¿Cómo salir de la depresión? Recupera la alegría

¿Cómo salir de la depresión? Recupera la alegría

Última actualización: 22-11-2018. Equipo Nutricioni

Conozca cómo salir de la depresión y recuperar la alegría de vivir tomando actitudes positivas. Recuperar el equilibrio y sobreponerse es un proceso que requiere tiempo y empeño. Lo primero que hay que hacer es tomar consciencia de que tenemos un problema que necesitamos resolver.

La  depresión es una enfermedad que se define por una tristeza desmedida, autoestima baja y pérdida de interés. Se trata de un desorden a nivel del cerebro que puede presentarse a cualquier edad. Siendo más común en las mujeres que en los hombres.

Es estado difícil de definir donde nos ahoga la tristeza y la angustia. Se siente desánimo y en algunas ocasiones se presentan pensamientos suicidas, perdiendo la esperanza de salir de esta situación.

La depresión se caracteriza por largos y continuos periodos de tristeza que altera las funciones básicas del cerebro. Es una enfermedad que tiene cura con los tratamientos adecuados.

Para salir de ella necesitamos de la asistencia de un profesional que nos indique la terapia y el tratamiento adecuado que debemos seguir. Ajustada a las necesidades de cada individuo, la cual facilitara el cambio de actitud necesario y el equilibrio químico que requiere nuestro cuerpo.

Una investigación publicada en la revista BMC Medicine llevada a cabo en 18 países afirma que la depresión afecta a 350 millones de personas en el mundo y es consideraba como la primera causa de discapacidad.

Factores que intervienen en el desarrollo de la depresión

La depresión es causada por una combinación de factores asociados a los trastornos del cerebro.

  • Factores Genéticos: son aquellos que se transmiten de una generación a otra a través de los genes. La personas que poseen estos factores tienen mayor vulnerabilidad a la depresión, ya que tienen una alteración en la capacidad de producir las hormonas ligadas al equilibrio emocional.
  1. Noradrenalina: es la hormona del estrés que afecta las partes del cerebro.
  2. Serotonina: es un neurotransmisor que se encarga de equilibrar el estado de ánimo.
  3. Dopamina: cumple una serie de funciones en el cerebro como el sueño, el humor y el aprendizaje.
  • Factores Bioquímicos: son una serie de sustancias desequilibradas que se producen a nivel del cerebro y actúan como neurotransmisores, entre los que se encuentran los aminoácidos y las proteínas. Tienen que ver con los estados emocionales y el pensamiento racional.
  • Factores Sociales: estos se manifiestan por llevar un estilo de vida sedentaria, por mala alimentación y pensamientos negativos que estimulan la aparición de periodos depresivos.
  • Factores Climatológicos:  existen estudios que afirman que el clima influye en los mecanismos de la depresión. En los lugares donde hay menos horas luz se presenta la depresión estacional la cual se agrava en invierno.

Las personas que sufren depresión presentan cuadros distintos de padecimiento que varían con el nivel de gravedad, frecuencia y duración de los eventos.

Cómo saber si padeces depresión

Hoy en día existe la posibilidad de diagnosticar la depresión, sin embargo la mayoría de las personas no acuden al especialista. Esto ocurre por falta de información o por no querer aceptar que padecen de una enfermedad.

Si no se sigue el tratamiento adecuado los síntomas de la depresión no mejoran, se mantienen y empeoran, obstaculizando las relaciones con la familia, el trabajo, la escuela y todos los entornos en los que se desenvuelva la persona.

Entre las señales más comunes de la depresión tenemos:

  1. Pérdida de interés en las actividades diarias
  2. Manifestar sentimientos de ansiedad o culpa
  3. Sentimientos de tristeza profunda por largos períodos de tiempo
  4. Problemas  de concentración
  5. Perdida o aumento de peso
  6. Perdida del apetitosexual
  7. Insomnio o dormir demasiado
  8. Pensamientos de suicidio
  9. Baja energia

Las personas experimentan las situaciones de manera particular, pero existen estándares que nos permiten hablar de tipos de depresión, entre los que se encuentran:

  • Depresión grave: muestra síntomas severos que afectan las ganas de trabajar, dormir, comer, disfrutar de la vida. Incapacita a la persona impidiéndole desenvolverse con normalidad. Este tipo de depresión ocurre una sola vez en la vida pero presenta varios episodios.
  • Trastorno distímico: se presentan en forma de episodios de larga duración, son menos graves que el mencionado anteriormente pero la persona no puede llevar una vida normal.
  • Depresión psicótica: es una enfermedad depresiva que se caracteriza por la presencia de creencia o sentimientos que no poseen ninguna base, también son llamados ideas delirantes.
  • Depresión post parto: es la que afecta el estado de ánimo de las mujeres después que dan a luz, estas sienten cansancio, ansiedad y tristeza que le dificultan el cuidado del bebé.

Dependiendo del tipo de depresión diagnosticada se determina una serie de alternativas que van desde antidepresivos, terapias de conversación hasta  psicoterapias para contrarrestar los efectos de la enfermedad.

La mayoría  de los tratamientos para la depresión deben combinar varias  alternativas para que estas sean eficientes.

Terapias tradicionales para el tratamiento de la depresión

  • Masajes: son terapias que ayudan a que la mente y el cuerpo se conecten y se sientan relajados. Tienen influencia en las ondas cerebrales aumentando el nivel de endorfinas y encefalinas.
  • Terapia de la escritura: consiste en anotar los sentimientos de culpa y las emociones de dolor en un papel para desahogarse y no reprimir los conflictos.
  • La psicoterapia: es muy útil porque ayuda a la persona a asumir nuevas formas de pensamiento y comportamiento.
  • Antidepresivos: son los tratamientos químicos más efectivos para tratar este tipo de enfermedades pero su efecto se percibe a largo plazo. Se debe esperar de 2 o 3 semanas para observar los resultados esperados.

Además de estas terapias existen acciones que podemos llevar a cabo en casa para combatir la depresión:

  • El sueño reparador, es una excelente opción ya que durante el mismo el cuerpo segrega una proteína llamada citoquina. Muy necesaria cuando nos sentimos deprimidos o estresados, ya que, se encarga de regular la función de las células y fortalece el sistema inmunológico.
  • Una ducha de agua fría  genera impulsos eléctricos  al cerebro, mejorando los niveles de beta-endorfina y noradrenalina en la sangre que activa el sistema nervioso simpático.
  • Baños de luz del sol, estudios han demostrado que la vitamina D aportada por los rayos solares ayudan a equilibrar las hormonas del cerebro. Los rayos UV aumentan los niveles de serotonina regulando el sueño y la conducta sexual.

Alternativas naturales para superar la depresión

Es recomendable ingerir plantas medicinales o suplementos naturales ya que estas nos ayudan a superar el trastorno de una manera sana y su efectividad ha sido comprobada en diversas investigaciones.

Las alternativas naturales no sustituyen a las terapias tradicionales pero pueden utilizarse como un refuerzo para obtener beneficios más integrales. Entre las alternativas más utilizadas tenemos:

  1. Hipérico o hierba de San Juan: esta planta tiene efectos antidepresivos . Mejora la calidad del sueño. Posee propiedades analgésicas.
  2. Amapola:  su efecto alcaloide calma la ansiedad y la depresión.
  3. Angélica: tiene propiedades sedantes. Se utiliza  para tratar la depresión severa.
  4. Valeriana: tiene propiedades sedantes. Muy utilizada para atacar la depresión y trastornos psicológicos.
  5. Ginseng: es un adaptógeno antiestres, tiene un efecto reconstituyente en el cerebro. Ayuda a la relajación y desvía las sensaciones de depresión.
  6. Nogal negro: se encarga de regular la serotonina en el cerebro y ayuda a neutralizar la depresión y  los trastornos psicológicos. Es uno de los componentes de Equilibrio Acai
  7. Ginkgo biloba: es una raíz que ayuda a mejorar los síntomas de la depresión y equilibra los cambios cerebrales causados por el envejecimiento aumentando los niveles de serotonina.
  8. Te de manzanilla: posee flavonoides que ayuda a combatir los problemas de insomnio y problemas gastrointestinales. Disminuye los niveles de ansiedad.
  9. Hojas de albahaca: es un adaptógeno que ayuda en la depresión.
  10. El espárrago: actúa como un adaptógeno antidepresivo.
  11. Flor de pasión: controla los trastornos de ansiedad, tensión nerviosa, y trastornos del sueño.

Taza de té de manzanilla herbal en una tabla de madera. Té de manzanilla en una copa transparente y flores de manzanilla en la mesa de madera.

Además de las terapias y la medicina tradicional nos podemos ayudar con el consumo de complementos como Equilibrio Acai, ya que posee muchas hierbas que resultan útiles para el tratamiento de la depresión y no causan efectos secundarios en el organismo.

Fruta, hoja y polvo del acai, sobre mesa de vidrio negra

No estás solo. Busca ayuda

Existen grupos organizados por asesores profesionales, que se reúnen regularmente, formado por personas con depresión y sus seres queridos.

Entre los beneficios de estas reuniones se encuentran:

  • Ayudan a entender que la depresión se trata de una enfermedad que puede tratarse.
  • Apoyan a los pacientes, motivándolos  a cumplir con sus tratamientos.
  • Es un ambiente seguro y amable que ofrece aceptación mutua y autoconocimiento.
  • Brinda la oportunidad de aprovechar la experiencia de otras personas.

Es importante participar en actividades que resulten interesantes para la vida diaria,  como cocinar, leer, escuchar música, visitar museos. Ya que este tipo de actividades sube los niveles de dopamina en el cerebro reduciendo la depresión.

Alimentos sanos para combatir la depresión

Se debe consumir una dieta balanceada que mantenga los niveles de azúcar estable incluyendo frutas y verduras. Alimentos enriquecidos con ácidos grasos que  proporcionan energía instantánea, entre ellos encontramos:

  • El chocolate: que estimula la producción de serotonina y mejora el estado de ánimo.
  • Las nueces: contienen ácidos grasos monoinsaturados. Mejora la concentración.
  • Té verde: es rico en antioxidantes contiene teanina que actúa como relajante y disminuye el estrés.
  • Avena: es rica en ácido fólico, vitamina B1 y B6. Mejora la digestión y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre.
  • Levadura de cerveza: aporta vitamina B y aminoácidos que rejuvenecen el sistema nervioso.
  • Pescado azul: tiene omega 3 que mejora la salud cerebral; como el atún, bacalao, sardina, entre otros.
  • Curcuma: posee componentes antiinflamatorios. Previene la depresión y el estrés.

Alimentos con alto contenido de magnesio. Plátano, espinaca, acelgas, aguacate, trigo sarraceno, semillas de linaza de chile sésamo, yogur, nueces, habas y avena

Vitaminas y depresión

Varios estudios han determinado que los adultos con carencias de vitamina B6 y B12 corren mayor riesgo de sufrir de depresión.

  • La carencia de vitamina C provoca fatiga, percepción de cansancio y tristeza, es recomendable obtenerla de fuentes naturales como las frutas.
  • Niveles bajos de ácido fólico o vitamina B9  provocan disminución de serotonina cuya función es prevenir la depresión. Los  encontramos en el hígado, aguacate, cereales, melón.
  • Vitamina B6 interviene en el control de la ansiedad. Se encuentra en cereales, pollo, plátano y pescado.
  • Vitamina B12 produce monoaminas y  estabiliza los cambios de humor. La encontramos en el pavo, queso, espinacas y mariscos.
  • Zinc incide en la neurotransmisión del sistema nervioso. Bajos niveles Zinc están asociados a la depresión. Los alimentos donde se consiguen las mayores cantidades de este nutriente son los mariscos, nueces y sésamo.
  • Magnesio regula diversas funciones bioquímicas del cuerpo. Un nivel estable de Magnesio previene la depresión, el insomnio y la ansiedad. Lo conseguimos en la leche, el higo, carnes rojas.

Todas las vitaminas que componen y que necesita el cuerpo

Vigilar la dieta y los niveles de vitaminas consumidos es esencial para mantener en buen estado el sistema nervioso, adicionalmente podemos consumir diariamente complementos vitamínicos y naturales como Equilibrio Acai para estimular el equilibrio emocional.

Beneficios de realizar actividad física para combatir la depresión

Se ha confirmado que la práctica de actividades físicas es beneficiosa para controlar la depresión. Regulando la producción de proteínas que se encargan de reparar las neuronas y los niveles de serotonina además de liberar de endorfinas.

Estudios científicos dirigidos a la prevención de la depresión han demostrado que el ejercicio físico reduce ampliamente el riesgo de padecer depresión. Mientras más ejercicio se practique hay menos riesgo de sufrir de este trastorno.

En el ejercicio intervienen todos los órganos del cuerpo. Entre ellos el cerebro expulsando las reacciones neuronales que provocan la depresión. Hacer ejercicios libera una serie de hormonas que ayudan a revertir la depresión de una manera sana e inclusive puede evitar caer en ella.

La actividad física disminuye los estados de ansiedad y nos aleja de las adicciones.  Mejora el sueño y disminuye la tensión. Nos protege de enfermedades cardíacas y del cáncer. Se recomienda realizar ejercicios físicos como :

  • Caminar
  • Andar en bicicleta
  • Nadar
  • Correr

Existe otra serie de ejercicios que no requiere esfuerzo físico como:

Relajación para la depresión: estos ejercicios son los que  se realizan en un lugar tranquilo con una música instrumental con volumen bajo.

Hermosa mujer joven que escucha música en la habitación de la casa, relajación.

Ejercicios de respiración abdominal: son los que ayudan a fortalecer el diafragma y exige más cantidad de oxígeno.

Ejercicios de meditación: se realizan sentados en el suelo, cruzando las piernas, espalda recta con las palmas de las manos hacia arriba. Sin tensión en los hombros con una respiración calmada y ojos cerrados. Evitando que fluyan los malos pensamientos.

Algunos consejos básicos que nos ayudan a evitar la depresión

  1. Sonreír: esto ayuda a nuestro cerebro a generar serotonina.
  2. Hacer ejercicios: las personas que practican alguna actividad física corren menos riesgo de padecer de depresión.
  3. Aceptar la compañía de los seres queridos para reducir las posibilidades de caer en depresión.
  4. Desahogarse: no guardar sentimientos que conlleven a la depresión, buscar cosas que nos agraden.
  5. Respirar profundo cuando se sienta algún tipo de tensión.
  6. Tener una mascota: la compañía de una mascota, acariciarla y cuidarla disminuye la presión arterial y se incrementan los niveles de oxitocina.
  7. Cuidar la salud teniendo una dieta balanceada que permita tener buen estado físico y mental.
  8. Trazarse metas y proyectos: muchas veces las depresiones se presentan por no tener propósitos en la vida.
  9. Aceptarse uno mismo. Se debe afrontar la vida aceptando tu pasado y tu presente sin culpas ni reproches.
  10. Evitar el consumo de alcohol y drogas ya pueden provocar problemas serios de salud y agudizar la depresión.
  11. Dormir lo necesario: la ausencia de sueño afecta los ritmos cardíacos que se asocian a la depresión.
  12. Alejar los malos pensamientos para evitar que se produzcan pensamientos de suicidio.

Para evitar padecer y profundizar los estados depresivos debemos adoptar actitudes positivas ante la vida, buscar apoyo, trazar proyectos que nos mantengan motivados, rechazar de manera consciente los pensamientos negativos y mantenernos físicamente activos.

Proteger nuestra salud requiere acciones coordinadas que nos ayuden a alcanzar el tan ansiado bienestar, Equilibrio Acai es un poderoso aliado para el restablecimiento y control del equilibrio emocional gracias a sus componentes naturales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *