Conoce estas recetas medicinales para afecciones articulares

Conoce estas recetas medicinales para afecciones articulares

Última actualización: 05-10-2018. Equipo Nutricioni

Los dolores de las  articulaciones son una afección bastante común en las personas. Esta  molestia limita la movilidad y merma la calidad de vida. Una manera de aliviar estas dolencias es mediante recetas medicinales y recursos naturales que resultan una alternativa que resultará de gran ayuda.

Entre estos recursos tenemos los siguientes:

Aplicar calor: es uno de los métodos más eficaces para aliviar el dolor de las articulaciones. Emplear una almohada térmica o una bolsa de agua caliente y colocarla en la zona afectada, será de gran beneficio.

Aplicar frío: se emplea para casos en el cual la articulación se encuentra inflamada, no así, se utiliza cuando se ha aplicado calor.

Imagen en primer plano de compresa fría en tobillo de hombro

Se puede utilizar una bolsa de hielo o alguna comida congelada. Se debe cubrir la articulación, con un paño, ya que, colocarla directamente en la piel puede causar que esta se queme.

Ingerir Articagos: Este es un producto que contribuye a mantener la articulaciones, cartílagos y ligamentos saludable. De igual manera, alivia los dolores y problemas óseos.

Recetas medicinales

Existen plantas, frutas y verduras que contribuyen a mejorar la afección de las articulaciones. Estos vegetales tienen propiedades desinflamatorias, antibióticas naturales y que, relajan y  quitan tensión a los músculos, logrando ejerce menos tensión en las articulaciones.

Entre estas recetas medicinales encontramos:

Consumir piña fresca: Esta se puede ingerir en un jugo natural o la pulpa de la fruta. La piña es un alimento con propiedad desinflamatoria gracias a una enzima llamada bromelina. Contribuye a reducir el dolor articular.

Hombre adulto sosteniendo una piña con la boca abierta

Consumir linaza: Este es un alimento que contiene omega 3. Resulta beneficioso para la salud, así mismo contribuye a aliviar los dolores.

Beber infusión de ortiga: Esta es una planta que contiene una sustancia ácida, que tiene función como una protección natural. Es de gran ayuda en la reducción de las dolencias articulares.

Además de beber el té de ortiga, se puede aplicar en forma externa en el lugar de la dolencia como cataplasma, a manera de largar los jugos y ayudar en la recuperación de la zona.

Ortiga tacaña aislada en el fondo blanco

Beber zumo de moras: Esta fruta posee grandes propiedades desinflamatorias naturales, lo cual, ayudará a aliviar el dolor, se puede ingerir a través de un rico jugo natural o la pulpa.

Beber té de jengibre: Es muy eficaz si se consume diariamente para los malestares de las articulaciones, ya que, al igual que la mora, posee propiedades desinflamatorias. El jengibre también es un analgésico y sirve para equilibrar la circulación sanguínea.

Resulta conveniente, hacer el té con pequeñas rodajas de jengibre en una taza caliente y si se añade limón o miel. Será de un gusto muy agradable.

taza de té de cúrcuma con limón y jengibre, beneficios para reducir la inflamación, el concepto de bebida saludable de hierba y desintoxicación de hígado

Beber infusión de cúrcuma: desde hace siglos en la medicina tradicional de la India esta planta ha sido empleada para tratar la inflamación y dolores leves.

Se coloca en una taza una cucharadita de cúrcuma en polvo y se bebe tres veces al día para que las molestias se encuentren controladas.

polvo de curcuma en recipiente de madera, con cuchara de madera

Consumir vinagre de manzana: El vinagre de manzana contiene una serie de minerales como: potasio, magnesio, calcio, fósforo, que, son de gran utilidad para el idóneo funcionamiento de las articulaciones.

Se recomienda beber al día, tres cucharaditas de vinagre de manzana en un vaso de agua, antes de las comidas.Este también sirve para absorber los nutrientes de los alimentos en el organismo.

Además de sus grandes propiedades por su contenido de vitaminas, el vinagre de manzana se puede emplear en forma tópica, se calienta una taza de vinagre y se frota en el área del dolor.

Imagen en primer plano de vasos de vidrio con jugo de manzana

Romero: Posee propiedades antioxidantes que facilitan la disminución del desgaste de los cartílagos en personas con  artrosis. Esta hierba se puede añadir en las cremas, salsas, carnes y sopas.

De igual manera es recomendable beber un té con una cucharada de la planta en hojas secas, por una taza de agua hirviendo. Se pueden beber hasta tres tazas de agua al día.

ilustración de romero en fondo de madera

Beber té de abedul: Esta planta posee muchas propiedades desinflamatorias y diuréticas. Es maravillosa para tratar personas con artritis y artrosis reumatoidea.  los preparados de esta planta, desinflaman la zona afectada.

De igual manera, contribuye a eliminar líquidos que se acumulan en el área afectada. Se puede realiza un té con una cucharadita de hojas secas en una taza de agua.Se debe beber un máximo de dos tazas diarias.

Ingerir Articagos: Este es un producto que contribuye a mantener la articulaciones, cartílagos y ligamentos saludables, de igual manera, alivia los dolores y problemas de articulaciones.

Manzanilla:  Beber el té de manzanilla es realmente relajante para los músculos y articulaciones. Esta flor  puede contribuir a reducir el dolor y la hinchazón, aplicándola en forma tópica (externa).

También colocar unas gotas de aceite de manzanilla en la zona de dolor  y realizar masajes circulares, puede ser de gran ayuda para aliviar la molestia.

semillas de manzanilla en cuchara de madera y fondo blanco

Eucalipto: Al igual que la manzanilla, el eucalipto posee muchas  propiedades en su uso interno y también externo. Este se puede conseguir en aceite y se puede disolver en 30 ml de agua tibia y luego realizar fricciones con este líquido en la zona afectada.

Col o repollo: Este vegetal a parte de ser muy rico al comerse  en una variedad de preparaciones. También puede emplearse para hacer compresas y colocarlas en el área afectada.  

Se puede calentar una hoja de col en baño de maría o al horno, y aplicarla en la articulación con dolor. Al enfriarse, repita  la operación.

Aceite de hígado de bacalao: Previene  enfermedades articulares e inflamatorias. Se recomienda ingerir tres raciones de este aceitea la semana.

A través de un estudio se demostró que el 86% de personas que consumían este aceite de hígado de bacalao, mostraban en los cartílagos menor cantidad de enzimas dañadas.

Beber té verde: Posee propiedades antioxidantes, así como también contribuye a reducir líquidos y grasas. Si duelen las articulaciones debido al sobrepeso, beber infusiones de té verde es ideal. Además esta hierba posee polifenoles, los cuales ayudan a reducir los daños de los cartílagos.

Imagen en primer plano de un té verde

¿Qué son las articulaciones?

Las articulaciones son los puntos de contacto entre dos o más huesos, un hueso y un cartílago, o un hueso y los dientes. Es decir, son las uniones de los extremos de los huesos La mayoría de las articulaciones son móviles y permiten que los huesos se muevan.

El engranaje de  una articulación se encuentra envuelto por una bolsa denominada cápsula articular. Esta se encuentra  reforzada por los ligamentos.

¿Qué son los ligamentos?

Los ligamentos son una banda de tejido fibroso, sólido y elástico que, une los huesos entre sí, en el seno de una articulación. Estos permiten el movimiento, el elemento básico de los ligamentos, son las fibras de colágeno.El ligamento proporciona estabilidad a la articulación.

De igual manera, existe una pequeña cantidad de líquido sinovial, el cual, baña el interior de la articulación. Este ejerce la función de lubricante de toda la estructura denominada articulación, facilitando el movimiento.

Este líquido está es producido por una delgada capa de tejido que recibe el nombre de membrana sinovial. Ésta tapiza el interior de la cápsula articular, en las superficies en las cuales no existe cartílago.

Ilustración de ubicación de los cartilagos en las manos

Conozcamos acerca del cartílago

El cartílago es un tipo de tejido conectivo que, reviste articulaciones en las uniones entre las costillas y el esternón, es refuerzo en la tráquea y el esternón, en el tabique nasal y el oído externo.

Los cartílagos sirven para amortiguar los golpes al caminar y saltar, de esta manera, ellos previenen el desgaste por rozamiento y facilita los movimientos de la articulación. Estos constituyen  una estructura de soporte y movilidad.

Algunas causas de enfermedades de las articulaciones

Una de las causas más frecuentes de las enfermedades articulares son determinadas por la edad, a medida que la persona envejece. Las articulaciones se hacen menos flexibles y se hacen más rígidas.

Por otra  parte, se puede originar la pérdida del líquido sinovial y de esta forma, aumenta la fricción entre los cartílagos y otros tejidos que conforman las articulaciones.

Otra situación que puede darse es la calcificación de las articulaciones, lo cual se produce cuando los minerales se depositan en ellas, situación que se da de forma común en el hombro.

De igual manera, se puede perder cartílago en zonas como la cadera, los dedos y las rodillas, generando su desgaste y degeneración.

Conozcamos alguna enfermedades articulares

Existen una variedad de enfermedades en las articulaciones, a continuación se expondrán las más comunes:

Artritis: Esta enfermedad se produce por la inflamación de las articulaciones, estas se hinchan y producen malestar y dolor.

Las articulaciones que se ven afectadas, pierden movilidad y pueden llegar a deformarse. La artritis es una  enfermedad de articulaciones más comunes. Puede ser de corta duración o crónica, así como puede presentarse en una articulación o en varias articulaciones.

Ilustración de deformación de los huesos por causa de la artritis

Artrosis: Esta es una enfermedad reumática, la cual, lesiona el cartílago articular. Al lesionarse el cartílago articular, se genera dolor, incapacidad funcional y rigidez.

Por lo general la artrosis se manifiesta en la columna lumbar y cervical, en las articulaciones de los hombros, la cadera, de los dedos de las manos. También en las rodillas y articulaciones de los dedos gordo del pie.

Cabe destacar que la artrosis no debe ser confundida con la artritis. La artrosis se origina por el desgaste y la artritis se manifiesta por la inflamación la cual, es la que causa la enfermedad.

Estas dos enfermedades causan  dolor, rigidez e hinchazón, pero en la artrosis el dolor se mejora en reposo, ya que, este es de tipo mecánico, es decir, se desencadena por los movimientos.

Bursitis: Esta enfermedad se produce por la inflamación de las bursas, estas son unas bolsas de líquido que, impiden que se realicen las fricciones entre las articulaciones  al producirse el movimiento.  

En todo el cuerpo humano existen bursas, esta se manifiesta en donde es más repetitivo el movimiento de articulaciones: rodillas, caderas, pelvis, hombros, muñecas, codos, talones y dedos de los pies.

Necrosis aséptica: esta es una enfermedad en la cual se pierde flujo sanguíneo en el interior de los huesos de manera temporal o permanente, a causa de esto el tejido óseo sin sangre se muere. Si se encuentran involucrados los huesos cercanos a una una articulación, se genera por lo general, el colapso de la superficie de esta.

Artropatía neurogénica: Esta es una enfermedad de las articulaciones que tiene la característica de ser una lesión de los nervios, que impide la percepción del dolor de la articulación en la persona que la padece.

Por esta característica cuando hay fracturas y lesiones de poca significancia pasan por inadvertidas, hasta que se origina la destrucción de la articulación de manera permanente, a causa del deterioro que se fué acumulando.

Tratamientos posibles para las afecciones articulares

Tratar las afecciones de las articulaciones puede variar según su origen. Si una lesión es causada por algún deporte, el método de tratamiento deberá ser reposo, hielo, elevación y compresión para reducir el dolor, bajar la inflamación y la curación se haga más rápida.

Otras formas de tratamiento se hacen a través del empleo de calmantes, inmovilizar la zona lastimada, rehabilitación y en algunas ocasiones se debe aplicar cirugía.

En enfermedades como la artritis u otras enfermedades articulatorias, es probable que haya la necesidad de hacer cirugía para que la articulación afectada sea reemplazada por una nueva.

Por otra parte, también existen productos que contribuyen a mantener saludables las articulaciones, cartílagos y ligamentos, como es el caso de Articagos. Este es un complemento el cual. contiene una serie de vitaminas como A, C, E, B1, B2, B6 y B12; y  minerales como selenio, zinc, cobre, manganeso, glucosamina etc.

Todos estos nutrientes que contiene este suplemento serán de gran ayuda para combatir dolores y problemas en la articulaciones.

Algunos hábitos recomendados para tratar los dolores de las articulaciones

Existen algunos hábitos que se pueden considerar y llevar a cabo para tratar y combatir las afecciones de las articulaciones y de esta manera no agravar los síntomas. Entre estos son aconsejables los hábitos siguientes:

Mover las piernas al levantarse, luego de estar sentado o acostado por largo rato, de igual manera, ir con cuidado al caminar, de forma que el peso del cuerpo no recaiga bruscamente sobre las rodillas.

En los momentos en los cuales se está sentado, es recomendable, estirar las piernas todas las veces que sea posible. esto evita que la rótula ejerza mucha presión sobre el fémur.

Hacer descansos pequeños durante el día, de 5 a 10 minutos, esto puede contribuir a prevenir el dolor articular.

Igualmente, se debe tomar en cuenta, usar zapatos adecuados, los cuales, no se muevan en el pie y se sujeten bien a este. Estos deberán ser cerrados preferiblemente, y en casos en los que las rodillas se encuentren afectadas, es adecuado que la suela del zapato sea plana sin tacón.

No debe cargarse mucho peso, es recomendable hacer la carga por partes, así mismo, cuando se recoge algo del suelo es menester agacharse en cuclillas y no encorvar la espalda.

Por otra parte, es importante, tomar la baranda al momento de subir y bajar escaleras, hacerlo a una velocidad lenta, subiendo o bajando de escalón por escalón uno a la vez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *