Adolescente y niña enamorados sentados en banco del parque

Concepto de la sexualidad: un tema que involucra a todos

Concepto de la sexualidad: un tema que involucra a todos

Última actualización: 20-11-2018. Equipo Nutricioni

Concepto de la sexualidad: Es todo aquello que nos define como hombre o mujer desde que nacemos hasta que morimos.

En muchos aspectos desde físicos hasta emocionales. Abarca tanto las condiciones anatómicas, fisiológicas y psicológicas que identifican tanto al sexo femenino como al masculino.

En la antigüedad se creía que la sexualidad tanto de personas como de animales era inconsciente.

Pero para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el concepto de la  sexualidad encierra tanto las relaciones sexuales. Como la intimidad y el placer, y es un aspecto importante en la vida del ser humano.Ilustración del vector, icono de la charla sobre el sexo en la discusión, el conocimiento sobre la educación sexual.

El propósito de este artículo es ayudarte a que tengas en cuenta que la sexualidad es muy compleja y engloba los aspectos biológicos, psicológicos, sociales y éticos. Todos estos están relacionados.

Hemos de saber que la sexualidad abarca tanto las relaciones sexuales, la identidad sexual, el género, la reproducción, como la orientación sexual.

También envuelve pensamientos, sentimientos y emociones, valores, actitudes, conducta y las relaciones interpersonales que tenemos en nuestra vida cotidiana.

En este artículo responderemos a preguntas como ¿Qué deben saber nuestros hijos?, ¿Cómo debemos cuidar de nuestros órganos sexuales?, ¿Cada cuánto debemos ir al ginecólogo o urólogo?

Conoceremos también nuestros órganos sexuales, así como darle la debida higiene.

Por otra parte, veremos algunas de las posibles preguntas que te podría realizar el ginecólogo si eres mujer.

También daremos un vistazo a vitaminas, hierbas, y minerales que incrementan una vida sexual más plena.

Por ello te invitamos a que leas este artículo y así conozcas también acerca de lo que deben saber los más pequeños de la casa respecto a este tema.

Esperamos que esta información te sea de gran utilidad.

Beneficios de una sexualidad sana y responsable

Una sexualidad sana aumenta nuestra autoestima y beneficia nuestro organismo por lo que nos sentimos más queridos y elegantes.

En la unión sexual se liberan endorfinas que produce una sensación de bienestar.Pareja acostada en una cama mientras inicia el juego previo a la relación sexual

La sexualidad sana relaja, también calma las dolores que causan tensión en nuestro organismo como la cefalea.

Además que las endorfinas y las oxitocinas que se liberan tras un orgasmo tienen propiedades analgésicas que favorecen la salud.

La actividad sexual sana según los expertos previenen las enfermedades cardíacas, fortalecen el sistema inmunológico y reducen los dolores.

Además combaten la depresión y el estrés, adelgaza, rejuvenece y produce una sensación de bienestar y placer tanto en el  hombre como en la mujer.

Una sexualidad responsable implica disfrutar al máximo de nuestra vida íntima, pero con la mayor responsabilidad.

De esta manera se previenen enfermedades de transmisión sexual como el VIH o embarazos no deseados.

Además que tener muchas parejas sexuales nos ponen en riesgo. Por lo que se recomienda usar preservativos ya que el SIDA se transmite por fluidos corporales.

Por otra parte, una persona puede ser prudente con las personas con las que tenga relaciones sexuales y vivir su vida sexual de manera más plena.

Las decisiones que tomemos pueden marcar un antes y un después en nuestra vida.

Por lo que debemos pensar muy bien al tomar este tipo de responsabilidad en nuestra vida para luego no tener que ver las consecuencias.

Tener una sexualidad responsable nos permite cuidar de nuestra salud y nuestro cuerpo.Mujer acostado al lado de un hombre, sonriendo.

Tomar la decisión de tener o no hijos, elegir a la persona con la que queremos estar, esto también beneficiará nuestra vida sexual.

Recuerda que no está mal tener relaciones sexuales, lo que está mal es realizarlas sin ningún tipo de protección.

¿Cómo debemos cuidar de nuestros órganos sexuales?

La higiene es fundamental para todo el cuerpo. No sólo implica hablar de agua y de jabón, esto va mucho más allá.

Es imprescindible la higiene de nuestros órganos sexuales, principalmente cuando se entra en la pubertad.

Ya que en esta etapa se comienzan a generar sustancias que en los hombres es el semen y en las mujeres la menstruación y flujo vaginal.

Pero veamos que sucede tanto en el caso de la mujer como en el del hombre.

En la mujer. La llegada de la menstruación se trata de la salida de fluido de sangre por la vagina, la cual dura tres o más días mensualmente.

Adolescente femenina mirando su abdomen por los cambios en la pubertad. Fondo ambiente de habitaciónOtro fluído es el “flujo” que también sale por la vagina y se trata de una sustancia de color ya sea blanco, amarillo o marrón en el caso de algunas mujeres.

Este se origina días antes de la menstruación o durante la ovulación.

Para evitar el mal olor que se desprende de estos fluidos es indispensable bañarse a diario, dar higiene a nuestros genitales. Y cambiar nuestras toallas higiénicas por lo menos tres veces al día, lavar y secar bien nuestras zonas íntimas.

En el hombre. El pene, el cual es un órgano que cumple dos importantes funciones:

Se debe depositar la orina fuera de su cuerpo para permitir la salida del sémen.

Despejando con cuidado el prepucio en caso de que no esté circuncidado. Es necesario que se dé higiene a esta zona a diario con agua y jabón, además de secar muy bien debajo del pene y sus testículos.

Ya que si no se realiza de forma adecuada e higiénica se podrían formar hongos por la sudoración y el calor.

¿Cada cuánto debemos ir al ginecólogo o urólogo?

Estas son visitas que se realizan al médico para chequear que todo esté marchando bien.

Los médicos recomiendan que las mujeres asistan a su primer chequeo ginecológico en edades que comprenden entre 13 y 15 años.

En esa edad las chicas están en el paso de la pubertad y es un buen momento para acudir a él.

Algunos médicos prefieren realizar primero el formulario y luego la revisión o viceversa.

Por otra parte, los ginecólogos saben que toda información es confidencial así que no hay de qué preocuparse.

Entonces ¿cada cuánto debemos ir?

Las mujeres deben ir sobre todo luego de la primera menstruación, y al momento de comenzar a tener relaciones sexuales.

En esta consulta te harán unas preguntas como:

  • Fecha de tu última menstruación.
  • Si tienes algún problema de salud como diabetes.
  • Qué tipo de medicamentos estás tomando.
  • Si recientemente o en el pasado tuviste relaciones sexuales.
  • Si has estado embarazada.
  • Si usas métodos anticonceptivos.
  • Si tus padres tienen afecciones de salud.
  • Si tienes novio.
  • Tu estilo de vida y hábitos de salud (como hacer ejercicio).

Si no sufres de ninguna condición, entonces puedes hacerte tu primera citología a los 25 años y volver cada 3 años para realizarla nuevamente.

Los hombres deben acudir al urólogo así como la mujer asiste al ginecólogo.

Los especialistas recomiendan que se acuda a ellos al menos comenzando la edad de 50 años y así realizarse el chequeo correspondiente. Esto debe ser algo normal.

Es muy común el cáncer de próstata que aparece a los 60 años, por lo que se recomienda acudir a chequearse con frecuencia desde los 50.

Lo que deben saber los más pequeños de la casa

En muchas culturas es costumbre hablar de educación sexual desde temprana edad.

Lo que es de vital importancia, ya que esta nos ayudará a definir nuestra identidad sexual.

Adolescente y niña enamorados sentados en banco del parque

La información que le damos como padres a nuestros hijos en cualquier aspecto debe llenarlos según la edad que tengan, lo que significa que debe ser adecuada para ellos.

Antes de adentrarnos a la educación sexual de los niños es necesario tener presente qué le diremos y cómo se lo diremos.

Recordemos que lo que nosotros no les enseñemos, terceros lo harán por nosotros.

Lo primero que deben saber los niños es que sus órganos sexuales son especiales.

Y que como parte de su privacidad sexual (intimidad-espacio personal) estos órganos no deben tocarse ni dejarse ver por nadie.

También debemos enseñarles cómo funciona su cuerpo, cómo deben cuidar de él y cómo protegerse de individuos o personas ajenos a ellos.

Incluso los más pequeños de la casa pueden aprender a decir no con profunda convicción, de esta manera dan señales claras de rechazo a conductas inapropiadas por parte de otros.

Antes de la pubertad (la edad en que aparecen señales de madurez sexual y emocional), las niñas deben saber qué cambios experimentará su cuerpo y entender qué es la menstruación.

Y los niños aprender sobre las emisiones nocturnas también llamadas sueños húmedos.

En cada etapa de nuestras vidas necesitamos conocimientos para estar informados. Los niños que llaman a sus partes íntimas por sus nombres (pene, vulva) serán capaces de cuidarlos y protegerlos.

Es importante que ellos aprendan a conocer las diferencias, y comprender que un niño o niña pueden realizar actividades parecidas.

En este período aprenden a amar a sus figuras principales (sus padres) y a los que lo rodean.

Es normal que los niños cuando están pequeños les surja la duda de cómo llegaron al mundo y su nacimiento. Por lo que será necesario analizar la pregunta y darle una respuesta de acuerdo a su edad.

Vitaminas que incrementan la vida sexual

A lo largo de este artículo hemos visto que la sexualidad es un área muy amplia.

Y que para seguir gozando de una vida sexual a plenitud disponemos de una variedad de vitaminas, minerales y hierbas.Hombre y mujer joven acostado en una cama, mientras se mira

Veremos por ello algunas vitaminas que ayudan al incremento sexual en la vida de una pareja, por lo que encontramos:

Vitamina A. Para la producción hormonal ya que a las mujeres les ayuda a regular la menstruación y a los hombres para la buena producción de espermatozoides. Las encontramos en alimentos como el melón, mango, espinaca y patilla.

Vitamina B3. Es necesaria para dar vitalidad y energía a nuestro organismo, principalmente por el gasto energético que producen las relaciones sexuales.

Para obtenerla se debe consumir arroz, pan integral, atún, maní, hígado.

Además, el suplemento vitamínico LibiActiv Mujer contribuye al deseo sexual y a una mejor energía.

Vitamina B6. Aumenta la libido que es el deseo de placer en especial el sexual. Esta ayuda a la producción de dopamina la cual es la hormona de la felicidad o placer.

La podemos encontrar en los aguacates, patatas, tomates, entre otros.

Un producto que también aumenta la libido es LibiActiv Mujer, lo cual le recomendamos.

Vitamina B9. Reduce el estrés oxidativo para un mejor acto sexual lo que da vitalidad.

Se pueden obtener a través de las espinacas, lentejas, brócoli.

Vitamina B12. Para mantener los niveles altos de las células rojas en buena forma, el sistema nervioso y tener energía suficiente para el acto sexual.

Las podemos conseguir en almejas, pulpo, caviar, carne de res y huevos.

Vitamina C. Involucra la fertilidad y mejor sexualidad de la pareja, mejora el sistema inmune.

Se encuentran en las naranjas, limones, fresas y pimientos dulces.

Vitamina E. Se considera que es una vitamina sexual ya que aumenta el oxígeno en los genitales, además de producir hormonas sexuales.

Las conseguimos en las yemas de huevo, brócoli, tomate, estas son algunas de las opciones donde podremos conseguirla.

Hierbas y minerales que ayudan al incremento de la vida sexual

No podemos pasar por alto a las hierbas y los minerales, que al igual que las vitaminas ayudan a una mejor calidad de vida sexual.

A continuación te damos una lista de minerales:

El zinc. Mineral esencial para el organismo, que cumple un papel vital para el crecimiento y la reproducción. Este desempeña una actividad importante en el desarrollo y el funcionamiento de los órganos sexuales del hombre.

Este lo encontramos en las legumbres, huevos, aves, pescados, carnes, entre otros.

El magnesio. Evita sentimientos de tristeza que puedan afectar tu vida sexual.

Lo podemos encontrar en las legumbres, frutos secos como las almendras, pistachos.

El potasio. Ayuda al cerebro a producir serotonina para así durar más tiempo realizando el sexo.

Lo encontramos en los cambures, aguacate, chocolates, frutos secos, entre otros.

Entre algunas de las hierbas que podemos mencionar para mejorar la calidad sexual s

Trigonella. Esta se encarga de mejorar el deseo sexual y la excitación tanto para hombres como mujeres.

Hierba de san juan. Utilizada para las personas que sufren de depresión. Aunque también se encarga de levantar el ánimo a otras “cosas”.

Damiana. Posee un efecto inhibitorio de la aromatasa, que es una enzima que cataliza reacciones de óxido sexual. Lo que produce un gran aumento en la testosterona.Té de Damiana

Ginkgo biloba. Encargada de dar un efecto relajante. Aumenta el deseo, la excitación y permite que se tenga una mejor vida sexual.

Muira puama. Muy conocida en Latinoamérica por aumentar el deseo sexual, además que trata problemas de impotencia sexual y problemas de disfunción.

Raíz de jengibre. Puede favorecer el incremento sexual y favorecerlo ya que mejora la circulación sanguínea.

Ginseng. Aumenta el rendimiento sexual, por lo que da energías y además potencia el orgasmo.

La maca. Aumenta el deseo y mejora la intensificación del orgasmo tanto en los hombres como en las mujeres.

Además que actúa como un viagra natural. Esta planta se utiliza por si se necesita un “empujoncito” sexual.

También te recomendamos LibiActiv Mujer un producto que da vitalidad y empuje a tu sexualidad.

Recordatorios para una sexualidad sana

Pudimos considerar que la información que le damos como padres a nuestros hijos sobre sexualidad debe llenarlos según la edad que tengan cada uno.

No debemos olvidar que los hombres deben acudir al urólogo así como la mujer asiste al ginecólogo. Esto debe ser un hábito en nuestra vida.

Aprendimos cómo podemos cuidar de nuestros órganos sexuales y darles la debida higiene lo que debe ser a diario.

En este apartado pudimos conocer algunas de las vitaminas, minerales e infusiones que nos ayudan a tener una vida sexual saludable.

Recuerda que son muchas las vitaminas que podemos utilizar en la producción hormonal.

A las mujeres les ayuda a regular la menstruación y a los hombres para la buena producción de espermatozoides, tales como la vitamina A, la vitamina B3, B6 y B12, sin olvidar la vitamina C y E.

Infusiones como la Damiana que posee un efecto inhibitorio de la aromatasa, que es una enzima que cataliza reacciones de óxido sexual lo que produce un gran aumento en la testosterona.

Además de que dispones de un complejo como lo es el LibiActiv Mujer que te ayudará al incremento del deseo y energía sexual, por lo que te lo sugerimos.

También vimos los beneficios de una sexualidad saludable que te ayudará a disfrutar al máximo de tu vida en pareja pero con la mayor responsabilidad posible.

Además de que es provechoso para el organismo.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda.

Qué disfrutes de tu sexualidad pero de manera sana y responsable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *