¿Cómo sentirse mejor cada día y alcanzar la felicidad?

¿Cómo sentirse mejor cada día y alcanzar la felicidad?

Última actualización: 19-10-2018. Equipo Nutricioni

En la actualidad la mayoría de las personas tienen tantas actividades diarias que se olvidan de lo más importante: sentirse mejor, a gusto y disfrutar al máximo cada  minuto del día. No deje que las preocupaciones invadan su mente, algo más positivo es generar pensamientos agradables, capaces de cambiar la manera como se percibe el entorno.  

Si en este momento siente que la mayor parte del día está de mal humor, o enojado, lo mejor será dedicar a evaluar y preguntarse la causa de ello, y cuánto  tiempo al día dedica a actividades que despejen su mente.

Dedique el tiempo necesario para recargar la energía perdida por todos los  compromisos que debe cumplir.

Si tiene episodios estresantes, aléjese un momento, respire, y piense en que todo pasa, luego regrese y continúe evaluando las posibles soluciones al problema o situación que se presenta.

Aliméntese con comida saludable, que no solo cumpla con la función de saciar el hambre, sino que sea capaz de aportar la energía necesaria para para sentirse mejor. Disminuya las grasas y la comida rápida: déjela solo para eventos especiales y celebraciones.

Sea optimista la mayor parte del tiempo y verá que las situaciones pronto se empezarán a tornar menos complicadas que de costumbre.

Pruebe a diario actividades dinámicas diferentes, hasta que consiga una que le agrade y hágala parte de su rutina, aportando positivismo y bienestar al cuerpo y la mente.

Deje atrás los malos hábitos, mantenga la mente activa y llene su vida con una rutina que lo haga sentirse mejor.

A continuación algunos consejos que le ayudarán a reprogramar sus actividades diarias, y cambiar la manera de percibir la vida para sentirse mejor.

Los pensamientos positivos aportan tranquilidad

Como seres humanos los pensamientos tienden a ser negativos o de quejas, en eso se va el día a día. Lo usual es sentirse insatisfechos con el ambiente laboral, con los ingresos obtenidos, por no tener el cuerpo perfecto, por la situación del país, por situaciones familiares o de pareja, y luego de toda esas cosas negativas, la consecuencia puede ser que menudo nos sintamos  enfermos.

Las enfermedades y el no sentirse bien muchas veces se deben al cúmulo de ideas negativas que se encuentran en la mente. Debe quitar o cambiar esos pensamientos que producen tristeza o enojo, por otros que generen bienestar y tranquilidad.

También evitar conversaciones con personas toxicas o negativas para  preservar la salud y bienestar.

Si tiene mucho tiempo libre u ocioso trate de ocuparlo con actividades relajantes y divertidas. La meditación también puede ser otra buena opción.

Invierta tiempo diario en meditar conectar la mente con el cuerpo. Cinco minutos diarios en un lugar silencioso o con música suave instrumental serán de beneficiosos para sentirse mejor.

Asimismo, es conveniente evitar preocupaciones por situaciones que no podemos cambiar, aceptando y manteniendo la afirmación de que si la situación no nos agrada pronto todo pasará.

Y si por el contrario podemos cambiarla, ocupémonos en hacerlo con la mayor fe de que todo pronto mejorará.

Aprendamos a ver el mundo y las diferentes situaciones. Las circunstancias serán menos complicadas si dejamos de repetirle a nuestra a mente que no podemos resolver algo, o que no existe una mejor opción. Recrear las posibles soluciones en nuestra mente seguramente nos ayudará.

Vamos a regalarnos todas las mañanas una sonrisa de un minuto, así nuestro cuerpo no se quiera levantar, así esté lloviendo, o tengamos dolor de cabeza.

Poco a poco esas sonrisas se convertirán en felicidad interna, y sonreiremos no solo con los labios, sino con todo el cuerpo y la mente.

Sentirse mejor no tiene precio, así que tratemos de pensar en positivo sin preocupaciones y disfrutar de cada minuto de nuestra vida desechando la ira, el enojo y enfrentando cada circunstancia con una sonrisa.

El ejercicio como proveedor de felicidad

En primer lugar tenemos que dejar de ver el ejercicio como una rutina aburrida y que nos causa mucho  cansancio, y necesita mucho esfuerzo y tiempo, y comenzar a reprogramar nuestra mente. Se trata de un amigo valioso que nos generará bienestar, salud y felicidad.

La actividad física nos aporta muchos beneficios a nuestro cuerpo y mente, nos rejuvenece y generamos endorfinas al practicarlo esta es la hormona de la felicidad, por lo cual sentiremos bienestar, y nos ayuda también a tolerar más los dolores.

Si actualmente realizamos cero actividad que requiera movimiento, empiece a caminar por lo menos dos o tres veces por semana con una compañía agradable, de un familiar o amigo que incentive a mantener la  constancia de la rutina.

El ejercicio debe tener una duración de al menos veinte minutos, que luego deberá ir aumentando progresivamente. Pruebe diversos movimientos que produzcan más felicidad y bienestar.

Otra alternativa es bailar su música favorita, puede realizarlo en el hogar, solos o acompañado, y por el tiempo que nos guste. La finalidad es dejar el sedentarismo de lado.

Otra opción es el yoga, el cual a través de posturas y movimientos del cuerpo provee la energía necesaria para sentirse mejor. Lo ideal sería ubicar un grupo cerca de la comunidad donde se realizan estas prácticas, aunque también puede iniciar con algunas posturas básicas a través de la web.

Si tiene implementos y más coordinación de movimientos, puede emplear su tiempo en montar bicicleta o patinaje, dos opciones divertidas, y que lo sacaran de la rutina sedentaria.

Existen muchas otras opciones para ejercitarse y sentirse mejor, en usted está conseguir la que más le agrade.

Dormir, privilegio de la vida

Después de un día largo y agitado, nada mejor que dedicar las horas necesarias para dormir. No solo es una recompensa para recargar las energías, sino que al disfrutar de un sueño de calidad se alejaran muchos males y enfermedades.

No solo se trata de dormir las horas mínimas que recomiendan los expertos, de 7 a 8 horas para adultos, y 9 a 10 horas para niños y adolescentes.

Se trata de que sea tiempo de calidad, que dependerá de los hábitos que tenga en las horas previas a dormir. Una de las recomendaciones es tratar en lo  posible de programar un horario para acostarse y levantarse siempre a la misma hora.

Algunos estudios indican que tomar sol por unos minutos ayuda a regular el sueño. Asimismo, a la hora de dormir procure que la habitación esté lo más oscura posible, ya que el cuerpo y la mente relacionan la luz con actividad.

Lo ideal es evitar la cafeína en horas de la tarde y  la noche para no tener insomnio, ya que puede ocasionar estados de alerta en el organismo.  Un buen sustituto del café en estas horas puede ser un vaso de leche caliente, o infusiones de té relajantes.

También es recomendable evitar el uso de aparatos electrónicos unas dos horas antes de dormir. Estudios indican que la luz generada por estos afecta la calidad de sueño, además que mantiene el cerebro en estado de alerta.

Ocupe las horas previas a dormir en actividades relajantes, como practicar posiciones de yoga, escuchar música suave, meditar unos minutos, realizar una oración, o tomar un baño de agua caliente, es decir, hábitos que indiquen al cuerpo y mente que se acerca el momento de dormir.

El propósito de todos estos hábitos es añadirle calidad al sueño, y que tenga menos interrupciones a lo largo de la noche.  Esto hará sentirse mejor en el día, de mejor humor, más saludables y sin pensar en su cama.

Comida saludable, energía para vivir

Una de las actividades más placenteras que realizamos a diario es comer, pero muchas veces no le dedicamos el debido tiempo e importancia que se merece.

No coma solo para satisfacer las ansiedades, hágalo  de manera consciente sobre las consecuencias que puede generar a el organismo.

Para sentirse mejor ingiera comida saludable, y que le aporte energía positiva necesaria para cumplir con todas sus actividades.

A continuación nombraremos algunos ejemplos de alimentos y bebidas energéticos:

El chocolate: Aparte de ser una delicia, tiene muchas bondades. Puede hacer la diferencia en un día de tristezas o enojos, es capaz de cambiarnos el estado de ánimo, e inyecta energía al aumentar las endorfinas en el organismo.

El agua: es un elemento muy importante para nuestro organismo no solo para hidratarse, sino que  además aporta energía. Ayuda a absorber los nutrientes de los alimentos. Muchas veces nos olvidamos de consumir suficiente agua, por lo que es recomendable tener a la mano un envase lleno de agua fresca y más en días calurosos.

La avena: es deliciosa y capaz de proveer mucha energía que hará sentirse mejor. Si se ingiere en el desayuno puede mantenernos activos por varias horas.

El plátano: es una fruta que por su alto contenido en potasio y azúcar aporta energía para todo el día. El potasio ayuda a combatir el cansancio, y mantenernos más activos.

La espinaca: es una verdura que aunque no es agradable para muchas personas, aprenda a consumirla con frecuencia porque es excelente proveedora de energía. Contiene muchos minerales y vitaminas beneficiosos para el organismo y se puede combinar con cualquiera de sus comidas favoritas.

También es recomendable para tener más energía tomar una cápsula de MetaMente 30 minutos antes de las comidas y esto nos hará sentirnos mejor.

Autoestima y bienestar emocional

Otro factor que incide en hacernos sentir mejor es el autoestima, el concepto que tenemos de nosotros mismos. Debe siempre poner mucha atención en cómo está su relación con su yo interior.

¿Cómo hacer esto? Evalúe a diario cómo se siente con su cuerpo, si lo acepta con sus defectos y virtudes. Asimismo, acepte las habilidades, destrezas y también las debilidades.

Si tiene un defecto o una debilidad que no pueda o le cuesta cambiar, hay que aprender a sacarle el mayor provecho y buscarle el lado positivo. También sirve desarrollar una nueva habilidad que contribuya a vivir feliz con esa característica de su personalidad que tal vez no le agrada mucho.

No espere que las personas que están en su entorno lo acepten como usted es, si  no se acepta primero usted mismo. Recuerde que tiene siempre el poder de cambiar el trato que recibe de los demás. Si lanza flores, recibirá flores de vuelta.

Así como dedica tiempo a su familia, a su trabajo, así mismo debe dedicarse tiempo para usted.

Lo ideal es  realizar una actividad que los apasione, o un hobbie que los haga sentir  feliz. Hágase un cambio de imagen, adquiera un accesorio, coma un dulce, o salga a pasear con un familiar o amigo, etc. Siempre debe programar una actividad dedicada solo para usted.

Pregúntese si algo le molesta de su entorno, el por qué duda a veces de sus capacidades, y también evalúe la mejor manera de resolver lo que le disgusta. Si algo le salió mal, sea tolerante y apueste que la próxima seguro saldrá mejor.

La meta siempre será sentirse feliz, está decisión siempre dependerá solo de su mente. Evalúe a fondo que lo aleja de la felicidad, y luche por todos los medios en alcanzarla. Trate de cambiar lo que pueda cambiar, y acepte lo que debe aceptar, y continúe adelante con una sonrisa siempre.

El estrés, enemigo silencioso

El estrés es un enemigo no solo silencioso sino que puede causar la muerte. Muchas veces no le damos la importancia que requiere para combatirlo, pensando que nos sentimos bien de salud, pero está haciendo de las suyas en el organismo.

Así como puede que no sientas ninguna molestia, a veces el estrés se puede manifestar en dolores de cabeza, de pecho,  musculares, entre otros. También se puede manifestar en problemas para dormir, ansiedad, tristeza que no se puede explicar, cambios constantes de humor, cambio en los hábitos alimenticios aumentando o disminuyendo el apetito.

Si posee uno de estos síntomas debe atacarlos ya que pueden agravarse generando graves problemas de salud, como alteraciones de la presión arterial, obesidad, bulimia, diabetes, acné, pérdida de cabello y muchas otras complicaciones.

Cuando el estrés tiene síntomas leves puede combatirse con distracción de la mente, ya que inicialmente ataca los pensamientos. La mente es muy poderosa, y es ella la que puede ayudar a superar esta situación.

El estrés puede llegar a ser crónico y tal vez se  necesitarán medicamentos ya sea naturales o farmacológicos, como MetaMente, para superar los síntomas, y salir victoriosos.

Por eso siempre es recomendable tener un hobbie o ejercicio que nos agrade, para salir de vez en cuando de la rutina laboral y familiar, y de los problemas que se enfrentan diariamente.

Entre la medicina natural que aporta beneficios a el organismo y ayuda a combatir el estrés está la Ginkgo biloba.

Adiós estrés, hola Ginkgo biloba

Ginkgo biloba es un árbol poderoso de origen chino. Su uso en la medicina data de hace miles de años, por lo cual se le han descubierto múltiples propiedades, entre tantas que combate la fatiga crónica, y es excelente proveedora de energía, vitalidad y fuerza.

Estudios también aseguran que es excelente medicina para el estrés, ya que actúa como un restaurador en el cerebro, y en la circulación de la sangre, lo que hace sentirnos mejor activando el ánimo y el buen humor.

El Ginkgo biloba actúa como un buen oxigenante cerebral. Esta planta muchas veces es usada en infusión de sus hojas secas, estás dosis de té deben ser controladas ya que existe una dosis determinada para disfrutar de sus bondades.

También en el mercado existen productos en cápsulas como MetaMente, que combinadas con otras hierbas medicinales son un aporte muy beneficioso al cerebro.

El Ginkgo biloba no solo tiene propiedades energizantes, sino que también contiene antioxidantes que ayudan a el organismo dañado por el envejecimiento.

Además es excelente recuperador de energía luego de una agitada y larga jornada laboral. Por eso se recomienda su ingesta preferiblemente en la tarde o noche, ya que también favorece el sueño, y estimula la relajación para sentirse mejor.

Debemos incluir esta maravilla que la naturaleza nos regala en nuestra vida diaria. Es recomendable hacer tomas diarias de MetaMente, durante tres semanas seguidas, y descansar una semana, y así en lo sucesivo.

La hierba de San Juan es otra planta generadora de energía y es otro de los componentes de MetaMente, es antidepresivo, y potenciador del ánimo y del buen humor, excelente para ayudarnos en la meta de sentirnos mejor.

Comments 1

  1. Excelente, muy completo el artículo y las recomendaciones son muy acertadas “El Ginkgo biloba actúa como un buen oxigenante cerebral. Esta planta muchas veces es usada en infusión de sus hojas secas, estás dosis de té deben ser controladas ya que existe una dosis determinada para disfrutar de sus bondades.”
    Disfrite esta nota y lo tomaré en cuenta…
    Gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *