Como subir los glóbulos blancos y fortalecer el sistema inmune

Como subir los glóbulos blancos y fortalecer el sistema inmune

Última actualización: 12-01-2019. Equipo Nutricioni

Los glóbulos blancos o leucocitos, intervienen en la defensa de nuestro organismo, nos defienden de sustancias extrañas y agentes infecciosos.

Se encuentran en todo el organismo incluyendo la sangre existen diferentes tipos de leucocitos los cuales se distinguen por sus características morfológicas.

Es preciso mantener el nivel adecuado de glóbulos blancos en la sangre. Esto puede variar dependiendo de la edad y el sexo los valores altos o bajos pueden indicar trastornos en nuestro sistema inmune.

Una disminución de los valores de los glóbulos blancos por debajo de 4000 por microlitro en la sangre, nos hace indefensos ante la presencia de agentes infecciosos, bacterias y  alergénicos. A este trastorno se le denomina leucopenia.

Los valores altos de los leucocitos o leucocitosis,  indican que tu organismo está luchando contra la presencia de alguna enfermedad  bacteriana.

Por eso la importancia de mantenerlos dentro de los valores normales, ya que bajos o altos nos indica que algo va mal.

Manos medicas sosteniendo dos recipientes con sangre

Diferentes tipos de glóbulos blancos

Existen diferentes tipos de glóbulos blancos y los podemos identificar por sus características morfológicas, a continuación te describiré los diferentes tipos de leucocitos:

Linfocitos son leucocitos de menor tamaño, destruyen las células anormales y producen anticuerpos.

Monocitos son los leucocitos de mayor tamaño, se encargan de eliminar los restos de organismos celulares.

Neutrófilos, son los leucocitos más abundante de la sangre. Al igual que los monocitos, realizan la fagocitosis que es eliminar los restos de organismos celulares.

Basófilos  es el leucocito más abundante en la sangre, tiene un núcleo irregular y participa en los procesos inmunitarios.

Eosinófilos, son de tipo granulocito pequeño. Es responsable de regular la respuesta contra las alergias y la hipersensibilidad ante la presencia de algún organismo extraño.

¿Cuáles son los valores normales de los glóbulos blancos?

Cada tipo de glóbulos blancos, tiene un valor específico para que nuestro organismo funcione correctamente:

  • Los neutrófilos se deben mantener por el rango de 1000, los linfocitos por el rango de 1500.
  • Los monocitos son los que se deben mantener en 200 a 600.
  • Los basófilos de 0 a 300, estos últimos no producen ningún síntoma al estar en nivel bajo por lo que no se toman muy en cuenta.

Para poder saber  cual es el valor o en qué rango se encuentran  nuestros leucocitos, debemos realizarnos un análisis de sangre de conteo de glóbulos blancos.

Este es un análisis que mide la cantidad de glóbulos blanco que tenemos en ese momento.

Cuando el conteo de glóbulos blancos está elevado significa que estamos en la presencia de alguna infección.

Un rango bajo de glóbulos blancos o leucopenia, puede ser consecuencia de las múltiples afecciones como:

  • Mal funcionamiento de la médula ósea, una de las causas puede ser la presencia de tumores.
  • Enfermedades como el lupus eritematoso, enfermedad donde el sistema inmunológico ataca el tejido sano por error.
  • Enfermedades del bazo o del hígado. El bazo forma parte del sistema linfático  y ayuda a combatir las infecciones.
  • Efectos de la radioterapia, un tratamiento que se utiliza para destruir las células cancerosas.

Como aumentar los valores de los glóbulos blancos

Los glóbulos blancos son las células que defienden nuestro cuerpo.

Cuando nuestro sistema inmunológico no funciona bien, estamos propensos a contraer enfermedades, por eso debemos fortalecerlo y ayudarlo a formar esas defensas que necesita nuestro cuerpo.

Estas defensas las formamos cuando ingerimos nutrientes como proteínas, minerales y vitaminas.

Es importante mantener una alimentación, completa y balanceada, necesitamos proteínas de buena calidad, también las vitaminas y los nutrientes de las frutas.

Debemos comenzar el día con un buen desayuno bien completo, ya que este nos proporciona el combustible necesario para seguir el día. Un desayuno debe contener cereales, frutas, yogurt etc.

Debemos mantenernos hidratados y beber por lo menos 2 litros de agua diarias, consumir pescado dos o tres veces por semana, porque son una gran fuente de vitaminas y ácidos grasos como el omega 3 y omega 6.

Vitaminas que nos ayudan a elevar los glóbulos blancos

La vitamina C  es importantísima, ya que nos ayuda con el crecimiento y la reparación de los tejidos y aumenta la inmunidad de las mucosas. También le permite a tu cuerpo sintetizar los glóbulos blancos.

También debemos consumir vitamina B, que se se encarga de transformar los alimentos en energía que aprovechará nuestro organismo, mejora el metabolismo celular y el sistema inmune.

La vitamina A, es importante, ya que es la encargada del mantenimiento de los dientes y tejidos óseos, nos ayuda a mantener la piel sana.

Su forma activa conocida como retinol ya que se encarga de la producción de pigmento en la retina del ojo, si se consume en exceso tiene efectos tóxicos, pues es liposoluble y el organismo no elimina el exceso con facilidad.

Los betacarotenos en cambio, son una forma previa de vitamina A, que se encuentra en los vegetales y que no produce efectos tóxicos.

La vitamina A ayuda a tu cuerpo en la producción de glóbulos blancos especialmente los leucocitos que son productores de anticuerpos.

Vitamina D, esta vitamina ayuda a nuestro cuerpo a absorber el calcio y el fósforo minerales necesarios para la formación normal de los huesos. Y disminuye la velocidad en la que se destruyen los glóbulos blancos.

Ácido Fólico también conocido como folato, es necesario para nuestro cuerpo ya que ayuda a la creación de los glóbulos blancos conocidos como neutrófilos.

Y en general todas las vitaminas del  grupo B apoyan el buen  funcionamiento de la médula ósea, que provee las células sanguíneas, por lo tanto, debe consumirse apropiadamente.

Hombre joven musculoso cargando pesas de vitaminas

Tratamientos farmacológicos para elevar los glóbulos blancos

Cuando los leucocitos se hallan muy por debajo de su valor normal, se trata ya de leucopenia.

Esta patología se trata con suplementos vitamínicos y esteroides, siendo la vitamina B de primordial importancia. Los esteroides estimulan la médula ósea para que aumente la  producción de glóbulos blancos.

Las citoquinas, proteínas reguladoras de la actividad celular, también se emplean con tales fines.

Como la leucopenia aumenta la susceptibilidad a las infecciones, los antibióticos y hasta la quimioterapia pueden utilizarse en el tratamiento.

CelProtek tiene la combinación ideal de vitaminas, minerales y derivados de plantas para potenciar y apoyar el sistema inmune. Cuando necesitas aumentar tus defensas, es tu elección adecuada.

Cantidad de vitamina que necesitamos diariamente

Vitamina C Los hombres deben consumir de 90 mg de vitamina c mientras que las mujeres deben consumir 75 mg.

Vitamina B por lo general la consumimos con nuestra dieta diaria, pero si tenemos una dieta restringida o alguna condición médica podemos tomar un suplemento de complejo B.

Vitamina A para asegurar una efectiva producción de glóbulos blancos las mujeres deben consumir 700 mcg de vitamina A diariamente y los hombres 900 mcg.

Ácido fólico para ayudar a crear glóbulos blancos adecuadamente las personas deben consumir 400 mcg de ácido fólico diariamente.

Vitamina D se debe consumir entre 5 y 15 mcg a diario para lograr buenos resultados en la formación de glóbulos blancos.

Más alimentos que aumentan las defensas

Alimentos con zinc

El zinc apoya y fortalece al sistema inmunológico, sobre todo en combinación con la vitamina C, por lo tanto es imprescindible su consumo. Alimentos que contienen zinc en cantidades apreciables son:

  • Ostras
  • Semillas de girasol
  • Chocolate
  • Maní
  • Almendras
  • Carnes rojas
  • Hígado

Hongos y champiñones

Contienen selenio, un excelente antioxidante, y también betaglucanos, moléculas de origen vegetal capaces de activar al sistema inmunológico.

Té negro

Estudios sugieren que el consumo de té negro, gracias a la teanina,  puede aumentar las defensas, pero en algunos casos podría producir nerviosismo y si el consumo es excesivo, desmineralización a través de la orina.

Estas son algunas de las recomendaciones que te ayudarán a mantenerte sano  y fuerte. Combínalas con ejercicio regular y CelProtek, para que siempre tengas un sistema inmune fortalecido y dispuesto.

Comments 2

  1. EXCELENTE INFORMACION, ME SERVIRA DE MUCHO PARA EL CONOCIMIENTO Y APROVECHAMIENTO PARA MANTENER UN SISTEMA MAS SALUDABLE.
    GRACIAS POR TANTAS INFORMACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *