Conoce la definición de sexualidad

Conoce la definición de sexualidad

Última actualización: 14-12-2018. Equipo Nutricioni

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, se define como sexualidad: “1. El conjunto de condiciones anatómicas y fisiológicas que caracterizan a cada sexo. 2. El apetito sexual y la propensión al placer carnal”.

Podemos encontrar una gran cantidad de definiciones o significados, opiniones y criterios sobre el concepto o la definición de sexualidad. Por ejemplo, tenemos que la sexualidad es la cualidad del ser humano, relativa a las diferencias entre los machos y las hembras.

También podemos decir que la sexualidad es el conjunto de condiciones humanas personales que causan en otros la excitación erótica.

Según la etimología de la palabra, proviene de sexus, y significa división entre los dos géneros de los seres humanos, el hombre y la mujer, virilis o mulieris, es decir, viril o femenino.

Otros conceptos de la sexualidad incluyen el tema psicológico en combinación con el biológico al utilizar las diferencias de esta índole para caracterizar a ambos géneros.

Podemos agregar, sin dudas, que se trata de la esencia misma del ser humano, algo intrínseco e inherente a nuestra naturaleza.

Pero lo cierto en todo esto, aun cuando mucho se ha investigado, más allá de las definiciones, no se sabe en qué punto de la gestación, se define el sexo de la criatura. Cantidades de investigaciones todavía vigentes, tratan de determinar si más allá del cuerpo físico, varón o hembra, la definición de la sexualidad, será genética o no.

Una apreciación que parece ser muy adecuada y completa en términos de definición, la aporta la OMS, es decir la Organización Mundial de la Salud. Y citamos como referencia:

La sexualidad humana se define como: “Un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual femenina o masculina. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales”.

Inclusive con esta definición tan completa, podríamos considerar las influencias externas.

¿Se  determina la sexualidad antes de nacer?

No se sabe si se nace con una sexualidad perfectamente definida ya preestablecida, o se trata de un gen ineludible que se manifiesta en algún punto del embarazo.

Lógicamente, cualquier ser humano, en condiciones normales, presenta una configuración sexual definida biológica y físicamente. La pregunta del millón de dólares, es ¿qué sucede en el camino del desarrollo corporal, psicológico, social, y que pueda influir en el desarrollo de una sexualidad sana?

Lo que parece el deber ser es, que si nacemos biológica y genéticamente saludables, así permanezca el resto de nuestras vidas, es más que nuestra sexualidad evolucione.

La verdad es que nadie podría pensar que en el momento del nacimiento de su hijo o hija, exista una posibilidad de que su sexualidad sufra a causa de factores externos. Es decir que sea afectada por la interacción con el sexo opuesto por ejemplo, en un rechazo, o al contrario, que la facilidad para relacionarse los lleve al aburrimiento.

Vamos a aprovechar ahora para traer a colación definiciones sobre el sexo, para complementar nuestra ponencia sobre la definición de la sexualidad. En términos muy básicos, es nuestro comportamiento sexual como seres humanos, y esto incluye nuestros valores, sentimientos, creencias, género, nuestro cuerpo y sus funciones.

Hay que diferenciar los términos sexualidad y sexo. Biológicamente nacemos hombres o mujeres, es decir, varones o hembras. La definición del término sexo se ha utilizado más que nada para designar las relaciones íntimas entre hombres y mujeres.

Ilustración del vector, icono de la charla sobre el sexo en la discusión, el conocimiento sobre la educación sexual.

En fin, según podemos corroborar en diferentes publicaciones científicas, claro está aún sin pruebas públicas fehacientes, que se propone que la sexualidad, no es un tema de nacimiento.

Es decir, se desarrolla durante las etapas de crecimiento del ser humano en tanto que puede ser influida por un mero cambio psicológico, emocional u orgánico.

Podemos considerar que una condición como la falta de salud, puede afectar la práctica de la sexualidad individual, en tanto no pueda expresarse debidamente con la pareja.

El hecho es que de cierto que nuestra sexualidad siempre se verá afectada por muchos factores, psicológicos, sociales e inclusive personales es decir, por creencias y otros. Y esto seguramente seguirá ocurriendo y las razones, solo la sabremos con los adelantos de la ciencia, y hasta ese entonces esperaremos.

Alimentarnos para fortalecer nuestra sexualidad

No debemos tener ninguna duda de que a mejor alimentación, mejor desempeño sexual tendremos, y cuando hablamos de alimentación para el sexo, es porque existe.

Se ha probado científicamente que podemos disponer de un grupo importante de alimentos, nutrientes, además de suplementos vitamínicos que aumentan la vitalidad sexual.

Tal es el caso del suplemento ProEnergía, el cual ha sido diseñado científicamente para elevar el nivel de energías y así la potencia sexual mejorando nuestra sexualidad. Un elemento vital que apoya la mejor alimentación concebida para nuestro rendimiento físico.

brazo musculoso de hombre fitness, Nutrición deportiva y un estilo de vida saludable. Un hombre sostiene un frasco de pastillas.

En cuanto a los alimentos, nutrientes y vitaminas que debemos incluir en la dieta diaria para cubrir este requerimiento adicional pero vital, haremos una distinción en este punto.

Pero antes de cualquier recomendación, será muy importante chequear nuestro estado de salud y estar conscientes por ejemplo, de ciertas alergias que pueden ser muy peligrosas.

Vamos primero con algunas recomendaciones básicas como el tomar suficiente agua diariamente, ingerir frecuentemente las suficientes proteínas y los nutrientes necesarios. Podrás expresar de la mejor manera tu sexualidad ingiriendo en dosis adecuadas y programadas, el azafrán y el gingsen.

El gingsen es un alimento trabajado por la medicina tradicional china y que posee propiedades que promueven el estímulo y el desempeño sexual masculino. Lo puedes encontrar  en la perfecta formulación de ProEnergía,

Raíces de Ginseng sobre mesa de madera

El chile por ejemplo, básicamente un alimento picante. La ingesta del chile y los mariscos, promueve la liberación de las hormonas llamadas endorfinas, las cuales estimulan las emociones relacionadas con la sexualidad y el placer.

El aguacate es otro de los alimentos que provoca la producción de testosterona y estimula la libido, aparte de que es rico en vitamina B6. El jengibre, que es un afrodisíaco natural y los espárragos, que con la vitamina E, que regula la producción de histamina en nuestro organismo evitando la eyaculación precoz.

La sandía o patilla facilita la expansión de los vasos sanguíneos y el chocolate, que estimula la sensibilidad del cuerpo. Las espinacas en conjunto con varios de los vegetales de hojas verdes, frutos secos, huevos, pescado y no debemos olvidar la cebolla como un potente afrodisíaco natural.

Descubre porque tu salud depende de tu sexualidad

Es un hecho probado el que todo lo que nos conforma está conectado. Sabemos que todo lo que sucede en nuestro cuerpo y en la mente se relaciona íntimamente con nuestra salud y que los aspectos, psicológicos y biológicos se afectan mutuamente.

Es prácticamente imposible separar lo que afecta a la  sexualidad de lo que influye en la salud. Lo que beneficia o daña nuestra sexualidad, como por ejemplo la insatisfacción sexual, afecta en gran medida nuestro estado de salud físico y psicológico, emocional.

Concepto de hotel, viaje, relaciones y problemas sexuales: hombre molesto sentado en la cama con una mujer en la espalda

Es importante entender que una sexualidad deficiente o mal atendida o entendida, o en procesos de desarrollo, es capaz de deteriorar completamente todo tipo de salud.

Una sexualidad negativa, destruye el ánimo, la autoestima, la autoimagen, el nivel de comunicación, con uno mismo y con la sociedad creando conflictos emocionales.

Podemos discriminar entre la salud física, la mental, la espiritual y hasta la financiera en los adultos. Si lo examinamos de cerca, imaginen a un niño descubriendo las diferencias entre un varón y una hembra sin entender el porqué de tales diferencias más allá de las obvias.

Imaginen por otro lado a un adulto, hombre o mujer teniendo que reprimir su sexualidad, a causa de una deficiencia física para no entrar en conflicto en su medio social o de trabajo. Es una situación donde a todas luces se verán afectados todos los sistemas vitales y los que dependen de estos para funcionar en todos los roles.

Enfatizando un poco sobre la simbiosis salud – sexualidad, pudiésemos llegar a pensar que la mayoría de las enfermedades de hoy en día, están relacionadas con la sexualidad.

Tanto así, que se puede decir que la mayoría de los conflictos, de pareja, sociales, y hasta mundiales, provienen de una sexualidad sin satisfacciones físicas o emocionales.

Es por tanto, muy importante tomar las asesorías que correspondan para aliviar los síntomas y manejar o erradicar las causas. ¿Mala información, o carencia de la misma? ¿Temas tabú que no se deben tocar? ¿O simplemente no existe o no hay forma?

Finalmente la conexión es evidente, por lo que lo que resta es aprender y tomar conciencia de la importancia de vivir una sexualidad sana y coherente.

Es fundamental vivir conforme con lo que se desea ser, tener y hacer, otra cosa sería una seria autoconfrontación permanente que llevaría al colapso.

Examinemos la definición de sexualidad, desde varios puntos de vista

La definición de sexualidad en el ámbito deportivo, cobra mucha importancia ya que el atractivo sexual de un cuerpo masculino o femenino bien definido es innegable. Y si nos referimos a la práctica sexual entre parejas, indudablemente que la agilidad que se adquiere al entrenar, confiere al deportista el mejor y mayor rendimiento.

Podemos creer que es una cuestión de inspiración cuando se expresa la sexualidad a través de un cuerpo escultural, por lo que la respuesta vascular masculina aumenta.

La sexualidad también es comunicación y es precisamente lo que se busca intuitivamente al practicar un deporte o actividad física de entrenamiento. Se busca comunicar la sexualidad propia al sexo opuesto.

mujer ejercitando gluteos, Atleta de sexo femenino que ejercita en el banco de mentira del enrollamiento de la pierna en el gimnasio

Si nos remitimos a la práctica del fútbol podemos encontrar un espacio de iniciación masculina, por así decirlo, conectado a los valores públicos, sociales, el éxito y el poder. Lo anterior, aunque sea un tanto difícil de ver o detectar, consolida la definición de la sexualidad masculina ante las mujeres y hay otro tanto en otros deportes para ellas.

Desde el punto de vista cultural, la definición de la sexualidad masculina o femenina, probablemente esté influenciada por los valores sociales. Entonces culturalmente o tradicionalmente, se definen los roles, más que orgánicamente, por su comportamiento.

En la psicología o en el psicoanálisis, la definición de la sexualidad, hace referencia a la amplitud del placer. Un concepto en el cual se va hacia lo que lo origina o satisface, y a la manera en la que el individuo logrará alcanzarlo.

Aunque el componente psicológico siempre parece estar presente en la definición de la sexualidad y también parece estar involucrado en las decisiones sexuales individuales. Las experiencias que dejan huellas evidentes, positivas o no en un individuo, hombre o mujer, pueden definir su sexualidad, reafirmando o no su condición orgánica o biológica.

Algunas hormonas en los alimentos pueden afectar la sexualidad

Traemos a colación el tema del consumo implícito de hormonas, en tanto que las apariencias y condiciones físicas, es decir, las del hombre y la mujer se afectan.

No es un secreto que el deterioro o exageración de la condición física puede causar rechazo en el sexo opuesto.

No existe la menor duda de que las hormonas sexuales, las que crean las características masculinas o femeninas en el hombre o en la mujer, están presentes en los alimentos. El tema será, si debemos tener cautela al consumirlas indiscriminadamente o las cantidades no son lo suficientemente importantes como para afectar nuestra salud.

Los alimentos que por excelencia contienen hormonas femeninas, los fitoestrógenos, están presentes en vegetales, en las semillas de lino,  en el ajo, en la alfalfa y en la soya. Estas semillas, ingeridos adecuadamente pudiesen ser saludables para las mujeres.

Cuchara de madera con semillas de linaza con fondo blanco

Pero otros alimentos cárnicos, tienen contenido de hormonas que provienen de las proteínas animales, que pueden ser dañinas al contribuir con la generación de fibromas.

En el caso de los hombres, la testosterona, hormona andrógena que predomina en el organismo masculino, está contenida en las ostras, aguacates, huevos plátanos, brócoli. En cuanto a los alimentos cárnicos, el impacto que produce en los niveles de testosterona, es muy considerable al estar saturadas de proteínas, hierro, magnesio y zinc.

Ostras

La conclusión que que los alimentos con contenido normal de hormonas sexuales no afectan la sexualidad de una persona.

Las cantidades de estas hormonas presentes en los alimentos de nuestra dieta regular  no son causa de cambios determinantes en nuestra sexualidad.

Pero los efectos que producen algunos alimentos en la pérdida del apetito sexual por ejemplo, si podrían producir algún efecto negativo, físico y psicológico en individuos. Las apetencias de cualquiera de los dos géneros a partir de una posible insatisfacción mal concebida, pudiesen afectar su conducta sexual y como consecuencia su sexualidad.

En este punto, será conveniente comentar sobre el efecto positivo en la sexualidad de ambos géneros, de incluir  ProEnergía en la dieta diaria. Es un potente complemento vitamínico que además promueve la vitalidad.

La única influencia que pudiesen tener los alimentos con hormonas sexuales, en definitiva, es positiva en la idea de que promueven el equilibrio hormonal en nuestro organismo.

Un breve recorrido a través de los conceptos que conforman la sexualidad

La definición de la sexualidad está compuesta o conformada por la presencia de varios conceptos inherentes al término. Y es que la sexualidad se relaciona con el sexo, con el erotismo, con la sensualidad, el afecto, la atracción física y sexual, con el género, con la reproducción humana y más.

Por tanto esto es así, vamos a revisar algunos de estos conceptos en el mayor detalle posible y en relación con el tema de este artículo.

En cuanto al concepto del sexo, muchos se han dado a la tarea de definirlo como la actividad relacionada con el placer sexual sin afecto. Se puede decir que algunos al incluirlo, el afecto, lo denominan, hacer el amor.

Pero si a la pureza del concepto vamos, sexo es el conjunto de características humanas que nos definen como hembras o varones,

Al concepto de género, se le ha dado un matiz socio cultural para definir al hombre y a la mujer por su comportamiento apropiado ante los demás según el sexo al que pertenezca. Básicamente se refiere al grupo de diferencias que pertenecen al rol que se ha construido para cada uno y que la sociedad considera que son apropiadas para hombres o mujeres.

El concepto de reproductividad, se refiere a la posibilidad de que el ser humano pueda reproducir individuos parecidos a él y a quien lo produjo, además a las posibles construcciones mentales asociadas al tema en cuestión.

El erotismo es otro concepto que se puede entender como aquellos procesos en los que se genera el apetito en torno a la excitación sexual. Se incluyen los resultados que se generan a partir de la calidez y la pasión de estas experiencias humanas, además de las construcciones mentales que resulten.

Mujer joven apunto de tener relaciones sexuales con su chico. Vestida sensualmente

Otro concepto es el de la orientación sexual, hombre o mujer, y se refiere al cómo se organiza el erotismo con respecto al vínculo emocional en cuanto al género de su pareja. Este tipo de orientación se traduce en comportamientos, pensamientos y deseos sexuales, sin excluir las posibles combinaciones de estos factores.

Finalmente vamos con la identidad de género y que se relaciona con la forma en que cada persona se identifica.

Otros factores que influyen en la estabilidad de la sexualidad humana

Vamos a examinar algunos factores no menos importantes que los anteriores y que afectan la definición de la sexualidad humana. Y es que dos elementos como las emociones, es decir el sistema emocional propio de los humanos y las creencias, o el sistema de creencias, pueden causar desequilibrios.

Nuestras emociones, en un sistema de sentimientos y comportamientos causados por lo que creemos del mundo exterior y de nosotros, son capaces de movernos de sitio. Es decir que la sexualidad camina tomada de la mano de nuestras creencias emocionales.

En la intimidad por ejemplo un sentimiento provocado por una emoción generada por una creencia errada, puede dar como resultado una dramática disfunción en el acto sexual. Y es así como se puede destruir por completo lo que ya se había definido como sexualidad de una persona, hombre o mujer.

Por otro lado, un factor muy importante y que debemos tomar en cuenta es la edad, es decir las diferentes etapas de la vida por la cual vamos paseándonos. Es obvio que a medida que nos desarrollamos como adolescentes, adultos y finalmente ancianos, las preocupaciones no serán las mismas en cada etapa.

El dominio de los estados emocionales y de las creencias al respecto, van cambiando y por supuesto afectando el nivel de sexualidad, es decir, de los factores que la conforman. Y finalmente ésta se verá comprometida en una serie de comportamientos alejados de la actividad sexual de pareja.

Con la edad, es decir, con el paso de los años, el dominio de la emocionalidad se va acrecentando. Lo que creemos sobre las relaciones que involucran la sexualidad, va evolucionando en positivo.

placer sexual en pareja adulta, Amantes íntimos que acarician haciendo el amor en la cama. Joven pareja romántica y apasionada en la cama teniendo sexo.

Y finalmente, y sabiendo que la sexualidad está presente en todos los ámbitos de la vida, podremos estar seguros que será nuestra mejor aliada. Recomendamos usar ProEnergía para la fortaleza física y el aumento constante de la vitalidad, base de toda definición de la sexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *