Conoce la importancia de tener una dieta balanceada

Conoce la importancia de tener una dieta balanceada

Última actualización: 21-11-2018. Equipo Nutricioni

Una dieta balanceada se refiere a consumir la cantidad adecuada de nutrientes para abastecer el cuerpo con la energía que necesita para funcionar correctamente.  Le permite al individuo realizar las diferentes actividades que conllevan cada tipo de trabajo así como el mantenimiento de un óptimo estado de salud.

Una alimentación balanceada es de vital importancia para nuestro bienestar físico, emocional y mental. Te permite satisfacer tus necesidades nutricionales diarias y disfrutar de una mejor calidad de vida.

La mayoría de las personas tienden a creer que una alimentación balanceada significa tener una dieta para adelgazar. Pero esta ideas es equivocada porque una dieta balanceada significa consumir alimentos y nutrientes para mantenernos saludables y con energía.

Los alimentos que se consumen a diario deben tener las cantidades adecuadas de macronutrientes (carbohidratos, proteínas, lípidos), micronutrientes (minerales y vitaminas) y agua. De esta manera se satisfacen Para de esta manera poder satisfacer los requerimientos fisiológicos de cada individuo.

Una dieta balanceada debe estar distribuida de la siguiente manera:

  • Carbohidratos entre 55% a 60%.
  • Proteínas entre 12% a 15%.
  • Lípidos entre 25%a 30%.

Al cumplir con esta distribución se evita el sobrepeso, la obesidad, enfermedades crónicas degenerativas como la diabetes y dislipidemias, enfermedades cardiovasculares y cerebrovascular entre otras.

A su vez esto  ayuda a la persona a verse y sentirse bien, aumentando su rendimiento físico y mental, además de mejorar el sistema inmunológico y  la presión sanguínea.

La alimentación es el hábito que más influye en la salud. Tanto la falta de alimentos como el exceso de ellos pueden ocasionar daños a la salud, por lo que es importante consumir las cantidades apropiadas.

Las principales razones por la que es importante tener una dieta balanceada son:

Prevenir enfermedades e infecciones

Cuando el cuerpo recibe los nutrientes necesarios, el sistema inmunológico funciona bien. Lo que permite evitar infecciones, reduce el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer, diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón, alergias estacionales, entre otras.

Comer de forma equilibrada aumenta tu nivel de energía y asegura que tu cuerpo funcione correctamente y  además te permite vivir por más tiempo.

Ayuda a controlar el peso

Mantener una dieta balanceada ayuda a las personas a mantener un peso adecuado, lo que les permite reducir el riesgo de obesidad y desnutrición. Esto radica principalmente en la reducción de grasas y carbohidratos de la dieta.

Ayuda a promover la salud mental

Obtener los nutrientes adecuados ayuda a mantener un buen funcionamiento mental, aumenta la energía, mejora la memoria y reduce el riesgo de trastornos mentales.

Promueve el crecimiento saludable del cuerpo

Cuando tu cuerpo recibe los nutrientes necesarios por medio de una dieta balanceada no solo se promueve el acondicionamiento físico y la prevención de enfermedades, también ayuda al cuerpo a crecer y mantener una función adecuada.

Ayuda a mejorar la belleza

Comer una dieta balanceada no solo promueve la salud interna del cuerpo, también se muestra en la forma como te ves externamente.

El resplandor del cabello y la piel de las personas no solo resulta de varios productos de belleza, sino que también refleja el estado saludable del cuerpo tanto interna como externamente  como resultado de una dieta balanceada.

Ayuda a dormir correctamente

Tener una dieta balanceada te permitirá dormir mejor sin el uso de pastillas, además de sentirte más descansado cuando despiertes.

Tener mejor calidad de vida

Una dieta balanceada es importante porque te permite tener una vida saludables que puedes disfrutar, tener más energía, sentir menos estrés y tener menos enfermedades. Una dieta balanceada es la base de la salud y bienestar.

Disminuir la depresión

Estudios realizados por la Asociación de dietas occidentales y tradicionales con la depresión y ansiedad en la mujer, indican que las mujeres que comen una dieta balanceada son menos propensas a desarrollar depresión.

Mejorar la energía

Las calorías resultan de la combustión de ciertas sustancias nutritivas, se consideran como la energía almacenada en los alimentos.  

Una dieta balanceada aporta la cantidad correcta de energía e incrementa la ingesta de nutrientes. Además, le permite a las personas estar físicamente más motivados y capaces de pensar con más claridad.

¿Cómo conseguir una dieta balanceada?

Los nutrientes son los componentes de los alimentos que necesitamos para desarrollar nuestras funciones vitales. Los nutrientes más importantes que debe incluir una dieta balanceada son:

Carbohidratos: aportan la energía que el organismo requiere para funcionar durante todo el día. Proporcionan fibra lo que promueve la buena función del sistema digestivo.

Proteínas: son esenciales para el crecimiento del cuerpo y la reparación de los tejidos, así como la curación de las lesiones.

Es importante que la dieta contenga la cantidad de proteínas necesarias para evitar el deterioro muscular, problemas cardiacos, calambres, dolor muscular, artritis, pérdida de cabello, pérdida del sueño y mala cicatrización.

Grasas: Son un grupo de macronutrientes  fuente de energía y desempeñan otras funciones que incluyen ayudar a transportar las vitaminas esenciales por todo el cuerpo.

Vitaminas y minerales: son importantes para mantener el cuerpo sano y en funcionamiento.

La fibra aunque no está clasificada como un nutriente es otro elemento importante, ya que es fundamental para mantener el sistema digestivo saludable y controlar los niveles de colesterol en la sangre.

Es necesario comer alimentos variados para poder obtener todos los nutrientes y fibras que le cuerpo necesita. Lo ideal es que en la dieta estén presentes todos los alimentos de los 5 grupos principales, los cuales son:

Alimentos con almidón: Los carbohidratos se encuentran en los alimentos que contienen almidón o azúcares, la transforman en energía en el cuerpo y la liberan en el transcurso del día.

Se deben consumir alimentos con almidón como principal fuente de energía.

Los alimentos que contienen almidón son: el pan, las papas, los cereales, las pastas y el arroz.

Frutas, verduras y vegetales: estos son fuentes excelentes de muchos nutrientes, en particular de vitaminas, minerales y fibras. Tienen propiedades antioxidantes por lo que son esenciales para mantener la salud y prevenir enfermedades.

Los expertos recomiendan comer 5 porciones de varias frutas, vegetales y verduras en el día, se pueden comer como bocadillos o incorporarlas en sopas, batidos o ensaladas. Preferiblemente comerlas crudas o cocinarlas al vapor o al horno.

Carne, pescado, huevo, frijoles y otras fuentes de proteínas: Estos alimentos son fuentes de proteínas. Se recomienda una ingesta diaria de 45 g de proteínas  para las mujeres adultas y de 55,5 para los hombres.

Leche y otros productos lácteos: los alimentos lácteos contienen proteína, vitaminas y  calcio importante para la formación de dientes y huesos fuertes. Consuma productos bajos en grasas leche semidescremada o descremada y yogurt con bajo contenido de grasa.

Los alimentos lácteos saludables  más comunes son leche, queso y yogurt.

Alimentos con alto contenido de grasa y  azúcar: las grasas son importantes para la dieta pero no en grandes cantidades.

Trate de reemplazar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas como mantequilla, repostería y quesos ya son nocivas para la salud por alimentos con alto contenido de grasas no saturadas como el aguacate y el aceite de oliva.

Los alimentos azucarados como como dulces, galletas, entre otros suelen aportar energía al cuerpo pero no nutrientes por lo que se recomienda limitar las cantidades que se consumen.

Apóyese en suplementos vitamínicos: Los suplementos ayudan a complementar los nutrientes y minerales que no logramos ingerir o retener mediante nuestra dieta diaria por diferentes factores.

Su uso nos permite solucionar problemas cuando el organismo no es capaz de asimilar todas las proteínas, vitaminas y minerales que se encuentran en los alimentos.

VitaVeg es un suplemento recomendado para estos casos ya que de acuerdo a su composición es capaz de suplir  las vitaminas y minerales que por alguna razón el organismo no logra retener de la alimentación.

Los componentes principales de VitaVeg son complejo vitamínico B, vitamina, A, C, D y K, ácido fólico, calcio, magnesio, zinc, potasio, entre otros.

El consumo de VitaVeg te aportará beneficios como obtener vitaminas y  nutrientes diarios, mejorar tu energía, mejora la memoria y favorece el sistema inmunológico. Además de ser un suplemento natural y saludable.

Algunas recomendaciones que debes seguir para mejorar tus hábitos alimenticios y además mantenerte en un peso saludable son:

  • Debe realizar tres comidas diarias como mínimo. El desayuno es la más importante por lo que no se debe saltar.
  • Consume todos los días verduras, hortalizas, cereales, pan, patatas y frutas frescas.
  • Consume legumbres por lo menos 2 veces por semana.
  • Toma aceite de oliva como principal grasa de la dieta, tanto para cocinar como para aliñar.
  • Como pescado varias veces a la semana.
  • Se debe consumir diariamente productos lácteos como  leche, yogures o quesos bajos en grasa, ya que el aporte de calcio es imprescindible para favorecer la mineralización ósea y prevenir la osteoporosis.
  • Bebe al día dos litros de agua como mínimo.
  • No abuses de la sal ni de los alimentos salados. Usa el ajo, la cebolla, el vinagre, el limón o las hierbas aromáticas para condimentar.
  • Las grasas son necesarias para tener una dieta balanceada, pero no abuses de las carnes animales muy grasa. Escoge la carne magra y consumela 2 o 3 tres veces a la semana. Comer carnes grasas como carne roja,  tocino, embutidos, ocasionalmente.
  • Modera el consumo de dulces y pastelería.
  • Evita las bebidas alcohólicas.
  • Complementa tu dieta con el algún suplemento vitamínico. Se recomienda el uso de VitaVeg.

Trastornos alimenticios ocasionados por una mala alimentación

Cuando no se lleva una dieta balanceada surgen problemas que pueden ocasionar daños a la salud y en el desarrollo de una vida saludable.

Existen diferentes tipos de desórdenes alimenticios como consecuencia de una mala alimentación. Los más comunes son:

Obesidad: Conocida también como exceso de peso es una enfermedad crónica, que genera acumulación de grandes cantidades de grasa en el cuerpo.

Su causa principal es el consumo de grasas saturadas las cuales son muy difíciles de digerir por el organismo, aunado al sedentarismo de la persona.

Puede generar enfermedades como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias, algunos tipos de cáncer y problemas psicológicos.

Puede ser tratada a través de una dieta balanceada y la práctica de ejercicios físicos.

Sobrepeso: Es una acumulación excesiva y anormal de grasa corporal perjudicial para la salud. Es causada por falta de balance energético, mala alimentación, sedentarismo y factores genéticos.

Las personas con sobrepeso tienen mayor probabilidad de presentar problemas articulares, contraer enfermedades cardiovasculares, incapacidad laboral y  algunos tipos de cáncer.

Bulimia: Es considerada un trastorno de la alimentación grave y potencialmente mortal, que se caracteriza por episodios de  ingesta descontrolada y desmesurada de alimentos.

Estos episodios vienen acompañados con provocación del vómito o ingesta de laxantes.

Existen dos tipos de bulimia: De tipo purgativo y de tipo no purgativo.

En la de tipo purgativo la persona se autoinduce el vómito o emplean diuréticos o laxantes para expulsar la comida. Mientras que en la de tipo no purgativo la persona opta por ayunar o realizar una fuerte jornada de ejercicios los días siguientes a la ingesta.

La bulimia obedece principalmente a las siguientes causas:

  • Personas con baja autoestima.
  • Miedo a engordar.
  • Poseer una imagen corporal distorsionada.
  • Inestabilidad emocional.
  • Problemas afectivos en su entorno familiar.

Las consecuencias con las que se enfrenta una persona que padece de este trastorno son:

  • Se ve afectado el sistema digestivo provocando úlceras en el esófago, problemas estomacales, aparición de caries, ronqueras e infecciones en los pulmones. Debido a las alteraciones asociadas a la inducción del vómito o uso de laxantes.
  • Se experimenta alteraciones en el  ritmo cardíaco, deshidratación, baja presión en la sangre, crisis epilépticas y alteraciones a nivel hormonal.
  • La persona se ve afectada psicológicamente, sufren de depresiones, ansiedad, irritabilidad, trastornos del sueño, trastornos de personalidad e incluso pueden llegar a intentos de suicidio.

Anorexia: Es una enfermedad que se caracteriza por la distorsión de la imagen corporal, acompañada de un adelgazamiento extremo, que lleva a la persona a poseer un fuerte miedo de adquirir peso.

Este disturbio psicológico ocasiona que la persona visualice una imagen física propia distorsionada. Es decir, la persona frente a un espejo se ve gorda cuando realmente no lo está, por lo que enfrenta un fuerte deseo de adelgazar con dietas extremas.

 Existen dos tipos de anorexia:

Anorexia de tipo restrictivo: la pérdida de peso se produce a través de la dieta, el ayuno o el ejercicio excesivo.

Anorexia de tipo compulsivo o purgativo: se caracteriza por la ingesta de alimentos y la posterior inducción al vómito o ingesta de laxantes o enemas para evitar un aumento de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *