piel de porcelana, Hermosa mujer joven con la piel limpia perfecta. Retrato de la modelo de belleza con maquillaje natural nude y pestañas largas. Spa, cuidado de la piel y bienestar.

¿Cómo saber qué tipo de piel tengo? Aquí están las claves

¿Cómo saber qué tipo de piel tengo? Aquí están las claves

Última actualización: 06-05-2019. Equipo Nutricioni

¿Cómo conocer qué tipo de piel tengo?... Es una pregunta que muchas personas, especialmente las personas del género femenino, se hacen con frecuencia.

Sin embargo, lo que a veces se desconoce, es que lo que determina un tipo de piel son todos los componentes biológicos que cada persona posee.

Concepto de personas, deshidratación, cuidado de la piel y belleza: rostro de una mujer hermosa con muestras de piel seca dañada.

La ciencia, especialmente la rama de la dermatología, afirma que existen cuatro tipos de piel:

  • Delicada o sensible
  • Seca
  • Grasa
  • Mixta

Cada tipo de piel tiene características específicas que se encuentran en cada persona.

Por ejemplo, las personas con piel seca, suelen tener piel con poco brillo, además de ser delicada y sensible.

Estas personas, ya sea debido a factores  genéticos, ambientales y alimenticios, no tienen suficiente cantidad de glándulas sebáceas o bien no producen suficiente sebo, que es el responsable de lubricar la piel.

Cada persona debe procurar usar tratamientos o productos que sean aptos para su tipo de piel. De esta manera se ayuda a que la piel mejore su apariencia y se contribuye a su salud.

Eso evitará que caiga en frustraciones cuando la piel no tenga la apariencia que desea, ya que estará recibiendo los aportes que necesita.

Ahora bien sin importar su tipo de piel, para mantener su salud es necesario: beber bastante agua, evitar altos niveles de estrés, comer balanceadamente y evitar fumar, beber alcohol y exponerse al sol sin protección.

Pero sigamos leyendo más acerca de este interesante tema. Hay mucho que saber a través de este artículo que en Nutricioni hemos preparamos para usted.

 ¿Cuáles son las características de cada tipo de piel?

En primer lugar, recordemos que la piel es considerado el órgano más grande del cuerpo.

Este órgano tiene la función de proteger la piel de agentes extraños. Y de acuerdo a las características de cada piel, esta puede estar expuesta a posibles daños con mayor facilidad.

La piel delicada o sensible:

  • Se deshidrata e irrita
  • Enrojece fácilmente, sobre todo al sol
  • Puede sentirse tirante después de la limpieza
  • Algunos tipos de maquillaje causan irritación.

Esto puede deberse a algunos productos químicos o al mal funcionamiento de la capa de protección.

También influyen la humedad, la contaminación, los cambios de clima y los productos utilizados en su cuidado.

Las personas con piel sensible tienen un bajo nivel de tolerancia ante los cambios climáticos; estas suele reaccionar con picazón, irritación y morados.

La piel seca:

  • Pierde agua fácilmente
  • Es delgada, con poco brillo y poros pequeños
  • Al pasar un trozo de papel no deja marcas en este
  • Se siente tirante en algunas zonas
  • Es propensa a las líneas finas
  • El maquillaje se mantiene por bastante tiempo

Estas características la hacen más propensa al envejecimiento  prematuro.

La piel grasa:

  • Es porosa, húmeda, brillante
  • Deja marcas de grasa al pasar una servilleta de papel.
  • Con frecuencia tiene granitos y espinillas.
  • Su textura es visiblemente más gruesa
  • El maquillaje desaparece o se cuartea en poco tiempo

La piel grasa afecta comúnmente a los jóvenes, los adolescentes y a algunos adultos en el área del rostro, y en ocasiones el cuello, el pecho y la espalda.

Sus causas pueden estar relacionadas a altos niveles de estrés, ansiedad, cambios hormonales, entre otras.

Las personas con este tipo de piel suelen sufrir de acné, y en algunos casos: olor axilar. Para ellas se recomienda usar maquillaje sin bases aceitosas o correctores adecuados.

La piel mixta: es aquella que combina varios biotipos, es decir, diferentes clasificaciones de piel.

Por ejemplo, las personas con este tipo de piel, en el caso del rostro, pueden tener la zona de las mejillas secas, mientras que la frente puede ser grasa.

Las rutinas de hidratación y limpieza son fundamentales para mantener la salud de esta piel en óptima condiciones, y detener  el envejecimiento prematuro.

¿La edad puede influir en mi tipo de piel?

Si sabemos que el tipo de piel se debe principalmente a factores genéticos, y que factores secundarios, como: la alimentación, el clima y la contaminación, pueden influir,  podemos decir que las personas no cambian de piel.

Cada persona dentro de su ADN tiene características genéticas que no cambian, sólo se mejoran o empeoran de acuerdo a su estilo de vida.

Cuando se es bebé, la piel suele ser delicada y sensible ante los rayos solares y algunos productos químicos. También puede resecarse fácilmente y tener la capa externa de la piel, más delgada y poca porosa.

En la etapa de la niñez, la piel todavía no ha desarrollado sus mecanismos de protección y pigmentación, pero es más más fuerte que antes.

En la adolescencia, específicamente a partir de los 12 años de edad, los jóvenes empiezan a madurar la piel.

Y de acuerdo a las características de piel previamente diagnosticadas, pueden estar excesivamente expuestos a acné en  algunas partes del cuerpo.

Ya a partir de los 20 a 30 años, la capa externa de la epidermis, de acuerdo al estilo y calidad de vida, empieza a debilitarse. Y esto ocasiona que las personas presenten síntomas de envejecimiento con líneas muy delgadas.

Finalmente, a partir de los 40 años de edad, la capa externa de la epidermis se degrada progresivamente capa por capa, aumentando los síntomas de envejecimiento.

En esta etapa, la piel suele ser más seca, deshidratada, arrugada, áspera; aparecen manchas, es menos elástica  y los procesos de cicatrización suelen ser más lentos.

¿El tipo de mi piel influye para quitar las manchas de acné?

El acné puede estar presente en cualquier tipo de piel, aunque la piel grasa sea la más propensa.

Desde luego el tipo de piel es determinante para elegir el tratamiento adecuado. Para las pieles sensibles es necesario tener precauciones extra y no aplicarles tratamientos agresivos.

La piel sensible necesita productos que la calmen, mientras que a la piel seca debe tratársela con productos no agresivos. La piel naturalmente grasa por su parte, es un poco más resistente.

Ahora bien, las manchas son una acumulación de color en algunas zonas de la piel. Esto en zonas como la cara, puede ser muy molesto.

En el caso de acné, una enfermedad que se caracteriza por manifestar la presencia de barros y espinillas en la piel, pueden aparecer manchas profundas, moderadas y leves.

En el caso de las manchas por acné profundo, las manchas se deben a la presencia de nódulos muy dolorosos con alto contenido en pus.

En las manchas de acné moderado, las manchas se deben a  unos granos inflamados de coloración rojiza.

Y en el caso de las manchas por acné leve, son unos granos de color blanco o negro. Muy comunes en la mayoría de las personas.

Para cada tipo de esas manchas existe un tratamiento. Pueden ser tratamientos basados en tecnologías modernas, o mediante algunas plantas u hortalizas que usamos para la cocina. Esto lo determinará su especialista.

El uso de mascarillas de tomate, avena, sabila, fresas, cerveza, clara de huevo, yogurt y otros ingredientes presentes en la cocina, puede ser útil para todo tipo de manchas de acné.

Sin embargo, en casos severos, y para resultados más rápidos, se pueden hacer uso de tratamientos como:

Terapia láser: se trata de un procedimiento que deja la piel un tanto roja, muy parecido a los bronceados de sol. Pero con debido cuidado, la piel vuelve después de unos días a su estado natural.

Este es un tratamiento profundo, y no daña el tejido. Sus resultados pueden ser muy efectivos.

Dermoabrasión: consiste en desgastar la superficie dañada de la piel por medio de un cepillo especial, hasta logra llegar a una capa lisa.

El proceso de recuperación de este tratamiento suele ser de unos 30 días.

Finalmente, no deje de consultar estos y todos los procedimientos que desee hacer en su rostro, con su dermatólogo de confianza.

7 alimentos para cuidar la piel

Como todos saben, la alimentación es fundamental para mantener las funciones del cuerpo en óptimas condiciones.

Sus aportes hacen que no sólo nos sintamos saludables, sino que nos veamos saludables.

En área del órgano de la piel, existen diversos alimentos que lo benefician, y otras partes del cuerpo. Leamos:

Aguacate: contiene ácido fólico, fibra, potasio,  luteína,  zeaxantina y vitamina C, B5, B6, E y K.

Aplicado sobre la piel, reduce las arrugas, hidrata, protege de los rayos solares, reduce el bronceado, previene y benéfica los procesos de acné y fomenta la cicatrización. También es bueno para los ojos, combate el sobrepeso y la artritis, reduce las posibilidades de padecer cáncer y ayuda a absorber los nutrientes consumidos.

Carne roja: contiene proteínas, potasio,  omega 3 y 6, zinc, fósforo, ácido fólico, hierro  y vitamina A, B1, B2, B5, B12, D y E, K.

En área de la piel,  brinda buen aporte de colágeno; además benéfica la salud de los ojos, el metabolismo, el torrente sanguíneo, etc.

Pepino: contiene ácido fólico, fibra, grasas, hidratos de carbono, fósforo, zinc, calcio, magnesio, hierro y vitaminas del grupo B y C.

pepinos frescos remojándose, Montón de pepinos frescos en rodajas en una vieja mesa de madera

Reduce bolsas y ojeras, hidrata la piel, fomenta la producción de colágeno, combate la celulitis, previene el acné  y trata con las quemaduras.

Pescado: contiene yodo, fluor, calcio, grasa, proteínas, magnesio, zinc, omega 3 y vitamina A, B, B1, B2, B12, D y E.

Este reduce las arrugas y la flacidez de la piel; también protege el corazón, el cerebro, los huesos, y  es de fácil digestión.

Tomate: contiene hierro, potasio, magnesio, betacaroteno,  y vitamina A, E, C y K.

Previene el envejecimiento prematuro, limpia, elimina manchas, combate el acné; además fomenta la buen circulación sanguínea, el estreñimiento, es diurético, cuida el corazón y aporta antioxidantes.

Naranja: contiene fósforo, calcio, magnesio, fibra, betacaroteno, potasio y vitaminas A, B1, B2, B9 y C.

Esta regenera la piel, elimina manchas, exfolia; también evita resfriados, fortalece el torrente sanguíneo, cuida sistema nervioso, los dientes, los huesos, el estómago, el corazón y en general toda la salud.

Hábitos saludables para el cuidado de la piel

Para mantener una piel sana, además de tener una buena alimentación, se deben tener en cuenta una serie de hábitos saludables que pueden ayudar.

Los hábitos por lo general exigen mucha paciencia para que sean parte del día a día, ya que al realizarse tantas veces, se vuelven parte de la vida de quien lo practica.

En el caso del cuidado de la piel, en Nutricioni recomendamos  los siguientes hábitos:

Beber agua: no sólo es bueno para la piel, sino para todo el cuerpo. Este vital líquido, en el caso de ser agua dulce, se caracteriza por ser un líquido transparente que regula y mejora todas las funciones del cuerpo.

En el área de la piel, mejora la elasticidad de la piel, gracias a que regula los intercambios metabólicos. Esto ayuda a que esté suave, tonificada, con buen aspecto y presta para recuperarse de irritaciones o lesiones.

Dormir: es un proceso de descanso y reposo donde el cuerpo se repara y apaga sus movimientos voluntarios y la percepción sensitiva.

Las personas según su edad y actividad física, necesitan dormir cada día durante varias horas.

En área de la piel, esto es sumamente importante, porque se regenera, obtiene brillo, reduce las ojeras y las líneas de envejecimiento, y la fortalece contra enfermedades.

Proteger del sol: porque a pesar de que el sol es la estrella vital para la existencia de la vida y el planeta tierra,  puede causar daños permanentes en la piel, gracias a la radiación ultravioleta.

Cuando la personas antes de exponerse al sol, usan protectores solares, pueden evitar la presencia de manchas, envejecimiento prematuro, deshidratación.  

Y además, si se exponen cuidadosa y progresivamente, pueden obtener un buen bronceado duradero, evitando que la piel se queme.

De todas formas es preferible no broncearse en absoluto y las personas con piel muy sensible es mejor que eviten la exposición solar.

Beneficios de las relaciones sexuales para la piel

Más allá del placer inherente en ellas, las relaciones sexuales ayudan a perder calorías, mejorar el estado de ánimo, combatir el estrés y las jaquecas, y cuidar el sistema inmunológico y el corazón.

En el área de la piel también trae beneficios. Entre esos están:

Reduce el acné: gracias a que se produce una liberación de hormona beta-endorfinas, hormona del estrés y cortisol, la presencia de granos se reduce.

Hidrata: debido al equilibrio que se ejerce sobre las hormonas, lo cual es bueno para las pieles que son secas o están en etapa de menopausia.

Disminuye el envejecimiento: y los efectos de envejecimiento prematuro debido a la liberación de testosterona, cuyos niveles se suelen reducir a medida que se avanza en edad.

Estimula la presencia de colágeno: esto ayuda a mantener la piel firme y tonificada.

Mejora el tono: gracias a que la circulación sanguínea se mejora. Y en el caso del rostro, los vasos sanguíneos se expanden, lo que da una saludable apariencia.

Desintoxica: porque se produce una liberación de toxinas mediante la sudoración que se produce.

Previene las ojeras: después de un agradable acto sexual, el cuerpo se encuentra relajado porque produce una liberación de hormonas  oxitocina y prolactina.

Eso hace que el proceso de descanso sea más placentero y productivo para reducción de las bolsas y ojeras.

Es bueno recordar que el acto sexual es una actividad voluntaria que necesita de prevención ante enfermedades o embarazos no deseados por medio de la protección de su preferencia.

Protege la salud de tu piel con Osteocar Total

La piel como bien sabemos, es  el órgano más grande del cuerpo. Sus funciones son bastante relevantes, ya que representa a un escudo protector que impide la entrada de agentes extraños al cuerpo.

Pero lo más importante, no es sólo protegerla, sino conocer sus necesidades de acuerdo a su clasificación.

Y esto incluye no sólo la adquisición de hábitos saludables, sino, en algunos casos: el consumo de productos diseñados para ella.

Para nadie es un secreto que los alimentos actualmente no siempre brindan todos los nutrientes que necesitamos. Esto exige el aporte de productos concentrados en brindar bienestar.

En el mercado puede encontrar gran variedad de productos que están destinados a proteger la piel, según su tipo. Sin embargo, en Nutricioni también pensamos en su bienestar, y le invitamos a que cuide la salud de piel con Osteocar Total.

Osteocar Total es un producto natural que no deja efectos secundarios, elaborado con componentes como: boro, hialurónico, bromelina, glucosamina y condroitina.

Componentes que ayudan en el aspecto de la piel: a mantenerla sana y tersa. Eso ocurre porque debido a las cantidades de ácido hialurónico, se ve retrasado el proceso de envejecimiento e infecciones.

Osteocar Total también mejora la absorción de agua de los cartílagos y articulaciones, fomentando así la elasticidad  de la piel.

Para el consumo y mejor detalle de Osteocar Total, no olvide consultar con su médico de confianza los beneficios de este extraordinario suplemento natural.

En caso de ser alérgico a algunos peces, estar embarazada o ser menor de 18 años de edad, en Nutricioni le recomendamos que consulte con el médico antes de tomar Osteocar Total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *