¿Cómo se beneficia nuestro cuerpo corriendo?

¿Cómo se beneficia nuestro cuerpo corriendo?

Última actualización: 26-11-2018. Equipo Nutricioni

Correr es una de las actividades deportivas más recomendadas por médicos, profesionales del deporte, y expertos en el área del fitness. Se ha convertido en un ejercicio indispensable para pequeños y grandes.

Los beneficios de las carreras y caminatas son amplios y muy variados; y van desde lo mental hasta lo físico.

La sensación de bienestar y relajación después de un suave trote son sencillamente indescriptibles.

Su eficiencia para limpiar las arterias y los pulmones está fuera de toda duda, por causa de ese constante entrenamiento aeróbico.

Incluso si se ha sido un fumador empedernido, entrenar corriendo durante al menos 3 años limpia tus pulmones.

Es claro que el cuerpo humano fue diseñado para caminar, por lo que si caminamos o corremos poco, nuestros huesos y los cartílagos pueden empezar a atrofiarse.

Habituarnos a caminar, trotar, o correr, tonifica los músculos y blinda los huesos y cartílagos.

Asimismo, las defensas de nuestro cuerpo se fortalecen debido a la producción de la adrenalina; previniendo resfriados y otros malestares menores.

La piel, la primera defensa del cuerpo frente a microorganismos patógenos, mejora notablemente su elasticidad

Este tipo de entrenamiento también favorece una mayor secreción de endorfinas, sustancia que nos ayuda a mantenernos de buen humor. De igual forma, nuestra capacidad pulmonar aumentará a causa del flujo de aire que inhalamos y exhalamos cuando entrenamos.

Para mayores y mejores resultados mientras entrenamos es necesario el uso de suplementación deportiva como MaxiTraining, porque nos ayuda con sustancias que el cuerpo no produce de forma natural, o lo hace en muy bajas cantidades.

Un ejemplo de ello es la carnosina, un elemento indispensable si queremos rendir más y recuperarnos en el menor tiempo posible. Nos ayuda a ser más resistentes durante el entrenamiento y a evitar la fatiga muscular.

La glutamina es otro componente importante para evitar un problema frecuente cuando nos ejercitamos: el catabolismo muscular. Esto, impide que los músculos se tonifiquen y ensanchen; generando en muchos casos estrés muscular.

Un entrenamiento ideal para cuidar el corazón

Amigo muchas veces de la calma y la paciencia, nuestro corazón disfruta bastante cuando convertimos el correr en una forma constante de entrenamiento.

La principal beneficiada es la sangre que se bombea por todo el cuerpo, reoxigenándonos constantemente.

El llamado colesterol bueno comienza a aumentar mientras bajan los niveles de grasa en la sangre; evitando la formación de placas en las arterias.

Una consecuencia directa de esto es la mejora de nuestra circulación sanguínea, fortaleciéndose el sistema cardiovascular.

Como la secreción de endorfinas se incrementa, las hormonas del estrés (cortisol y adrenalina) disminuyen drásticamente. Al aumentar el flujo sanguíneo, en cantidad y calidad, se reduce el riesgo de una trombosis arterial.

Si desde un principio, la idea de practicar running (carreras) era fortalecer el corazón, hemos dado justamente en el clavo.

Un entrenamiento de este tipo, “obligará” al corazón a latir más rápido para bombear más sangre; lo que a la larga, lo fortalecerá.

Si la capacidad de entrada de oxígeno aumenta, la frecuencia cardíaca máxima también aumentará progresivamente. Eso redundará en un corazón mucho más sano que necesite esforzarse menos estando en reposo o aún haciendo ejercicios.

En este sentido, la metilcobalamina (una forma de vitamina B12) presente en MaxiTraining es fundamental para el aumento de la producción de glóbulos rojos. Esto se traduce en un mayor transporte de oxígeno al cuerpo y en consecuencia, en un mejor rendimiento físico.

Mujer joven trotando en una carretera cerca de una finca de pasto

La arginina es un aminoácido presente en el suplemento antes descrito, y posee un efecto vasodilatador muy importante. Dentro de sus muchos otros beneficios, actúa como energizante al recibir los músculos más oxígeno; provocando una mayor respuesta en ellos.

Sabemos bien que todas las vitaminas del Complejo B son imprescindibles para mantener un corazón sano; principalmente la B6 (piridoxina) y la B12 (cobalamina).

Ellas, regulan los niveles de homocisteína en la sangre; uno de los factores que provocan una mala circulación.

¡Corre por tu vida!

El entrenamiento físico por medio del running nos ofrece una sensación de libertad como pocas actividades al aire libre. Sin embargo, como ya hemos visto, el gran beneficiado es nuestro sistema cardiovascular.

Después de entre 30 y 45 días de entrenamiento constante (3 días por semana, con sesiones de 30 minutos) empezamos a ver los resultados.

La mejora en nuestra frecuencia cardíaca es apreciable y la oxidación y envejecimiento del cuerpo es mucho más lenta.

La ciencia deportiva siempre ha asociado el entrenamiento con running con una mayor longevidad. No importa si se trata de caminatas, trote, o maratón como tal; correr más es vivir más.

Un reciente estudio indica que solo 2 horas a la semana bastan para tener un incremento sustancial en la expectativa de vida. Dos horas, a cualquier velocidad e intensidad, pueden reducir hasta en un 30% el riesgo de enfermedades y mortalidad.

Por otra parte, en cuanto a riesgos de muerte prematura, la reducción llega hasta un 40%. Eso sin siquiera incluir factores externos muy importantes como obesidad, o si son personas que usualmente fuman e ingieren bebidas alcohólicas.

Una esperanza promedio, ubica hasta en 3 años el incremento de vida gracias a la práctica del correr. Otras investigaciones, como las del Hospital Universitario Bispebjerg, afirman que por cada hora de running, la vida se alarga 7 horas más.

En algunos casos, sexagenarios que permanecen siendo corredores habituales presentaron una eficiencia energética similar a la de un jovencito de 20, pero con un estilo de vida sedentario. Impresionante, sin duda, correr te mantiene mucho más joven.

Hombre adulto manejando bicicleta por un camino de tierra

Algunos ejercicios aeróbicos muy importantes como el ciclismo se quedan cortos en cuanto a beneficios de salud y expectativas de vida, en comparación al correr o running, como se le conoce actualmente.

Los suplementos de magnesio son altamente recomendados en actividades físicas de mucho desgaste muscular.

MaxiTraining no solo aporta magnesio, sino que lo combina con potasio lo que constituye una fórmula muy usada por deportistas de alto rendimiento para recuperar el tono físico.

La presencia de ambos elementos coadyuva a la relajación muscular evitando los molestos calambres antes, durante, y después de cualquier actividad de mucho desgaste físico.

Antes de correr, ten en cuenta esto…

Sea que estemos retomando el hábito de correr o que estemos iniciándonos, es necesario atender ciertas cláusulas preventivas que nos ayudarán a llevarlo con calma y sacarle el máximo provecho a esta muy saludable forma de entrenarnos.

La primera es no subestimar nunca la fase previa del calentamiento y estiramiento que nos protegen de lesiones. El énfasis en esto debe ser absolutamente prioritario puesto que existe el mal hábito a “saltarnos” este paso o hacer una calistenia muy superficial.

Mujer joven realizando estiramientos en un pasto verde

Otra buena recomendación es entrenar hasta donde la condición física lo permita; el sobreentrenamiento puede generar estrés al músculo.

A veces repetimos “si no hay dolor no hay crecimiento”, pero en este caso no necesariamente es así; la idea es disfrutar, no auto torturarnos.

Comienza de manera progresiva: 1 kilómetro, luego 2, y así hasta alcanzar los objetivos que te propongas. No pierdas uno de los beneficios más preciosos que tiene este tipo de entrenamiento: relajarse mientras se disfruta del paisaje.

De la misma forma que con cualquier otra actividad física, la alimentación es la clave del éxito. Comer saludablemente aportará la energía calórica suficiente para mejorar la calidad de entrenamiento, resistir más tiempo, y recuperarse en el menor tiempo posible.

Es importante también protegerse de las condiciones climáticas, sea calor o frío; una gorra, protector solar y suficiente hidratación bastarán. Incluso, cuando la temperatura está o muy caliente o muy fría, no es recomendable salir a correr.

Alimentos ricos en zinc como el salmón, camarones, carne de res, queso amarillo, espinacas, champiñones, cacao, semillas de calabaza, ajo, frijoles y almendras. Sobre mesa de madera.

El gluconato de zinc presente en MaxiTraining es vital para un estilo de vida que incluya el hábito de ejercitarse. El metabolismo y la sudoración consume mucho de este elemento, por lo que, después de correr, será necesario reponerlo.

Presente de forma natural en productos del mar (especialmente las ostras), en los frutos secos, cereales, y el pollo, un buen suplemento de zinc es tarea obligada para un eficaz rendimiento deportivo.

La niacina o vitamina B3, incluído en este mismo suplemento energético, beneficia la absorción de los hidratos de carbono y su posterior transformación en energía.

La oxigenación muscular se incrementa y nos sentimos con mucha más “potencia” para entrenar.

¿Puedo hacer running a cualquier hora del día?

Obviamente es mejor hacerlo a “cualquier hora del día”, a no hacerlo. Sin embargo, depende de la hora seleccionada para salir a correr, hay ventajas y desventajas a considerar.

No hay una hora ideal cuando tomamos la decisión de ejercitarnos, sino pros y contras. Sea de mañana, tarde, o de noche, hay elementos a considerar para poder hacer de esos 60 minutos de entrenamiento una experiencia gratificante.

Hombre joven exhausto después de trotar. Rojo y sudado producto del sol

Por la mañana es una inmejorable forma de arrancar a tope nuestro día y quedar listos para cumplir con la agenda de trabajo.

El aire fresco de las primeras horas del día nos regala un suministro de oxígeno invaluable y quemamos más calorías que en otro momento del día.

Lo negativo es que debería ser muy temprano para poder cumplir con las otras obligaciones diarias, lo que lo dificulta un poco más.

Así mismo, a esa hora los músculos y articulaciones suelen estar más tensos que de costumbre, lo que nos exigirá unos minutos extra de calentamiento.

Si elegimos entrenar a mediodía, escogemos la hora apropiada para hacerlo a un alto ritmo, de forma muy intensa.

Aún estamos llenos de energía y con la adrenalina lista para ser canalizada con una buena sesión de running.

La parte negativa es que, si ya hemos almorzado, debemos esperar hasta realizar la digestión y eso coloca el cuerpo pesado. Si no he comido, es probable que no esté a tope en cuanto a resistencia y no pueda ejercitarme ni media hora.

Otra cosa es que en ese tiempo la temperatura suele estar en su cénit, muy calurosa, aumentando el riesgo de deshidratación y fatiga muscular. Como ven, hay cosas buenas y no tan buenas que dependen de la hora en la que solemos entrenar.

De mañana o al mediodía, los suplementos nutricionales son nuestro as bajo la manga a la hora de aprovechar más mi tiempo de entrenamiento.

La leucina, al no ser producida naturalmente por el organismo debe ser procurada a través de alimentos y/o suplementos.

Este importante aminoácido suministra “combustible” al músculo y protege el tejido de lesiones musculares. En caso de que ya haya una lesión, la leucina acorta los plazos de recuperación.

¿Y por las noches? ¡Yo trabajo todo el día!

Pero quizá lo tuyo sea el entrenamiento nocturno, o la tarde-noche, dependiendo de tu agenda.

En este caso, el contexto no es la pérdida de calorías, o la preparación para las próximas olimpiadas, sino el relajarme mientras cuido de mi salud.

Hombre joven trotando en un parque

Este horario favorece a la relajación, voy corriendo mientras observo la puesta del sol, disfruto del atardecer efímero mientras la noche se apodera de las calles.

Es un momento ideal para hacer higiene mental y poner el alma en orden luego de un duro día de trabajo.

¿Qué hacemos cuando hay mucho en que pensar? ¡Caminar! Incluso, un trote suave o una ligera carrerilla nos ayuda a clarificar las ideas. Ni siquiera necesitamos una rigurosa rutina de calistenia, ya estamos listos para ejercitarnos mientras nos relajamos.

El running a estas horas, también es muy positivo para quemar mayor cantidad de grasa, aún después de haber terminado nuestro entrenamiento.

Todo muy poético, pero tiene, igualmente sus implicaciones negativas.

El ejercicio nos llena de energía y eso puede dificultar conciliar el sueño un par de horas más tarde.

Por el gasto calórico, también es probable que te asalten muchas ansias de comer a horas donde el aparato digestivo ya debería estar descansando.

Lo importante es que definas tus objetivos a la hora de entrenar y asumas el horario de tu mayor conveniencia. Prefiero lidiar con algo que estoy haciendo que con algo que ni siquiera he intentado.

La ingesta de suplementos vitamínicos para entrenar en horarios tarde-noche no representan ningún problema secundario al momento de ir a dormir o de cualquier otra índole.

Todo lo contrario, el aporte de vitaminas, minerales, y electrolitos, nos ayudan a dormir de forma más relajada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *