Cómo tratar la piel escamosa o xerosis

Cómo tratar la piel escamosa o xerosis

Última actualización: 24-01-2019. Equipo Nutricioni

La xerosis es el mismo mal de una piel escamosa. Se puede presentar bien sea de manera crónica  o bien de manera aguda.

La piel seca mostrará normalmente algunos de estos síntomas, mientras que la piel muy seca por lo común tiene todos estos síntomas con distinta gravedad.

Entre esos síntomas se tienen la rigidez, que es causada por el aumento el número de células muertas de la piel, dejando una capa sobre la superficie de la piel que provoca su desecación y la sensación de rigidez.

La rugosidad también está causada por la deshidratación. Esta deshidratación aumenta la tasa de muerte de las células de la piel, dejando una capa más gruesa de células muertas en la superficie de la piel que hace que se sienta rugosa.

Podemos ver que la piel escamosa se produce cuando se desprenden grandes escamas de la epidermis y a veces se ve como polvo fino.

Y con estos malestares anteriores también el picor es otro resultado de la deshidratación y es una reacción impulsiva a la incomodidad que causa la piel rígida, que no cumple sus funciones.

Las ganas de rascarse la piel van a ir aumentando según la gravedad que tenga la persona por la deshidratación.

Para aliviar estos malestares puedes consumir Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, y con ello podrás sentir como la afección se desaparece en cuestión de tiempo.

La resequedad que tendrás en la piel podrás tenerla por diversos factores por lo que se hace necesario conocer los temas completos para que puedas atacarlo a tiempo.

Causas de la piel escamosa

Con frecuencia, la piel está expuesta a factores del medioambiente que pueden irritarla y dañarla.

Entre ellos se incluyen el sol, el viento, la sequedad y la humedad excesiva. La irritación repetida puede provocar descamación de la piel.

Con frecuencia, en el caso de los bebés que nacen después de la fecha de parto prevista experimentan una descamación de la piel que no les genera dolor.

La descamación de la piel también puede ser el resultado de una enfermedad o de una afección que puede comenzar en un otra parte del cuerpo.

Este tipo de descamación de la piel suele estar acompañado de picazón. Estas son algunas de las afecciones que pueden causar descamación de la piel:

  • Reacciones alérgicas.
  • Infecciones, entre ellas, algunos tipos de infecciones fúngicas y por estafilococos.
  • Trastornos del sistema inmunitario.
  • Cáncer y tratamientos oncológicos.

Una enfermedad genética, incluso un trastorno de la piel poco frecuente que provoca la descamación indolora de la capa superior de la piel. Esto puedes mejorarlo con el Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas.

Las enfermedades y las afecciones específicas que pueden provocar la descamación de la piel comprenden las siguientes:

  • Pie de atleta.
  • Dermatitis atópica.
  • Dermatitis de contacto.
  • Linfoma cutáneo de células T.
  • Piel seca.
  • Hiperhidrosis.
  • Tiña inguinal.
  • Enfermedad de Kawasaki.
  • Efectos secundarios de un medicamento.
  • Linfoma no hodgkiniano.
  • Pénfigo.
  • Psoriasis.
  • Tiña (corporal).
  • Tiña (cabeza o cuero cabelludo).
  • Escarlatina.
  • Dermatitis seborreica.
  • Infecciones por estafilococos.
  • Síndrome de Stevens-Johnson.
  • Quemaduras solares.
  • Síndrome de choque tóxico.

Los síntomas y las causas pueden variar según la persona, por ello se debe tener en cuenta que siempre hay que tener un buen estudio de lo que se tiene para poderlo atacar de la mejor forma posible.

Ilustración de la ingesta de abundante agua

Tratamiento para la piel escamosa

Primeramente debes consumir Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, que te ayudará a combatir la piel escamosa que puedes estar presentando.

Sobre todo, la piel seca y áspera requiere una hidratación en profundidad. Los productos dermo cosméticos están formulados específicamente para restablecer la deficiente película hidrolipídica y así ayudar a regular la descamación.

Estas hidratantes deben aplicarse por todo el cuerpo a diario, particularmente en las zonas más delicadas, como las piernas. Además, te puedo recomendar que:

Debes limpiar la piel con limpiadores suaves mejor que con duros: utiliza jabones y geles sin perfume.

  • Dúchate en lugar de bañarte.
  • No estés en el agua durante mucho rato cuando te bañes.
  • Lávate en agua templada.
  • Evita ponerte ropa de lana ya que pueda rozarte e irritarte la piel.
  • Protégete del frío y del sol.
  • Bebe la cantidad suficiente de agua

En el caso de la piel seca del cuerpo, es fundamental que utilicemos geles de ducha suaves, sin jabón que limpian la piel sin resecarla, para que no eliminen los lípidos de la piel.

A ser posible, se recomiendan geles de ducha y baño enriquecidos con urea u otros activos similares que tienen la capacidad de retener la humedad en la piel.

De la misma forma, es importante también evitar en medida de lo que se pueda el agua muy caliente, así como baños prolongados.

Se recomiendan duchas rápidas y con el agua tibia o lo más fría que se pueda aguantar.

En la limpieza de la piel facial seca, es importante utilizar productos específicos para este tipo de pieles, ya que si se utilizan productos inadecuados hay un alto riesgo de que aumente la descamación, la tirantez, el picor e incluso la aparición de arrugas prematuras.

Factores que debes evitar para no tener una piel escamosa

Además de la rutina de higiene e hidratación que acabamos de explicar,  es importante evitar los factores que contribuyen a la piel seca.

Estos factores se pueden reducir el impacto de la piel seca y la necesidad de tratamiento:

Evita el aire seco: intenta pasar el menor tiempo posible en el exterior cuando el clima sea excesivamente cálido o por el contrario, demasiado frío.

Cuando el ambiente es muy cálido utilizar un humidificador puede resultar muy beneficioso.

Agua caliente: reduce el tiempo de contacto con el agua caliente. Recurre a duchas rápidas en lugar de baños prolongados y la temperatura del agua tan fría como puedas aguantar.

Utiliza guantes: en invierno, y también cuando tengas que lavar la vajilla a mano para evitar detergentes agresivos, la sequedad producida por el frío y detergentes agresivos.

Prendas de vestir: intenta utilizar prendas elaboradas con tejidos naturales que no irritan la piel, no sintéticos como el algodón o la seda.

En el caso de la lana, a pesar de ser natural, puede irritar la piel seca. Por ello, se recomienda evitar el contacto directo con la piel.

Detergentes: utiliza detergentes para la ropa sin colorantes, ni perfumes ya que estas sustancias permanecen en la ropa tras lavarla y puede irritar las pieles secas.

Productos cosméticos y de higiene: evita productos que contengan alcohol, perfumes, colorantes o parabenos para evitar irritaciones.

Hidrátate por dentro: asegúrate de beber la cantidad suficiente de agua al día, y utiliza el Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas.

El cuidado de la piel es muy importante ya que ella es el reflejo de tu salud, por lo que debes tener en cuenta todas las recomendaciones que se te han venido dado a través del tema.

Rostro con labios resecos y piel seca

Las zonas más afectadas por la piel escamosa

La piel de nuestras manos llega a secarse debido a los lavados frecuentes. Las grietas aparecen normalmente en torno a los nudillos, ya que la piel está tirante y puede quebrarse fácilmente cuando se estira.

La piel de los pies, especialmente alrededor de la zona de los talones, se seca a menudo con el resultado de una piel áspera y agrietada, que puede ser incómoda y, en casos graves, presentar dolor.

La piel de los talones tiene que ser más gruesa para resistir el estrés de la presión y el movimiento en las marchas y las carreras.

Los labios son también propensos a la sequedad. Especialmente en pacientes con piel grasa y espinillas  tratados por vía oral, los labios tienden a agrietarse, lo cual es muy incómodo y doloroso.

El lavado frecuente de las manos puede convertirse en un problema para la piel seca, dada la posibilidad de que se quiebre la piel en torno a los nudillos.

La piel facial seca puede volverse áspera e incluso adquirir un aspecto escamoso. La piel seca o llamada también xerosis así como se conoce en términos médicos, es una denominación amplia que incluye la piel seca de cualquier causa, sea interna o externa.

También existen otros procesos cutáneos que resultan en piel seca, áspera y agrietada. Estos Procesos como la piel seca y extremadamente seca en la cara o el cuerpo que presentan una piel enrojecida, escamosa y muy pronunciada con fuertes piquiñas.

La piel seca y extremadamente seca también llamada atópica afecta frecuentemente a niños pequeños y cursa con piel áspera e irritable en la cara posterior de las rodillas, en los codos y alrededor de la cadera.

Factores internos de la piel escamosa

Así como hay ciertos factores externos también podemos encontrar algunos factores internos que pueden influir en la aparición de esta piel escamosa.

Influencias genéticas: La genética también influye sobre el equilibrio de humedad de la piel. Algunas personas tienen piel grasa mientras que otras tienen piel seca.

Aunque estos tipos de piel son hereditarios, una persona no presentará necesariamente el mismo tipo de piel que sus padres. Además, las personas con piel clara parecen más propensas a la piel seca que aquéllas con piel más oscura.

Influencias hormonales: Los cambios en el nivel de ciertas hormonas, especialmente estrógeno y testosterona, pueden influir sobre la hidratación cutánea y los niveles de lípidos. Esto se percibe sobre todo después de la menopausia o durante el embarazo.

Edad: A medida que la piel envejece se reduce el número de glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas, con el resultado de una disminución de la capacidad para producir sudor y lípidos.

También se reduce el contenido en agua de la piel y su capacidad para retener humedad. Estos factores conducen a la sequedad que, a su vez, contribuye al envejecimiento cutáneo y a la aparición de líneas finas y arrugas.

Dieta: Lo mismo que cualquier otro órgano, la piel requiere una serie de nutrientes importantes con objeto de funcionar correctamente.

Entre ellos destacan los aceites vegetales y las vitaminas, especialmente las vitaminas C y E. todos estos factores pueden estar incluidos en la aparición de una piel incómoda y escamosa.

Por lo que se recomienda en su primera aparición buscar ayuda profesional para que se detecte el real problema de esta afección, y lo que lo está desencadenando.

Factores externos que afectan la piel escamosa

La piel seca, o la deshidratación de la piel, es un proceso que se presenta por etapas. Como bien ya lo sabemos, la piel se vuelve seca cuando comienza a perder sus lípidos naturales resultado de la rotura de la barrera natural de lípidos de la piel.

La capacidad de retención del agua por parte de la piel está deteriorada, esto hace que  aumente la velocidad con la que la piel pierde humedad, provocando la deshidratación de las capas superiores de la piel.

Según la gravedad de la desecación, la piel se vuelve rígida, rugosa y escamosa y es propensa a los picores y el enrojecimiento. También se puede considerar que puede afectar los medioambientales

Las condiciones climáticas rigurosas: el calor, el frío y el aire seco, alteran la función de barrera de la piel.

Los cambios estacionales: los síntomas de piel seca a menudo empeoran tanto en invierno como en verano.

Y una de las más importantes, la luz ultravioleta (UV) puede desembocar en envejecimiento prematuro de la piel. La piel se vuelve propensa a sufrir deshidratación a medida que envejece.

Cabe destacar, que los factores que influyen en la piel sea cual sea su naturaleza deben ser atacados de forma inmediata solo así se procurará tener un mejor resultado al momento de aplicar algún tratamiento.

Como toda enfermedad, si no es atacada rápidamente trae otras complicaciones, que a su vez van a afectar a la persona y en este caso la piel escamosa va a producir mucho más malestares según su gravedad.

La piel es un reflejo de salud, por lo que debemos procurar mantenerla en un buen estado y lograr que cualquier afección sea erradicada rápidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *