Conoce cuál es la función de las frutas y verduras en nuestra alimentación

Conoce cuál es la función de las frutas y verduras en nuestra alimentación

Última actualización: 27-08-2018. Equipo Nutricioni

La función primordial de las frutas y verduras es la de preservar la vida humana.

Existe una coexistencia entre las formas de vida de nuestro planeta. Es decir, los humanos en general, cuidamos la vida de los integrantes del mundo vegetal y ellos nos proporcionan la alimentación necesaria para la continuidad de nuestra existencia.

Si revisamos con detalle, la función de las frutas y verduras en  nuestro organismo o en el cuerpo, veremos que las aplicaciones son incontables en su interior y en el exterior.

Las propiedades de estos vegetales van desde los nutrientes contenidos en un sencillo jugo y hasta las vitaminas necesarias para elaborar una crema para el cuidado de la piel.

Es importante agregar que las frutas y verduras en general tienen un alto contenido de agua, por lo que uno de las funciones de estos vegetales es la hidratación corporal.

Lo primero que vamos a hacer es definir, qué es una fruta y qué es una verdura.

Fruta es, en términos básicos, el ovario que contiene las semillas de la planta que da frutos. Una verdura es, además de una hortaliza,  otra parte comestible de las plantas, el tallo, la raíz, las hojas.

Ingerir frutas y verduras a diario o con la mayor frecuencia posible, en términos de vida saludable,  es un gran beneficio para todas las funciones de nuestro organismo. Las aplicaciones de las propiedades y el contenido nutricional que presentan estos vegetales, son incontables.

En cuanto a las frutas, hasta algunas cáscaras de frutas son usadas para la elaboración de jugos o té, debido a su alto contenido de antioxidantes. La naranja, la mandarina y el limón son ejemplo de los usos de sus cáscaras.

En la medicina, en la farmacología, en el tema de la imagen personal y ni que decir sobre nutrición. Algunos productos derivados de frutas y verduras tienen la función del cuidado de la piel, por lo que las aplicaciones en la dermatología también cuentan aquí.

La función de las verduras en nuestro organismo, no se queda atrás, y es que sus propiedades también tienen aplicaciones en todas las áreas del cuidado del cuerpo.

La función de las frutas, una presentación que no te querrás perder

Es necesario recordar, que aunque la generalidad de las frutas aporta beneficios para la salud, puede que alguno de sus componentes dispare reacciones en el organismo.

Estén identificadas o no, existen algunas dolencias que se manifiestan debido a la presencia de alguna sustancia contenida en la fruta.

Como ejemplo podemos tomar, el tomate, que tradicionalmente, aunque al parecer ningún estudio ha podido relacionarlo con el aumento de ácido úrico, lo cierto es que sucede. La sustancia que causa el aumento del ácido úrico en la sangre, es la purina, y ciertamente en el tomate, existen cantidades muy discretas.

El punto es, que si se ha identificado ya alguna dolencia o condición que se manifieste bajo la acción de alguna sustancia contenida en la fruta, lo lógico será consultar al doctor.

Y si de lo que se trata es de aumentar el valor nutritivo en nuestro organismo, lo mejor es no dudar en agregar nuestro suplemento nutricional natural. El VitaVeg.

No se puede decir que las frutas cumplen una sola función en nuestro organismo. Pero si englobamos en un solo concepto los beneficios que aportan a nuestra salud, la verdad es que sería la de la preservación de la vida humana, no las únicas, pero sí muy importantes.

Otro detalle sobre las frutas, es que algunas de ellas se confunden con verduras. Bastará con saber si tienen semilla o no.

Las más conocidas son: El maíz, el aguacate, el limón, la berenjena, el pepino, el pimentón, la calabaza y el tomate.

La función primordial de las frutas para la conservación de nuestra salud, es alimentarnos sanamente. Parece una redundancia pero es que no todo lo que ingerimos nos alimenta, y menos sanamente.

La manera en la que las frutas cumplen su función es aportando al organismo diferentes elementos necesarios para la vida humana. Por ejemplo el agua, las diferentes vitaminas, minerales, glucosa, e inclusive contenidos de proteína vegetal que pueden sustituir a las de la carne, fibras y carbohidratos.

El plátano, el kiwi, la naranja, el coco y el aguacate, son de las frutas con mayor contenido de proteínas. En cuanto a los carbohidratos, el plátano repite y con buenas cantidades, el coco, la pera, el higo, las uvas, la guayaba y la piña entre otras muchas más.

La función de las verduras, en el mismo escenario de las frutas

Al igual que las frutas, recomendamos revisar muy bien los contenidos nutricionales, minerales y vitaminas de las verdura, o más sencillo, consultar a un nutricionista. Saber qué sustancias brindan beneficios y cuales nos causan algún daño, es conveniente.

De cualquier manera siempre será sabio agregar el suplemento más adecuado para fortalecer nuestra nutrición, y en esa idea les recomendamos nuestro VitaVeg.

La función de las verduras, no es muy diferente a la de las frutas. También son necesarias para la conservación de la vida.

En principio, una de las funciones de las verduras, está en el proceso de digestión, en tanto que sus componentes regulan el tránsito intestinal y los procesos metabólicos.

Las verduras, raíces, tallos, hojas, tienen en general, un gran contenido de fibra, vitaminas y nutrientes del tipo inorgánico, es decir, minerales como el calcio, el hierro, potasio. Las funciones del metabolismo, son reguladas por  estas vitaminas y nutrientes que aportan las verduras, por lo que son esenciales para el funcionamiento del organismo.

Procesos que se llevan a cabo en nuestro sistema, como por ejemplo, la síntesis de sustancias para la coagulación de la sangre, no serían posible sin estos nutrientes. Las vitaminas que aportan, son fundamentales en la conservación de las encías, los dientes y huesos, además de que fortalecen los procesos de cicatrización.

Se puede asegurar, que la función primordial de las verduras en nuestro sistema, es la de reguladores de los procesos fisiológicos que se suceden en nuestro organismo. Y esto se explica en razón de la presencia de los nutrientes que en ellos están contenidos.

Las verduras aportan una gran cantidad y variedad de vitaminas y minerales y es por lo que los procesos de absorción, digestión y metabolismo, se dan lugar.

El organismo utiliza las sustancias contenidas en las verduras, las absorbe y las transforma en todo lo que necesita para funcionar.

El contenido de potasio en las verduras, nos ayuda a prevenir la retención de líquidos en el cuerpo, una característica de los alimentos con contenido de sodio. Consumir verduras ayuda también a prevenir la hipertensión.

Magnesio, cobre, fósforo, calcio, zinc, y hierro, son micronutrientes presentes en las verduras, y son imprescindibles para la vida humana.

La función de las frutas, un trabajo que no tiene fin

La única forma de que una fruta cumpla con su trabajo de llevar los nutrientes necesarios para la vida, es que nos alimentemos con ella, es decir, que la podamos ingerir. Ya sabemos que muchas de las frutas, se pueden comer directamente y después de lavarlas bien, otras nos vienen en forma de jugo o en una mezcla de ellas.

Sigamos adelante con una relación de los nutrientes y las propiedades de algunas de las frutas más conocidas.

La naranja. Pertenece a las especies de cítricos y es una fruta con un gran contenido de vitamina C, lo que le confiere las propiedades de un poderoso antioxidante.

Contar con la vitamina C, resulta en una mejor cicatrización de heridas además de fortalecer el sistema de defensas de nuestro organismo.

Su contenido es muy amplio y consta de los siguientes elementos: ácidos, málico, oxálico, tartárico y cítrico, ácido fólico, beta caroteno, fósforo, potasio, cobre, cobre, zinc, calcio y magnesio.

La banana. Una fruta excepcional por sus propiedades y su amplio contenido nutricional.

Aporta minerales como el zinc, selenio, potasio, hierro, calcio y magnesio, vitaminas como las A, C, B1, B2, B6, B9 y poca vitamina E, ácido fólico, beta caroteno, fibra

Entre algunas de las propiedades podemos mencionar que funciona como antidepresivo, debido a la alta presencia del triptófano,  es diurético, astringente y remineralizante.

Su contenido de magnesio, funciona como parte de los procesos en el intestino, también en nuestro sistema nervioso, y en el de la musculatura. Es necesario en huesos, dientes y fortalece nuestro sistema inmunológico,

La actividad de nuestro sistema nervioso, y la de los músculos, requiere del potasio, lo que previene los calambres y equilibra el agua en y fuera de las células. Mucho potasio y poco sodio, causa la eliminación de los excesos de agua y combate la hipertensión arterial.

Por otro lado, el ácido fólico es parte de la producción de glóbulos blancos, rojos y anticuerpos. La presencia de carbohidratos en combinación con la fibra, actúa positivamente en los procesos diarreicos.

Consumir bananas, es útil en la prevención de la caída del cabello por su contenido de zinc, a esto podemos sumar el efecto de la pectina en el arrastre del colesterol. Su función principal es la de la prevención de enfermedades mientras su consumo sea frecuente.

Mucho más sobre la función de las frutas y sus propiedades

A continuación tres frutas con funciones de vital importancia en la prevención de la salud, el limón, el melón y la patilla.

El limón. Una de las frutas más requeridas en la prevención y tratamiento de muchas de las enfermedades presentes a lo largo de la historia, y más allá de un resfriado.

Contiene vitamina C, las del grupo B y la E, muchos minerales, magnesio, fósforo, zinc, calcio, potasio, cobre, Una poderosa mezcla que fortalece la actividad de los glóbulos blancos resultando en un refuerzo para nuestro sistema de defensas.

Este cítrico, además de ser fundamental para la vida humana, hoy en día es esencial en el cuidado de la apariencia femenina sobre todo.

Además de todas sus bondades, es un excelente depurativo limpiador de todo nuestro organismo. Su jugo, o zumo, es excelente para calmar la sed y la particularidad única de este fruto es la propiedad de neutralizar y eliminar toxinas en el organismo.

El Melón. Entre sus funciones más importantes está la prevención del cáncer además de las enfermedades cardiovasculares.

Este fruto tiene la propiedad de eliminar toxinas  y neutralizar la acidez por su acción diurética y como laxante suave.

Contiene un aporte de carotenos o vitamina A, elemento nutriente que funciona evitando la resequedad en las mucosas y en la piel, folatos o vitamina B9 y vitamina C. Presenta un porcentaje de grasas casi inexistente, 1% de proteínas y los folatos y las vitaminas B6 y B1 sobresalen, aunque también contiene vitamina E, un poderoso antioxidante.

Este alimento, cuenta apenas con 26 Kilocalorías por cada 100 gramos de peso, lo cual la hace una fruta de bajo contenido calórico.

La sandía. Este fruto, es rico en vitaminas y minerales pero su fortaleza es su contenido de licopeno, un pigmento antioxidante que ayuda a prevenir dolencias cardíacas.

Además de prevenir enfermedades cardiovasculares, el licopeno actúa sobre el endurecimiento de las arterias. Este antioxidante, combate la arterioesclerosis y también es preventivo contra el cáncer de próstata, de mama, de pulmón, páncreas, vejiga, ovarios y del colon.

Las vitaminas A, del grupo B y la C, contenidas también en su cáscara. Minerales como el hierro, magnesio, calcio, fósforo, potasio, cobre y zinc, también tienen sus aportes nutrientes.

Y aun cuando los beneficios nutricionales de estas frutas son muy completos, siempre será necesario complementar la alimentación con el suplemento adecuado.  VitaVeg es fundamental para la nutrición completa en la ingesta diaria.

La función de las verduras, más allá de hojas, tallos y raíces

Vamos a escoger algunas de las verduras más representativas para ilustrar el poder nutritivo que poseen para cumplir sus funciones. La lechuga, la cebolla, las zanahorias, la rúcula, el brócoli y la acelga, son de los mejores y más completos ejemplos que podemos exponer.

La lechuga. Favorece una buena visión por su contenido de vitamina A, actúa sobre el desarrollo y recuperación de los tejidos a causa de la vitamina C en su composición.

La presencia del complejo B, B1, B2 y B3, fortalece el funcionamiento de los procesos del cerebro y del metabolismo, la vitamina E, fortalece nuestro sistema inmunitario.

Esta verdura es también una gran proveedora de potasio, cobre, hierro zinc, calcio y fósforo, además de riboflavina y clorofila. El calcio y el fósforo nos apoyan en una osamenta sana y fuerte.

Podemos sumar propiedades antioxidantes a causa de la vitamina C. Apenas aporta 17 calorías por cada porción en las comidas por lo que se puede perder o mantener peso con facilidad, además de que su contenido de agua, ayuda a saciar el apetito más rápido.

Varias razones por las que ingerirla a diario son: anti estreñimiento, antianémica, antigripal, control del colesterol dañino y control de los niveles de azúcar en la sangre.

La cebolla. En su contenido se suma la alinasa y sulfuros que actúan en el adelgazamiento de la sangre y así reduce el nivel de colesterol dañino.

En esa misma idea, facilita la elasticidad en las arterias, además de por su contenido de glucoquinina, disminuye el nivel de glicemia en la sangre.

Tiene propiedades antianémicas por la presencia de vitamina E, fósforo y hierro, minerales que actúan en la reposición de la sangre y en la regeneración de glóbulos rojos. Las cantidades de vitaminas A y C contenidas en la cebolla, funcionan como atenuantes de las enfermedades respiratorias.

La cebolla contiene también, vitaminas del grupo B, las que facilitan el correcto funcionamiento de los sistemas nervioso e inmunológico. Los minerales de calcio, sodio, azufre y magnesio, también están en la cebolla, además de las vitaminas E y C como poderosos antioxidantes.

A raíz de su contenido de quinina, el consumo a diario de la cebolla favorece las funciones del hígado, la vesícula biliar y el páncreas. También posee propiedades laxantes.

Más sobre la función de las verduras en el organismo

Las Zanahorias. Es una hortaliza del tipo raíz comestible, aunque tradicionalmente es considerada una verdura.

Abundante en potasio y fósforo pero también con contenidos de vitamina A, la zanahoria posee varias propiedades que le permiten cumplir su función en nuestro organismo. Es un muy buen restaurador para mentes agotadas y nervios alterados.

Esta verdura es muy rica en provitamina A, la cual es transformada en el organismo en retinol, es decir en vitamina A. Una de sus funciones es la de revitalizar el cabello y fortalecer las uñas.

La prevención de algunos tipos de cáncer, tiene un aliado en esta verdura, la cual en combinación con las espinacas y los tomates, contenedoras de carotenoides, funcionan como mecanismos preventivos del cáncer de mama.

Si se cocina entera, y se corta en trozos, se genera en ella un veinticinco por ciento más de falcarinol. El falcarinol es una sustancia que al formar parte del organismo, funciona como barrera ante la aparición de algunos tipos de tumores.

Las zanahorias están cargadas de vitamina A. B, C y E. Su aporte calórico es muy bajo por lo que su consumo puede ser diario.

La rúcula. Es una verdura con alto contenido de vitamina C y minerales como el hierro, una combinación que la hace perfecta para tratar a las personas que sufren de anemia.

El consumo frecuente de esta verdura es muy recomendado para facilitar los procesos digestivos. Contiene beta caroteno o provitamina A, fibra y minerales como el manganeso y el potasio.

Otra de las propiedades de la rúcula, es la de conservar los niveles de glóbulos rojos equilibrados, debido a la simbiosis entre el mineral de hierro y la vitamina C. Al elevar las cantidades de hierro en el organismo, se eleva la calidad de la sangre.

No basta con saber que ellas existen, hay que agregarlas a la dieta diaria

El brócoli. De la familia de las coles, esta verdura, es colaborante en los procesos  adelgazantes.

Es un vegetal que fortalece las funciones del corazón, disminuye los riesgos de contraer cáncer y de padecer inflamaciones crónicas debido a la presencia  de antioxidantes.

En cuanto a las vitaminas que contiene, se destaca la vitamina C, el ácido ascórbico, la niacina y la vitamina A.

Entre los minerales que contiene el brócoli están, el potasio y algunos contenidos de calcio, sodio y magnesio. Se debe mencionar que contiene una abundante presencia de azufre y de fibra.

Entre sus funciones resaltantes están la de facilitar la disminución del colesterol malo, fortalecer la buena salud del corazón y previene el cáncer. Su contenido de fibras, facilita la remoción y expulsión de los tóxicos de nuestro organismo.

Existen otras ventajas que se desprenden del consumo frecuente de esta verdura. Estas son, en primer lugar el antienvejecimiento, que aunque es natural, los antioxidantes que se encuentran en él, actúan positivamente sobre los signos del paso de la edad.

La vitamina C en el brócoli, promueve la producción de colágeno, que junto con los flavonoides, el beta caroteno y los isotiocianatos, mantienen la piel joven. Además la  vitamina E, fortalece las funciones de las células de la piel.

La acelga. Muy conocida en el medio de las hortalizas y en el plato internacional.

Cualquier preparación con acelgas es sumamente nutritiva y los beneficios incontables. Son muy abundantes en vitamina A y es que la piel, la vista, el cabello, nuestro sistema óseo y el inmunológico, se ven fortalecidos en sus funciones.

En nuestro sistema inmunológico, actúa por medio de los folatos, fortaleciendo la generación de glóbulos rojos, blancos y los anticuerpos. Las propiedades antioxidantes de la vitamina A presente, protege al organismo en contra de las infecciones o las enfermedades degenerativas.

Las acelgas también cumplen con la función de hidratarnos por su gran contenido de agua. Además, el sistema nervioso y los músculos se ven protegidos por el potasio.

Los minerales que contiene, cumplen varias funciones. El magnesio mantiene las funciones del intestino en buenas condiciones, el hierro fomenta la producción de la hemoglobina, el yodo facilita el trabajo de la glándula tiroidea.

Para cerrar la recomendación de orden. El consumo del suplemento especializado en aumentar los beneficios de las frutas y vegetales es sin duda el VitaVeg, Insuperable complemento alimenticio natural.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *