¿Cómo retardar el proceso de envejecimiento?

¿Cómo retardar el proceso de envejecimiento?

Última actualización: 12-12-2018. Equipo Nutricioni

¿Cuál es el ser humano que no tiembla al pensar que algún día se hará viejo? ¿Qué mujer no ha considerado recurrir a arreglos estéticos para retardar el natural y normal proceso de envejecimiento?Mujer joven recibiendo tratamiento en el cutis con laser

Inevitablemente, todos vamos a llegar a la tercera edad, pero podemos aprender a vivir esa etapa de forma digna y en plenitud de condiciones físicas.

Y créanme, de forma mucho más económica que una cirugía plástica o una inyección de botox.

El miedo a envejecer

La gerascofobia es el miedo irracional a envejecer; afortunadamente, en este siglo, según investigaciones recientes, hay más expectativa de vida que en el siglo anterior. Nada más y nada menos que veinte años más.

El famosísimo músico británico David Bowie decía que: ”El envejecimiento es un proceso extraordinario donde usted se convierte en la persona que debía haber sido siempre”.

Entonces, no tenga miedo, y aprendamos juntos como retardar de forma natural esta hermosa etapa, para que llegue de forma natural y no como resultado de excesos o descuidos con su cuerpo y su salud.

El envejecimiento es producto de muchos factores, unos controlables, y otros que son la consecuencia lógica de un proceso irreversible.

Sin embargo, buenos hábitos y buena actitud son elementos indispensables para combatirlo y retrasarlo.

Dentro de esos buenos hábitos, el ejercicio merece mención aparte. Una buena rutina de ejercicios cardiovasculares fortalece el corazón, tonifica los músculos, minimiza el riesgo de hipertensión, e incrementa la capacidad pulmonar.

El ejercicio físico ayuda a mejorar notablemente la circulación sanguínea, optimizando la oxigenación cerebral y limitando la acción de los radicales libres.

El desafío no es empezar a ejercitarnos, sino a ser constantes en dicha práctica.

Suplementos como MaxiTraining potencian la actividad cardiovascular para la obtención de mejores resultados. Su aporte de aminoácidos provee un aumento de la resistencia muscular y una recuperación física en un menor tiempo.

Todas las vitaminas del Complejo B son esenciales para el mantenimiento y reparación de los tejidos, lo que se traduce en un máximo desempeño de la actividad física.

¿Por qué envejecemos?

Las teorías son muy variadas y van desde lo supersticioso hasta lo religioso. Empezando por la teoría de los radicales libres y llegando a lo más actual en el campo científico: envejecemos a causa del daño en nuestro material genético.

Resulta que el ácido desoxirribonucleico (ADN) se va “dañando” y transmitiendo información incompleta a medida que va multiplicándose de célula en célula.

Va perdiendo telómeros, los cuales regeneran los tejidos, y cuando eso pasa, empezamos a envejecer.

La ecuación es sencilla, a mayor longitud de los telómeros, mayor capacidad de división de la célula y menor daño del tejido.

Los telómeros son “pedacitos” de ADN ubicados en los extremos de los cromosomas, y se van “acortando” a medida que pasan de una célula a otra.

Cuando no pueden replicarse más y la célula muere, los tejidos del organismo al cual pertenecen, no pueden regenerarse más y empieza a envejecer.

Los estudios científicos recientes demuestran, entonces, que la clave está en los telómeros.

¿Y si fuese posible alargar más y más estos telómeros y en consecuencia retardar el envejecimiento tanto como sea posible? Preguntémosle a la telomerasa, la llamada enzima de la inmortalidad.

Esta molécula, presente en forma casi subatómica dentro de nuestro organismo, ha sido protagonista de muchos estudios por su supuesta capacidad para alargar la vida de las células y añadir “copias” de ADN a los cromosomas.

Siendo la enzima capaz de “controlar” los telómeros, surge la posibilidad también de regular y hasta revertir el proceso de envejecimiento.

El único problema es que está presente durante el proceso embrionario pero luego, al nacer la criatura, deja de producirse.

Sin embargo, la forma de “alargar” los telómeros y ralentizar su desgaste está asociado al frecuente consumo (tres o más veces por semana) de alimentos ricos en Omega-3 como el atún, el salmón, o la sardina.

Si de meriendas se trata, las almendras y su altísimo contenido de vitamina E son fundamentales para que los telómeros sean restaurados, minimizando los daños al ADN.

Las vitaminas y electrolitos presentes en MaxiTraining contribuyen a la reparación del tejido celular permitiendo un desgaste menor en los telómeros y manteniendo por más tiempo la información genética al producirse la división celular.

Tips para la eterna juventud

Si hay algo que se opone con uñas y dientes a que permanezcamos siempre lozanos y jóvenes es el estrés. Su capacidad de oxidación celular y en consecuencia de nuestro deterioro físico es asombrosa.

El cortisol, la hormona del estrés, es un acelerador del proceso de envejecimiento. En períodos cortos, nos pone alerta y mantiene activos; pero en tiempos prolongados nos desgasta de forma rápida, apareciendo señales de vejez prematura.

De hecho, una persona estresada no respira bien y esto también promueve la oxidación celular. Aprender a respirar adecuadamente permite que las células de nuestro cuerpo obtengan suficiente oxígeno, evitando así la oxidación.

Y no solo el estrés, sino cualquier emoción negativa es precursora del envejecimiento antes de tiempo.

La toxicidad de estas emociones nos afecta integralmente; no quiero que suene como un cliché, pero la verdadera fuente de la juventud es aprender a ser feliz siempre.

Por otra parte, es igualmente necesario aprender a comer; alimentarnos para vivir y no vivir para alimentarnos.

Comer en exceso es tan dañino como hacerlo en bajas cantidades; si el estómago sufre, todo nuestro cuerpo envejecerá más rápidamente.

El equilibrio en lo que comemos, más la ingesta de algunos alimentos específicos de carácter antioxidante, mantendrá nuestra piel tersa y con un aspecto juvenil.

En este sentido, siempre acostumbro recomendar una fruta infravalorada pero que puede salvar vidas: el aguacate.

Con muchos menos caché que las manzanas o las uvas, e ignorándose muchas veces que es una fruta, el aguacate es un verdadero regalo del Creador.

Es, probablemente, la mejor fuente de grasas “buenas” como los ácidos grasos Omega-3, ayuda a regular el ritmo cardíaco, y es una enorme fuente de energía natural.

No solo eso, contribuye al crecimiento y reparación de la masa muscular, y nos da una sensación de llenura por más tiempo.

Los componentes de esta fruta, sumados a la acción regeneradora de MaxiTraining constituyen un verdadero elixir de la juventud eterna.

Jugos naturales para relentizar el envejecimiento

Los expertos en nutrición sugieren que, en vez de preparar un jugo natural, comamos la fruta directamente. Sin embargo, la ingesta de estos jugos son una forma más rápida y fácil de obtener un extra en cuanto a vitaminas y nutrientes.

En cuanto sea posible, es muy buena idea incluir dentro del licuado la cáscara o concha y hasta las semillas de la fruta. Lo sé, no siempre es tan buena idea, pero es una forma fantástica de extraer todo lo que la fruta puede aportar a nuestro organismo.

  • Jugo de granada: una bebida que debería ser un brebaje obligatorio después de los cuarenta es el jugo de granada; una fruta con efectos casi místicos para el cuerpo.

Granadas maduras con jugo en primer plano de la mesa de maderaEl jugo de granada contiene una rara molécula, la urolitina A, un compuesto extraordinario para la regeneración mitocondrial y por ende de las células del cuerpo.

Su capacidad de antioxidación es notable, combatiendo el envejecimiento prematuro y ayudando a la piel a recuperar su elasticidad.

Su alto contenido de vitamina C, B5, y potasio, ayudan a mantener la piel con un aspecto más juvenil.

  • Jugo de patilla o sandía: otro jugo muy importante para combatir el envejecimiento es el de patilla, o sandía, como se le conoce en muchos lugares. Rico en vitamina A y en licopeno, es muy efectiva para renovar nuestra epidermis.

La sandía posee mucha agua, lo que aporta una hidratación excelente para combatir la resequedad y las arrugas. Es también un muy buen antioxidante, evitando el deterioro de la piel, ya sea por cuestiones de edad o por condiciones ambientales.

  • Jugo de mango: hablando de antioxidantes, el jugo de mango está lleno de ellos; lo que lo vuelve muy efectivo para combatir la pigmentación de la piel.

Incluso, se habla poco de usar el jugo de mango como una especie de crema facial, ya que la humecta y da brillo de forma natural.

Esto se debe a que posee muchas cantidades de vitamina C, la cual sirve, de igual forma, para combatir las espinillas y el acné.

El consumo regular de estos jugos naturales, apoyándonos en la ingesta de productos como MaxiTraining contribuirá a ralentizar de forma gigante el irreversible proceso de envejecimiento.

¿Qué son los radicales libres?

El cuerpo humano está formado por muchos órganos, cada órgano está compuesto por millones de células. A su vez, cada célula posee moléculas y las moléculas son grupo de átomos unidos por uno o más enlaces químicos.

Los electrones presentes en los átomos se encargan de mantener el equilibrio formado por los enlaces químicos que componen las moléculas. Al perderse este equilibrio, algunos electrones quedan sin “pareja”.

Ese electrón va y se roba una pareja, y así sucesivamente; esto forma una reacción en cadena, lo cual daña las células y acelera el envejecimiento. De igual forma, pueden provocar enfermedades muy serias.

Emociones negativas, mala alimentación, condiciones ambientales, estrés, son las causas principales de la aparición de radicales libres. Es necesario aclarar, por otra parte, que estos elementos no son siempre negativos.

Por ejemplo, el sistema inmunológico necesita radicales libres para bombardear las bacterias patógenas que intentan invadir el cuerpo.

Los linfocitos, nuestra primera línea defensiva, bacteriológicamente hablando, se ven sumamente beneficiados por estos radicales libres.

Específicamente, en el caso de la aparición de las arrugas en la piel, encontramos que la oxidación celular, es probablemente la principal causa.

Afortunadamente el cuerpo humano tiene sus mecanismos para neutralizar esta oxidación producto de los radicales libres.

¿De qué manera lo hace? A través de unas pequeñas moléculas antioxidantes que obtiene de las vitaminas y minerales. Sin duda, la ingesta de antioxidantes es la más efectiva protección contra el envejecimiento.

Si los radicales libres se ponen muy belicosos, robando electrones a cualquier célula desprevenida, los antioxidantes son nuestra fuerza policial.

No los “arresta”, porque los necesitamos, pero si les pide un poco más de orden y que se encarguen de los virus y bacterias que quieren enfermar al organismo.

Suplementos como MaxiTraining son una especie de unidad especial de apoyo, a esas “fuerzas policiales” del cuerpo llamadas antioxidantes. Entre ambos, mantienen los músculos fuertes, los niveles de energía altos, y a los radicales libres a raya.

Enemigos de la longevidad

Ya hemos visto que envejecer es algo inevitable, es el curso natural de la vida; y aunque podamos tomar medidas para retardar este proceso, tarde o temprano llegaremos a esa etapa.

Sin embargo, hay elementos a tomar en cuenta los cuales aceleran (y mucho) la aparición de señales como arrugas, canas, o falta de energías. Uno de estos factores es el dormir bien.Sueño Profundo

Dormir durante al menos siete horas diarias es imprescindible para la necesaria regeneración celular, y en consecuencia que la piel se vea sana y tersa. Ojeras y arrugas prematuras son evidencia directa de un mal dormir.

Fumar y el excesivo consumo de cafeína, hábitos muy comunes en nuestra sociedad, son otros factores que aceleran el envejecimiento. Las personas fumadoras saben que su piel es la primera en sufrir, pues aparecen manchas y mucha resequedad.

La cafeína también afecta los niveles de humedad en la piel, lo que va facilitando la aparición de líneas de expresión. Por supuesto, nos referimos a cantidades elevadas que dificultan al organismo absorberlas de forma adecuada.

MaxiTraining nos demuestra cómo la cafeína, en cantidades moderadas, es una poderosa herramienta para aumentar nuestro rendimiento físico y mental, mientras nos mantenemos activos durante el día a día.

Así mismo, para minimizar los signos del envejecimiento, y todos los enemigos de la longevidad, es fundamental comer bien.

Seleccionar aquellos alimentos que aporten nutrientes, vitaminas, minerales, y gran cantidad de antioxidantes.

Entre los más importantes tenemos a las frutas, verduras, y legumbres, por supuesto; también los cereales, carnes magras, y frutos secos. Mejorar nuestros hábitos alimenticios, sin duda, reducirán de forma drástica la posibilidad de envejecimiento prematuro.

El aporte de aminoácidos como la ornitina, presente en MaxiTraining, también ralentiza la degeneración muscular producto del proceso de envejecimiento. Sin efectos secundarios, y cuidando del tejido mientras nos revitaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *