esto se corrige con una medicación de tratamiento de hormona la cual se debe tomar de por vida

Errores congénitos del metabolismo: Se pueden heredar enfermedades metabólicas. Esto es denominado errores congénitos del metabolismo. A las semanas de vida de un bebé se realiza una prueba que se realiza en el talón (pesquisa) con esto se diagnostica si padece enfermedades metabólicas.

Si los errores congénitos del metabolismo no son tratados pueden provocar graves problemas. Un ejemplo de esto pude ser los bebés que nacen con galactosemia.

La galactosemia es cuando se nace sin la cantidad necesaria de una enzima que se encarga de descomponer el azúcar de la leche la cual es llamada galactosa.

La fenilcetonuria es otro trastorno provocado por un déficit de la enzima que se encarga de descomponer el aminoácido fenilalanina. Este ácido es necesario para el correcto crecimiento del cuerpo y la fabricación de proteínas en el organismo.

Diabetes tipo I: La diabetes tipo I es una enfermedad mortal de fuente endocrina pues ocurre cuando el páncreas no secreta suficiente insulina. Orinar en exceso, tener la sensación de mucha sed, mucha hambre y perder peso son algunos de los síntomas que trae consigo esta enfermedad.

Con el tiempo esta enfermedad provoca problemas renales, lesiones neuronales, ceguera y enfermedades cardiovasculares. Los pacientes que padecen diabetes del tipo I deben inyectarse insulina regularmente. Además de controlar la cantidad de azúcar en sangre con la finalidad de reducir el riesgo de padecer otros problemas de salud a consecuencia de la diabetes.

Diabetes tipo 2. La más común, es la forma de diabetes más frecuente en personas mayores de 40 años. Se la conoce también como diabetes del adulto, aunque está aumentando mucho su presencia en adolescentes e incluso pre adolescentes con obesidad.

El cuerpo no pierde la capacidad de producir insulina, pero el cuerpo presenta una resistencia a esta hormona.

El factor genético o hereditario tiene más impacto pues tiene mayor riesgo que la tipo I. En todos los casos de esta enfermedad el paciente tiene padres o un abuelo con la enfermedad. Estilo de vida de las personas que desarrollan diabetes tipo 2 tienen obesidad y no tienen una vida muy activa.

Dieta equilibrada. Concepto de comida saludable. Verduras, frutas, pescado y carne en la mesa de madera. Aplanado

Conoce acerca de los nutrientes

Un nutriente es un compuesto químico proveniente del exterior de la célula y que el organismo requiere para realizar sus funciones vitales. Mediante el anabolismo, un proceso metabólico de biosíntesis, el nutriente es degradado y transformado en energía.

Están en los alimentos que consumimos, aunque tal y como los comemos, no pueden ser aprovechados por nuestro organismo. Primero deben pasar por el proceso del anabolismo que se realiza en el aparato digestivo.

Los nutrientes se clasifican en diferentes tipos según su función. Cada uno de estos tipos de nutrientes es indispensable para nuestro organismo. Están los hidratos de carbono, las proteínas, las grasas, las vitaminas, los minerales y el agua son los distintos tipos de nutrientes que contienen los alimentos.

Estos se encargan de proporcionar energía y calor a nuestro cuerpo. También se encargan de regular los procesos corporales y el crecimiento por medio de los sustratos.

Por su función los tipos de nutrientes son: funcionales, en forma de energía para los procesos celulares; estructurales, son los que proporcionan materiales para la estructuración del organismo (esqueleto óseo, tejido muscular, cabello, uñas, piel).

finalmente, los nutrientes de reacción, controlan ciertas reacciones químicas que producen nuestras células.

Al conocer los tipos de nutrientes que existen, para que funcionan y que alimentos lo contienen podemos ser más conscientes con nuestra alimentación. Así proporcionarle a nuestro cuerpo lo que necesita para que este nos retribuya estando en excelentes condiciones para poder cumplir con los retos diarios.

Nutrientes en nuestra dieta cotidiana

Los nutrientes están presentes en los alimentos que consumimos diariamente sin saberlo. Aunque tengan nombres que no podamos entender no es tan difícil como pensamos. Se consiguen en los alimentos más sencillos sin necesidad de rebuscar dietas complicadas con alimentos extraños.

Tener una dieta sana, balanceada y variada es muy fácil. Estos son los tipos de alimentos y que alimentos lo contienen:

Carbohidratos o glúcidos: Estos nutrientes son los más comunes y los que debemos consumir en mayor cantidad. Se encuentran principalmente en los alimentos vegetales. Estos nutrientes son los que se encargan de producir energía y actuar de reserva energética.

Se pueden conseguir en: los cereales (arroz, maíz, trigo, avena, quínoa, centeno, afrecho de trigo, y muchos otros).  Lácteos en excepción de los quesos. Las frutas, el azúcar, la miel. En las legumbres: lentejas, caraotas, alubias, garbanzos, arvejas. En tubérculos (patatas, yuca).  Y se encuentran menor cantidad en hortalizas y frutos secos.

Proteínas: Estas cumplen funciones estructurales.  Están formadas por cadenas de aminoácidos. Son las encargadas de crear y mantener la estructura muscular, esquelética, los órganos internos, el cabello, pelo y uñas.

La calidad de las proteínas es medida porque tanto puede impulsar el crecimiento. Se encuentran en: Los lácteos: leche, yogur, quesos y los productos derivados. En las carnes bien sean blancas o rojas. El pescado. El huevo, frutos secos, legumbres, soja y el tofu.

Grasas: Son las que contienen las vitaminas liposolubles (A, D, E, K ). Son muy necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, el sistema inmunitario, el sistema hormonal además de ser una reserva de energía a largo plazo.

Existen dos tipos de grasas: Las saturadas y las insaturadas.

Las saturadas están presentes en carnes de animales terrestres como: pollo, carnes, cerdo, etc. Las insaturadas están presentes en los animales marinos como los pescados azules y los alimentos ricos en omega-3. También se consigue en los aceites, los frutos secos, el aguacate, la mantequilla y margarina

Vitaminas y minerales: Son también llamados micronutrientes, no suministran energía ni calorías por sí mismas.

Las vitaminas y minerales desempeñan funciones más específicas en nuestro organismo. Catalizan las reacciones químicas y son de suma importancia para el metabolismo. Están presentes en todos los alimentos, incluida el agua.

La desnutrición y su impacto en la sociedad

En la actualidad una de las enfermedades más común es la desnutrición. Tiene múltiples formas y su causa se debe a no suministrarle al cuerpo los nutrientes necesarios.

Puede ocurrir por numerosas razones: por bajos recursos económicos, malos hábitos alimenticios o a enfermedades que comprometen el buen estado nutricional. La desnutrición se puede evitar pues esto trae consigo complicaciones mayores.

Muchas veces la malnutrición o desnutrición es el resultado de dietas absurdas. En los últimos años el tener un buen físico y un cuerpo delgado causa que las personas tomen medidas drásticas. Industrias de la moda han desarrollado un estándar de belleza en los últimos años que no es nada saludable.

Delgadez extrema es sinónimo de belleza y tanto los hombres como mujeres se someten a dietas “milagrosas” que dejan de lado todos los nutrientes importantes para el cuerpo, dejando como resultado trastornos digestivos, problemas de absorción u otras condiciones médicas.

El estilo de vida es importante

Es importante comer productos más naturales. En los últimos años se ha incrementado en el mercado los productos con aditivos químicos o conservantes poco naturales. Estos alimentos a la larga van resultando tóxicos en nuestro organismo. Tener una dieta sana y balanceada es de suma importancia para nuestra salud.

También los suplementos naturales como Pirigrás resultan una opción. Productos así son diseñados por especialistas para problemas relacionados al metabolismo, pero las elecciones de un estilo de vida saludable siguen siendo esenciales.

Pirigrás está hecho a base de productos naturales como el té verde, el vinagre de sidra de manzana y pomelo que ayudan a reducir el peso. Al usar este tipo de suplemento pues contribuir a tu rutina de ejercicio.

Motívate recordando los beneficios de bajar de peso, como tener un corazón más saludable, más energía y mayor autoestima

Con ingredientes que activan el metabolismo, como lo es la fruta de guarana, yodo de algas marinas y Garcinia Camboya, suplementos como Pirigrás, contribuye a mantener hábitos saludables dentro de su rutina.

Con la ayuda de Pirigrás, compromete su vida con una dieta más sana. Llena de productos naturales puede mejorar su metabolismo para disfrutar de una vida sana y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *